Abusos, machismo, crianza, educación, sexualidad
Imagen: Marina Menegazzo y María José Coni

Por las turistas argentinas, por todas las mujeres y también por los hombres

Por las turistas argentinas, por mis amigas, por mis hermanas, por mi hija, por mí y por todas las mujeres. Y también por mis amigos, por mi hermano, por mi hijo y por todos los hombres. Por favor dejemos de pintar al sexo masculino de depravado y al femenino de provocador.

Por Macarena Fernández | 2016-03-02 | 12:13
Tags | Abusos, machismo, crianza, educación, sexualidad

Si escribo esto es porque al igual que a todos, la macabra noticia del abuso, tortura y asesinato de las dos jóvenes argentinas en Ecuador, me ha dejado helada hasta los huesos. Indignada, asqueada, asustada y completamente descompuesta. Y no tan sólo por el hecho en sí, que ya de por sí es terrible: que el viaje de dos mujeres jóvenes termine de esta manera; sino por el trato morboso e indignante que se le ha dado a la noticia, y los innumerables comentarios que han surgido al respecto.

“¿Qué hacían dos chicas de 20 años solas en Ecuador?”, “¿Por qué le hablaron a desconocidos?”, “¿Por qué terminaron alojando en la casa de unos ecuatorianos a quienes acababan de conocer?”, “¿Por qué andaban mochileando?”, “¿Por qué se quedaron sin plata y decidieron ahorrar alojando con desconocidos?”.

En lugar de estar hablando de los desgraciados que las torturaron, asesinaron y arrojaron en bolsas de basura en la playa, estamos hablando de ellas: dos niñas que hoy están muertas y que no pueden dar explicaciones, ni contar los hechos como verdaderamente fueron. Dos jóvenes que no pueden defenderse hoy, porque dos depravados les quitaron la vida.

Que si fueron ingenuas, que si estaban con trago o con drogas, que si fueron confiadas, irresponsables, inmaduras, provocativas. Por favor… he llegado incluso a leer comentarios de que ellas se lo buscaron. Y es aquí donde de frentón me descompuse y no puedo quedarme callada. 

Porque es injusto.

Que se hayan topado con un par de depravados es terrible, pero es pura mala suerte. Le podría haber pasado a cualquiera, hombres o mujeres. Es injusto que por ser mujeres tengamos que vivir con miedo. Es injusto que tengamos que dejar de caminar solas porque algo nos puede pasar. Es injusto que no podamos vestirnos como queremos, porque podemos “provocar” a alguien. Es injusto tener que probarnos profesionalmente, porque si somos bonitas y mujeres, nadie nos va a tomar en serio. Es injusto que no podamos irnos de vacaciones con amigas porque nos pueden violar y matar.

Pero también tengo amigos, hermanos y soy mamá de un hombre. Y también encuentro horriblemente injusto que el hecho de que hayan sido dos hombres los asesinos, no llame la atención, y que a raíz de esto mismo, generalicemos y creamos que todos los hombres son depravados. Que todos los hombres quieren abusar de nosotras, que todos los hombres son seres sexuales por sobre pensantes, y que hay que tenerles miedo.

Perdón, pero el tema que hay que tratar es este. Porque, ¿qué nos dice? Que vivimos e incentivamos una sociedad completamente enferma y errada. A las mujeres nos enseñan desde pequeñas a que no debemos provocar a los hombres, que tenemos que ser señoritas, que debemos cuidarnos, que los hombres son seres sexuales. Que si caminamos solas frente a un grupo de hombres, bajemos la mirada para pasar desapercibidas y que jamás les contestemos de mala manera ante algún piropo, porque nuevamente, los estaríamos provocando.

Y la verdad es que creo que ahí surge la raíz del problema. Este tipo de crianza es el que tanto daño hace a nuestra sociedad, tanto a mujeres como a hombres. Porque por un lado, ningunea al sexo masculino, al intentar demostrar que ellos no son culpables, sino que es su instinto, su condición por ser hombres. Es tratarlos directamente de animales, y además sirve de excusa para normalizar y justificar cualquier tipo de abuso.

