cine, público, respeto, espectadores, Hermes el Sabio, películas, crítica

¡Usted no lo haga! Los 8 especímenes que hay que evitar en el cine

El zorrón, la pescadita Dory, los amigotes, la piraña... parte de la fauna humana que habita en las salas de cine y que tiene a Hermes chato. ¡Así que pongan atención, cabros, que si se reconocen en uno de estos, es hora de cambiar de conducta!

Por Hermes Antonio | 2014-01-17 | 12:30
Tags | cine, público, respeto, espectadores, Hermes el Sabio, películas, crítica

Ir al cine es la cumbia. No importa las pulgadas de la tele que hay en la casa, ni el sistema de sonido que uno tenga, ni lo cómodos que sean los sillones del living. Nada se compara a sentarse en una sala oscura con mucha gente a ver una película maestra en pantalla gigante, sin interrupciones y de corrido. Lamentablemente, ir al cine por estos días es una experiencia cada vez más charcha, desalentadora y apestosa. Y no hablo ni de la calidad de las películas, ni de los precios de las entradas / cabritas, ni de lo incómodo de los cines. 

Hablo de lo apestosa que está la gente que va al cine. 

No sé si soy yo el que está más mañoso o si de verdad la gente se está poniendo cada vez más irritante, apestosa, insoportable. Porque ni les explico lo mal que lo pasé a última vez que fui al cine. Era la última función de El Lobo de Wall Street (maestra) y me senté en las últimas filas, al lado del pasillo. Y cabros, ni les explico. A un lado tenía a un gil que no silenció jamás su teléfono y recibió unas cuarenta alertas de Whatsapp, dos llamadas y siete alertas de Facebook. Delante había una señora que no paró de hablar con su acompañante en toda la película, salvo durante los créditos finales que fue cuando decidió callarse, no sé si por respeto a los que trabajaron en la película o porque estaba deshidratada de tanto hablar. Y detrás de mí tenía a una pareja haciendo un show de efectos sonoros que iban desde botar las cabritas al piso y después pisotearlas durante la película, hasta darse besos jugosos que en mi oreja sonaban como dos pulpos peleando en una piscina de aceite de oliva. Y ojo porque estamos hablando de una de las películas más entretenidas del último tiempo, donde todas las escenas tienen algo interesante, o un chiste, o algo brígido con lo que sorprender. Nada de eso fue suficiente para calmar a los trogloditas y quedé pensando. 

¿Soy yo el que estoy mal por querer VER las películas que voy a, eh, VER al cine? Porque ir al cine es el medio cacho. Hay que escoger sala, película, hora y compañía, hay que comprar entradas, saber llegar a la hora, etc. Uno pensaría que la gente quiere que todo ese esfuerzo tenga la recompensa de ver la película, pero al parecer soy minoría. Porque de todos los espectadores que tenía al lado esa noche, yo era el único que hacía callar y que estaba apestado. Y eso que ya había visto la película y me la estaba repitiendo. Era yo el amargado, el latero, el relax, loco, si es una película no más. 

Y porque sigo picado, que decidí hacer un compilado con los 8 especímenes de pelmazos que uno se encuentra en los cines chilensis por estos días. Para que reconozcan al enemigo y para que sepan combatirlo. Si conocen a alguna persona que caiga en estas descripciones, háganselo saber y así iremos combatiendo lentamente a los giles que nos hacen pasarlo mal en el cine y que van a terminar haciendo que gane la piratería. Porque si ir al cine significa que me voy a encontrar cada vez con estos especímenes, de verdad prefiero quedarme en la casa. 

Vamos viendo.  

1. El Zorrón. 

Suele ser varón, sorry. Y ya sea porque quiere impresionar a su acompañante o porque quiere que el mundo sepa que nada está sobre él, el Zorrón quiere dejar claro que NADA en la película lo conmueve / asusta / impacta / fascina / etc. Se ríe de todo, apunta con el dedo a la pantalla cuando algo no le parece (siempre), dice “Pffft” para burlarse de las intenciones de los peliculastas y su resistencia a pasarlo bien hace que uno llore lágrimas de sangre de pura rabia. Son especialmente apestosos en las películas de terror, porque, si hay algo que no pueden soportar, es que la gente piense que algo les da miedo, así que se ríen de todo, dicen muy fuerte que algo les pareció falso y se hacen los chistositos durante las escenas de susto. Lo peor es que si uno les dice algo, los Zorrones echan la foca de vuelta y apelan a la libertad de expresión y otros privilegios civiles para justificar que son unos giles. Si tienen cerca a un Zorrón, lo mejor es cambiarse de asiento, porque el Zorrón no razona. En serio, lo leí en National Geographic.  

