bondad, generosidad, solidaridad, humanidad, gentileza

La fe en la humanidad… viralizada

¿Te has dado cuenta de que es más fácil acordarse de las cosas malas que de las buenas? Es un aspecto del cerebro humano, pero se puede revertir. Aquí va una pequeña lista de nobles acciones que nos recuerdan que, pese a lo que los medios nos hacen creer, millones de actos de bondad ocurren a diario en todo el mundo.

Por Bruno Carrillo | 2013-10-14 | 18:15
Tags | bondad, generosidad, solidaridad, humanidad, gentileza

Más de una vez me he quedado en pana, perdido una billetera o estado en una situación incómoda y más de una vez gente que jamás en mi vida había visto, me ayudó a salir del aprieto. No sé si SanGuchito me tendrá "buena" o si me tocó estar justo en el lugar acertado en el momento exacto, pero en una sociedad como la chilena, donde se ven personas con el ceño fruncido o hablando de lo dura que es la vida y de las cosas malas que les han pasado, me ha tocado ver y vivir muchos gestos de generosidad. 

Comprensiblemente, a menudo la percepción general es que ocurren más cosas malas que buenas a nuestro alrededor e incluso en el mundo. Es mucho más fácil ver y recordar hechos negativos que los positivos. Por mucho que una persona pueda creer en la bondad humana o en nuestra capacidad de ser "civilizados", solo basta que te asalten una vez, que te echen el auto encima o que alguien se aproveche de tu buena voluntad para ver disminuida –o perder completamente– la llamada "fe en la humanidad".

Si te ocurre o ha ocurrido esto, te aliviarás de saber que es algo natural: nuestro cerebro instintivamente tiende a preocuparse más de las cosas negativas. Evolutivamente hablando, es lo que le permitió a nuestros primitivos antepasados sobrevivir en un medio hostil y con pocas comodidades.

Asimismo, los eventos negativos no sólo son más fáciles de recordar, sino que tienen un "peso" mayor a los positivos: se estima que se necesitan como mínimo entre tres y cinco eventos, emociones o situaciones positivas para contrapesar una negativa.

En vista de lo anterior, el recordar o tener presente las cosas buenas que nos han pasado o hemos visto, tiende a ser más bien un ejercicio consciente en vez de una operación automática, pero el efecto que puede tener sobre nosotros es poderoso, capaz de emocionarnos hasta los huesos e inspirarnos. Las buenas acciones, actos de generosidad y gestos de bondad abundan tanto en Chile como el resto del mundo y aquí van algunos para mejorarte el día.

Donó el dinero de su propia operación a alguien que lo necesitaba más

Daniel Black, un joven inglés de 26 años, lleva 4 años en una silla de ruedas luego de que un accidente lo dejó parapléjico en Gales del Sur, en el año 2009. Mientras se recuperaba en el hospital, sufrió un derrame cerebral que además le paralizó el brazo derecho. Después del accidente comenzó a recaudar fondos para acceder a un tratamiento de células madre que podría devolverle la habilidad de caminar y logró juntar más de 30 mil dólares con este fin. 

Sin embargo, cuando todo parecía indicar que Daniel iba a usar el dinero para operarse, decidió donarlo a alguien que lo necesitaba más que él: Brecon Vaughan, un niño de seis años con un atípico caso de parálisis cerebral. "Yo sé qué se siente poder caminar, Brecon no. Él lo necesita mucho más que yo en este momento", dijo Black. 

Si bien los 30 mil dólares, sumados a los 19 mil que había juntado la familia de Brecon, distaban de los 90 mil que costaría la operación en Estados Unidos, la viralización de la noticia trajo consigo suficientes donaciones para pagar la operación. En estos momentos Brecon está en Estados Unidos, preparándose para la intervención que le debiera cambiar la vida.

De vivir en la calle a tener cientos de miles de dólares: la honestidad recompensada

Hace poco publicamos una noticia sobre Glen James, un norteamericano en situación de calle, que devolvió una mochila con 42 mil dólares y fue recompensado generosamente por una campaña realizada por un completo extraño.

