paternidad, natalidad, maternidad, hijos, niños, padres, campañas

¿Por qué dejamos de tener hijos? (y qué hacer al respecto)

La baja en las tasas de natalidad es un fenómeno multicausal que viene aparejado al desarrollo económico. Entender lo que motiva a las familias a dejar de tener hijos ayuda a vislumbrar las respuestas a un problema que no tiene clara de solución. Aunque algunos países han hecho cosas bien curiosas para resolverlo...

Por Marco Canepa @mcanepa | 2013-05-24 | 11:01
Tags | paternidad, natalidad, maternidad, hijos, niños, padres, campañas

¿No le pasa, al escuchar a los "expertos" debatir en torno al problema las bajas tasas de natalidad de Chile, que son las peores de la región -debate detonado por el anuncio del Presidente de entregar un bono de $100 mil pesos por tercer hijo-, que sienten que se está simplificando demasiado el problema? Pareciera, al oírlos hablar, que se trata sólo de un problema de incentivos económicos y servicios sociales. 

Sin embargo, como toda conducta humana, la decisión de posponer la paternidad es multicausal y compleja, asociada a aspectos emocionales, económicos, prácticos y sociales, que es necesario entender si se quiere encontrar una solución al problema.

¿Por qué dejamos de tener hijos? 

Si hay algo en lo que todos concuerdan, es que los países, a medida que avanzan en su nivel de desarrollo, disminuyen de manera proporcional sus tasas de natalidad.  Aunque habitualmente la explicación simplista que se da a este fenómeno es que "hay un mayor nivel cultural, educación sexual y mejor acceso a métodos anticonceptivos", es indudable que el problema tiene bastantes más aristas. El observatorio de la OCDE publicó un brief en 1997 que resume brillantemente bien parte del problema. Veamos:

1. Menos es más

En las sociedades preindustriales y países en desarrollo que se sostienen principalmente sobre actividades productivas basadas en mano de obra no calificada, el tener más hijos es una buena inversión. El niño requiere ser sólo alimentado y vestido, y empieza tempranamente a trabajar, volviéndose pronto un aporte a su familia; a más hijos, más manos para trabajar la tierra o ayudar en el negocio familiar. Pero a medida que la economía se sofistica y se empiezan a requerir mayores grados de preparación, la ecuación empieza a cambiar. El niño que con suerte iba a una escuelita hasta los 14 años, ahora debe asistir a un buen colegio hasta los 18, luego postular a la universidad, instituto profesional o centro de formación técnica y dedicarle a éste otros tres a seis años, o quizás más, si además se especializa. Todo esto implica mayores sacrificios para la familia, que naturalmente opta por concentrar sus recursos en uno o dos hijos. 

Esta es la decisión racional que la mayoría de los incentivos económicos y sociales intenta resolver, intentando reducir los costos de criar un niño. Pero para que tengan efecto, deben ser continuos y permanentes, ajustados a cada etapa de la vida del niño y a los costos reales de crianza. 

2. Quiero tener hijos, pero no sé cómo me las arreglaría

Asociado al punto anterior, el hecho de que la mujer haya ingresado al mercado laboral plantea dificultades logísticas que los padres de antaño no necesitaban contestar. ¿Cómo mantener el estandar de vida previo si la mujer deja de trabajar? ¿O si retiene el trabajo,  qué hacer una vez terminado el postnatal? ¿Quién cuida al niño mientras ambos padres trabajan? ¿Y cómo pagar esos cuidados? Todas estas consideraciones frenan la decisión de iniciar el proceso y, por eso la extensión del postnatal y el que el hombre también pueda pedirlo, así como el acceso a salas cunas, ofrecen una buena salida a este ángulo del problema.

