educación, colegios, subvencionados, municipal, ley, inclusión, alumnos
Imagen: César Mejías

Nueva Ley de inclusión en educación: 5 cosas que los colegios ya no podrán hacer

La medida entra en vigencia el 1 de marzo y contempla una serie de modificaciones que cambiarán el panorama de la educación escolar en el país. Eso sí, algunos acusan que hay varias cosas que la normativa dejó sin zanjar. Aquí te contamos de qué se trata.

Por Rodolfo Westhoff @rwesthoff | 2016-02-24 | 12:49
Tags | educación, colegios, subvencionados, municipal, ley, inclusión, alumnos

A no ser que seas de Coquimbo o del Instituto Cumbre de Cóndores Poniente, de Renca, lo más probable es que estés de vacaciones si eres un escolar. Eso significa que estás tratando de alargar lo más posible los últimos días de vacaciones que te quedan, a la espera del 3 de marzo, fecha oficial en la que comienza el año educacional.

Pero si aún no estás listo para despedirte de esos casi tres meses de ocio, existe el consuelo de que al menos esta vuelta a clases será distinta. Y es que en marzo empezará a regir la nueva Ley de inclusión escolar. La iniciativa, impulsada por el Gobierno, fue aprobada el pasado 29 de enero y a grandes rasgos busca "eliminar todas las formas de discriminación arbitraria que impidan el aprendizaje y la participación de los estudiantes".

Aquí te contamos las cinco principales claves que definen a este nuevo proyecto:

1. No más selección académica

Los colegios municipales y particulares subvencionados deberán admitir a todos los alumnos que postulen a ellos, en la medida que tengan los cupos suficientes. El nuevo sistema de postulación se hará a través de un sistema centralizado. En este mecanismo, las familias deberán dejar claro cuáles son los colegios a los que le gustaría acceder, según su orden de preferencia. En caso de no haber cupos, se privilegiarán a aquellos alumnos que tengan hermanos en el establecimiento o que sean hijos de funcionarios del mismo. Si aún quedan cupos, los restantes se definen mediante sorteo para garantizar la igualdad de condiciones.

Eso sí, hay algunos casos excepcionales en donde se permitirá la selección: aquellos colegios que certifiquen ante el Mineduc un proyecto educativo "alternativo" (más orientado al deporte, las artes, que requiera de talentos especiales, de mayor exigencia académica, etc.) podrán seleccionar a partir de séptimo básico al 30% de sus alumnos. Ojo, que los liceos emblemáticos también están considerados en esta excepción y el 30% de sus estudiantes que pueden seleccionar, tienen que venir del 20% de mejor rendimiento de sus colegios de procedencia.

De esa forma, el proyecto busca limitar la selección académica de alumnos, en línea con lo que sugiere, por ejemplo, la OCDE; ya que se considera que, en niños de corta edad, es precisamente el rol de los colegios el nivelar a los alumnos hacia arriba, y que la selección académica en dicha etapa tiende a perjudicar a los alumnos más vulnerables y crear segregación académica que replica y aumenta la brecha entre unos y otros.

Por su parte, los detractores de la medida consideran que esta medida perjudica la meritocracia, al eliminar un incentivo al esfuerzo de alumnos y familias.

En cualquier caso, la medida ya fue promulgada y se empezará a implementar con gradualidad a partir del 2017 en la Región de Magallanes, aunque se espera que para el 2020 ya esté incorporada en su totalidad en todo el país.

2. No más discriminación

Los colegios municipales y particulares subvencionados no podrán discriminar a sus alumnos en los procesos de postulación por una serie de criterios. Por ejemplo, razones socioeconómicas, situación de la familia, proyecto educativo, religión, etc.

Esto significa que ya no se podrán exigir datos como estado civil de los padres, ingresos, lugar de residencia o convicciones culturales y religiosas.

Sobre este último punto, el proyecto menciona que “en los establecimientos educacionales de propiedad o administración del Estado, se promoverá la formación laica, esto es, respetuosa de toda expresión religiosa, y la formación ciudadana de los estudiantes, a fin de fomentar su participación en la sociedad”.

