Película, Los 33, mineros, Hollywood, Colombia, locación, ley de cine
Imagen: Magdalena Pérez

¿Por qué la película de los 33 mineros se grabó en Colombia?

Uno de los mayores hitos que ha vivido Chile en las últimas décadas fue el rescate de los 33 mineros. Fuimos noticia mundial y un ejemplo de perseverancia y liderazgo que Hollywood quiso contar... pero no desde nuestras tierras ¿Por qué?

Por Antonia Laborde @antonialaborde | 2014-02-03 | 12:05
Tags | Película, Los 33, mineros, Hollywood, Colombia, locación, ley de cine

* Este artículo fue escrito en febrero 2014, por lo que hay algunos aspectos que pueden haber cambiado.

El 2010 el mundo habló de Chile. No de sus deportistas, no de sus vinos, no de sus conflictos territoriales. En las portadas de los diarios de Estados Unidos, Alemania, España, Argentina y tantos más, se escribía sobre nuestros mineros. Particularmente sobre 33 de ellos, que debido a un colapso en el túnel de la mina San José, quedaron atrapados a 700 metros bajo tierra y no se sabía si alguno sobreviviría.  

Tras dos semanas de incertidumbre, brotó del fondo de la tierra un mensaje que conmocionó a todos quienes seguían y a los que se sumaban a esta historia: "Estamos bien en el refugio los 33". Ingenieros, autoridades y cuanto entendido podía colaborar, trabajaron hasta que cada uno de esos mineros logró salir con vida cuando cumplían 70 días sin ver la luz. 

Un guión perfecto se podría pensar. Y hubo quienes lo pensaron y decidieron llevar la hisotria a la pantalla grande. 

Un día, Mike Medavoy recibió un llamado de la agencia William Morris Endeavor, la segunda más grande de la industria hollywoodense. Fue un llamado como los que había recibido anteriormente cuando le ofrecieron producir El Cisne Negro, La Isla Siniestra, Zodiac, Annie Hall y las más de 300 producciones que tiene a su haber. Pero esta vez no era para trabajar con Steven Spielberg o Francis Ford Coppola. El guión del film en cuestión había sido escrito por José Rivera, nominado a los premios Oscar el 2005 por Diarios de una Motocicleta y se grabaría bajo la dirección de la mexicana Patricia Riggen. La película contaría la historia oficial de esos 33 mineros sobrevivientes de Chile... un país que a Medavoy, el seis veces ganador del premio Oscar, le trajo recuerdos.

Durante 10 años (1947-1957), este exitoso productor de la industria cinematográfica, vivió en nuestro país. A lo largo de esos años fue un alumno más del Liceo Valentín Letelier de Santiago, lo que influyó en su decisión de producir la cinta que tendría un presupuesto de US$ 90 millones. "He tenido una relación larga con el pueblo chileno, por eso me pareció convincente llevar esta historia a la pantalla", dijo Medavoy desde el set de la película Los 33, en Colombia.

Esperen.

¿¿En Colombia??

Pero si habíamos acordado que la película contaría la historia de nuestros mineros y su heroica sobreviviencia a 700 metros bajo tierra ¿Quizá fue una escena suelta? 

Dicen que no. Que casi todo lo que ocurrió dentro de la mina, se grabó en Colombia, específicamente en la mina de Nemocón, al norte de Bogotá, la cual tiene más de 500 años de historia. 

Mejor en Colombia: El cambio de parecer

Por estos días hemos visto la visita de actores como el español Antonio Banderas, quien interpretará a Mario Sepúlveda o la francesa Juliette Binoche, quien encarnará a la alcaldesa del campamento Esperanza, María Segovia. Sin embargo, ellos se encuentran en nuestro país sólo para filmar lo que sucedía en la superficie de Copiapó, que representa un porcentaje menor de la cinta. También usaran como locaciones Llay - Llay (filmarán en la misma mina abandonada que se usó para la película Los 33 de Atacama) y Santiago.

Según el diario La Tercera, las dos historias principales en que se centrará la cinta, serán la de Raúl Bustos, que luego de vivir el maremoto en su natal Talcahuano y perder su trabajo, buscó nuevos rumbos laborales en la mina de San José y la de Yonni Barrios, quien estaba casado y se supo cuando estaba encerrado que tenía una amante hace cinco años. 

El grueso de lo que experimentaron los mineros en ese derrumbe, ya se grabó en suelo colombiano, siendo que en un principio pretendían grabarla íntegramente en nuestro país ¿Qué les hizo cambiar de parecer? “En Colombia, el Estado nos devuelve cerca del 30% de la inversión, cosa que no sucede en Chile”, dijo Medavoy a La Tercera. 