3. Quiero tener hijos... pero después

El estudio de la OCDE detectó que en todos los países que conforman el bloque, independiente de sus niveles de fertilidad, las mujeres declaran querer -en promedio- entre 2 a 3 hijos. Sin embargo, en prácticamente ninguno de ellos la tasa natalidad se acerca siquiera a ese número. De hecho, casi la mitad de los niños en países desarrollados crecen sin un hermano. ¿Por qué si las mujeres quieren tener más hijos, no lo hacen?. Porque lo posponen hasta un punto en que, cuando desean concebir, su período de fertilidad ya se encuentra pronto a terminar y dado que a medida que se avanza en edad se hace más difícil concebir, el efecto es que muchas mujeres no alcanzan a tener la cantidad de hijos que habían planificado.

¿Pero por qué posponer la maternidad? Sencillamente porque, en la sociedad moderna, habiendo ingresado al mercado laboral, tienen otras opciones y prioridades. El costo alternativo de tener un hijo ha crecido. "No puedo tener un hijo ahora, debo terminar la universidad", parten diciendo y luego "Aún no puedo, quiero viajar primero" y a la vuelta del viaje "No puedo tener un hijo ahora, tengo que trabajar para tener ahorros", a lo que sigue "Quiero tener mi propio departamento antes de empezar una familia" o "quiero hacer un postítulo"... así, para cuando todas las condiciones están dadas, ya se encuentra sobre los 30 años.

Si pone atención, se dará cuenta que ninguna de las políticas sociales ni económicas propuestas por gobierno o expertos están dando solución a este problema, pues ningún subsidio, bono o beneficio social hace más atractiva la paternidad frente a un proyecto de vida. De hecho, en un artículo anterior incluso hablamos de esto como "el mejor anticonceptivo". 

Sin embargo, el documento de la OCDE ofrece una luz de salida al problema: Si hace 25 años los países de la OCDE que tenían a la mujer fuera del mercado laboral, tenían mayores índices de natalidad, ahora la relación se ha invertido, aunque sólo en aquellos países en que la mujer tiene acceso a trabajos de medio tiempo. La razón es obvia: Este tipo de trabajos permite compatibilizar el aspecto laboral con el familiar

Por lo tanto, si el Estado quiere fomentar la natalidad, debe asegurarse que la maternidad y el trabajo no sean excluyentes, deben ser compatibles. 

4. La presión social

Este suele ser el punto que la mayoría de los economistas (e incluso el mismo estudio de la OCDE) suelen dejar fuera de la ecuación: El factor emocional y social que viene asociado a las menores tasas de natalidad. Si los tres puntos anteriores inician la bola de nieve que lleva a un país a bajar sus tasas de natalidad, el efecto social que esto produce se encarga de hacerla crecer hasta niveles preocupantes. A medida que más y más parejas posponen la paternidad y ven que otras hacen lo mismo, se reafirma la noción de que esto es algo normal y necesario. Los hijos se van transformando, socialmente hablando, en "un cacho" que muchos desean evitar lo más posible y cuya crianza ven con franco terror. A medida que el fenómeno se extiende, se vuelve un tema de conversación habitual, hasta transformarse en un problema cultural, que es traspasado a los hijos, formando un círculo vicioso. 

Este factor emocional-social, de ver a los niños como un problema, es uno de los que es más urgente combatir. Se requiere una campaña permanente y bien concebida para modificar esta percepción. Semejante campaña podría transmitir, entre otras, las siguientes ideas-fuerza:

  • No es necesario elegir entre la familia o el trabajo. Tener hijos es compatible con trabajar y perseguir una vocación. (Llamado práctico, racional)
  • Las personas son más felices cuando tienen hijos. (Llamado emocional positivo)
  • Esperar hasta más allá de los 30 es peligroso y puede, finalmente, hacer imposible tener familia. (Llamado emocional asociado al riesgo)

Semejante campaña podría adoptar las más variadas formas, formatos y recursos, ser social, viral o por medios tradicionales. 

La nota freak

Algunos países han recurrido a estrategias más extremas o extrañas para incentivar -o forzar- a sus ciudadanos a tener hijos, al punto de tomarlo como un problema de seguridad nacional y transformar el acto de procreación en un deber patriótico.