Esta ha sido una de las medidas más resistidas, sobretodo en colegios particulares subvencionados de tipo religioso, por afirmar que pone en riesgo el proyecto educacional de cada colegio, al impedirles seleccionar a familias que calcen con el mismo; si bien la ley permite a los centros educacionales exigir a los padres la firma de un contrato en que adscriban al proyecto educativo del mismo.

3. No podrán privar de clases por apariencia personal

Para muchos, en su época rebelde del colegio, la apariencia personal fue un tema. Querer llevar el pelo de otro color o más largo de lo que se podía según el reglamento fue una batalla para varios. Es así como muchas veces algunos compañeros terminaban en la inspectoría o en la biblioteca durante las horas de clases, como forma de castigo por ir en contra del código del establecimiento.

Pero eso ya no correrá más. La nueva legislación, además de sugerir uniformes baratos y asequibles, prohíbe que los alumnos sean privados de clases por su apariencia personal. Esto no significa impunidad, sino que el tipo de sanciones que se utilicen ahora tendrían que ser de otra índole, como anotaciones negativas en el libro de clases u otro tipo de medidas disciplinarias como instancias de conversación.

Pero sobre este último punto, distintos grupos de apoderados y sostenedores han advertido que no cuentan con información suficiente y no se sabe qué tipo de castigos son válidos. Por ejemplo, algunos creen que si un apoderado inscribe a su alumno en determinado colegio, debería estar de acuerdo con el reglamento disciplinario de este. Mientras que otros aseguran estar preocupados por no saber qué le pasaría a su pupilo si llegara a infringir, por ejemplo, el código de vestimenta, ya que no hay un procedimiento claro al respecto.

Aunque quizás no habrá tanto chipe libre como se podría pensar. De hecho, la ministra de Educación, Adriana Delpiano, salió a defender esta medida argumentando que "no es que como Ministerio estemos determinando que los niños vayan como quieran. Hay órdenes internas de los establecimientos que deben respetarse. Lo que no consideramos (correcto) es que se pierda clases; se suspenda a los niños por cosas que muchas veces no dependen de él, dependen de la propia familia”.

4. No más expulsiones por bajas notas (y otros)

Tal cual. Los colegios ya no podrán cancelar la matrícula a los alumnos que obtengan bajos resultados académicos. El proyecto indica que los estudiantes tendrán la oportunidad de repetir un año de enseñanza básica y otro de enseñanza media. Sin embargo, no es muy claro sobre qué ocurre si vuelven a fallar.

De todos modos, el argumento que sostiene esta medida es que, después de todo, echar a un alumno de un colegio por tener malas notas, es como echar a un enfermo de un hospital porque no se mejora. Se busca que los centros educativos se preocupen de reforzar la enseñanza de aquellos alumnos de peor rendimiento, en lugar de simplemente deshacerse de ellos.

Eso sí, también hay otras razones por las que los estudiantes no podrán ser expulsados: embarazos o cambio de estado civil de los padres. En cuanto a las causales de expulsión, se encuentra por ejemplo el que el alumno ponga en riesgo la integridad de los demás miembros de la comunidad educativa.

5. No al lucro y sí a la gratuidad

Hasta ahora, los sostenedores de los colegios particulares subvencionados operan a través de sociedades que pueden o no tener fines de lucro, cosa que hasta esta reforma era enteramente legal y aceptado (a diferencia de la Educación Superior, donde el lucro se daba de forma encubierta, por estar prohibido por la ley). Los colegios, además, podían sumar a la subvención entregada por el Estado, un cobro adicional a los padres, conocido como "copago", y administrar esos dineros como estimaran conveniente. Sin embargo, la nueva ley cambia todo esto.

Ahora, quienes administren un colegio lo deberán hacer a través de una corporación, lo que significa que no podrán lucrar y que los recursos de esos establecimientos deberán ser redestinados en su totalidad al colegio. En tanto, se estipula que los sostenedores tendrán, de igual forma, una “justa y adecuada retribución por su trabajo”.

Esta fue por lejos la medida más resistida durante la tramitación de la ley, argumentándose que provocaría el cierre masivo de colegios y la transformación de otros muchos en particulares pagados, aumentando la segregación y sobrecargando aún más al resto del sistema. Esto último, en todo caso, no ha ocurrido, pero aún resta que se promulguen una serie de reglamentos que los colegios usarán para determinar el camino a seguir.

