idioma, chino, aprender, beneficios, memoria
Imagen: Gojko Franulic

¿Quieres ser más inteligente, mejor para los números y tener oído musical? Aprende chino

Algunos bromean con palabras como “cholguán”, “chichón” y “chin-champú”, pero ¿qué tan difícil o fácil es realmente aprender chino? Conoce un poco más sobre este fascinante lenguaje y las curiosidades –y ventajas– que ofrece.

Por Bruno Carrillo | 2014-05-05 | 10:27
Tags | idioma, chino, aprender, beneficios, memoria

Es el idioma más hablado del mundo, aunque por volumen de habitantes más que por difusión. Para algunos suena como si estuvieran entonando una radio; para otros, simplemente como… chino. Pues “chino” es el eufemismo usado cada vez que no se entiende algo, sea esto física cuántica o sueco. 

¿Viste alguna vez la típica caricatura donde el personaje emite un par de sonidos en otra lengua, y le ponen tres líneas completas de subtítulos? Eso sería el chino. Algunos argumentan que es de los idiomas más eficientes del mundo, por la cantidad de significado que se puede comprimir en unos pocos caracteres. ¿Te imaginas un poema entero que usa una sola sílaba, repetida una y otra vez? Lo encontrarás más abajo, al igual que sus ventajas numéricas y musicales. 

Aclarando un concepto a menudo confuso

En primer lugar, en estricto rigor el “chino” a secas no es un idioma, sino una palabra genérica para referirse a siete idiomas o dialectos principales que comparten una base escrita en común: mandarín, cantonés, hakka, wu, min, xiang, y gan. 

El mandarín, claro, es la lengua oficial de China y Taiwán, y una de las cuatro lenguas oficiales de Singapur. Sin embargo, en muchas regiones de China aún se hablan los dialectos mencionados arriba, y son a menudo tan ininteligibles entre sí como lo sería el alemán para un hispanoparlante. 

Afortunadamente, como todos escriben ya sea en chino simplificado o tradicional (los dos sistemas de escritura aceptados), pueden entenderse de forma escrita. Como si uno quisiera comunicarse con una persona de Rusia usando dibujos: ambos van a entender el dibujo de una nube con gotas cayendo debajo, aunque lo lean en sus respectivos idiomas (es un ejemplo simplista, pero es para ilustrar el concepto). 

Por lo que alguien habla chino mandarín y escribe en chino simplificado, o habla en chino cantonés y escribe en chino tradicional, por dar dos ejemplos. En Taiwán, se habla chino mandarín y se escribe en chino tradicional. 

Entrega superpoderes para las matemáticas

O eso es lo que muchos occidentales “reclaman” al ver la percibida superioridad de los asiáticos en el área de los números. Lo que está comprobado es que la eficiente manera de contar le permite a quienes hablan chino almacenar más números en su memoria y con mayor facilidad. Esto se debe a que los números del uno al diez ¡tienen tan solo una sílaba! 

De acuerdo al neurólogo y matemático francés Stanislas Dehaene, si a un grupo de angloparlantes le muestras siete números al azar por un momento, alrededor de un 50% de ellos podrán recordarlos. En el caso de alguien que habla chino, no son siete, sino nueve números que lograría recordar con el mismo éxito. Y ¡ojo! Que no solo los asiáticos tienen esta ventaja, sino que un occidental hablando chino también la tendría (dado un mismo o similar nivel de comprensión). 

Intenta contar del uno al diez en castellano (o chileno), lo más rápido posible. Una persona en chino se demoraría casi la mitad del tiempo, ¡y probablemente pronunciando más claramente los números!

Es tonal, como si fuera música

Escucha el siguiente poema. Y sí, es un poema. 

Aquí está una traducción aproximada al español: 

En una guarida de piedra vivía el poeta Shi, a quien le encantaba comer leones, y juró que se comería diez.

Solía ir al mercado a buscar los leones.

Un día, a las diez en punto, diez leones llegaron al mercado.

En aquel momento, Shi también acababa de llegar al mercado.

Viendo esos diez leones, utilizó diez flechas para darles muerte.

Shi recogió los cadáveres de los diez leones y los llevó a su guarida de piedra.

La guarida de piedra estaba húmeda. Pidió a un sirviente que la limpiara.

Al estar limpia la guarida de piedra, Shi comenzó a intentar comerse esos diez leones.

En ese momento, se dio cuenta de que esos diez cadáveres de leones eran, en realidad, diez leones de piedra. Intenta explicar esto.

