Tomás Recart, Enseña Chile, educación, lucro, docentes

Tomás Recart: "El tema del lucro no es el que va a cambiar la educación"

El director de Enseña Chile, institución dedicada a formar gente con convicción y una perspectiva distinta desde la sala de clases, hace un fuerte diagnóstico de lo que está ocurriendo en nuestros establecimientos educacionales y propone más de una solución.

Por Antonia Laborde @antonialaborde | 2013-04-25 | 09:30
Tags | Tomás Recart, Enseña Chile, educación, lucro, docentes

Hace un par de años, los alumnos de un liceo técnico profesional de Puente Alto superaron en 50 puntos al Liceo de Excelencia de la comuna. Varios de esos alumnos, ya estudiantes de educación superior, se encontraron el año pasado en un seminario sobre cuáles son las acciones y mentalidad que debe tener un profesor para darle nuevas oportunidades a sus estudiantes. Ellos eran los panelistas y el encuentro lo planificó la organización que los ayudó a marcar la diferencia ese año con el liceo de excelencia: Enseña Chile

Ante la pregunta sobre qué fue lo que pasó el año en que lograron dar el salto, todos concordaban en una cosa: No nos enseñaban matemáticas, si no el valor del esfuerzo por el trabajo. Dentro de ese panel se encontraba una estudiante de economía de la Universidad de Chile, el número 8 del curso de ingeniería comercial de la Alberto Hurtado y varios otros destacados alumnos. "Nunca pensé que de Puente Alto me iba a tomar una micro a Las Condes para enseñarle a una compañera de curso", dijo uno de los panelistas. 

Este año Enseña Chile (eCH) recibió 1.387 postulaciones de profesionales que querían dedicar dos años de su vida a enseñar en algún colegio vulnerable del país. De ellos, 99 pasaron el proceso de selección que incluye escribir un ensayo, su currículum y una entrevista grupal de media jornada más una individual esa misma tarde. De los seleccionados, 68 aceptaron el trabajo. Tomás Recart, director de eCH, atribuye a una falta de información sobre qué es la organización la cantidad de gente que no queda seleccionada: "No entienden lo que es, creen que es una ONG social, llegan tarde a la entrevista, no se lo toman en serio, no ven que esto realmente es un desafío importante", dice. 

¿Qué tipo es la que finalmente pasa la prueba?

La gente al salir de la universidad se mueve por 3 cosas: quiere generar un impacto en la sociedad, ser parte de algo importante y desarrollarse profesionalmente. Esto es lo que busca eCH: Creemos que hacer clases genera un tremendo impacto porque tienes 160 vidas a tu cargo, es un tremendo desarrollo profesional porque si puedes cambiar una sala de clases un viernes a las 16:00 horas puedes cambiar cualquier cosa y tercero, perteneces a algo importante, porque eCH no es una organización, si no que es una red de profesionales generando un tremendo impacto.

¿Hay que poner el foco en los profesores para cambiar la educación?

No, hay que ponerlo en la gente con convicción de que es posible y que hay que hacerse cargo y con una perspectiva distinta, que es mirando el sistema desde haber pasado por la sala de clases, que es donde realmente se gana o se pierde el partido. ¿Por qué personas y no profesores? Porque afuera de los colegios hay un sistema que implica facultades de educación, políticas públicas, ONGs, medios que hablan de educación todos los días y si eso no apunta a la calidad de la educación que queremos, lo otro tampoco va a apuntar.

El sistema está totalmente quebrado y paralizado. Hoy día se habla del lucro o no lucro, que es un tema importante, pero no es el tema que nos va a cambiar la educación en Chile.

Entonces ¿Cuál es el tema que va a cambiar la educación?