Y por otra parte, victimiza erróneamente a las mujeres, quienes deben crecer con esa inseguridad, desconfianza y miedo constante, como si los hombres fuesen seres monstruosos que lo único que quieren es abusar de nosotras. Es crecer con miedo, a la defensiva, pidiendo perdón al mundo por ser mujeres. Es incluso culparnos ante desgracias de este tipo, porque claro, “él me trató así, pero yo lo provoqué”. ¡Por favor!

Taparse el escote, bajar la mirada, ignorar los comentarios obscenos , los bocinazos, los agarrones, pasar por alto las miradas depravadas en la calle y en el metro, hacer caso omiso a los comentarios machistas y sexuales, es sinónimo de victimización: de pedir perdón por ser mujeres. Es incentivar esta odiosa costumbre tan arraigada a nuestra sociedad que dicta que las mujeres somos provocativas y los hombres, depravados.

Si somos mujeres, si somos atractivas, si somos inteligentes, caminemos con la cara en alto y miremos a los hombres directamente a los ojos. No vayamos por la vida avergonzadas por ser mujeres, ni mucho menos con miedo a los hombres. Es injusto para nosotras y también para ellos, porque el mundo es de ambos.

Y es cierto, existe un puñado de cobardes que se sienten con el derecho de abusar de nosotras de cualquier forma. Pero no generalicemos. Mirarlos a los ojos es decirles: yo también observo y sé cómo me estás mirando, es decirles tengo el mismo derecho que tú de caminar sin miedo en la calle, es enfrentarlos y quitarles ese absurdo poder del que algunos creen ser dueños. Van a ver cómo en dos segundos los depravados van a bajar la mirada o al menos no se van a atrever a decir esa obscenidad que estaban pensando.

Y por otra parte, los otros hombres, la mayoría de hecho, que no son depravados, lo van a agradecer, porque es decirles: te miro a los ojos porque no te tengo miedo, porque eres una persona que está caminando por la calle con el mismo derecho que yo, porque te respeto.

Estas dos jóvenes a las que abusaron y asesinaron en Ecuador, no les pasó porque fueron ingenuas, confiadas, provocativas ni idiotas. Eran mujeres jóvenes como tú y como yo, que estaban de vacaciones, que querían conocer y pasarlo bien como cualquier otra joven de su edad. Estos dos jóvenes ecuatorianos que abusaron de ellas, que las torturaron, asesinaron y las arrojaron a la playa, no lo hicieron por estar con trago ni por instinto, ni por ser hombres. Lo hicieron por ser unos depravados enfermos, antisociales y delincuentes, que podrían haber sido hombres o también mujeres.

Dejemos de incentivar discursos y crianzas tan absurdos y sexistas, que lo único que hacen es que vivamos con miedo al género opuesto. Dejemos de condonar este tipo de actos, argumentando que los hombres son así, y que prácticamente las culpables son ellas porque se “expusieron”. Esto es decirles a todos los hombres: son unos depravados y a las mujeres: son unas cualquiera.

Inculquémosles a nuestros hijos e hijas la importancia del respeto y que este respeto sea transversal, el respeto hacia el ser humano como tal, y hacia sí mismos, sin diferenciaciones por género, porque esto sólo confunde y potencia las desigualdades. Inculquémosles a nuestros hijos e hijas la desaprobación hacia la violencia de todo tipo, sin ambigüedades y no sólo a los niños al decirles: a las mujeres no se les pega. Porque no se les pega a las mujeres, pero tampoco a los hombres. Eduquemos a niños y niñas con criterio, creo que eso es algo que no siempre se hace. Niños y niñas que sepan qué acciones están bien y qué acciones mal, en todo tipo de sentido y en especial en las relaciones (con los padres, profesores, hermanos, amigos, vecinos y extraños). Yo creo que por ahí va la base y la diferencia.

Que ser mujer o ser hombre no sea un factor de riesgo. No existen potenciales mujeres violadas ni potenciales hombres abusadores. Existe educación y existe crianza. Hagámonos cargo. 