En los comentarios, de esa noticia, nos llegó una aún más emocionante, sobre un anciano búlgaro llamado Dobri Dobrev que, pese a dedicarse a mendigar, ha donado cada centavo que ha ganado (más de 40 mil euros) para destinarlos a orfanatos y otros servicios sociales y para la restauración de monasterios de su país, mientras él se mantiene con su pensión mensual del Estado de 80 euros.

Los seres humanos frente a la adversidad

Ante catástrofes naturales también puede surgir lo mejor de la calidad humana: aún cuando en el terremoto del 2010 en nuestro país hubo saqueos, robos e historias trágicas, también hubo muchos casos de ayuda, cooperación y generosidad. Uno de ellos fue el caso de Denisse Quezada, periodista, quien horas después del terremoto decidió partir a pie a buscar a su hijo desde Santiago a Curanipe, localidad 400 kilómetros al sur, afectada por el tsunami que azotó las islas y costas australes del país. ¿Cómo llegó? A costa de coraje y la ayuda de personas que no conocía. 

Más impresionantes son las múltiples historias de pescadores que se lanzaron a rescatar víctimas del maremoto, volviendo una y otra vez al lugar a buscar más personas. Algunos, como Osvaldo Gonzalez lograron sobrevivir, pero otros, como su propio primo Alejandro Gomez Gonzalez, murieron en el intento.

Después del peor terremoto en su historia en el año 2011, Japón, una sociedad donde la gente escomúnmente vista como fría, impersonal y solitaria, mostró el corazón a través de tuíts conmovedores :

"Hacía mucho frío y me estaba cansando de esperar a que pasase el tren para ir a la casa. Unos vagabundos me vieron y me dieron de sus propios cartones, diciendo 'va a ser menos frío si te sientas sobre éstos'. Siempre he pasado al lado de gente así pretendiendo que no existían y aquí estaban, ofreciéndome abrigo. Qué gente más cálida".

"Anoche había un montón de gente en la estación Aobadai que no podía llegar a su casa. Pero había gente en autos particulares gritando '¡Si alguien va para [X] lugar, súbase!' Yo me subí en uno de ellos y cuando le agradecí al conductor, me respondió: '¡No te preocupes! Estamos todos en el mismo bote. Tenemos que permanecer unidos'". 

La lista completa de tuits puede ser leída en este link (en inglés).

Si algo positivo surgió del atentado de la maratón de Boston a comienzos de este año, fueron los gestos de solidaridad y bondad de la gente en respuesta al trágico desenlace que le costó la vida a tres personas y dejó a cientos de otras heridas, -de los que ya les contamos en una nota anterior- como el caso de quienes ofrecían sus celulares a quien los necesitara, sin preocuparse de recuperarlos y los corredores que siguieron corriendo hasta el hospital para donar sangre.

Estar ahí para verlo

Muchas veces los pequeños actos de generosidad o bondad pasan desapercibidos. No siempre hay alguien con un celular o una cuenta de twitter para masificarlo, pero cuando ocurre, nos puede sacar una que otra lágrima, hacernos sonreír por dentro y al mismo tiempo restaurar un poco nuestra a menudo debilitada fe en la humanidad. 

El siguiente es un video recopilatorio de un sinnúmero de actos de solidaridad y bondad que quedaron registrados en video.  


En mi opinión, el real desafío no es el ser más generoso o valorar más las cosas buenas, sino hacerlo en desmedro de todas las cosas negativas que nos puedan pasar. Como dijo Mahatma Ghandi, "No debemos perder la fe en la humanidad, que es como el océano: no se ensucia porque algunas de sus gotas estén sucias".

Personalmente, conozco un caso cercano de dos hermanos que pasaron años sin hablarse luego de una riña por dinero. Eventualmente, al mayor le detectaron un problema renal severo, con la posibilidad de necesitar un trasplante de riñón. El menor rompió los años de silencio ofreciéndole uno de los suyos. 

¿Qué acto de generosidad has visto o te ha tocado vivir? 