Singapur, por ejemplo, creó una hilarante campaña en asociación con la marca de pastillas de menta Mentos, para incentivar a sus ciudadanos a "dejar explotar su patriotismo". El país transformó el 9 de agosto en el "La Noche Nacional" y a través de un video, un rapero de voz masculina y sensual, al estilo Barry White, llama a los ciudadanos a "hacer nacer una nación" con frases como "Soy un marido patriótico, tu eres mi patriótica mujer, hagamos nuestro acto cívico y fabriquemos un bebé". Pueden verlo a continuación:

Singapur gasta US$1300 millones anualmente para convencer a sus ciudadanos de procrear y ha limitado el número permitido de viviendas pequeñas de un dormitorio, para fomentar la familia.

Rusia realiza una iniciativa similar desde 2007, nombrando a Septiembre 12 como el "Día de la Concepción", el cual es feriado. Las mujeres que dan a luz 9 meses después de ese día pueden ganar refrigeradores, dinero y hasta un auto. Y parece estar funcionando, aunque las tasas de natalidad han venido creciendo desde antes de la campaña.

Corea del Sur también se sumó al carro, con el "Día de la Familia" el tercer miércoles de cada mes, día en que las oficinas del gobierno apagan la luz a las 7 pm. y mandan a sus empleados a la casa para que hagan sus otras labores. Además está intentando ayudar financieramente a las familias a soportar los altos costos de educación de sus hijos.

Rumania tiene una historia bastante más oscura. En los 60s la nación -por ese entonces bajo gobierno marxista- decidió recurrir a medidas drásticas para levantar el crecimiento poblacional, que se aproximaba a cero. Los mayores de 25 años sin hijos, independiente de su estado marital, debían pagar un impuesto de hasta 20% de sus ingresos y el divorcio prácticamente se hizo imposible de obtener. Se instaló policías en los hospitales, para evitar abortos ilegales. Y dio resultado, los nacimientos prácticamente se duplicaron de un año al siguiente. 

En los 80s el regimen de Nicolae Ceausescu recurrió otra vez a la fuerza bruta. Se forzó a las mujeres a realizarse exámenes ginecológicos mensuales para detectar prematuramente los embarazos y evitar abortos, y se sometía a interrogatorios a solteros y parejas sin hijos, entre otras medidas. La campaña para forzar la fertilidad femenina sólo terminó con la sangrienta revolución de diciembre de 1989, en que el gobierno de Ceausescu fue derrocado y él y su mujer ejecutados.

¿CÓMO TE DEJÓ ESTE ARTÍCULO?
Feliz
Sorprendido
Meh...
Mal
Molesto
ESTADÍSTICAS: APOYO A FRASES DE ESTE ARTÍCULO
Estas estadísticas sólo se le muestran a los usuarios que ya han dado su opinión con un click sobre alguna de las frases rojas destacadas en el texto del artículo.
Comentarios
Cristián Farías | 2013-05-24 | 12:57
6
Excelente artículo!!, la verdad es que todos los jóvenes profesionales al parecer adoptamos la misma estrategia: "No puedo tener un hijo ahora, debo terminar la universidad", parten diciendo y luego "Aún no puedo, quiero viajar primero" y a la vuelta del viaje "No puedo tener un hijo ahora, tengo que trabajar para tener ahorros", a lo que sigue "Quiero tener mi propio departamento antes de empezar una familia" o "quiero hacer un postítulo"...
ME IDENTIFICO 100%. Entonces habrá que crear el día de la familia en Chile para solucionar el problema... jajaja se imaginan a Piñera anunciando un día como este???... hilarante a morir.
responder
denunciar
apoyar
Catalina Olavarría | 2013-05-24 | 13:29
0
Me imagino eso y me da mucha risa también xD. Ahi si que no lo dejarían en paz..
responder
denunciar
apoyar
Andres Jofre | 2013-05-24 | 13:06
1
Muchas gracias!
Muy informativo.
Hace poco tuve una discusión con un amigo de este tema y faltaban datos duros como estos gracias!
responder
denunciar
apoyar
Marco Canepa | Director Creativo | 2013-05-24 | 13:23
0
Me alegra que haya sido útil =)
responder
denunciar
apoyar
Catalina Olavarría | 2013-05-24 | 13:07
4
Jajajaja, me encantó el articulo y también me identifico 100%!
Yo creo que algo que también incrementaría la natalidad es la educación gratuita o más barata, (y de calidad, por supuesto), ya que creo que es uno de los gastos más importantes en la crianza de un hijo y es un costo que se asume muy pronto y durante mucho tiempo.
responder
denunciar
apoyar
Marco Canepa | Director Creativo | 2013-05-24 | 13:09
0
Claro, eso es lo que se trata en el primer punto. ;-)
responder
denunciar
apoyar
Carlos Soto | 2013-05-24 | 22:36
0
Es tan simple (entenderlo) y tan cierto, que sorprende que "los otros", no lo entiendan :(.