¿CÓMO TE DEJÓ ESTE ARTÍCULO?
Feliz
Sorprendido
Meh...
Mal
Molesto
ESTADÍSTICAS: APOYO A FRASES DE ESTE ARTÍCULO
Estas estadísticas sólo se le muestran a los usuarios que ya han dado su opinión con un click sobre alguna de las frases rojas destacadas en el texto del artículo.
Comentarios
gif Comentario destacado por El Definido
Benjamín Pérez | 2016-03-02 | 13:17
17
Macarena, ¡imposible mejor dicho! Te felicito por la columna. Por lo demás, no deja de impresionar que los medios hablen de que las dos jóvenes andaban "solas" viajando... ¿Solas? ¡Eran dos adultas! Estaban la una con la otra... impresiona el machismo al dar por hecho de que al no andar con algún hombre, andaban "solas".
responder
denunciar
apoyar
Macarena Fernández | Colaboradora | 2016-03-02 | 13:39
4
Gracias Benjamín!
Un abrazo :)
responder
denunciar
apoyar
Jorge Alvarado | 2016-03-02 | 13:53
10
A mi no me importa que traten al género masculino de perverso y desgenerado, porque sencillamente no me queda ese saco, no me lo pongo. Cuando Natalia Valdebenito dijo en Viña que las mujeres sólo pedían que los hombres no las violen, hablando en cetaceo(?) bueno, yo no hablo cetaceo, no estoy en ese grupo. No me molesta ni me incomoda.

Lamentablemente la cosa es extrema, pero en vistas de la situación actual y el estado de las cosas, así sea. Son eslóganes, generalizaciones normales en estos casos. Tengo clarísimo que las mujeres no les temen a los hombres en general, pero si es necesario generar un cambio, este no se va a lograr haciendo concesiones, salvedades, ni destacando que no son todos.

Por otro lado, claro que todos tenemos el derecho de caminar con la frente en alto, y ninguna víctima es culpable del delito que sufre, pero igual hay que tener un mínimo de cuidado. Tu no te vas de vacaciones y dejas junta y abierta la puerta de tu casa. No publicas tus claves del Banco, no vas al centro sólo a las 2 am. No te vas a meter a casas de desconocidos cuando no estás seguro. No dejas a tus niños jugando sólos en la plaza.

No voy a culpar a estas niñas por lo que les pasó. No sabemos las circunstancias tampoco. Pero la lección igual ds clara: cuidemonos. No seamos desafiantes, porque el delincuente, el enfermo, el psicópata, o qlonque sea siempre tiene ventaja. Está dispuesto a ir donde nosotros no llegaríamos jamás. Y estomes válido para todos los géneros y condiciones.
responder
denunciar
apoyar
Macarena Fernández | Colaboradora | 2016-03-02 | 14:25
3
Muy interesante tu punto Jorge, y concuerdo totalmente en que todos debemos cuidarnos en las cosas lógicas: no meterte con gente que te da mala espina, no desafiar, no meterte en peleas ajenas, no asistir a lugares riesgosos, pero también estoy de acuerdo en que no debemos andar con miedo por el mundo, caminando con cara de víctima ni asustadas, porque está comprobado que esas personas son las primeras en caer. Si vas segura o seguro por la calle, las posibilidades de que te asalten, acosen, etc, son bastante menores. Lo digo por experiencia propia.
Saludos y gracias por tu comentario!
responder
denunciar
apoyar
Marco Canepa | Director Creativo | 2016-03-02 | 15:10
11
Pequeña acotación, Jorge:

En el centro se puede caminar a las 2 am tranquilamente. Yo vivo ahí.
responder
denunciar
apoyar
Macarena Fernández | Colaboradora | 2016-03-02 | 15:21
2
Completamente de acuerdo contigo Marc!
responder
denunciar
apoyar
Jorge Alvarado | 2016-03-02 | 15:24
8
Estimado: yo no soy de Santiago. Hay ciudades donde el centro sí es peligroso.