2. El Narrador.

Este es el personaje que, sin importar lo obvio de lo que está pasando en la pantalla, siempre siente la necesidad de NARRARLO a su acompañante. Esto estaría bien si su acompañante fuese StevieWonder, José Feliciano y/o Andrea Bocelli, pero este no suele ser el caso. El Narrador o Narradora (puede ser hombre o mujer) está siempre haciendo comentarios en vivo de lo que pasa, pero no aporta nada, salvo resumir los hechos de la película. “Le está contando la verdad a su esposa”, “Pucha ahora lo están arrestando”, “Ay, pobre, la están matando” son frases que suelta este personaje. Y lo que uno quiere decirles siempre es “¡No! ¡¿En serio?!”. Consejo para ellos: Hagan un curso de locución y le quitan la pega a Morgan Freeman. Práctica no les falta. 

3. El Siempre Conectado. 

Este es el compadre o comadre que no puede soltar el teléfono y está toda la película mirando el Facebook, contestándole al grupo en Whatsapp e incluso jugando Candy Crush (he visto a varios). Uno podría pensar que está bien hacer estas cosas mientras las hagan en silencio, pero la verdad es que muchos de los Siempre Conectados no saben poner el teléfono en silencio. Y salvo que estén en la última fila, molestan a todo el cine con la pantalla que brilla como señal de Batman flotando ahí abajo. En serio, cabros: Ajustes. Brillo. Mínimo. Listo. 

4. El Piraña.

Nada en contra de comer en el cine, no soy de los que alega contra las cabritas ni las golosinas porque sí, al contrario. Nada como ver una película mientras se picotea algo rico. Pero hay personas que cruzan el límite que rompe el deseo, y esas personas son los Pirañas. Estos son los individuos (hombres, mujeres y niños) que lo devoran todo haciendo el MAYOR ESCÁNDALO POSIBLE. Mastican con la boca abierta, rasgan envolturas ruidosas, hacen crujir papeles, destapan latas y botellas, y antes de sacar cabritas, se aseguran de revolverlas como si estuvieran buscando el premiado en la tómbola. Lo peor es que ni siquiera esperan los momentos ruidosos de la película para hacer alguna de estas cosas, porque les da lo mismo. Una teoría científica asegura que los Pirañas son incapaces de oír los ruidos que hacen y esa es la única explicación. Provecho. 

5. Los Amigotes. 

Estos se comportan como pelmazos simplemente porque andan en patota. Suelen llegar tarde más encima y se gritan entre ellos buscando asiento, como si no hubiera nadie más en el cine. Cuando se instalan, empiezan a repartirse las cosas que compraron para comer y apenas miran la pantalla, se largan las tallas internas que no le importan a nadie. Ejemplo: Aparece cualquier cosa y dicen “¡Igual que el Richieguajajajjja!” y se matan de la risa. No hay cómo hacerlos callar porque son apatotados y echan la foca colectiva. No tienen límite de edad ni de sexo y da la impresión de que están en el cine porque les quedaba más cerca que la plaza. Viva la amistad, pero para la otra vayan a los taca-taca. 

6. Los Tórtolos. 

Estos suelen no molestar tanto, porque escogen asientos en los rincones y/o en las últimas filas. Pero si quedan cerca de una parejita: Cooperaron. Están toda la película agarrando y susurrándose cosas y riéndose, y uno ahí tiene que hacer como que no existen, aunque les llega a salir vaporcito a los muy cochinones. Son secos para patear asientos y acomodarse además, y no quiero saber por qué. Por último, que escojan la película que nadie quiere ver, así tienen más privacidad, digo yo. 

7. La Pescada Dory

Este personaje suele ser mujer (sorry pero es verdad) y sufre la misma dolencia que la pescada de Buscando a Nemo: Es la comadre que está toda la película preguntando cosas que acaban de pasar, porque en cuanto algo pasa, se le olvida. En vez de tratar de solucionar sus dudas en privado, le preguntan a todo volumen “¿Qué pasó?”, “¿Qué dijo?”, “¿Y ese quién es?” a su acompañante, que muchas veces lo pasa pésimo y se ve mortificado, como el pescado Marlin. Igual todos nos hemos perdido en una película y le hemos preguntado al de al lado, pero las pescadas Dory del mundo se van al chancho. A comer pasas y Omega 3, chiquillas. 