Es cómo sistemáticamente podemos atraer mucha gente con talento, ojalá a los líderes del mañana, a la educación, a trabajar por ella. Hoy día trabajar en educación no es ni remunerado, ni atractivo ni valorizado. Tiene implicancias por muchos lados ¿Cómo se cambia la educación? Inyectándole gente con perspectiva y convicción. Hoy día la gran brecha que tenemos en educación es entre lo que sabemos y lo que hacemos. No es qué, hay muchas recetas de qué, si no es quién: Quién está dispuesto a hacerlo y eso no puede depender de la caridad tampoco. Hoy día le pedimos a alguien de cuarto medio que tome la decisión de hacer clases de matemáticas por 40 años y que le enseñan a ejecutar clases, nunca a liderar, a innovar, a crear. 

¿Cómo capacitan ustedes a sus profesionales para que hagan clases?

Les damos una formación inicial de 280 horas antes de entrar a una sala, pero la formación continúa durante los dos años. Tenemos un tutor por cada 20 profesionales en promedio, que va a los distintos colegios y funciona como un coach: cómo pensar el problema, cómo solucionarlo y hay una parte técnica y didáctica que es más centralizada. Son en total 700 horas de aula, 1400 horas de trabajo individual y 2900 horas de práctica. Tenemos un marco teórico que se llama enseñar a liderar. Las claves que les enseñamos es cómo movilizar estudiantes en torno a una misión y una visión, cómo incentivar a los estudiantes y a su entorno, cómo planificar una clase, cómo ejecutar una clase, cómo mejorar continuamente y cómo trabajar sustentablemente y mantener la energía. 

Actualmente eCh trabaja en 69 liceos repartidos entre Valparaíso, la Araucanía, Los Ríos y principalmente en la Región Metropolitana. De los profesionales que pertenecen a la red, un tercio viene de colegios municipales, otro de particulares subvencionados y el otro tercio de particulares. Más de 20.000 alumnos se ven impactados por las labores de la organización que ya lleva cinco años en funcionamiento. 

Otra cosa es con pizarra

Una de las cosas que más le duelen a Recart es ver la deserción de los profesionales. En los tres primeros meses del 2009 (la primera generación) el 20% de quienes ya habían pasado por la selección y capacitación, decidieron retirarse del programa. hoy esta cifra está en el 5% 

¿Por qué toman esa decisión?

La persona deja de creer en poco tiempo. Con poca información toma la decisión de que no es posible y a mí me parece poco informada, porque ya llevamos 5 años y sabemos que es posible. Dicen: No voy a cambiar la sala de clases, no tengo nada que hacer acá, estoy puro perdiendo el tiempo. Me duele que no sepan ver lo que están haciendo o por último que tengan la flexibilidad de cambiar su estrategia, me preocupa la cultura de la inmediatez. En 3 meses nadie cambia el mundo ni una sala de clases. Esto es una carrera que dura dos años, los profesores hoy en día trabajan 40 años en una sala de clases, uno valora lo que hacen. Nosotros decimos "Otra cosa es con pizarra".

Si pudieras extender tu formula micro de eCH a nivel país ¿Cuáles serían las primeras medidas?

Dos principalmente que apuntan a la formación docente y la carrera docente: La formación docente es súper teórica, no apunta al liderazgo si no a saber la teoría, que está bien, pero el profesor tiene que ser un movilizador y eso no existe en las facultades. A mi me han dicho: nosotros estamos divorciados de la sala de clases, tenemos una práctica de 70 horas, lo que es nada. 

Y por otro lado la carrera docente: eCh es parte de una red mundial de 28 países (Teach For All), de esos países, Chile es el país en que los profesores pasan la mayor cantidad de horas en la sala de clases y por ende con menos horas de planificación, menos tiempo para pasar con las comunidades, para trabajar en conjunto con otros profesores. Creo que estamos ante a ley de rendimientos decrecientes: Muchas clases, poca profundidad.

¿Qué opinas del rol de los directores?

Nadie quiere ser director, a mi juicio el director tiene que ser alguien que esté apoyando a los profesores, entrando a las salas, formando a los profesores. Como está estructurada la educación en Chile, el director tiene muy poca injerencia, elije quién pone internet en los colegios, no determina ni los sueldos, ni lo que se pasa, ni las evaluaciones, nada. Yo tampoco querría ser director, es muy poco empoderada y valorada. Nadie conoce mejor lo que pasa en los colegios que sus directores, pero hay que capacitarlos para ese rol que es muy distinto al de profesor.