¿CÓMO TE DEJÓ ESTE ARTÍCULO?
Feliz
Sorprendido
Meh...
Mal
Molesto
ESTADÍSTICAS: APOYO A FRASES DE ESTE ARTÍCULO
Estas estadísticas sólo se le muestran a los usuarios que ya han dado su opinión con un click sobre alguna de las frases rojas destacadas en el texto del artículo.
Comentarios
Francisco Javier Pérez Hofmann | 2013-10-14 | 19:04
3
Que bueno que cosas como esta sirvan para desmitificar la imagen del pueblo Japonés...
responder
denunciar
apoyar
Sospecho que hasta ellos mismos la vieron desmitificada. Incluso la mafia japonesa, los yakuza, mandaron camiones y camiones para ayudar a las regiones afectadas. Incluso abrieron sus puertas para que tanto japoneses como extranjeros tuviesen abrigo (cosa inédita, en el caso de los extranjeros, puesto que como en muchos países, todavía hay una porción xenofóbica de personas en Japón). El emperador también abrió por primera vez en su historia una de sus casas de veraneo para que la gente se refugiara ahí, y fue a verlos a los centros de refugiado y conversó con ellos (cosa también muy poco común).
responder
denunciar
apoyar
Laura Badilla | 2013-10-14 | 19:20
3
Qué lindo :')
Mi mamá quedó muy contenta una vez que preguntó si una micro paraba en X paradero y la persona le contestó "sí para aquí... y aprovecho de decirle que es mejor que siempre espere en este paradero porque el que está más allá es medio peligroso"
Ella quedó muy contenta porque le dieron un buen consejo de puro buena persona :)
responder
denunciar
apoyar
Oh, excelente! Es muy feliz cuando te dan consejos inesperados. :)
responder
denunciar
apoyar
Silvia Guzmán | 2013-10-14 | 19:38
6

estos son los temas que nos deben interesar para que lleguemos a ser alguna vez una sociedad amable y generosa. Yo viajo bastante en movilización colectiva y muchas veces veo a gente, especialmente joven, muy ensimismada, metidos en su celular o con los ojos cerrados sin darse cuenta lo que les rodea. En una oportunidad me tocó viajar en el metro al lado de dos muchachos universitarios, bastante bien vestidos que conversaban animadamente pero a puros garabatos y de los gruesos.. estando el carro lleno de gente...

Pero no se puede desconocer que algo hemos avanzado, hay mucho mas gente amable de lo que había antes, tal vez los tantos que han vivido en el extranjero nos han aportado mejores costumbres. Es tan grato entregar y recibir gestos amables, es cosa de pensarlo.

Me encantaría que se hiciera una campaña bien potente, a nivel nacional llamando a las personas a desarrolar su empatía y amabilidad, nos hace falta creo.

Gracias por el artículo, muy necesario y aportador ....
responder
denunciar
apoyar
Yo me atrevería a decir que poco a poco, con novedades como el internet y pasajes más baratos para viajar fuera del país, los chilenos hemos ido ampliando la mirada y descubriendo que hay más mundo además de nuestro propio metro cuadrado.

Por lo personal, intento aportar mi granito de arena cada vez que puedo, aunque reconzco que estoy lejos de ser un santo o un Don Quijote. Pero las veces que he ayudado a alguien siempre quedan felices, al igual que yo cuando me dan una mano. Es un círculo virtuoso muy reconfortante!

Sería increíble que se hiciese una campaña así. Creo que le mejoraría la vida a todos de una u otra medida.

Gracias por el buen comentario, Silvia, me alegro que te haya gustado la columna!
responder
denunciar
apoyar
Valentina Segura | 2013-10-17 | 02:27
2
Es como lo que ha hecho esta mujer durante un poquito mas de 16 años...
una red de apoyo y trueque con amigos.
http://actualidad.rt.com/sociedad/view/100735-alemana-vivir-sin-dinero-anos
responder
denunciar
apoyar
Iris Algo | 2013-10-14 | 21:41
5
Me gustó el artículo y se puede desprender otra cosa positiva de él: que no sólo es importante ser más positivos sino que es enorme el beneficio personal que genera ayudar o preocuparse por otros.

Y ojo que es un hecho científico, las personas que están más atentas del sufrimiento o el dolor ajeno son más felices pues les permite poner su propia vida en perspectiva.