Y finalmente… 

8. Los Entusiastas. 

Estos son los que gozan DEMASIADO la película y no pueden evitar hacer todo el ruido posible para manifestarlo. Si la película es chistosa, se mandan una carcajada que despertaría al niño Dios. Si es de terror, gritan y saltan como si estuvieran en la silla eléctrica. Si pasa algo sorprendente, sueltan un aullido gutural de gorila en celo. Y aquí tengo que confesarme queridos lectores y asumir mi culpa. Porque YO SOY UNO DE ESTOS (¡GASP!). Sí, cabros. Varias veces me han retado por manifestar mi entusiasmo, por haber soltado un “¡OH!” o un “¡WAAAAH!” demasiado fuerte, así que no tengo ningún derecho a reclamar contra los Entusiastas. Nunca tiraré la primera piedra contra estos compadres, ni haré callar a uno, porque nuestro único pecado es estar demasiado metidos en la película. Igual creo que podríamos controlarnos un poco, porque podemos molestar y esa no es la idea. Todavía me acuerdo de la señora que chillaba y le pedía ayuda a Dios cada vez que atacaban los monstruos en La Niebla. Lo juro, en una parte muy terrorífica gritó “¡Dios mío ayúdame!” y todos en el cine nos reímos de ella y nos desconcentramos de la película. Y lo peor es que Dios no ayudó a nadie, porque esa película tiene el final más maldito que existe, no digan que no. 

Y bueno, eso sería. Tampoco hay que irse al chancho y andar haciendo callar a alguien porque tose (me tocó presenciar eso un día también). Tratemos de no molestar, eso es todo. Y a todos los especímenes de esta lista les suplico: compórtense. Gracias. 

¿CÓMO TE DEJÓ ESTE ARTÍCULO?
Feliz
Sorprendido
Meh...
Mal
Molesto
ESTADÍSTICAS: APOYO A FRASES DE ESTE ARTÍCULO
Estas estadísticas sólo se le muestran a los usuarios que ya han dado su opinión con un click sobre alguna de las frases rojas destacadas en el texto del artículo.
Comentarios
Largo Averill | 2014-01-17 | 12:43
10
a mi me rechazan en el cine SOLO por medir 1.95... apenas me siento oigo que la persona de atrás dice "por la &%$#"!! no voy a ver nada". Esto es extensible a conciertos, teatros, etc
responder
denunciar
apoyar
Marco Canepa | Director Creativo | 2014-01-17 | 12:52
7
¡Ah ja ja! ¡Pobre! Los asientos podrían tener regulación de altura.

Yo detestaba que la gente comiera en el cine, pero al final me rendí y empecé a comer yo mismo. ¡Si no puedes contra ellos, úneteles! Aunque al menos intento no hacer ruido.

Respecto al conectado, puedo entender que alguien se le olvide poner en silencio su teléfono... pero que luego de que ya sonó una vez, aún no le quite el sonido, me supera. ¿Es que no sabe cómo?. Y el que CONTESTA y se pone a hablar... a ese ya es para levantarle un monumento!
responder
denunciar
apoyar
Oiga yo mido 1.93 pero eso ya no pasa en el cine porque ¿qué cine queda que sea plano? Ahora todos tienen declive, y así salvo. En los conciertos no me salvo de los reclamos, y me tiran cosas en la cabeza :(
responder
denunciar
apoyar
Marciana Extraterrestre | 2014-01-17 | 12:57
6
Pero póngase mah atráh poh mijito, si a usté le va a quedar cómodo igual.
XD
responder
denunciar
apoyar
Ricardo Gatica | 2014-01-17 | 16:17
3
Estimado, llega tempranito e instala su humanidad en la ultima fila de atras en los asientos que dan a la escalera, puede estirar las piernas y no molesta a nadie, y ahora en cinemark compra la entrada con asiento numerado para asegurarse
responder
denunciar
apoyar
Melissa Amaro P. | 2014-01-17 | 12:54
7
¡Excelente lista! En general, no suelo retar a la gente porque me da julepe (a lo más, digo "SHHH" en el anonimato), pero por suerte no me he topado con tantas molestias. Cuando las hay, recuerdo la escena del cine de la película "God bless America".
Las películas infantiles son otra cosa. Ahí hay que prepararse y aguantar a lo machito nomás, jaja.
Saludos!

responder
denunciar
apoyar
Romina Muñoz | 2014-01-17 | 12:57
6
También sufro mucho yendo al cine, porque hay una falta de cultura increíble, cero respeto por el prójimo y todos los wns se creen más importantes que el resto. Me he peleado HEAVY en el cine por defender mi derecho a ver la película y al final lo he pasado tan mal que igual no la disfruto.

