Para que el cohousing sea una iniciativa cada vez más común, ¡comparte esta nota!
156K
personas vieron esto
AYÚDANOS A
LLEGAR A 175.000
Tercera edad, adultos mayores, vivienda, hogar, convivencia, cohousing
Imagen: Rodrigo Avilés

Cohousing: la otra forma de vivir la vejez que se está masificando en el mundo

La alternativa a los asilos ya es una realidad en Estados Unidos y Europa. Se trata de las viviendas colaborativas: comunidades de adultos mayores que deciden unirse y compartir espacios comunes, manteniendo la independencia de sus propios hogares.

Por Macarena Fernández | 2016-09-05 | 07:00
Tags | Tercera edad, adultos mayores, vivienda, hogar, convivencia, cohousing

Cada día las expectativas de vida aumentan en todo el planeta. La población mundial está envejeciendo y esto no quiere decir que nos estamos poniendo más arrugados o más enfermizos, sino que además de que menos niños nacen, estamos muriendo mucho más viejos.

En Chile, en promedio, la gente está viviendo hasta pasados los 80 años, convirtiéndose así en el país más longevo de América Latina. Es por esto también que se está discutiendo aumentar la edad de jubilación de las mujeres de 60 a 65 años, equiparando así a los hombres. Y aunque ha sido una noticia polémica, la verdad es que tiene bastante sentido.

¿Por qué? Porque hoy una persona de 60 años está completamente vigente y también porque las pensiones actuales que perciben los chilenos, no están cubriendo las necesidades de los jubilados.

Se habla mucho también de que  la vejez es ingrata. Se acaba el trabajo, los hijos se van de la casa, comienza el sentimiento del “nido vacío”, y con el tiempo se presentan las enfermedades, las quebraduras de cadera, los problemas de vista, la cojera, los dolores de espalda, y así varios achaques que van afectando la calidad de vida y que de a poco van coartando la independencia de los adultos mayores. Y, ¿qué se hace?

Generalmente los ancianos viven solos o familiares se hacen cargo llevándoselos a vivir a sus casas o por último, los llevan a asilos u hogares de ancianos, donde tendrán asistencia continua y compañía. El problema es que esto muchas veces se hace sin su consentimiento.

Ante esto, en la década de los '80, la población senior europea comenzó a implementarel estilo de vida Cohousing o covivienda y en pro de una vejez digna y feliz. Esta iniciativa fue ideada por jóvenes en los años 60 en Dinamarca, y consiste en vivir en una comunidad selecta pero con viviendas independientes. Ha sido tal el éxito del sistema en los adultos mayores, que hoy se está aplicando en distintas regiones del mundo.

Escoger dónde, cómo y con quién vivir

¿En qué consiste el Cohousing? Se trata de una comunidad intencional formada por viviendas individuales, complementadas por áreas comunes extensas donde los vecinos comparten servicios comunes (quincho, sala de juegos, piscina, gimnasio, lavandería, biblioteca, etc), actividades sociales y recreativas, comedores, conciertos, juegos de mesa, parrilladas, y todo lo relacionado a la vida social.

El Cohousing está planeado por un grupo de personas (amigos, conocidos, miembros de una junta de vecinos o de una iglesia, por ejemplo), quienes deciden comprar un terreno en conjunto, lotearlo de acuerdo a la cantidad de personas, y construir pequeñas casas básicas y económicas, una al lado de la otra. Luego, todos invierten en la construcción de los espacios comunes, donde pasan la mayor parte de sus días.

Aquí les dejamos un video de un proyecto de cohousing.

Esto no es lo mismo que una comunidad ecológica o una de estilo religiosa ni tampoco sectaria, ya que a diferencia de muchas de ellas, aquí los vecinos conservan su independencia económica y mantienen una estructura sin jerarquía.

¿Por qué a los adultos mayores les gusta tanto este sistema? Porque pueden conservar su independencia, se evitan el ser “un cacho” para sus hijos (uno de los mayores temores de todos los adultos mayores), y además, pueden disfrutar de la vida con amigos o con personas de su misma edad con quienes comparten intereses similares. Este sistema les permite vivir su madurez con vitalidad y autonomía, lejos de la soledad, la exclusión o los asilos, y les permite tener un buen espacio de reunión al que pueden invitar a sus familias.

"Queríamos envejecer junto a nuestros amigos. Hemos tenido la experiencia amarga de nuestros padres, hemos visto cómo en su vejez estaban muy solos. Aquí es al revés: lo difícil es cruzar un pasillo y no hablar con alguien, lo difícil es que no haya nada que te apetezca hacer", cuentan José María María Dolores, ambos viven en un cohousing en Salamanca.

"La vejez acecha cuando no tienes nada que hacer. Estar ocupados nos mantiene activos y en forma", dice Jaime Moreno, adulto mayor que vive también en un cohousing de España, agregando que “aquí impera la solidaridad...Salvador, por ejemplo, era herrero, trabajó en talleres de forja y en plantas de metalurgia, y ahora, a sus 82 años, se dedica a lo que más le gusta: la artesanía. Y si alguien con coche va a bajar a Madrid anota en el tablón de anuncios el día y la hora a la que va a salir y las plazas que tiene disponibles, por si alguien se quiere apuntar”.