En realidad, es sólo por dar una referencia. Toda ciudad tiene sectores y barrios peligrosos. A esos me refería.
responder
denunciar
apoyar
Veronica Velez | 2016-03-02 | 15:55
8
¡Te felicito por la columna!
Yo puedo contarles que vengo llegando de un viaje, me fui sola al Sudeste Asiático. Al llegar me encuentro con esta noticia que me revuelve el estómago, por lo que hicieron con estas mujeres y por las reacciones que ha generado. Pero esto no va a impedir que vuelva repetir una experiencia como la que acabo de vivir y espero que NINGUNA mujer se coarte de hacerlo si quiere. Hay que tener cuidado cuando se viaja y sobretodo sola, sí, pero es el mismo cuidado que también debe tener un hombre. A ellas se les cruzó un par de depravados en el camino, el mismo depravado que puede estar en la esquina de tu casa. ¡El hecho que eran dos mujeres viajando solas no es el determinante! ¡El hecho de que ellos eran dos hombres no es el determinante! Ojalá que esta horrible historia no merme los planes de muchas y muchos, porque viajar, sea solo/a o acompañado/a, es una experiencia siempre enriquecedora.
responder
denunciar
apoyar
Miguel Ángel Cortés Vidal | 2016-03-02 | 15:58
3
Bien dicho.

Al viajar hay que tener cuidado, no miedo. Y se debe tener cuidado sin importar el género.
responder
denunciar
apoyar
Francisca Pinto | 2016-03-02 | 16:15
3
Me pasa lo mismo, a esa misma edad estuve en Montañita con amigas, y he viajado sola por el mundo, y nada coartará mis ansias de seguir recorriéndolo.
responder
denunciar
apoyar
Miguel Ángel Cortés Vidal | 2016-03-02 | 15:57
3
No podría estar más de acuerdo.

Lo que le pasó a las dos chicas no es a causa de una cultura machista o de hombres que estaban drogados o, menos, por que ellas hayan pecado de ingenuas. Como bien dices, Macarena, esto es un homicidio que pudo haber sido cometido por cualquiera.

Conste que no estoy diciendo que nuestra cultura no sea machista, porque sí lo es, pero después de que logremos corregir eso (¡Educación! ¡Educación! ¡Educacióooon!), lamentablemente hechos como este seguirán ocurriendo, porque delincuentes/enfermos-mentales/psicópatas siempre habrá.

Espero que salga luego a la luz si estos homicidios ocurrieron sin más aristas, o si, como se ha dicho, se trata de una red de trata de blancas, y que, cualquiera sea el caso, la justicia ecuatoriana esté a la altura de las circunstancias.
responder
denunciar
apoyar
Macarena Fernández | Colaboradora | 2016-03-02 | 16:33
1
Claro que sí Miguel Ángel, falta educación, falta empoderar a las mujeres, falta eliminar el machismo tóxico que impera en la mayor parte del mundo. Falta denunciar, pero por sobre todo, falta que las mujeres caminen sin miedo, con cuidado sí, como todos, pero sin ese miedo absurdo de que no puedes estar sola porque algo te va a pasar. Una mujer sola en la calle no debiese ser víctima ni de miedo, ni de acoso, y creo que en gran parte eso pasa por la creencia general de que una mujer sola en la calle es sinónimo de riesgo. Yo camino mucho y sola, de día, de noche y JAMÁS me ha pasado algo, porque voy sin miedo, pero con cuidado.
Saludos!! y gracias por leernos :)
responder
denunciar
apoyar
Francisca Pinto | 2016-03-02 | 16:13
4
Gracias Macarena por usar tu talento para escribir lo que much@s pensamos! El pensar que somos culpables de que nos abusen, maltraten y acosen es también decirle al hombre que es estúpido e inconciente. Yo no creo que sea así, son personas y entes pensantes y capaces de tomar sus propias decisiones, no son monstruos y no son todos malos.
En serio gracias Macarena, no podría estar más de acuerdo a todo lo que escribes en tu columna.
responder
denunciar
apoyar
Macarena Fernández | Colaboradora | 2016-03-02 | 16:24
0
Muchas gracias a ti Francisca por leernos!
Saludos!
responder
denunciar
apoyar
Ange Brik | 2016-03-02 | 16:21
2
encontre tan terrible los comentarios al respecto de esto... viajaban solas, cualquiera que va a montañita le gusta el weveo, si te quedas sin plata es pq te gusta la jarana, quien las manda a meterse por ahi.... y aun mas terrible es leer eso de mujeres.
tenemos todo el derecho de caminar tranquilas, a hacer lo que nuestras capacidades nos dejen. tengo la suerte de tener unos papas bacanes que nunca me dijeron que por ser mujer no podia hacer ciertas cosas (solo no poder escribir mi nombre con pipi en una pared :P), ahora me voy de vacaciones sola y mucha gente, y amigas, me dicen uy que valiente... no te da miedo?? que arriesgada, pq no le dijiste a algun amigo que te acompañara!!!
los hombres no son todos unos monstruos depravados, y las mujeres tampoco somos princesitas de cuentos.
responder
denunciar
apoyar
Jonathan Heredia Sepulveda | 2016-03-02 | 17:00
1
Es una lastima, mas cuando veo que utilizan esta noticia como argumento para peleas de genero entre hombres y mujeres. Este asesinato le puede haber pasado a cualquiera que nos gusta mochilear, porque gente enferma se encuentra en todos lados. No se justifica un asesinato por el hecho de confiar en una persona que recién conociste.
responder
denunciar
apoyar
Antonio Valdes | 2016-03-03 | 09:31
0
Que pobre y desinformado comentario.