Antes odiaba a los pateadores de asiento, pero ahora por lejos los más apestosos son los que te ciegan con la pantallita del celular, revisándolo cada 10 segundos. La última vez reté en mala a uno.
responder
denunciar
apoyar
Jonathan Olivares | 2014-01-17 | 12:59
4
La ultima película que vi(Los juegos del hambre) me toco estar al lado de 2 pendejas con los comentarios mas vacíos del mundo (que el detalle del vestido, que debería quedarse con tal personaje, etc), tanto yo como las personas que estaban delante las hicimos callar en mas de una oportunidad y después las llamaron por teléfono y se pusieron a hablar, insoportable ):
responder
denunciar
apoyar
Vivian | 2014-01-17 | 13:00
6
Yo mido 1,55 y generalmente soy de las que sufre cuando se sientan adelante los que son muy altos. Lo lamento Largo Averill :( intento sentarme lo más adelante posible.
responder
denunciar
apoyar
Marciana Extraterrestre | 2014-01-17 | 13:02
2
También!
Yo no sé que onda la gente, y pasa en TODOS los cines desde los más VIPS hasta los más FLAITES.
Por las lucas que uno paga, cómo no va a existir la posibilidá de reclamarle a alguien?
u_u
responder
denunciar
apoyar
Matías Pineda | 2014-01-17 | 13:07
7
Falta la gente que lleva guaguas/niños al cine. Las razones para llevar al pequeño al cine son, generalmente, muy aceptables (no había quien lo cuidara, por ejemplo). Pero a esa gente que quiere que el niño viva su primera experiencia cinéfila, sabiendo que es incapaz de mantenerse concentrado o sentado más de 20 minutos, hay que hacerles replantear la idea. Encuentro de verdad molesto ir al cine y escuchar un niño gritar toda la película o una guagua llorando.
Ahora si uno va a ver una película que va dirigida a los niños como una de Pixar o Dreamworks, uno sabe en lo que se está metiendo, encuentro que ahí no hay derecho a reclamo.
responder
denunciar
apoyar
Sebastián Berríos | 2014-01-21 | 09:16
2
Justo pensaba lo mismo que tu, faltaron los que llevan guaguas al cine... yo soy super tolerante al respecto, en el caso de películas animadas, genial, es parte del proceso, pero he visto gente llevando bebés a ver El Hobbit, El Juego de Ender y hasta películas de terror!! Obviamente con las escenas de acción y tanto efecto es un eterno lloriqueo del pobre bebé que no tiene la culpa de los adultos irresponsables
responder
denunciar
apoyar
Franco Santa Cruz | 2014-01-17 | 13:13
5
Excelente compliado!!!, muy entretenida tu forma de redactar... gruñendo pero con estilo jajaja.
Saludos
responder
denunciar
apoyar
Tomás Goldsack | 2014-01-17 | 13:18
2
Soy mañoso por esencia, pero concuerdo totalmente con el artículo. Al igual que el teatro, la opera y el Ballet, el cine es un arte de contemplación que debe mantenerse en respeto (sin dudas el cine es más relajado que los demás ejemplos).

Molestos todos los enumerados. En mi caso personal, los "pirañas" son los más desagradables y más aún que ahora entran con pizza, completos, etc. al cine (!). Te creo cabritas y dulces pero ya parece picnic. ¡Apestoso!

Saludos al maestro de Hermes y que bueno es leerte en EL Definido :)
responder
denunciar
apoyar
Que buena columna, ¡Grande Hermes!

¡A compartir esto para que la gente se avispe!