Tomás Recart es un hombre de frases y hechos. Dice que para cambiar Chile hay que conocerlo y se ha dedicado a recorrerlo. Que si uno quiere cambiar la educación de nuestro país, primero hay que cambiar una sala de clases y a eso se dedica. Que la cabeza está donde están los pies y por eso se la pasa metido en las poblaciones. Y lo más importante, no esperes que otro haga los cambios, hazlos tú. Y eso está haciendo.

¿CÓMO TE DEJÓ ESTE ARTÍCULO?
Feliz
Sorprendido
Meh...
Mal
Molesto
ESTADÍSTICAS: APOYO A FRASES DE ESTE ARTÍCULO
Estas estadísticas sólo se le muestran a los usuarios que ya han dado su opinión con un click sobre alguna de las frases rojas destacadas en el texto del artículo.
Comentarios
Manuel Escobar | 2013-04-25 | 12:51
3
buen articulo, me quedo en la frase "no puede depender de la caridad" lo que me lleva a reafirmar lo que siempre he creído, el problemas de la educación es el sueldo de los profes, como bien dice ahí si a alguien de 4° medio le decimos elije una carrera por 40 años ganado menos que el resto de los profesionales... es obvio que le haga el quite, hay que tener demasiada vocación o derechamente no haber quedado en otra carrera. Si el sueldo fuera el de un medico o ingeniero se peliarian los cupos de las Ues por lo tanto entrarían las personas mas capacitadas y una vez en el trabajo igual uno trabaja mas contento en un lugar que valora y paga por lo que uno hace
responder
denunciar
apoyar
Marco Canepa | Director Creativo | 2013-04-25 | 15:38
4
Así es. Aunque mayores sueldos deberían conllevar mayor responsabilidad. Si un profesor está atornillado y no lo pueden sacar aunque haga mal su pega, un sueldo más alto sólo hará más tentador atornillarse.

Un alza de sueldos debería ir acompañada de una flexibilización laboral que de verdad premie a los buenos profesores.

Y obviamente, como dice Tomás, darle más tiempo para preparar sus clases y una buena asesoría cuando la necesiten.
responder
denunciar
apoyar
Nerdosauria | 2013-04-28 | 13:07
3
Yo soy educadora diferencial y puedo decir que hago más papeles que ver niños con necesidades educativas especiales... El último decreto (170/2009) nos volvió oficinistas y nos exige reuniones semanales con profesores de asignatura, que en la práctica son imposibles! Imaginen: profes con 44 horas, que ya las cumplen con muy poco tiempo para planificarse ellos mismos y aún así deben llevar trabajo para la casa, deben apartar 3 horas más para juntarse conmigo para realizar evaluaciones y una planificación diferenciada!! A que hora!! Y esto pasa porque-quien este haciendo los decretos- no ha ido a sala o no ha trabajado como profesor en su vida, pues sino sabría que en la práctica es imposible hacerlo...
responder
denunciar
apoyar
Francisca Figueroa Rojas | 2014-06-30 | 16:08
2
No necesariamente un sueldo más alto "atornilla" a los profesores, aunque existe gente más ambiciosa, pero hoy en día a los 60 o 65 años si has trabajado toda tu vida como profesor la pensión otorgada es demasiado baja, sumado que aún sienten que pueden hacer clases, por lo que deben seguir en su mismo trabajo ya que en otro colegio no los contratarían. Este punto también hay que tomarlo en cuenta.
responder
denunciar
apoyar
Christian Briceño | 2013-04-25 | 19:28
3
Me gustó el artículo, especialmente, porque le da al clavo en el tema de la educación. Hoy en día el problema no es el lucro, es la actitud con que los alumnos y profesores asisten a clases. De que sirve invertir millones y millones de dolares, si el profesor no tiene ganas de eneseñar o el alumno va a "dar la hora" en clases. Tengo que admitirlo, yo también fui varias veces a clases sin ganas de trabajar, pero agradesco los profesores que tenía que seguían siendo exigentes. Además, habría que hacer una diferenciación más fuerte, puede sonar clasista o lo que quieran, un ejemplo: Alemania, si mi memoria no falla, en 6to básico te clasifican según rendimiento y notas, y dependiendo de ello, puedes entrar a un colegio que te prepara para dar el Examen final (no como la PSU, es de desarrollo y tiene varias Areas, desde Musica hasta Matematicas) y los que no les va bien solo pueden optar por un colegio que los prepara para estudiar carreras técnicas. Estos últimos tiene la posibilidad de prepararse para dar el "Examen final", pero deben estudiar durante 2 años, una vez salidos del colegio, para poder rendirlo.(Se llama "Abitur", por si a alguien le interesa)Al final este sistema no clasifica según nivel socio-económico, sino que clasifica según esfuerzo... si quieres entrar a la Universidad, tendrás que estudiar muchisimo más.
Otro punto importante, es la poca valoración de las carreras técnicas, ¿Sabian ustedes que en Alemania, enfermería es una carrera técnica? Por que aqui en Chile (querido Chile!) les encanta "engrandecer" las cosas, y son todas carreras universitarias, lo cual también es un error.