Este asesinato tiene como origen el aprovechamiento sexual de dos hombres sobre dos mujeres. El móvil no fue el robo, fue la violación y eso es agresión de género, si no lo puedes ver, es porque no entiendes nada de la problemática, por lo que es mejor que te informes antes de opinar.

Saludos.
responder
denunciar
apoyar
Ange Brik | 2016-03-03 | 09:46
2
yo creo que tiene una doble lectura, por un lado es cierto que esta el tema de la violacion y el tema de abuso de genero, por otro lado, tambien es cierto que a cualquiera le puede pasar algo viajando, sea hombre, mujer o lo que sea. Mas que criticar el punto al que no estamos de acuerdo, es momento de pensar un rato de porque aun siguen pasando estas cosas, pq un genero cree tener poder sobre otro (y en esto me refiero a ambos, muchas mujeres que creen que su pareja es de su propiedad) y que estamos haciendo como sociedad mal, que no le estan enseñando a los hijos.
responder
denunciar
apoyar
Jonathan Heredia Sepulveda | 2016-03-03 | 12:45
2
si es verdad, en esta situación la gente enferma termino violando y matando a dos mujeres en ningún momento desconozco eso. Cuantas veces a mochileros mujeres le roban y la expresión más común que se dice es "eso te paso por caliente". MI critica va a las personas que culpan a la victima de la agresión y le quitan responsabilidad al victimario.
Si me informo Antonio, al parecer a usted le falta mayor compresión
responder
denunciar
apoyar
carmen concha | 2016-03-02 | 21:25
1
Totalmente de acuerdo.
responder
denunciar
apoyar
Paulo Moore Leyton | 2016-03-03 | 00:19
9
Hace mucho que leo El Definido, y nunca me había motivado a registrarme y comentar, pero esto lo amerita.
Debo confesar que al leer esto me siento extrañamente protegido y comprendido. Desde hace un tiempo que tengo la sensación de que en ciertas situaciones hay que pedir disculpas por ser hombre. Incluso a veces siento un poco de miedo al pensar que quizás el ofender a un hombre gratuitamente se vuelva algo cada vez más normal, y también me parece peligroso que nadie hable de cómo nos afecta a nosotros el machismo.
Por ejemplo, que hayamos tenido siempre servicio militar obligatorio y nos manden a la guerra a la fuerza, que la violencia doméstica hacia nosotros sea totalmente invisible, que nadie hable de los abusos sexuales que sufren muchos hombres en las cárceles de todo el mundo, que todos hablen de la explotación sexual hacia las niñas y nadie hable de la explotación sexual que sufren muchos hombres menores de edad (caso spiniak?).
Me parece horriblemente ofensivo que nos traten como animales, ya sea para tratarnos a todos de abusadores sexuales en potencia, o para caricaturizarnos como cavernícolas al decir que nos tienen que repetir los goles porque no entendimos a la primera.
Este artículo me da esperanza al hacerme sentir que el mundo puede mejorar, y creo que esto demuestra que aún hay gente (y no pocos), que de verdad piensa que todos tenemos derecho a ser defendidos ante un abuso y una ofensa, que todos somos seres humanos con derecho a ser libres y que nadie merece ser tratado como animal u objeto.
Simplemente gracias. Espero que todo Chile lea tu artículo y sea capaz de educarse con tus palabras.
responder
denunciar
apoyar
Macarena Fernández | Colaboradora | 2016-03-03 | 09:52
2
Paulo, no sabes lo feliz que me pone tu comentario. Siempre he sentido que el machismo afecta incluso más a los hombres que a las mujeres, porque por ejemplo, los inhibe a defenderse ante situaciones como ésta donde los tratan de depravados o derechamente de no pensantes. Hay que acabar con este sistema obsoleto y perjudicial y estoy segura de que las nuevas generaciones vienen diferentes: más libres, más tolerantes, más respetuosas, más empoderadas. ¡Espero no equivocarme!.
Un abrazo y muchas gracias por tus palabras
responder
denunciar
apoyar
patricia Noelia Moreno Moreno | 2016-03-03 | 09:17
1
Me encanto el articulo, estoy totalmente en acuerdo con todo lo publicado, creo que hasta ahora muy pocas veces me he encontrado con alguien que exprese tan bien lo que yo misma pienso. Lo importante es educar, yo no entiendo porque la victima siempre es la responsable de lo que le ocurre y el culpable no es tan culpable porque la culpa la tiene la victima. Esa es mi opinión personal.
Saludos por el gran articulo.
responder
denunciar
apoyar
Macarena Fernández | Colaboradora | 2016-03-03 | 09:56
0
¡¡Muchas gracias Patricia!!, saludos :)
responder
denunciar
apoyar
Mauricio López | 2016-03-03 | 11:38
1
Muy buen artículo, Macarena. Es lamentable la noticia, pero abre la discusión sobre las diferencias de género entre hombres y mujeres.