responder
denunciar
apoyar
Nicole Hoffmann | 2014-01-17 | 13:21
4
Me encantó tu forma de relatar las cosas, yo también suelo pensar cosas así cuando algo me molesta, jaja.
El otro día fui a ver El Hobbit y fue terrible, nadie se callaba, la gente se paraba a cada rato, sonaban los teléfonos e incluso tenia una pareja bastante cariñosa al lado mio que ya me tenían media nerviosa en algún momento... realmente no se que onda la gente, hace falta mas respeto por los demás y ubicarse un poquito
responder
denunciar
apoyar
marta alarcon | 2014-01-17 | 13:36
2
Pero que creatividad para demostrar la molestia yo ya no voy al cine,a conciertos ,ceremonia y estoy pensando no ir mas a la Iglesia (actos funebres etc.)me superaron los desubicados y si ! señor escritor ,es la gente,( no nosotros) la que esta cada vez mas insoportable y mal educada.
responder
denunciar
apoyar
Carla Parodi | 2014-01-17 | 13:40
4
Me pasó cuando fui a ver "Prometeo". Una familia, con 3 niños de 4 hasta 8 años creo, sentados al lado mío... Se pusieron a llorar cuando la película se puso "pelúa". O cuando fuimos a ver Batman 3 subtitulada, y una señora llegó con su hija chica que no sabía leer, y le preguntaba todo el tiempo las cosas. Eran dos vocecillas que no me permitieron disfrutar la primera parte de la película, hasta que mi pareja le dijo si podía guardar silencio. Yo entiendo que el papá quiera ver películas en el cine de alto calibre, pero llevar a los niños a ver esas películas... lo encuentro macabro. Se tendrá que mamar las películas infantiles si quiere que su hijo/a conozca un cine, no más. Yo estoy re consciente y sé que no tengo muchas chances de volver a pisar un cine hasta que pueda dejar a mi hija con alguien, porque no quiero que la gente a mi alrededor no pueda disfrutar del cine. Es respeto, nada más.
responder
denunciar
apoyar
Carmen Santa Maria | 2014-01-17 | 14:10
3
Hay Hermes...me haces tanto reir jajaj. Gocé la lista ;-)
responder
denunciar
apoyar
marcelo lillo | 2014-01-17 | 14:12
3
Tambien sufro mucho con el cine, cuando vi Los Juegos Del Hambre: En Llamas, a mi lado habia una pareja que comentaba todo (pero todo, en serio) como a los 10 minutos hice un sonoro SHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHH, el tipo me miró y dijo: "soy barzúo!" (cueck) yo ni lo miré, igual se cayó un poco :) Hay un punto que no se ha comentado, antes los cines remarcaban mucho con un video antes de la pelicula que la gente se quede callada durante la pelicula, apague el celular, etc. pero ahora como que ni se preocupan de eso. No entiendo porqué....
responder
denunciar
apoyar
Javiera Cifuentes | 2014-01-17 | 14:14
1
Me pasa lo mismo y me sentía mal pensando que era la única, para empezar tengo una maldición, SIEMPRE que voy al cine me toca alguien atrás que patea mi asiento, nunca sé que decir porque nunca son ellos, es una fuerza misteriosa que patea mi butaca. Una vez fui a ver 50/50 y había una pareja de especímenes (doble amenaza), la mujer cantó TODA la banda sonora de la película, es escuchaba su voz tarareando la música y él, clásico narrador, ya había visto la película y la contó toda. Y lo pero el resto de la gente que parecía no molestarle.
responder
denunciar
apoyar
Katherine Jordán | 2014-01-17 | 14:16
0
Me reí muchísimo!!! Honestamente porque están muy bien definidos los especímenes... (me gustaría leer uno de los especímenes en el metro)
Por eso prefiero una buena película en tu casa, en tu camita o en tu sillón (o sea no en "tu" casa, en la mái si me entiendes)
La niebla, genial película, pero te deja un sabor amargo, y para quienes se han (nos hemos) leído el libro, el final no es el mismo... en el libro el final queda abierto, pero sin matar a nadie... ups sorry... por si alguin no lo ha leído!!!!
responder
denunciar
apoyar
Con respecto a los especímenes del metro, hay una tira en la sección de humor al respecto.

Te dejo el link!
http://www.eldefinido.cl/humor/sephko/1339/Sephko__143__Transporte/
responder
denunciar
apoyar
Laura Badilla | 2014-01-17 | 14:21
4
No si acá tan abajo alguien me va a leer, pero les cuento que cuando fuimos a ver Ratatouille con mi mamá estaba lleno de cabros chicos, pero la que pasó vergüenza fue ella (y yo de pasada) porque cuando cayeron los ratones del techo se puso a gritar como loca... cuando paró todos nos reímos de ella xD
responder
denunciar
apoyar
Jajajja. Si le sirve de consuelo, cuando fui a ver BICHOS y salieron esos saltamontes malditos, recordé que siempre les he tenido fobia a esos bichos y me empezó a picar todo el cuerpo y tuve que mirar lejos de la pantalla. Peor que cualquier niño en la función.
responder
denunciar
apoyar
Pancho Retamal | 2014-01-17 | 14:23
0
Tu por acá, Hermes? que sorpresa!