Saludos!
@sotelio
responder
denunciar
apoyar
Alicia Bravo | 2013-05-24 | 13:09
8
Tengo 27 años estoy casada con dos hijos y sinceramente me siento como bicho raro por comentarios como: "¿dos hijos? ¡si eres tan joven!", "y con otra guagua ¿que vas a hacer ahora?", "a los 35 estaras llena de crías". Considero que la familia dejo de ser un valor en Chile, mientras mas obstaculos sociales y laborales te pueden poner, parece que es mejor. Antes el nacimiento de un hijo era una bendición, ahora parece que te dieran cadena perpetua.
Ojala puedan hacer algún artículo acerca del matrimonio porque son, por decir lo menos, insólitos todos los comentarios en contra que he escuchado. Siento que el mundo está al revés.
responder
denunciar
apoyar
Marco Canepa | Director Creativo | 2013-05-24 | 13:11
6
Así es, Alicia, ya se formó ese prejuicio. Definitivamente hay que ayudar a cambiar esa percepción negativa de tener familia.

Yo, por mi parte, he decidido ponerme en campaña para hacer mi "National duty" XD ...
responder
denunciar
apoyar
Katherine Jordán | 2013-05-24 | 14:02
0
Alicia, eso del matrimonio y que te cuenten cosas en contra de el... es simple... la falta de compromiso real, tienen muchos nombres... y justificar la falta de hijos, con eso de querer tener otras cosas antes, tambien es simple... tener hijos hoy en día es carísimo!!!!
responder
denunciar
apoyar
Pedro Valenzuela | 2013-05-24 | 13:51
2
no quiero sonar machista. pero hay un punto interesante que se toca y es el ingreso de la mujer al mercado laboral. por una cosa de tiempo. el hombre siempre ha tenido que trabajar desde la mañana hasta la noche, por lo que la mujer era quien estaba a cargo del cuidado de los hijos. con la mujer fuera de casa, el ingreso del hogar se duplica pero el tiempo "familiar" desaparece. y hoy en día las facilidades de criar un hijo mientras se trabaja son mínimas.
por otro lado también tenemos la gran tasa de divorcios, que a la larga hace que el hombre sea el que vea con temor aumentar la familia, puesto que si las cosas no funcionan o bien la mujer quiere "criarlo sola", el costo de ello es alto para el padre. (en lo económico como en lo emocional)
responder
denunciar
apoyar
Juan Pablo Martinez | 2013-05-24 | 13:58
2
el asunto no es que la mujer haya ingresado a trabajar ya que eso suena muy machista. hay que decir que ambos padres trabajan y no es como antes en donde uno se encargaba de la crianza ya que hoy en día una madre puede trabajar y el padre quedarse en la casa.
lo segundo es verdad yo tengo un amigo que no quiere tener hijos por temor a separarse ya que hay que mantener al niño y a la madre en donde la mujer ahi si le sirve ser machista ya que dice que ella no puede trabajar porque tiene que criar al hijo y corresponde que el hombre trabaje.
responder
denunciar
apoyar
Katherine Jordán | 2013-05-24 | 14:13
2
Pedro, creo que tocas un punto importante, pero quisiera ver si pensamos igual... el pobre, puede darse el lujo de tener tres o cuatro chiquillos (con esto del bono, se va a duplicar la poblaciób pobre) porque ellos tienen salud gratis, educación gratis... no se van a endeudar con el crédito porque sus espectativas no son estudios superiores... el ABC1 puede tener hartos chiquillos, porque ellos tienen las lucas para criarlos, educarlos y mantenerlos... pero el del sector medio, que tiene que endeudarse cada dia para tener sus cosas... que para estudiar postula a cuanto crédito y beca exista, aunque al final termina pagando 20 veces la carrera... pide credito hipotecario, opta por isapre porque Fonasa no cubre nada salvo que sea en hospital publico... y meses de espera... entonces con este panorama, olvida tener hijos, TENER UN HIJO ES UAN PREGUNTA QUE LE HACEMOS AL DESTINO!!!!