Además, los colegios particulares subvencionados serán gratuitos. Eso significa que el copago que actualmente sale del bolsillo de los apoderados, ahora será reemplazado en su totalidad por la subvención el Estado. Este proceso también se desarrollará de manera gradual y se estima que para el 2017, el 93% de la matrícula de estos colegios estén estudiando gratuitamente.

Pero uno de los puntos complejos de esta medida, es que establece que ese dinero debería ser utilizado para “fines educativos”, pero este reglamento, que ya ha sido aceptado por la Contraloría, no ha detallado aún qué se entiende por "fines educativos", por lo que el destino de esos recursos aún no ha sido completamente definido.Sin embargo, la ministra de Educación adelantó que consiste en "todo lo que contiene su proyecto institucional (del colegio): contratar profesores, equipar al colegio, crear talleres, etc. Aunque aún existe el miedo por parte de muchos colegios subvencionados que temen que la norma sea extremadamente rígida, limitada y burocrática, dejando sin financiamiento sus planes de expansión, nuevas infraestructuras o actividades extraprogramáticas.

¿Qué otra medida agregarías o cuál sacarías? 

¿CÓMO TE DEJÓ ESTE ARTÍCULO?
Feliz
Sorprendido
Meh...
Mal
Molesto
ESTADÍSTICAS: APOYO A FRASES DE ESTE ARTÍCULO
Estas estadísticas sólo se le muestran a los usuarios que ya han dado su opinión con un click sobre alguna de las frases rojas destacadas en el texto del artículo.
Comentarios
carlos meneses | 2016-02-24 | 18:00
0
Esta ley me inspiró una pequeña regla con la que medir si algo hay que hacerlo legal o ilegal. Imagina que ya es legal o ilegal, independiente de como llego ahí. ¿Qué tan poco ético o polémico sería intentar hacerlo ilegal o legal respectivamente?
Por ejemplo, ahora que no se puede quitar clases por apariencia o discriminar por razones socioeconómicas, ¿Se imaginan como sería que alguien intente quitar esas restricciones?
Esta regla no incluye, por ejemplo, el costo de hacer el cambio. Pero espero que de una aproximación moral en mas de un tema.
responder
denunciar
apoyar
Rodolfo Westhoff | Colaborador | 2016-02-25 | 12:29
1
Interesante. Quizás ahora sonaría extraño que alguien exigiera que se pueda discriminar por razones socioeconómicas a un alumno.
responder
denunciar
apoyar
Andrés Devés | 2016-02-29 | 09:08
2
Podrá sonar extraño, pero trabajo en una Fundación con 3 colegios en la cuál no poder discriminar por razones socioeconómicas si es un problema, pues nosotros realizamos –o realizábamos– una selección "inversa". Es decir, entre dos postulantes de iguales características, siempre se elige al con peor situación económica. Entendiendo que podemos ser de las pocas instituciones a las cuales les perjudica esta norma, nos resulta bastante extraño no poder "discriminar" de esta manera.
responder
denunciar
apoyar
Enrique Ulloa | 2016-02-25 | 10:18
1
Al leer el artículo quedo con la sensación de que algunas personas dudan de qué serán "fines educativos" y qué no. O de que habrá un "cierre masivo de colegios" (debido a que ahora deberán destinar todos los recursos al colegio). Esto en mi opinión deja bastante claro cual es la finalidad de algunos colegios en Chile.

Que bueno que hayan medidas que permitan mejorar en estos aspectos
responder
denunciar
apoyar
Marco Canepa | Director Creativo | 2016-02-25 | 10:53
0
Sobre lo de los "fines educativos", creo que la preocupación es válida. Hay muchas cosas que son indirectamente útiles para la educación, pero que el gobierno podría considerar como "no válidas".

Por ejemplo, digamos que yo quiero hacer jornadas con los padres para enseñarles cómo ayudar a sus hijos a estudiar. Para mí, como colegio, eso es totalmente válido, necesario y tiene un gran impacto en la efectividad de la educación que imparto. Pero ¿qué pasa si el gobierno determina que la plata sólo se puede usar para educar a los niños? Se murió la iniciativa.