Me tocó encontrarme con algunos de estos especímenes...la más reciente fue hace unos días viendo Frozen...aparte de las molestias propias de los niños que están en la sala (bueno, es el público objetivo, ahy que bancárselo) me molestaba profundamente un pelmazo que no podía dejar de whatsappear durante la película. Si se limitara a eso, ya, podría aguantarlo, pero cada vez que le llegaba un mensaje, el aviso era una luz como de flash de cámara fotográfica. Y eso en una sala oscura, molesta harto. Ya me paraba a quitarle el teléfono y lanzárselo al piso.

Otra que me pasó una vez: pareja que entró con guagua, coche y todo a la sala. La explicación sobra.

Y que decir la gente que no tiene hábito de ir al cine: habla por teléfono en plena función, las chicas que se ponen a cantar con el ringtone de una de ellas, el tarado que encuentra gracioso apuntar con un láser al protagonista...definitivo, ir al cine se ha vuelto una odisea. Salu2
responder
denunciar
apoyar
¡Tienes razón! ¿Qué onda esa gente que le puso flash-de-linterna a las llamadas/alertas/etc. Un día -y esto fue en una función de prensa- una señora que hace crítica de espectáculos en la tele que no mencionaré, buscó dentro del micro cine un enchufe para cargar su teléfono. Lo encontró, muy cerca de la pantalla, y dejó ahí el teléfono cargándose. Lo malo es que tenía ese sistema de flash-linterna cuando suena el teléfono, y la deben haber llamado seis veces en toda la película. Fue la única a quien no le molestó.
responder
denunciar
apoyar
Catalina Olavarría | 2014-01-17 | 14:28
2
Cuando chica iba al cine con una amiga que es la mezcla de varios de esos especímenes juntos.
Con decirles que fuimos a ver Titanic y en las partes trágicas además de reirse a carcajadas se ponía a decir spoilers en voz alta. Por suerte yo también la había visto y debo admitir que termine mas bien riendome que enojándome con ella (aunque igual muerta de verguenza), pero se cuanta gente la (nos) debe haber odiado. >_<...

También tenia otra compañera que se ponía a tirarle el maíz de las cabritas a la gente de adelante... (vayas juntas!)

Por suerte no me ha tocado gente asi cuando yo he ido al cine últimamente y yo por mi parte me preocupo de comer en las partes ruidosas de la pelicula y tener en silencio mi celular.
responder
denunciar
apoyar
Javier Pascual | 2014-01-17 | 15:39
1
Igual es cuático que los amigotes no tengan límite de sexo... tiempos modernos...
responder
denunciar
apoyar
Favio Zúñiga | 2014-01-17 | 15:43
3
Hahahaha, excelente Hermes, muy sabias sus definiciones de especímenes.

Yo siempre me acordaré de la vez que fui a ver la última de El Señor de los Anillos, y al lado mío había un caballero. Cuando iban ya en el final (SPOILER) y estaba Frodo y Sam en la montaña al lado del barranco (no sé si se acuerdan, pero esa escena es medianamente larga con un tira y afloja con el anillo), el caballero con la impaciencia decía re fuerte "¡ya pue!", "¡tíralo!" y cosas así. Al final se enojó tanto porque no pasaba que se fue, ¡y no vio el final!. Me molestó pero al final terminé riéndome.

Muchos saludos estimado Hermes, comparto completamente su descontento ya odio con demasía a toda esa gente, hehehe.

Saludos.
responder
denunciar
apoyar
Ricardo Gatica | 2014-01-17 | 16:29
2
me imagino que ese fue un momento en donde uno quisiera poseer un google glass para grabar un momento así...mínimo viral, si es como me lo imagino jajaja
responder
denunciar
apoyar
Ricardo Gatica | 2014-01-17 | 16:25
3
Algunas veces me pregunto, cual es la lógica de pagar algunas veces 10 lucas por persona, para ir a conversar o hablar por teléfono, cuando un happy hour vale por los siete máximo.
responder
denunciar
apoyar
Largo Averill | 2014-01-17 | 16:41
1
a mi me rechazan en el cine SOLO por medir 1.95... apenas me siento oigo que la persona de atrás dice "por la &%$#"!! no voy a ver nada". Esto es extensible a conciertos, teatros, etc
responder
denunciar
apoyar
Julio Celis | 2014-01-17 | 18:03
3
Estas son las razones del por qué he dejado de ir al cine frecuentemente, cuando es algo que me gusta mucho. Si a alguien no le molestan estas cosas o nunca lo ha vivido, es porque probablemente es uno de ellos. Lo bueno, es que gracias a esta gente he ido al cine en las mañanas los fines de semana, cuando los pelmazos aún no se levantan.
responder
denunciar
apoyar
Daniel Cifras | 2014-01-17 | 21:14
0
Excelente lista, espero otro artículo de Hermes!!!
responder
denunciar
apoyar
Nerdosauria | 2014-01-18 | 00:09
1
Te faltó la familia desubicada. La que trae niños que no quieren ver la película: se paran, gritan, lloran, le hablan al del lado,etc.y lo terrible es que los padres estan tan metidos en la película que no estan ni ahi con los pequeños.