De todas maneras encuentro muy bueno este programa y ojalá ayude a cambiar las cosas. Pero no es lo único que influye, hay que partir desde la casa, ahi es donde la Formación importa, con buena formación va a haber mejores personas.
responder
denunciar
apoyar
Marco Canepa | Director Creativo | 2013-04-26 | 09:43
4
El sistema de "carriles" en que te clasifican tempranamente como un alumno "con futuro" o como alumno mediocre ha sido muy cuestionado, incluso en Alemania (que lo está cambiando) y en Estados Unidos.

En El Definido creemos en la personas y eso significa creer en su potencial de crecimiento. No creo que haya alumnos inferiores, sólo alumnos a los que no hemos sabido entusiasmar o motivar a estudiar. Quizás son alumnos cuyas vocaciones van por lados distintos al académico o que han desarrollado fobia al estudio por haber tenido profesores malos (yo odié física no por culpa de física, sino por la profe que tenía).

Necesitamos un sistema educativo que se adapte a cada alumno y busque sacar lo mejor de él, no que tire la esponja a mitad de camino. He visto alumnos porrísimos en el colegio que, una vez que entraron a la carrera que querían, se volvieron mateos, simplemente porque estaban estudiando lo que les gustaba.

En los otros temas que mencionas, como el apoyo de las familias y el valor de las carreras técnicas, totalmente de acuerdo.
responder
denunciar
apoyar
Daniel Alejandro Muñoz Velásquez | 2013-04-26 | 11:01
2
Hola, muy interesante lo que comentas sobre el sistema alemán.
Tengo algunas dudas respecto de las carreras técnicas, principalmente pues suena a que una carrera tecnica se definiría por ser mas sencilla que una universitaria. La verdad no se si es así, pero me parece que tienen mas que ver con el objetivo fundamental de la carrera . Creo que si fuera por dificultad, y lo digo por que me ha tocado verlo, enfermería tienen un grado de complejidad en su malla curricular, mucho mas alto que por ejemplo, Obstetricia, y asi mismo es una carrera que requiere mucho mas dedicación que, ejemplo, las pedagogías o periodismo, y en ningún caso es por menospreciarlas, sino que me parece un tema muy complejo de definir.
Creo que mi comentario se aleja un poco del tema netamente educativo, pero si me parece que es importante entender a la perfección la diferencia entre lo técnico y lo profesional para poder poner en valor lo primero y que no se entiendan como labores de segunda clase. Hoy en dia, principalmente en la salud pública, y aunque no deba ser así, las enfermeras son los médicos.
Saludos.
responder
denunciar
apoyar
Nerdosauria | 2013-04-28 | 13:10
1
Es que si es universitaria... Puedes cobrar más... Gracias, gracias, no se molesten!
responder
denunciar
apoyar
María Cristina M | 2013-04-26 | 19:06
2
Muy cierto Daniel ...y con respecto a la forma en que se clasifican, surge la duda ....es una carrera técnica menos "profesional" ..