responder
denunciar
apoyar
Marco Canepa | Director Creativo | 2013-05-24 | 14:26
1
Por lo mismo, Pedro, es fundamental que se flexibilice el trabajo para hacerlo compatible con la paternidad y maternidad.
responder
denunciar
apoyar
Pedro Valenzuela | 2013-05-24 | 14:40
0
es cierto. y tocas un tema que pocas veces se debate. que es la clase media en si. por un lado tenemos ABC1 que tienen ingresos suficientes para tener muchos hijos, por el otro tenemos los D y E, que son los que mas beneficios tienen, dado que por el numero de hijos y su renta, son los que el estado mira en detenimiento.... y estamos los C, que ganamos mucho para los beneficios y muy poco para vivir tranquilos. ese panorama no da para tener mas de un hijo, ya que en este segmento, la educación, la salud, la vivienda, la comida cuesta bastante mas, y como nunca nos alcanza, somos los mas endeudados.
responder
denunciar
apoyar
Pedro Valenzuela | 2013-05-24 | 14:45
1
siempre he creído que las jornadas laborales en Chile son la causa de varios problemas. si hubiera una flexibilidad horaria, no solo se pasaría mas tiempo en familia, la gente no viviría en un estrés constante y no habría congestión vial, dado que el problema no son tanto las calles ni la falta de vagones de metro o de micros. es que TODOS SALEN A LA MISMA HORA! (perdón, me desvié un poco de la pregunta, pero se relaciona)
responder
denunciar
apoyar
Rocío Sandoval | 2013-06-05 | 18:09
0
Discrepo con la opinión de que a las mujeres "nos conviene" ser machistas para decir que podemos dejar de trabajar por ver a nuestros hijos, ¿que padre se atreve a dejar de trabajar para cuidarlos?, la desigualdad de sueldos es otro motivo importante. Para mi los mejres meses ydonde mas aproveche a mi hija fue cuando estube cesante. Y ella a pesar de que tubimos que apretar considerablemente el cinturon añora esos días, considero el poder quedarte en la casa cuidadando a tus hijos un privilegio.
responder
denunciar
apoyar
Juan Pablo Martinez | 2013-05-24 | 13:52
0
hay algo que no logro entender. Si la población mundial esta aumentando como es posible que nazcan menos personas (o personitas).
El único cambio cultural necesario sería explicar a la gente joven que tener un hijo no es un castigo y que no pospone tu vida ya que hay educación gratuita para ellos, salud gratis y guarderías en los lugares de trabajo y trabajo de medio tiempo de verdad. Si todo lo anterior fuera de verdad habrían mas personas disputas a tener un hijo, porque si se diera la oportunidad de tener trabajos de medio tiempo de verdad en estos momentos muchas personas tendrían dos trabajos, porque nadie quiere traer a un niño a este mundo si no sabe si lo va a poder educar, mantenerlo sano y contenido. Yo no voy a traer a un niño a la vida si voy a estar endeudado con una casa y con mi educación por unos 13 años, ademas necesito trabajar para pagar esos años de endeudamiento lo que me quitara tiempo para cuidar de un bebe.
En china (tengo entendido) que los abuelos cuidan de los hijos mientras los padres trabajan en donde se considera a los adultos como personas un poco mas sabias y se les respeta mas.
responder
denunciar
apoyar
Marco Canepa | Director Creativo | 2013-05-24 | 14:22
3
Respecto a tu consulta, la población mundial está aumentando por dos motivos:

1) Aún quedan muchos países no desarrollados o en vías de desarrollo con altas tasas de natalidad, que compensan las bajas de natalidad de los países más desarrollados.