Si nos preocupamos de buscar culpables solo vamos a terminar catalogando a las mujeres de víctimas y a los hombres de pervertidos en potencia de manera muy generalizada, una suerte de agua y aceite que no debería mezclarse, cuando en realidad deberíamos enfocarnos en convertirnos en compañeros, buscando las virtudes de cada uno.

Tema aparte es la delincuencia de la cual ambos géneros somos víctimas.
responder
denunciar
apoyar
Gonzalo vivar | 2016-03-03 | 12:50
1
Totalmente de acuerdo Macarena... el cuento es general e integral, desde la crianza hasta el trato diario entre adultos.

Por lejos, el mejor comentario que he leído entre tanta burrada.

Saludos!
responder
denunciar
apoyar
Macarena Fernández | Colaboradora | 2016-03-03 | 12:55
0
Integral, esa palabra es clave. Gracias Gonzalo!,
Saludos :)
responder
denunciar
apoyar
Blanca Alcalde | 2016-03-03 | 18:26
1
Muy de acuerdo con como abordaste la noticia y el punto de vista que planteas en ella.

Gracias por escribir una noticia honesta y sincera, y no sólo una más del montón.
responder
denunciar
apoyar
Macarena Fernández | Colaboradora | 2016-03-03 | 21:00
0
Muchas gracias Blanca!! un abrazo :)
responder
denunciar
apoyar
Carlos Alberto | 2016-03-03 | 18:28
1
Muy bueno el artículo. Es gratificante leer algo en lo que uno esté tan de acuerdo. Hay una pequeña acotación que sí me gustaría hacer: siento que se debería usar el término "género" en vez de "sexo"; fuera de eso, todo muy bien. Un abrazo!
responder
denunciar
apoyar
Macarena Fernández | Colaboradora | 2016-03-03 | 21:03
0
Gracias Carlos!, y tienes razón con lo de género, sólo quise usarlos como sinónimos para no repetir tanto la palabra.