:)
responder
denunciar
apoyar
Nos gusta que les guste, Iris! Concuerdo absolutamente contigo respecto al beneficio que mencionas. Y, en mi opinión, una vez que se logra poner la propia vida en perspectiva, también se puede estar atento de la alegría ajena, ya sea para compartirla o para ver cómo podemos lograr algo similar (en un plano no-materialista, claro). ;)
responder
denunciar
apoyar
mario galaz | 2013-10-15 | 00:26
2
esto me recuerda cuando era pequeño alrrededor de 7 años,estaba en casa de mis abuelos y como todo niño q no dimensiona el peligro me aleje con unos niños q conosia a un parque ,en uno de los juegos cai y me rompi la nariz totalmente,y una señora de un negocio no le importo dejar su negocio botado y corrio hacia mi,pidio ayuda y me llevo al hospital no se como pero logro avisarle a mis abuelos ,siempre recordare cada momento vivido aquel dia en ningun momento perdi la conciencia,ella se quedo al lado de la camilla y despues espero asta que sali del pabellón. siempre le estare eternamente agradecido por su ayuda.
responder
denunciar
apoyar
Ooh, qué señora más jugada y buena persona! Y qué profunda experiencia, Mario, ojalá la puedas seguir atesorando y compartiendo, gracias por escribirla acá.
responder
denunciar
apoyar
Rafael Diaz | 2013-10-15 | 09:58
2
Ayer iba camino a Maipú y tomé la Autopista 78...momento en el cual me dicuenta que no tenía ni un miserable peso para el peaje. Pensando en encontrar algún retorno llegué al peaje y no podía hacer mucho más que hablar con la cajera para encontrar alguna solución...hasta que un señor que paró a pagar en su Peugeot me pregunta "¿y cuánto le falta?". y de la nada me dio las monedas que necesitaba para pagar.

Así que todo mi agradecimiento para aquel que me ayudó. Puede sonar a poco, pero arregla el día.
responder
denunciar
apoyar
Soy un fiel creyente de que son los pequeños gestos los que más pueden dejarlo marcado a uno. Especialmente cuando uno no los espera. :)
responder
denunciar
apoyar
Paper Luis | 2013-10-15 | 10:14
3
Siempre agradecido de la gente y de la humanidad. Las personas somos buenas por naturaleza, pero como aquello no vende, mejor publicitar al porcentaje que hace malas cosas.

Si no fuera por desconocidos, la vida sería muy distinta para mi ahora. Si no fuera por los conocidos, no hubiese podido pasar un lapso de mi vida. Si no fuese por mis amigos, probablemente no estaría escribiendo esto... Algún día contaré aquello...

Saludos
@paperluis
responder
denunciar
apoyar
También soy ferviente creedor que somos buenos por naturaleza, o que tenemos una capacidad innata de hacer bien. Y más que no venda, yo creo que no se ha logrado encontrar la manera de venderlo. Al mismo tiempo, vender drama y alimento para el morbo es mucho más fácil, es como consumir petróleo como combustible en vez de investigar en energías renovables.

Como dijo nuestro director, Cristián Mackenna, en una columna anterior: "Vivir agradecido es una muy buena técnica para ser feliz. En efecto, cada vez que uno agradece algo sinceramente, te conectas con el presente valorando lo que sea que hayas agradecido".

Muchos saludos, Paper Luis!
responder
denunciar
apoyar
Marco Canepa | Director Creativo | 2013-10-15 | 10:41
3
El otro día una pareja peruana me preguntó por su embajada. No sabía, así que revisé en mi teléfono y les dije la dirección. Como no conocían la dirección, se las mostré en Google maps. Nada que merezca una medalla, pero estaban emocionados hasta las lágrimas y me agradecían diciendo que "había poca gente como yo".

Después que se fueron, me quedé pensando lo fríos que debemos ser con la gente en la calle -especialmente extranjeros-, para que ese gesto les parezca tan significativo.
responder
denunciar
apoyar
Por lo que he hablado con extranjeros, a menudo me han comentado que al menos los santiaguinos tendemos a ser bastante fríos y poco acogedores en ese tipo de situaciones. Eso sí, también me han dicho que somos todo lo contrario una vez que conocemos un poco más a la otra persona.
responder
denunciar
apoyar
Arlene Musume | 2013-10-15 | 10:41
5
Una amiga del trabajo un dia esperaba micro, y derrepente aparecio un pequeño gatito, de no mas de 2 meses, a ella le encantan los gatos igual que a mi, y no pudo dejarlo en la calle. Tomó al gatito, lo metio a la cartera y se vino a la oficina.