Si tienes un oído avezado, habrás percibido que la persona en el video entonaba la misma sílaba de manera distinta. Esta es la clave de los idiomas tonales. En el caso del chino mandarín, son cuatro tonos distintos, como puedes observar en el video de abajo. 

Este aspecto del idioma, junto con memorizar ideogramas (que se hizo fácil gracias a este invento), son los grandes desafíos para alguien de nuestra cultura que quiera aprender chino. Muchas veces nos da vergüenza entonar bien otros idiomas y, mientras que en el inglés, portugués o incluso alemán uno se puede salir con la suya, no hay escapatoria con el chino. O pronuncias bien o simplemente no te van a entender. 

Si creías que los cuatro tonos del mandarín suenan como un entretenido desafío, el chino cantonés, hablado en Hong Kong, ¡tiene nueve tonos! Al intentar decir “soy” podrías estar diciendo “zapato”, “cangrejo”, “ubicado” o incluso “vagina”. De ahí que las canciones (tanto en mandarín como cantonés) puedan llegar a ser verdaderas obras de arte, pues deben arreglárselas para hacer calzar los tonos correctos con la melodía.


Ventajas neurológicas


Aprender otro idioma da múltiples beneficios de por sí, pero los idiomas tonales tienen un beneficio extra: oído musical. En un estudio presentado en la publicación académica PLOS one, medio controlado por una ONG que busca hacer de la literatura científica y médica un recurso accesible públicamente, se estableció evidencia contundente de que personas que hablan idiomas tonales tienen una ventaja tanto musical como cognitiva (mejor memoria, e inteligencia más fluida) por sobre las personas que no lo hacen.

Gavin M. Biedelman es el director del Laboratorio de Neurociencia Auditoria Cognitiva de la universidad de Memphis, Estados Unidos, y coautor del estudio publicado por PLOS one junto a científicos del Instituto de Investigación Rotman, en Canadá. Según Biedelman, las ventajas que da el aprender un lenguaje tonal (chino cantonés, en el caso del estudio) beneficiaría tanto a personas que lo aprenden de pequeños como a aquellos que la aprenden más tarde en la vida. Al punto que el académico norteamericano sugirió utilizar el aprender idiomas tonales como terapia para ayudar a la recuperación de lesiones cerebrales. 

Pan pan vino vino, ¿puedo realmente aprender chino?

Sí, pero dependiendo de tu oído, puede ser un buen desafío y tomar más o menos tiempo. Si bien la ciencia ha demostrado que cualquier persona en sus facultades mentales puede aprender otros idiomas con tanta o más facilidad que un niño, en el caso particular del chino hay que poner especial énfasis en cuanto a la entonación y a la distinción de los tonos, pues no es algo a lo que estamos culturalmente acostumbrados. 

Dicho esto, los beneficios cognitivos, musicales y culturales que da el aprender una lengua radicalmente distinta (y tonal, más encima) son enormes, y puedes leer sobre otros más acá.  El mismo enlace puede darte información en caso de que busques un enfoque distinto –y entretenido- a aprender un idioma nuevo.

¿Te atreverías a aprender chino?