2) Dado que la desaceleración en la tasa de natalidad es un fenómeno relativamente nuevo, las generaciones anteriores siguen vivas, por lo que se siguen sumando al total. Pero en la medida que empiecen a morir, se hará más patente.

De hecho, se estima que el crecimiento demográfico del mundo llegará a su peak el 2050, en 9 mil millones y luego empezará un declive.
responder
denunciar
apoyar
Carlos Soto | 2013-05-24 | 22:39
0
Don Canepa, pregunta rápida sin mirar los apuntes. Tasa de natalidad de Australia!!! ahaha, broma. Tantos datos que maneja. Slds.

@sotelio
responder
denunciar
apoyar
Katherine Jordán | 2013-05-24 | 14:07
1
Ahhh y un detalle super importante!!!! La TV tiene la culpa de que no se tengan hijos... o más hijos!!! Antiguamente, y estoy hablando de hace 25 años atrás (no se me ha caido el carné y a toda honra tengo 40) el acceso al cable era más dificil, la programación de la tv nacional era fome... y se terminaba temprano... por lo tanto, habia más tiempo para hacer "otras cosillas"...
Hablando seriamente, muchas veces el querer no es poder...
responder
denunciar
apoyar
marta alarcon | 2013-05-24 | 14:12
0
Bien me gusto mucho el articulo esta muy claro y muestra ejemplos de otros paises.-
responder
denunciar
apoyar
Katherine Jordán | 2013-05-24 | 14:17
4
Y tambien culpo al internet!!!!
responder
denunciar
apoyar
marcelo arancibia | 2013-05-24 | 16:38
1
Para aumentar la natalidad solo se debe disminuir las horas de trabajo y aumentar los sueldos. De esa forma el tiempo y el dinero ya no seran obtaculos. En el fondo si el pais lo necesita, entonces todos aportamos pata que suceda.
responder
denunciar
apoyar
María Jesús Navarro | 2013-05-24 | 17:48
2
Buen artículo, los felicito por la iniciativa, me encanta leer sus noticias! Por mi experiencia (vengo de una familia de 10 hermanos, y conozco muchas familias grandes) me he dado cuenta que la presión social es uno de los mayores problemas, hay que ser muy valiente para enfrentar los comentarios, desaprobaciones, apretones económicos, preguntas incómodas, descalificaciones por ser irresponsable etc etc...que implica tener varios hijos.
Desde mi perspectiva me gustaría recalcar lo positivo que puede ser tener varios hermanos (no digo que todos tengan 10 hijos evidentemente), con cosas bastante prácticas y sencillas, pero que creo es bueno tomar en cuenta.
En primer lugar tener hermanos estoy convencida que hace más feliz a los niños. Tienes con quien jugar siempre, pelear también, te hace más colaborativo, generoso, tolerante, paciente (hay q compartir espacios, ropa juguetes, etc..), independiente,...en fin! Creo que te prepara mucho mejor para la vida y el trabajo. Estoy segura que genera muchas "externalidades positivas" que sería muy interesante analizar.
Saludos!!