Cuando llegó me llamo por telefono y me contó, me trajo al gatito porque aca tenemos baño de mujeres privado y solo somos dos, asi que ahi lo dejamos. le compramos comida, camita, collar y juguetes :) despues nos dimos cuenta de que era gatita.

Lo malo es que ambas teniamos gatos y no podiamos adoptarla, asi que empezamos la busqueda de casa (el mismo dia), mi amiga recordó que una amiga de ella estaba muy deprimida, por muchas cosas malas que pasaban en su vida, no comia, no dormia y decidimos que seria un buen regalo la gatita.

le compramos mas comida, ella llamó a su amiga, y acepto un poco a regañadientas.

eso fue 3 meses atras... desde que esa gatita llego a la vida de esta niña todo cambio, mejoro su animo, volvio a comer, fue magico! ahora son inseparables.esa gatita aparecio en el momento justo!, y asi fue como el simple acto de recoger a un gatito, se transformó en un cambio de vida para una persona que lo necesitaba.
responder
denunciar
apoyar
Carla Parodi | 2013-10-15 | 11:59
2
Hermosa historia :') <3
responder
denunciar
apoyar
:'< Si
responder
denunciar
apoyar
Paper Luis | 2013-10-15 | 13:12
1
Tengo mucho humor negro... Pensé que la amiga deprimida se había comido a la gatita...
responder
denunciar
apoyar
Qué linda la historia, Arlene!
responder
denunciar
apoyar
Mariana Sanhueza | 2013-10-15 | 16:00
1
personalmente, lo que me ha hecho recuperar la fe en la humanidad, fue a causa de que en estos días operan a mi mamá y necesitábamos donadores de sangre. Y curiosamente la mayor parte de la gente que donó es gente que no nos conoce de nada, que se enteraron de nosotros por amigos :)
responder
denunciar
apoyar
Me alegró mucho leer tu comentario, Mariana. Es muy lindo ver cómo personas que uno no conoce se la juegan por uno o por alguien que lo necesita! Y, en el caso de donar sangre, ellos también se ven beneficiados: alguna vez me contaba un doctor que el donar sangre ayuda a reciclar y limpiar la propia sangre de uno.
responder
denunciar
apoyar
Javiera Velasquez | 2013-10-20 | 11:18
1
Yo soy re pava, más de una vez deberían haberme asaltado o algo por ayudar "cuando a todas luces es un truco"... Pero al final, sin saber si era de verdad o de trampa, no me pasa nada xD

Una vez había una gitana en la calle pidiendo ayuda porque no sabía cómo/donde comprar bonos fonasa... Así que me acerqué y le expliqué cómo llegar al Hospital Barros Luco y preguntar ahí, y en agradecimiento se supone que me iba a hacer una bendición o algo así, y aunque no creo mucho en esas cosas, dije "total que es en buena".

Llegó su mamá, y se supone que le iba a hacer lo mismo a mi pololo, pero terminó robándole la única luca que tenía. Cuando caché que estaban medio discutiendo, le dije a la chica, y ella se emputeció y retaba a su mamá en romañol, que cómo hacía eso si nosotros somos de los pocos chilenos que no les ha hecho el quite ni nada, y le quitó la plata y nos la devolvió, y pedía disculpas porque "algunos no dejan sus malas mañas".

Igual cambiamos el billete, estaba escupido "con maldiciones" de la vieja xD, pero la chica me dejó con esa sensación de que no debo estar tan mal enfocada.
responder
denunciar
apoyar
Excelente anécdota! Por lo general los actos de buena fe tienen muchas mejores chances de terminar en final feliz (aunque no siempre). Me gusta creer que "la intención es lo que cuenta"! :)
responder
denunciar
apoyar
* Debes estar inscrito y loggeado para participar.
© 2013 El Definido: Se prohíbe expresamente la reproducción o copia de los contenidos de este sitio sin el expreso consentimiento de nuestro representante legal.