Además, el Cohousing revitaliza a los adultos mayores, ya que fomenta la colaboración, la participación, el liderazgo y las ganas de crear, fomenta también la integración social, la colaboración entre vecinos, la sostenibilidad, los pasatiempos, entre tantos otros beneficios.

Hoy existen varias empresas de Cohousing que se encargan de buscar terrenos, construir las viviendas y conseguir compradores con edades e intereses similares que estén dispuestos a vivir en estas especies de condominios. Además, existen organizaciones que ofrecen su servicio de planificación, para apoyar a los vecinos, reunir las ideas y ayudarlos a gestionar la comunidad.

En Dinamarca, Alemania, Suiza, Holanda, Reino Unido, España, Estados Unidos y Canadá, este sistema se ha vuelto muy común y ya hay cientos de comunidades operando y otras varias en proceso de construcción.

¿Imaginas algo así en Chile?

¿CÓMO TE DEJÓ ESTE ARTÍCULO?
Feliz
Sorprendido
Meh...
Mal
Molesto
ESTADÍSTICAS: APOYO A FRASES DE ESTE ARTÍCULO
Estas estadísticas sólo se le muestran a los usuarios que ya han dado su opinión con un click sobre alguna de las frases rojas destacadas en el texto del artículo.
Comentarios
Diego González Vallejos | 2016-09-05 | 11:54
3
Me sacó una lagrima esta noticia ya que hace poco que mi abuelo murió. Sé que lo que más le apenaba dentro de su vejez era ser un cacho (cosa que nunca fue para nosotros) ya que vivía con mi familia; ahí aprendí realmente lo que vive una persona de la tercera (y cuarta) edad mientras envejece ya que el viejo vivió con nosotros 14 años.

Tiene toda la razón el cohousing ya que una cosa que más revitaliza a los viejitos es poder hacer algo, son de una generación que trabajaron durante toda su vida y que de repente hagan nada los mata por dentro, entonces un sistema así en Chile sería perfecto (tema aparte es ver como hacerlo sustentable económicamente ya que hay que contratar harto personal calificado).

Me gustaría ver algo así en Chile, en todas sus regiones y pronto (ojalá una empresa B para así parar de abusar de los pobres viejos)

Gracias por la nota
responder
denunciar
apoyar
Macarena Fernández | Colaboradora | 2016-09-05 | 16:03
1
Gracias a ti por leernos Diego! Y sí, sería increíble que una empresa B hiciera proyectos a favor de nuestros ancianos. ¡Hacen tanta falta!

saludos :)
responder
denunciar
apoyar
Gonzalo Vergara | 2016-09-05 | 13:24
2
Hay algo parecido en varias partes de Santiago, donde tuve el agrado de visitar algo así, pero no eran propietarios. Era un proyecto impulsado por el hogar de Cristo o algo de ese estilo, donde cada adulto mayor vivía solo o con su pareja en una pequeña casita y tenían todo tipo de actividades entre ellos. Era lo mismo que se plantea en el "cohousing" pero sin ser propietarios.
Con los que tuve la oportunidad de hablar estaban bastante sanos y felices.
Me parece una buena idea de aplicarla en Chile, y me encantaría que el gobierno impulse esta idea.
responder
denunciar
apoyar
Macarena Fernández | Colaboradora | 2016-09-05 | 16:05
1
Buena Gonzalo!, voy a ver lo del Hogar de Cristo que mencionas. A lo mejor hay bastantes más proyectos de este tipo de los que no sabemos. Sería bueno darlos a conocer.

Saludos!
responder
denunciar
apoyar
Oscar Vega | 2016-09-06 | 04:39
3
Estas villas o condominios llevan un tiempo en chile y son subsidiadas por SENAMA. Aca una nota de la tercera http://www.latercera.com/noticia/nacional/2015/09/680-647169-9-los-condominios-senior-en-chile.shtml
responder
denunciar
apoyar
ivan rené cadiz | 2016-09-21 | 09:21
1
En Punta Arenas existe , son casas independientes en que viven de a dos adultos mayores del mismo se le independientes con un salón común para fiestas , cumpleaños , etc. y con una administradora externa .
responder
denunciar
apoyar
Magdalena Araus | Colaboradora | 2016-09-21 | 18:50
0
Oh! Qué buena noticia! Sabes dónde quedan, en qué sector o calle?
responder
denunciar
apoyar
Serafín Ezequiel Papagno Leal | 2017-08-26 | 10:03
1
¡Gran idea! Me gustaría participar en algo así. pero me interesa algo frete al mar o lago. Tener agua cerca me tranquiliza el espíritu. A mis 78 años creo en compartir con personas afines. EMPEZARÉ A BUSCAR CON TIEMPO ALGO PARA MÍ. Por mi parte escribo, leo mucho, hago ejercicio y me gusta bailar, conversar y los juegos de ingenio.
responder
denunciar
apoyar
* Debes estar inscrito y loggeado para participar.
© 2013 El Definido: Se prohíbe expresamente la reproducción o copia de los contenidos de este sitio sin el expreso consentimiento de nuestro representante legal.