Este beneficio se aprobó recién el 2012 en Colombia, cuando modificaron su Ley de Cine.

La legislatura colombiana empuja su imagen al exterior

Según cifras del Ministerio de Cultura de Colombia, el 2002 se estrenaron 4 películas colombianas. El 2012, 22. Así también, en la última década se ha más que duplicado la asistencia de espectadores en películas nacionales, alcanzado un 7,8%, que si bien no es mucho, es un avance. 

El 2003 dieron el primer paso creando su Ley de Cine. En ella se aprobó incentivar las producciones audiovisuales colombianas a través de incentivos tributarios. La ley señala lo siguiente "Los contribuyentes del impuesto a la renta que realicen inversiones o hagan donaciones a proyectos cinematográficos de producción o coproducción colombianas de largometraje o cortometraje aprobados por el Ministerio de Cultura a través de la Dirección de Cinematografía, tendrán derecho a deducir de su renta por el período gravable en que se realice la inversión o donación e independientemente de su actividad productora de la renta, el ciento veinticinco por ciento (125%) del valor real invertido o donado". 

Luego, en el 2012 dieron un paso más adelante. Con el objetivo de crear empleos, fomentar el turismo y dar a conocer una imagen de Colombia alejada del narcotráfico, modificaron la ley para incentivar la producción de películas extranjeras en su tierra. 

Esta nueva legislación consiste en otorgarle beneficios económicos a productores nacionales o internacionales que graben en Colombia. Ellos reciben una contraprestación del 40% de los gastos realizados por concepto de servicios cinematográficos y del 20% de los gastos por alojamiento, alimentación y transporte. La ley se aplica para las producciones que hagan una inversión mínima de US$ 500.000. 

El primer año, el fondo para las contraprestaciones fue de US$12 millones y medios, obtenidos del Presupuesto Nacional. Esto se traducía en que el país estaba preparado para responder a una inversión extranjera hasta de US$ 42 millones.

Mónica Varela, administradora de la mina de sal de Nemocón, donde se grabó Los 33, citó en una entrevista con Semana.com, a Óscar Rueda, ex-viceministro de Turismo de Colombia, cuando decía que los reales rendimientos de un atractivo turístico no están en lo económico sino en el reconocimiento y posicionamiento, algo que se espera lograr con este enorme proyecto. 

Por lo mismo, se le envió una carta a las autoridades municipales de Nemocón, para que consideraran la propuesta de grabación en la mina, explicándoles los beneficios que podría representar para la visualización del municipio y el impulso del turismo en la región. En un principio estaban reticentes, ya que grabaron en prácticamente todos los espacios, lo que hacía difícil dejar entrar a los turistas, pero finalmente encontraron al formula. 

Y en Chile ¿Cómo es la ley?

Desde el 2004 nosotros también contamos con una ley de fomento audiovisual conocida como "Ley del Cine", que a su vez, también busca que el Estado apoye, promueva y fomente la creación y producción audiovisual. ¿Qué hace para lograr esto? Consta de dos puntos principales:

1. Consejo del Arte y la Industria Audiovisual: Consejo formado por el Presidente del CNCA, representantes del Ministerio de Educación, directores de películas, documentales, actores, técnicos audiovisuales y académicos del área. Entre sus tareas principales figura fomentar la distribución de obras audiovisuales a través de programas y subvenciones, la difusión de estas mediante apoyo a salas especiales y acciones para formar talentos y desarrollar cine nacional. 

2. Fondo de Cultura Audiovisual: Otorga ayuda financiera para proyectos audiovisuales y actividades para difundirlos. El fondo anual de $1.700 millones es administrado por el Consejo y puede entregarse a través de "concursos públicos para el financiamiento de largometrajes, promoción y difusión de obras nacionales en el extranjero, financiamiento de becas y pasantías, financiar programas de resguardo de patrimonio audiovisual chileno, apoyar el desarrollo de festivales y eventos, y financiamiento de programas de formación llevadas a cabo por centros culturales". 

Hay varias falencias legislativas, como el fondo que fomenta la producción de cine, pero no se hace cargo a un nivel influyente de su exhibición en las salas. Hoy día las películas chilenas duran muy poco tiempo en la pantalla grande y por eso el 2013 ingresó al Congreso un proyecto de ley que busca modificar la ley del Fondo de Cultura Audiovisual y establecer cuotas de pantalla en los cines del país. Esto quiere decir, incluir cierto porcentaje de largometrajes nacionales o latinoamericanas en cartelera (1/3 del total de películas de producción distinta exhibidas durante el semestre anterior). Así también, determinar la "media de continuidad", donde se define si una película chilena sigue en cartelera una semana más o no. Esto sería según la asistencia que obtuvo la película en cada sala de manera proporcional a su capacidad. El porcentaje que se baraja es entre 8% y 18% de concurrencia, si lo supera, se exhibe otra semana más.