responder
denunciar
apoyar
Jennifer V.SM. | 2013-05-24 | 21:52
1
Una pregunta: por qué es TAN necesario que la natalidad aumente?? Sólo para tener más personas que consuman? En realidad, en qué nos afecta como sociedad el no tener hijos?
Y si sólo aparecen respuestas asociadas al consumo y a la "mano de obra"... pffff... Supongo que es mejor que disminuyan las tasas de natalidad no más y se cambie el sistema pues.
En mi opinión, es maravilloso no tener hijos y sentir plenitud en tu vida con muchas otras cosas. Y si para alguien REALMENTE es maravilloso tenerlos, genial. No estoy para nada de acuerdo con "incentivar" o mejor dicho "obligar" a las personas a tener hijos.
responder
denunciar
apoyar
Camila Jara | 2015-10-23 | 21:12
1
Comparto parcialmente tu opinión. Creo que en la sociedad actual donde la principal preocupación es el desabastecimiento por sobre consumo entre otra serie de problemas, disminuir la natalidad también debe verse como una oportunidad y un acto de responsabilidad de las potenciales madres... Porque es un poco egoísta traer un niño al mundo a sufrir penurias climáticas y político sociales... sólo porque yo creo que me vería linda con barriga...
Si la natalidad ha bajado creo que en parte es por la disconformidad con el sistema en general y la falta de certezas respecto del "futuro mundo" al que traseras a ese hijo
responder
denunciar
apoyar
Violeta .S | 2013-05-24 | 22:07
1
Saquen la tele de sus piezas, no vean tanto reality y hagan su National Duty.! Probablemente aumente la población.
responder
denunciar
apoyar
Carlos Soto | 2013-05-24 | 22:41
0
Ah, a propósito del tema de la natalidad y del bono de nuestro querido presidente, lean este artículo:
http://www.elmostrador.cl/noticias/pais/2013/05/24/carta-abierta-de-feminista-a-pinera-concluye-que-bono-de-maternidad-asegura-la-disponibilidad-de-esclavos/

Independiente de quién lo escriba, o de los colores, "loreen" los argumentos.

Saludos
@sotelio
responder
denunciar
apoyar
rodrigo campos | 2013-05-25 | 17:34
1
Otro punto importante que afecta el aumento en la poblacion mundial es el envejecimiento o aumento en las expectativas de vida, que aunque suene frio, quienes ya cumplieron su ciclo en la vida se niegan a dejarlo. Lo malo de esto es que en nuestra cultura no se aprecia su aporte en la sociedad y el merecido descanso de nuestros padres y abuelos.
responder
denunciar
apoyar
carlos meneses | 2013-05-26 | 22:43
1
"National duty": Eufemismo oficial.
responder
denunciar
apoyar
Alfredo Rodríguez | El Barbón | 2013-05-28 | 12:23
0
Leyendo esta columna se me ocurrió la columna de hoy: http://www.eldefinido.cl/actualidad/plazapublica/449/Cuando_el_poder_elegir_nos_hace_menos_libres/

Es que creo que uno de las grandes diferencias que han hecho bajar las tasas de natalidad es que las personas ahora eligen si tienen hijos o no. Antes el camino para los hombres era trabajar y mantener a su familia, y el de las mujeres ser dueñas de casa y cuidar a los hijos. Bajo ese modelo, no tener hijos era dejar "cesante" a la mujer.

Hoy se puede elegir si tener hijos o no, y los métodos anticonceptivos ya no son igual de mal vistos que antes, entonces la gente efectivamente tiene mucho más libertad para no tener hijos. Si además a eso le sumamos que es una decisión difícil (antes no se decidía, se hacía nada más), muchas veces parejas que sí quieren tener hijos posponen la decisión hasta que se vuelve apremiante (por edad) el tenerlos pronto.
responder
denunciar
apoyar
Nicolás Garibaldi | 2013-06-05 | 17:09
0
Mientras tener hijos sea tan caro como es y mientras tengamos que destinar tanto tiempo como el que destinamos (trabajo) a otras tareas, esta tendencia se va a mantener. Si tienes hijos necesitas plata, y para eso, trabajar debes. Es una cosa un poco viciosa.

Y sin ánimo de politizar, el bono del tercer hijo me parece una payasada. Dudo que alguien se vaya a motivar a tener un tercer hijo sólo por recibir cien lucas.
responder
denunciar
apoyar
Nora Benitez | 2014-01-28 | 16:39
0
Las parejas hoy en dia se preocupan mucho del aspecto monetario en cambio antes esa preocupacion no era tan alta, actualmente se priorizan otras cosas mas banales que tener hijos, porque no es solo tener lo cual es facil hay que educar.. tarea mas dura para nosostros los padres con poco tiempo hoy en dia.
responder
denunciar
apoyar
Marco Rauch | 2014-02-12 | 00:39
1
Es inevitable caer en temas políticos cuando se toca cualquier tema que afecte a la sociedad en su conjunto. En este caso, tal como se desprende del artículo que comentamos (aunque no se señala directamente) es tarea de estado el adoptar políticas en favor del aumento de la tasa de natalidad.