Saludos!
responder
denunciar
apoyar
Marcia Luna | 2016-03-04 | 13:44
2
Me gustaría aportar algo a la discusión que se generó a propósito de esta lamentable noticia, y a la columna de opinión publicada por Macarena:
Es una muy buena columna, y estoy en acuerdo con casi todo lo que expones, pero lamentablemente siento que se filtran entremedio algunas luces distractoras del tema central. Y esto lo digo por el siguiente párrafo:
"..Lo hicieron por ser unos depravados enfermos, antisociales y delincuentes, que podrían haber sido hombres o también mujeres..."
El problema, estimada Macarena, es que no podrían haber sido mujeres. Porque este asesinato fue impulsado por la violencia machista, porque las jóvenes se negaron a aceptar sus ofrecimientos sexuales. La violencia machista, por muy "habitual" que sea, no puede ser contabilizada como delincuencia común, no puede mezclarse entre las estadísticas de la gente antisocial que comete delitos, por que esa es la forma de invisibilizarla. Es una de las formas en que se ha invisibilizado esta violencia única y exclusiva de nuestro género, y no debemos dejar que siga sucediendo.
Y cuando se habla de violencia machista, no se está diciendo: "Los hombres son unos violentos depravados, siéntanse avergonzados de serlo" (como una persona comentó un poco más arriba). Se trata de comprender que el machismo y todo lo que deriva de él (la educación, la violencia, las concentraciones de poder) se sustenta en un sistema mucho más grande, invisible y antiguo, que es, básicamente, el hombre como la cabeza de todo (patriarcado).
En la política, hay 10 veces más hombres que mujeres, y eso no es fortuito. En las cúpulas religiosas, el hombre siempre manda, y eso no es casualidad. En el trabajo, a la mujer le cuesta mucho más lograr una buena posición y sueldo en comparación a un hombre. En las relaciones, el hombre generalmente domina, y en los asesinatos que suceden dentro, hay una muy alta probabilidad de que sea la mujer la asesinada.
Todo eso, bajo ninguna circunstancia, es estar en contra de los hombres ni de ellos como individuos. Es contra la estructura de poder de género bajo la cual hemos crecido, tanto hombres como mujeres. Y esta estructura violenta se va a seguir replicando si no se hace nada al respecto. O si se "invisibiliza", haciéndola pasar como delincuencia común.

Digámoslo: La violencia machista asesinó a estas dos jóvenes. Y todos podemos hacer algo para detenerlo. No tenemos que ser un actor en una situación de violencia machista para recién hacer algo.
Personalmente, nunca he tenido una experiencia que cuente como desgracia, al respecto de la violencia machista. Pero con mayor razón debo constantemente ayudar en la educación de los que me rodean, por sobre cómo debemos detener esto.
Los hombres como individuos también son parte importante, tanto de perpetuar la violencia como de detenerla.
Y para la persona que en un comentario más arriba indica lo apenado que se siente por el trato que se le da como hombre, especialmente por el tema del servicio militar y las altas expectativas que se tienen de él: sí, las mujeres lo sabemos. Pero todo eso, la invisibilidad de sus problemas, la forma en que no tienen medios para expresarse, derivan del mismo lugar de donde derivan los nuestros, la dicotomía de roles de género en esta estructura de poder machista.
Se necesitan a todos los actores para hacer cambios. Lamentarse por la muerte de estas dos chicas no es suficiente. Hay que se introspectivo(a)s y darnos cuenta de cómo replicamos esa violencia nosotros, probablemente sin querer, y hacer algo al respecto (el cambio más simple que podemos generar: el respeto).
Saludos.

responder
denunciar
apoyar
Jorge Alvarado | 2016-03-04 | 19:40
2
Pucha Marcia, tu idea de violencia machista está muy bien desarrollada y prácticamente tienes razón en todo lo que dices, pero es necesario hacer un pequeño matiz.

El machista clásico, el hombrón machote de cuarta, hace daño y es un tipo violento, pero su violencia tiene ciertos límites. Es un gallo profundamente desagradable, pero no va a matar a nadie, no va a violar a una mujer. Sí le va a faltar el respeto de muchas formas imaginables, pero hay límites que no traspará. Es más, muchos machistas te dirán que ellos defienden a las mujeres. No dejan que nadie las mire ni las toque, como si fueren preciados objetos de su propiedad. Ellos agarrarían a uno de estos tipos y probablemente los muelan a combos.

Del mismo modo, y considerando la realidad, todos nosotros podemos llegar, en algún punto, a convertirnos en criminales. Hay muchos casos de gente común que incurre en delitos en situaciones límite, donde se pierde por completo el control de los impulsos y el discernimiento sobre lo que es éticamente correcto.