El problema con hacer una lista de "en esto está permitido gastar la plata" es que inevitablemente dejará fuera cosas que son súper válidas y necesarias, simplemente porque no se te ocurrió que existieran al momento de redactar la norma.

Pero bueno, hay que esperar a ver qué dice el texto y, si falta algo, supongo que con el tiempo se irá adaptando...
responder
denunciar
apoyar
Favio Zúñiga | 2016-02-25 | 11:46
1
O sea que podría ser legal o no tener un "auto corporativo" para el colegio, que de casualidad es un 4x4 del año que es usado por un sostenedor "para fines educativos". Interesante.
responder
denunciar
apoyar
Francisca Belén | 2016-02-27 | 23:02
0
Al menos yo consideró que es una preocupación legítima que no va por el lado que tu índicas, no para todos al menos.
Eso de quitar el copago y que al final todos los colegios subvencionados sean por completo financiados por el estado es una idea muy linda, pero que no va a funcionar, y es peor si se quiere controlar cada gasto, si ya ahora los colegios municipales no tienen ni para mantener la limpieza de los establecimientos, quizás que vendrá después con más colegios por financiar
responder
denunciar
apoyar
Ratselspiel CSX | 2016-03-01 | 13:39
1
Pero si ahora te digo que ese 4x4 que compro el sostenedor es usado (aparte de para su trasporte colegio-casa exclusivametne) para llevar a un grupo de estudiantes que viven en su cercania (el sostenedor vive en sector rural sin locomoción) al colegio todos los dias y sin costo alguno?
responder
denunciar
apoyar
den l | 2016-02-25 | 11:16
0
interesante...¿es verdad que la ley dice "promover la formación laica"? así, ¿con esas palabras?...
Pregunto esto porque, como había sido hasta ahora, es, en resumen, una educación "inclusiva y no discriminatoria" hacia otras religiones. (Esto se traducen en las clásicas clases de religión "optativas")
Quiero decir que entre decir educación "inclusiva y no discriminatoria" y decir educación "que promueve la formación laica". Hay una sutil diferencia.
responder
denunciar
apoyar
Rodolfo Westhoff | Colaborador | 2016-02-25 | 12:27
0
¡Hola!
Así es. En el proyecto de ley (que puedes revisar aquí http://www.leychile.cl/Navegar?idNorma=1078172#laica0) dice textualmente: "En los establecimientos educacionales de propiedad o administración del Estado se promoverá la formación laica, esto es, respetuosa de toda expresión religiosa, y la formación ciudadana de los estudiantes, a fin de fomentar su participación en la sociedad".
De todos modos, "inclusiva y no discriminatoria" y "promover la formación laica" no deberían ser términos excluyentes. Que un colegio público sea independiente de una confesión religiosa, a mi juicio, no quiere decir que no se puedan estudiar las religiones de una manera inclusiva y no discriminatoria. En el fondo, lo que significa es que estos establecimientos no deberían ponerse la camiseta por una determinada religión.
responder
denunciar
apoyar
Macarena Sebastián Gaete | 2016-02-26 | 17:31
0
Hice casi toda mi educación básica y toda mi educación media en un colegio donde lo único que se nos solicitaba era que nuestra apariencia fuese cuidada. No importaba el color del pelo o el largo que se le tenía, y ello no influía en nuestro desempeño. El chico más inteligente en física y matemáticas de mi curso tenía el pelo largo y amarrado en una coleta, mejor cuidado que varias de mis compañeras.

A veces la ropa, el pelo o los accesorios no influyen en el aprendizaje, a menos de que estos sean utilizados en contra del alumno por el colegio o los compañeros.
responder
denunciar
apoyar
Stephanie Sailer | 2018-06-13 | 08:38
0
Muy buenos dias a todos!!
Saben si es verdad que a mas de la mayoria del curso la pueden evaluar con nota roja en un trabajo manual ( mayoria de esas niñas son P.I.E ) total alumnas en el curso 40 y evaluadas con nota roja 31
Escuche a un apoderado decir q no se podia ,pero, existe algun decreto o algo?
Les agradecería mucho su ayuda
responder
denunciar
apoyar
* Debes estar inscrito y loggeado para participar.
© 2013 El Definido: Se prohíbe expresamente la reproducción o copia de los contenidos de este sitio sin el expreso consentimiento de nuestro representante legal.