Por último, no figura un ítem para atraer a las producciones extranjeras a rodar en nuestro país. Como señalaba el viceministro de turismo colombiano: No es sólo un tema económico, de generar empleos, es posicionar Chile como un escenario abierto al mundo, una vitrina para todo el abanicos de paisajes que tenemos y que gran parte del mundo ignora. 

Recordemos que el cine es una de las principales herramientas de conquista cultural de una nación (así lo han probado Estados Unidos, Japón, India, Corea,  Argentina y Nueva Zelanda, entre otros) y un instrumento de promoción turística espectacularmente potente. Por eso es fundamental no quedarnos atrás en la materia... no sea que todas las historias de nuestro país, terminen filmándose en otros lados.

¿Qué opinas de que la película se haya filmado en una mina colombiana?

¿CÓMO TE DEJÓ ESTE ARTÍCULO?
Feliz
Sorprendido
Meh...
Mal
Molesto
ESTADÍSTICAS: APOYO A FRASES DE ESTE ARTÍCULO
Estas estadísticas sólo se le muestran a los usuarios que ya han dado su opinión con un click sobre alguna de las frases rojas destacadas en el texto del artículo.
Comentarios
Francisco Sandoval | 2014-02-03 | 15:30
6
Se nota que el gobierno no esta interesado en el desarrollo cultural hacia el extranjero, además el mismo cine chileno hace ver mal la cultura chilena, es raro ver alguna película chilena que no esta repleta de improperios, como si esa fuera nuestra lengua e incentivan a hablar mal.

Debieran volver películas en donde la comunicación, aun los insultos fuese sin chilenismos y groserías, de modo educar el vocablo.
responder
denunciar
apoyar
Marco Canepa | Director Creativo | 2014-02-03 | 17:09
8
Digamos que las películas gringas tampoco los dejan muy bien parados en términos de lenguaje. De hecho, tienes varias tienen más "fuck" por minuto que balazos.

Pero al final, lo importante es que se hable de tu país, que se vean los lugares, la gente, la idiosincracia. Finalmente, que vean que el tuyo es un país capaz de producir cine. Si ves una buena historia, bien contada y bien filmada, vas a tener una buena opinión del país que lo produjo.

Por ejemplo, a los indios les carga "Slumdog millionaire" porque sienten que los representa mal, que muestra lo peor de su país. Pero mucha gente se acercó a India a través de ella y sale con una visión positiva del país.

Esa es la magia del cine, no necesitas mostrar sólo cosas bellas, historias felices y buen lenguaje, para dejar bien al país. Basta con hacer buen cine (que ya es bastante difícil).
responder
denunciar
apoyar
Felipe Canales | 2014-02-04 | 04:39
0
El problema es la forma de hablar del chileno. En Chile las groserías se han vuelto cotidianas y han perdido en parte su valor ofensivo. Podemos ver en cualquier lado la palabra "mierda" y no nos causa más sorpresa que leer "auto", y en eso nos parecemos mucho a los estadounidenses
responder
denunciar
apoyar
Catalina Olavarría | 2014-02-03 | 16:03
2
Que bueno sería que a partir de esta situación se pusieran las pilas y el Estado tomara medidas similares en Chile para que no vuelva a ocurrir algo asi en el futuro.
Además sería una excelente forma atraer a más cineastas tanto extranjeros como nacionales a hacer peliculas en nuestro país que tiene tanta belleza que mostrar!!



responder
denunciar
apoyar
Marco Canepa | Director Creativo | 2014-02-07 | 18:36
5
Agreguémosle que, apenas empezaron a filmar en Copiapó, les robaron las cámaras.

Lo que me recuerda la comisión de la ONU que vino a ver Valparaíso para ver si mantienen su categoría de patrimonio de la humanidad, y los asaltaron.
responder
denunciar
apoyar
Paulo Obreque | 2014-02-08 | 09:57
1
Tristemente...
Tipicos chilenos...
responder
denunciar
apoyar
* Debes estar inscrito y loggeado para participar.
© 2013 El Definido: Se prohíbe expresamente la reproducción o copia de los contenidos de este sitio sin el expreso consentimiento de nuestro representante legal.