productividad, redes sociales, concentración, trabajo

Mejorando la productividad: ¡deje de hacer varias cosas a la vez!

Probablemente muchas veces se ha preguntado por qué se demora tanto en realizar tareas en su trabajo. O quizás es de los que siempre termina todo a segundos del plazo de entrega. Algo está haciendo mal, pero tranquilo, el primer paso para solucionarlo es enfocarse en una sola tarea antes de avanzar a la siguiente.

Por César Burotto @cburotto | 2013-09-10 | 10:34
Tags | productividad, redes sociales, concentración, trabajo

Quizás usted sienta que está sobrepasado por las tareas que debe hacer, ya sea en su trabajo, en la universidad o incluso en el colegio. Duerme entre cinco y siete horas por día, lo que le provoca estar todo el día con sueño y con grandes ojeras. Cuando le preguntan por qué esta tan cansado, usted responde: “Es que estuve hasta las cuatro de la mañana terminando el informe…”

Es más, seguramente muchos de ustedes ya asumieron que su cuerpo fue diseñado para trabajar de noche y creen que es parte de su genética hacer las cosas a último minuto.

Piensan que sus horas más productivas son en las noches. Bastante curioso, justo cuando todos duermen, no hay ruidos, nadie les habla por el chat de Facebook y no reciben ningún mensaje en su celular.

Cada vez que tiene que dedicarse a una tarea específica, su Facebook y su Twitter están abiertos y además mira cada cinco minutos el Whatsapp. Después se quejan de que en la empresa que trabaja le bloquean estas páginas. Más encima, adentro de su cabeza están revoloteando todas las tareas que tiene realizar sin poder enfocarse realmente en ninguna. Por esto deben saber que uno de los mayores enemigos de la productividad es hacer un montón de cosas al mismo tiempo.

No sólo toma más tiempo realizar una tarea cuando se está pendiente de otras cosas, también se deteriora el resultado final. “Hacer varias cosas al mismo tiempo afecta directamente en la calidad del trabajo que se lleva a cabo. Al no tener el foco dirigido en un elemento o proceso provoca que detalles y continuidades queden fuera de los resultados finales”, dice Sebastián Pérez, sicólogo laboral.

Con la cabeza en el objetivo

Cuando se prepare para comenzar a trabajar en escribir un informe, artículo o cualquier tarea que requiera de su concentración para redactar, dedíquese exclusivamente a eso, hasta que lo termine o alcance el nivel de avance que se puso como objetivo. No piense en las otras cosas que tiene que hacer, una tarea a la vez y concéntrese plenamente en ella.

Parta por tomar su celular y apagarlo (si es imposible que lo apague, por lo menos desactive todas las notificaciones). Luego abra su programa favorito de edición de texto y no cierre esa ventana nunca más. No esté pendiente de ninguna red social, mail, o cualquier otra cosa que no tenga directa relación con el trabajo que tiene que hacer.

Otras cosas que lo pueden desconcentrar, cuando realmente se tiene que enfocar,es su entorno. Ese compañero de trabajo que viene a contarle lo que hizo el fin de semana, o las conversaciones de sus colegas en los pasillos que no puede dejar de escuchar. Por esto, antes de lanzarse de lleno a realizar una tarea, dígales a sus vecinos de oficina que por favor no lo molesten. También asegúrese que su secretaria no le pase ninguna llamada.

Dentro de su entorno también es importante mantener su escritorio en orden. Una mesa de trabajo con muchas cosas puede significar muchas distracciones. Es por esto que no tenga diarios o libros sobre la mesa, así impedirá que la vista se le escape. Tenga a mano solamente lo que necesita para su objetivo específico.

Una técnica para avanzar más rápido en sus deberes es ponerse metas y otorgarse premios por el trabajo realizado. Por ejemplo, si su trabajo es responder correos electrónicos, establezca un número de cuantos responder. Hasta que no cumpla su meta, no haga nada más, pero después prémiese con cinco minutos para revisar su Facebook por ejemplo. Tampoco deje que le gane el hambre, antes de comer una merienda cumpla con los objetivos que tenía.

Si consideramos que a nuestro cerebro le toma unos 15 minutos concentrarse en algo específico, seguir estos consejos le dará la oportunidad de enfocarse realmente en lo que tiene que hacer. ¡Todo se puede con un poco de fuerza de voluntad!

¿CÓMO TE DEJÓ ESTE ARTÍCULO?
Feliz
Sorprendido
Meh...
Mal
Molesto
ESTADÍSTICAS: APOYO A FRASES DE ESTE ARTÍCULO
Estas estadísticas sólo se le muestran a los usuarios que ya han dado su opinión con un click sobre alguna de las frases rojas destacadas en el texto del artículo.
Comentarios
Claudio Ulloa | 2013-09-10 | 11:39
6
En vez de trabajar, estoy leyendo este articulo :D
responder
denunciar
apoyar
Hahaha, ¡pero el tiempo que invertiste se recuperará en productividad!
responder
denunciar
apoyar
Marco Canepa | Director Creativo | 2013-09-10 | 12:32
0
Debo admitir que soy bastante propenso a las distracciones y tengo claro que es algo negativo. Eso del multitasking parece algo que te hace más productivo, pero es al revés.

He tomado algunas medidas para mejorar la concentración, como conectarme a coffitivity para tener un sonido ambiente productivo y no estar pendiente del mail todo el rato, aunque la luz del celular indicando que hay mensajes siempre logra sacarme de lo que estoy haciendo.

Al final, lo más importante es ponerse el firme propósito de no hacer nada más hasta terminar lo que uno comenzó. Y tener una buena lista de las otras cosas que hay que hacer, para no andar con la cabeza permanente recordando todo lo otro que uno debería estar haciendo.
responder
denunciar
apoyar
Carolina Vega Muñoz | 2013-09-10 | 15:11
0
Las veces que realmente debo concentrarme, tengo un plan que nunca falla. Primero, dejo mi celular dentro del cajón, en lo más profundo, sin sonido. Y segundo, pongo mi música de "concentración", que me costó mucho encontrar pero inexplicablemente mantiene mi mente absorbida en lo que tengo que hacer.
Si surge algún tipo de distracción, ya sea el teléfono o que me entreguen algún documento, mantengo el estado mental, termino la distracción y no pienso más en ella. Como si mantuviera en una mano una pelota con lo que estoy realmente haciendo y no la suelto hasta terminar.
responder
denunciar
apoyar
Carolina Olivares | 2013-09-10 | 19:28
0
Buenos consejos puro a veces las mejores intenciones que uno tenga no sirven de mucho, por ejemplo tengo que entregar un sitio web el jueves, y por más que me pongo audífonos e intento no distraerme me salen otros trabajos más urgentes y entonces me cuesta retomar la concentración otra vez
responder
denunciar
apoyar
Mauricio Melo | 2013-09-10 | 21:37
3
No lo se, nunca he podido concentrarme lo suficiente como para
responder
denunciar
apoyar
* Debes estar inscrito y loggeado para participar.
© 2013 El Definido: Se prohíbe expresamente la reproducción o copia de los contenidos de este sitio sin el expreso consentimiento de nuestro representante legal.