Mis padres ya han sobrepasado ambos los ochenta años. Nosotros fuimos 11 hermanos y mi madre dejó de trabajar fuera de casa en cuanto se casó. Todos sus hijos tuvieron acceso a formación universitaria (aunque algunos no la terminaran por dedicarse a su vocación fuera de las aulas). ¿Dónde está el secreto? En varios factores, pero todos atados a determinadas decisiones gubernamentales:

1. Educación pública, gratuita y de calidad. Hoy es imposible, incluso para dos padres trabajando, pagar 11 carreras universitarias de hijos que se llevan dos años uno de otro.

2. Estabilidad laboral, sueldos decentes, protección y beneficios sociales y laborales. Mi padre jubiló de la antigua ENDESA, aquella que era estatal y que con razón todos sus empleados apodaban "La Madre Endesa". Su empresa les proporcionaba amplios beneficios en salud y educación. Mi padre no alcanzó a conocer la desgracia de las AFP's, por lo que su actual jubilación será la envidia de muchos futuros jubilados.

3. Salud pública decente. Uno de mis hermanos y yo somos hemofílicos, una enfermedad genética que en el actual sistema de salud tendría costos prohibitivos de no ser por su reciente incorporación al Auge. En aquellos años no había Auge, pero los beneficios laborales y de salud eran otra cosa.

4. Desconozco los detalles (yo era muy pequeño o aún no nacía), pero mis padres se hicieron propietarios de las casas que habitámos en diversos momentos de nuestra vida. En los primeros años, porque en cada ubicación donde mi padre era instalado (para ir levantando las futuras centrales eléctircas del SIC), Endesa contaba con conjuntos habitacionales de costo cero para sus empleados. En años venideros, gracias al sueldo decente, la capacidad de ahorro y los beneficios sociales no usureros, era posible ser propietario con un endeudamiento totalmente manejable.

5. Los bienes de consumo no eran una locura como hoy, en que los aparatos de TV son cada vez más grandes y caros, y es casi una obligación social el irlos renovando. Los productos se construían para durar, no con fecha de caducidad. Esto de la fecha de caducidad fue una necesidad del mercado, era necesario que los productos "murieran" pronto para poder seguir vendiendo. Y se aplica en todo orden de cosas.

Creo que el principal valor que nos otorgó nuestra crianza fue el prescindir de lo superfluo, distinguir los bienes entre aquellos realmente necesarios de los que no lo son. Saber que no eres mejor persona por tener el auto más grande o vacacionar más lejos y caro, etc.

De hecho, tras jubilar de Endesa mi padre siguió trabajando como independiente, primero como contratista eléctrico, luego formando a pulso una pequeña cadena de locales comerciales. Tras la crisis del '82, mi padre lo perdió todo y quedamos en bancarrota, con apenas dos o tres de mis hermanos recién egresados de la universidad. Y mi padre continúo trabajando, nos cambiamos todos a Valdivia, el empezó de nuevo como contratista independiente y logró junto a mi madre, que nos rearmáramos de nuevo. Esa cultura de trabajo, austeridad y resiliencia es el factor ni estatal ni empresarial, que toda familia debiera absorber, fomentar y heredar.

En resumen, el cambio de paradigma que vivimos como sociedad, al entrar en una feroz sociedad de consumo y regímenes capitalistas, incluyendo la pérdida de importantes valores humanistas, es consecuencia no sólo de esta baja tasa de natalidad, sino de un gran número de otros problemas que nos aquejan como sociedad.


responder
denunciar
apoyar
* Debes estar inscrito y loggeado para participar.
© 2013 El Definido: Se prohíbe expresamente la reproducción o copia de los contenidos de este sitio sin el expreso consentimiento de nuestro representante legal.