¿CÓMO TE DEJÓ ESTE ARTÍCULO?
Feliz
Sorprendido
Meh...
Mal
Molesto
ESTADÍSTICAS: APOYO A FRASES DE ESTE ARTÍCULO
Estas estadísticas sólo se le muestran a los usuarios que ya han dado su opinión con un click sobre alguna de las frases rojas destacadas en el texto del artículo.
Comentarios
Diego Carabantes | 2014-05-05 | 11:29
2
chua...que interesante...
responder
denunciar
apoyar
Laura Badilla | 2014-05-05 | 11:53
7
Yo tengo el libro "Chino para Dummies" que viene con un CD y explica bastante bien los conceptos básicos y frases de uso cotidiano.
La verdad, es que por mucho que molesten a la serie "para Dummies", es bastante práctica ;)
responder
denunciar
apoyar
Qué genial! Los libros "para Dummies" son bien buenos, en verdad son un excelente punto de partida para aprender un montón de cosas.
responder
denunciar
apoyar
Pedro Valenzuela | 2014-05-05 | 16:05
0
ok, no puedo aprender, jamas he logrado distinguir bien los tonos, (incluso para acentuar palabras en español)
el sentido de una palabra siempre lo he manejado por su contexto en la frase mas que por su entonacion. :*(
responder
denunciar
apoyar
Hola Pedro, fascinante lo que comentas, imagino que un fonoaudiólogo estaría encantado de recibirte para poder ganar experiencia ayudándote con eso. Desde mi punto de vista como ferviente creyente en el potencial humano, yo diría que es probable que quizás tu oído aún no ha encontrado la manera de aprender a distinguir los tonos (que, muy factiblemente, sea distinta a la que usa la mayoría de la gente). Incluso en China, en todo caso, hay gente a la que le cuesta distinguir tonos, pero con práctica lo logran. Desde mi ignorante punto de vista, más que "no puedes aprender", yo parafrasearía y diría que simplemente te tomaría más tiempo (en caso de que aprender chino sea tu anhelo de toda la vida) que a otras personas!
De todas formas, permíteme profesarte mi admiración por cómo compensas tu desafío al distinguir bien los tonos, seco! Curiosamente, en el mismo idioma chino hay tantas palabras homófonas que, gran parte del tiempo, la gente necesita entenderlas por contexto, más que por entonación.
responder
denunciar
apoyar
A todo esto, acabo de consultar un fonoaudiólogo y le comenté lo que escribiste, y me dijo que -a no ser que haya daño neurológico- todos pueden aprender a distinguir tonos y a desarrollar la "oreja musical", que se le llama. Hay a quienes les toma más y a otros menos, pero en términos de capacidad, ¡todos tenemos esa capacidad innata de desarrollarlo!
responder
denunciar
apoyar
Luis Alejandro González Miranda | 2014-05-05 | 18:23
2
https://es.wikipedia.org/wiki/El_Poeta_come-leones_en_la_guarida_de_piedra

Ese poema es un ejemplo de los cambios que ha sufrido la pronunciación del chino a través de su historia, resultando en textos que, si bien pueden ser comprendidos con facilidad por lectores cultos, tienen una pronunciación incomprensible en mandarín moderno.

Algo parecido se podría decir de la pronunciación del inglés moderno versus el inglés antiguo. Sí, en la Edad Media las vocales en bay, bee, bye, toe, boot y mouse sonaban como en español, sólo más largas. Ahora suenan más o menos como bei, bii, bai, tou, buut y maus.
responder
denunciar
apoyar
De hecho, el cantonés actual tiene más similitud con el chino clásico que el mandarín hoy en día!

No tenía idea de lo de la pronunciación en inglés antigua, muy buena! Es muy interesante ver cómo va evolucionando un lenguaje, tanto en vocabulario como en pronunciación.
responder
denunciar
apoyar
Gracias Bruno, gran aprendizaje...
responder
denunciar
apoyar
Cristine Molina | 2014-05-28 | 23:18
1
Genial! Como estudiante de chino mandarín, espero sinceramente que mi aprendizaje me empiece a dar superpoderes. Ojalá más gente se motive a aprender, porque en realidad es un idioma muy práctico y no tan difícil gramaticalmente hablando.

Respecto al artículo, haría una sola acotación. Según lo que he leído, y como he podido comprobar, las canciones en chino mandarín no hacen calzar la melodía con los tonos, sino que más bien estos se pierden. Supongo que por eso en los videos musicales (al menos los que he visto) va saliendo la letra en caracteres.

Gran artículo! Da ánimos para seguir estudiando ;)
responder
denunciar
apoyar
Hola Cristine,

¡Excelente que estés aprendiendo chino mandarín! Tienes todo mi respeto, pues requiere de tiempo, paciencia y memoria.

¡Gracias por la acotación! Verifiqué con mis fuentes, y me dijeron que al menos las canciones más clásicas (o sea, setenteras/ochenteras) en mandarín mantienen los tonos e inflexiones, aunque pueden ser bien sutiles. Las veces que he ido a karaoke y he intentado cantar en mandarín con amigos chinos (énfasis en "intentado"), me han llegado sopetones por no respetar los tonos. XD Dicho esto, pareciera que las canciones más modernas no tienen tanto apego por ellos. Por otro lado, en chino cantonés sí tienen que respetarlos; al tener tantos tonos más, no hay cómo salirse con la suya cuando no se respetan, ¡uf!

¡Muchos saludos, Cristine, y suerte con los estudios!
responder
denunciar
apoyar
* Debes estar inscrito y loggeado para participar.
© 2013 El Definido: Se prohíbe expresamente la reproducción o copia de los contenidos de este sitio sin el expreso consentimiento de nuestro representante legal.