Yo admito ser una entusiasta: no me pierdo ni los trailers y una vez grité " ayayayayaiiiii" antes de la batalla final entre los navi' y los humanos... mi esposo casi hizo un hoyito para esconderse... obviamente ahora me controlo mas (en rehabilitacion)
responder
denunciar
apoyar
Pancho Retamal | 2014-01-18 | 10:33
2
a mi me ha pasado al revés...familia que va completa al cine, los pendex haciendo lo que se les da la gana y los papás...nada, conversando cosas personales ahi mismo, pero ni ahi con la película ni ahi con que los mocosos le pateen el asiento a uno, o le boten la bebida al del lado..o no dejen escuchar tranquilo. Típico, seguro la pareja quería un lugar donde resolver sus problemas personales y no tuvieron con quien dejar a la prole, y como ir a un restorán era muy caro u obvio o que se yo, mejor los llevamos al cine, total ahi ven ellos la película y nosotros nos ponemos al día. Señora, para eso hay terapias de pareja, o derechamente moteles, no joda!!
responder
denunciar
apoyar
Harry William Lagunas Gornall | 2014-01-19 | 14:32
3
Estimado amigo..., siempre me ha pasado y en esa búsqueda de respuestas, lo mejor que encontré es ir al cine temprano, ojalá a la primera función, esa de media mañana. A esta hora no va mucha agente, de hecho, hay varias películas que las he visto solo en el cine..., y es una verdadera delicia. Si quieres ver una peli tranquilo, sobre todo esas que sabes que son buenas y te dejaron pensando.
La otra opción es hacer la de Hank Moody y darle sus buenos coscachos al imprudente que habla por teléfono..., la audiencia del cine lo agradecerá.
responder
denunciar
apoyar
Melissa Amaro P. | 2014-01-21 | 11:20
2
¡Excelentes ideas! Por ahora, pondré en práctica la primera, aunque me duela en el alma levantarme de madrugada.
responder
denunciar
apoyar
Enrique Ulloa | 2014-01-19 | 16:09
1
Jjajaja tantas quejas, al final es más cómodo quedarse en casa y ver la peli en el notebook. No me malentienda, ir al cine debería ser una grata experiencia.
responder
denunciar
apoyar
Pedro Gutiérrez | 2014-01-23 | 02:24
0
Y ademas de eso, juntar dinero para comprar un buen proyector, un buen sistema de sonido que acompañe al notebook o computador, un par de persianas y habilitar una pared de color claro, eso es lo que yo haré, aunque deba ver las peliculas meses despues de su estreno...la experiencia es mejor...
responder
denunciar
apoyar
Paulina Araya | 2014-01-20 | 01:14
0
O no me pasan tanto esas cosas, o soy demasiado paciente, y es probablemente más la segunda, pero gracias a eso voy a ver películas al cine casi cuando ya la van a sacar de la cartelera y esos días el cine esta casi siempre medio vacío.

Igual siempre me toca alguien que golpea el asiento, a veces el Narrador, Piraña o Zorrón. Los otros no recuerdo que me hallan tocado mucho.
Yo cuando chica era Dory, pero molestaba básicamente a mis papás y mis hermanos porque nunca he podido hablar fuerte, por suerte para los demás. :P Y un par de veces me a pasado que me suena la alarma del celular en el cine T-T Yo apago el celular en el cine pero se me olvida que la alarma suena igual. Lo siento!!!!