Lamentablemente no se trata, como en los carteles que se ven hoy en día en las redes sociales, de pedirle a la sociesad que enseñe a los hombres a no matar o violar mujeres. De hecho en nuestra sociedad se enseña que no se debe matar o violar, incluso se enseña que no se debe robar, pero delitos se comenten todos los días, por gente que sabe, pero que llega al punto en que no le importa.

La gracia es que logremos llegar a un punto en que nos importe el bienestar del otro. Donde el más grande deje de abusar del más chico, donde el rico no se aproveche del pobre, donde el débil nonsea abusado por el fuerte.
responder
denunciar
apoyar
Marcia Luna | 2016-03-10 | 18:09
1
Hola Jorge, creo que hay una pequeña confusión en la concepción de la violencia machista; No se trata del "machista clásico", se trata de todas esas pequeñas actitudes, de todas las personas que nacen y crecen en una sociedad donde hay 5 mujeres muertas, víctimas de la violencia machista en 5 días seguidos (como pasó en esta semana en Chile) y se diga "aquí el problema no es de género, es de delincuencia".
Se trata de todos esos hombres que dicen "yo no soy machista", pero con su actitud impiden combatir la violencia machista.
Se trata de que cuando el tema se aborda con tanta fuerza (y desgraciadamente por los motivos que nadie quisiera, que es la muerte de mujeres), haya gente minimizando las causas, y la raíz del problema.

Yo sé (por que también quiero una sociedad así) que podemos trabajar por una mejor sociedad: también quiero que el grande no abuse del más chico, y que el rico no se aproveche del pobre. Pero, si te fijas, esos estatus (grande, chico, rico, pobre) son modificables, y tienen un contexto que cambia: hoy puedo ser pobre, mañana rica, y ¿Pelearé por las mismas cosas? ¿podré comprender ambas partes, lo ético, lo moral de acumular riquezas a costa de otros?.
A lo mejor fui niña y me hicieron bulling, y quedé traumada. Pero crecí y comprendí muchas cosas al respecto, y supe qué es lo que no hay que hacer para fomentar esa violencia.
Pero yo siempre, SIEMPRE voy a ser mujer. Es mi esencia, mi género.
Yo puedo ser una afortunada en la vida y aún así, ser una víctima mañana en las noticias, porque todas las mujeres, por nuestra condición de ser mujer, estamos expuestas a la violencia machista. No del machista clásico, no del viejo chovinista, sino de hombres normales y educados, pero que crecieron pensando que las mujeres fuimos hechas para su propio deleite, y que no saben aceptar un "no" como respuesta.
Yo comprendo que hayan hombres que se sientan aludidos, porque no saben qué significa salir de la casa poniéndose la cartera colgando por atrás para que no te miren. O que agarremos las llaves en los bolsillos cuando andamos sola por la calle, y defendernos de alguien que se nos tire encima. O tener miedo a que nos ataquen sexualmente antes de que nos asalten porque, si a mi me roban el celular, me da lo mismo. Pero hay mucha más chance de que me violen antes de que me roben, sólo porque soy mujer.
Cuando uno tiene un privilegio histórico, innato e intransferible en la sociedad, cuesta tener empatía por lo que uno nunca ha vivido o sentido (y que nunca va a vivir o sentir).
Yo comprendo que tú quieras un mundo mejor para todos, porque a lo mejor no tienes ningún obstáculo en tu vida más que la delincuencia, la violencia de la banca y sus créditos usureros, la mala política y las malas leyes, las deudas, la inflación, las enfermedades y todas esas cosas que nos afectan a todos por igual.
Pero ese mundo va a llegar cuando se logren ganar las luchas de los que tienen una violencia única, de odio, exclusiva y adicional a la delincuencia o los problemas comunes: Las mujeres, los transexuales/homosexuales, la gente de color, los discapacitados, los indígenas y un largo etcétera.
responder
denunciar
apoyar
* Debes estar inscrito y loggeado para participar.
© 2013 El Definido: Se prohíbe expresamente la reproducción o copia de los contenidos de este sitio sin el expreso consentimiento de nuestro representante legal.