responder
denunciar
apoyar
gif Comentario destacado por El Definido
Nicolás Silva Romero | 2013-04-28 | 12:40
4
Que buena frase se manda al final el Sr. Recart y la cito textual "Y lo más importante, no esperes que otro haga los cambios, hazlos tú. Y eso está haciendo." Eso es lo que falta en los chilenos, la capacidad de darnos cuenta que para hacer cambios no debemos esperar a que otro tome las riendas en el asunto, somos nosotros mismos los que podemos comenzar con esto, y por muy insignificante que veamos el cambio en un principio, no quiere decir que este no tenga un impacto importante en la sociedad. "el aleteo de una pequeña mariposa, puede provocar al otro lado del mundo un enorme tornado". Muy Buena iniciativa la de Recart...
responder
denunciar
apoyar
Manuel Adolfo Holzmann Illanes | 2013-04-28 | 14:32
0
Yo no sé en que está Tomás Recart, la verdad me cuesta entender que personas con títulos universitarios y con niveles superiores de acceso a la información , vengan a decir que el problema del lucro no va a cambiar la educación, lo que al parecer no ha sido capaz ,aunque sea de vez en cuando, de asomar la cabeza por la ventana y ver casos como la U.del mar que tuvo que ser cerrada debido a la presencia del lucro, tema que pudo ser evitado pues el estudiantado de aquella institución se movilizó un año atrás por demandas que nunca fueron escuchadas además de no mencionar que se pudo haber solucionado con un ministro interventor la crisis que ocurrió en dicho establecimiento a finales del año pasado y principios de éste. Estoy de acuerdo que hay que cambiar la formación de los profesionales los cuales rigen nuestra educación ,también de cambiar la imagen de lo que es ser profesor y su forma de pensar, pero me parece ciego que eso se va a lograr buscando cambios en la sala de clases, lo cual no me parece acertado, pues es evidente que no solo basta de un buen profesor en la sala para obtener logros en la educación chilena , además de decir de los cambios medulares que hay que hacer en esta obviamente no están en el aula. Para terminar yo no sé como tiene la valentía de expresar lo que dijo, pues basta con no informarse tanto, y ver que a las grandes universidades del mundo que son instituciones sin fines de lucro o fundaciones con actitudes consecuentes a ésta y darse cuenta que no es frecuente lograr una educación de nivel mundial con ánimos de remuneración en esta . Asique No trate de tapar el sol con un dedo.
responder
denunciar
apoyar
Estimado Manuel:

Me parece que "en lo que está Tomás Recart" queda claro en la entrevista. El está ayudando a que el sistema mejore desde adentro. En vez de quedarse en las denuncias, se dedica a mejorar el sistema educacional atrayendo a gente que día a día trabaja para que algún día cada niño en Chile reciba una educación de calidad.

Como bien dijo Gabriela Mistral: "El futuro de los niños es siempre hoy", por lo que más que estar luchando por temas ideológicos, debiéramos preocuparnos de que cada establecimiento que no está dando una buena educación, pase lo más pronto posible a manos de alguien que sí entregue una buena educación.

Y en ese sentido, da lo mismo si un colegio es público, privado, religioso, laico y con o sin fines de lucro, ya que hay casos con buenos resultados y malos resultados en todos los tipos de establecimientos y por lo tanto, hay que preocuparse que las fundaciones o establecimientos que obtienen buenos resultados puedan crecer y las con malos resultados puedan morir. Pero hoy mismo y no mañana e independientemente de sus fines.

En conclusión, lo importante es la calidad, la cual se logra con verdadera competencia, situación que se da cuando los que hacen bien las cosas crecen y los que las hacen mal se extinguen. Y tanto de las primeras como las últimas, hay en todos lados (sector público y privado y sector con y sin fines de lucro).
responder
denunciar
apoyar
* Debes estar inscrito y loggeado para participar.
© 2013 El Definido: Se prohíbe expresamente la reproducción o copia de los contenidos de este sitio sin el expreso consentimiento de nuestro representante legal.