Por último, a mi me caen bien los entusiastas, a mi me pasa que con sus exclamaciones, cuando no son chistosas, me emocionan más, sobretodo en las partes cómicas los chistes me parecen más graciosos cuando se ríen a carcajadas :P
responder
denunciar
apoyar
Carlos Lopez | 2014-01-20 | 09:55
2
Totalmente de acuerdo Hermes.
yo agregaria tambien,
"la pareja sabelotodo", ese ke esta explicando todo el rato lo ke pasa "a ese lo habian matado en la 1" "en el libro esos se kedan juntos" zzzz...
"el niño inquieto en el bus", ese ke, aunke hay como un metro de distancia, de alguna forma te patea el respaldo del asiento todo el rato...
y "el plan de minutos ilimitados", ese que responde siempre el telefono solo pa decir "estoi en el cine... si aca en estacion central... kedan como 2 horas... ya nos vemos en el metro a las 3..." CORTA CTM!!

yo, me considero tambien un entusiasta, aunke trato de contenerme para no molestar al resto.
saludos.
responder
denunciar
apoyar
Carlita MF | 2014-01-21 | 12:54
0
¡Excelente lista! Me reí mucho XD
Yo por lo general soy super paciente en el cine. Porque me gusta ir y ver la película tranquila, si total para eso pagué la entrada. Sin embargo siento que no hay peor cosa que se pongan a conversar al lado tuyo o que se pongan a hacer análisis o a contar el final. Eso es lo peor.
Te tocan los ultra ñoños que en mitad de la película sueltan "uhhh, lo bkn que igual se muere al final" y te quedas plop.

Pero si bien con extraños puedo lanzar un "shh" o un "cortenla porfa'", cuando son amigos tuyos los que están metiendo boche, no sabes cómo pararlos. Me pasó que fui al cine con un par de amigos, todo bien, nos reíamos antes de empezar la película, pero empezó y estos no pararon la conversa. Comentaron TODA la película, les pedía por favor que bajaran el volumen pero los subían al tiro.

Tengo la teoría de que esto pasa por un problema entre diferencias ver pelis en la casa o verlas en el cine. En tu casa comentas, en el cine no.
responder
denunciar
apoyar
Mai G | 2014-01-25 | 03:23
0
Yo pensaba que lo peor eran los que pateaban los asientos (aunque aún sigo odiándolos) pero no vi venir el problema que darían las brillantes pantallas de los smartphones. En una ocasión después de ver que yo mantenía una mano levantada para bloquear la luz de una chica que no podía dejar tranquilo el Facebook, mi novio se dio cuenta y de inmediato se levantó a decirle que por favor guardar el dichoso aparato, la chica casi llega al techo del susto que le dio mi novio pero fue lo que necesitaba para dedicarse a ver la película. Mi héroe!!!
responder
denunciar
apoyar
Mai G | 2014-01-25 | 15:01
0
Yo pensaba que lo peor eran los que pateaban los asientos (aunque aún sigo odiándolos) pero no vi venir el problema que darían las brillantes pantallas de los smartphones. En una ocasión después de ver que yo mantenía una mano levantada para bloquear la luz de una chica que no podía dejar tranquilo el Facebook, mi novio se dio cuenta y de inmediato se levantó a decirle que por favor guardar el dichoso aparato, la chica casi llega al techo del susto que le dio mi novio pero fue lo que necesitaba para dedicarse a ver la película. Mi héroe!!!
responder
denunciar
apoyar
Manuel Escobar | 2014-01-25 | 22:41
0
Yo me puse particularmente mañoso despues de trabajar en un cine de proyeccionista donde podia y debia ver las peliculas que llegaban solo en una sala antes de presentarlas (uno o dos dias antes del estreno jejeje). De hecho deje de ir a estrenos muy bullados por lo desesperante de la gente.
Pero igual me pasa que ir al cine es como ir a un motel. Es un lugar al qie pagaste por algo especifico entonces aprovechas de ello en las mejores condiciones y sin interrupcion
responder
denunciar
apoyar
María José Salazar | 2014-05-04 | 12:53
0
Me reconozco como entusiasta, pero por lo mismo trato de ir al cine cuando no hay tanta gente (en la mañana temprano, en la semana o cuando la película lleva mucho tiempo en cartelera). Encuentro que las cosas que cuentan les han pasado en el cine son terribles, pero acá en conce no las he visto tanto (será que aun queda algo de respeto por el otro?)no me ha tocado ver niños en películas de adultos, o adultos aburridos en películas de niños, ni zorrones ni nada por el estilo (gracias a Dios!)
Yo agregaría una nueva categoría, como dijeron mas arriba "el sabelotodo" ese que se leyó el libro, el cómic o vio la película original (ahora que están de moda los remakes) y se pasa la película "eso no es asi en el libro" "la original es mejor" o cosas por el estilo. Me pasó en la segunda película de Sherlock, que con una amiga estuvimos discutiendo todo el final si era o no como en el libro...
responder
denunciar
apoyar
* Debes estar inscrito y loggeado para participar.
© 2013 El Definido: Se prohíbe expresamente la reproducción o copia de los contenidos de este sitio sin el expreso consentimiento de nuestro representante legal.