Librería, Qué Leo, Juan Carlos Fau, innovación, ideas, original, estrategia, modelo de negocio, aniversario, 10 años

Juan Carlos Fau y los 10 años de Qué Leo: “Los libros no te hacen mejor persona”

El dueño de la librería habla de los planes de reinvención, de la polémica por los libros que irán a las bibliotecas públicas, de cómo sobrevivir en la industria y de sus aprehensiones a sacarle el IVA a los ejemplares .

Por Antonia Laborde @antonialaborde | 2014-03-03 | 12:11
Tags | Librería, Qué Leo, Juan Carlos Fau, innovación, ideas, original, estrategia, modelo de negocio, aniversario, 10 años

Año 2010: Es época del mundial de Sudáfrica y en la esquina del Drugstore que da hacia Las Urbinas, se aprecia un tumulto de gente, mientras un tipo que permite entrar de diez en diez al negocio. Pasa un rato y llega personal de carabineros para controlar la situación. 

- ¿Qué está pasando aquí?-  Le pregunta un cabo a Juan Carlos Fau.

- Estamos vendiendo libros-, le responde.

Hace 10 años, Juan renunció a su trabajo de librero en la Feria Chilena del Libro y decidió levantar su propia librería. La bautizó “Qué Leo” y contrario a todo lo que pensaba, le ha permitido vivir bien durante una década. Su estrategia principal ha sido llamar la atención con cosas simples, pero que no se le habían ocurrido a nadie antes. ¿Ejemplo? La escena con los carabineros se debe a que en medio de la fiebre futbolera, pésima época paras las librerías porque sólo caben tablas y pelotas en las cabezas de los transeúntes, la Qué Leo anunció descuento de 40% en todos sus libros si Chile le ganaba a España. 

Cuando pasa algo grande que tiene a todos pegados en lo mismo, tenis que jugar. Nos pusimos al servicio de un resultado de partido y la gente estaba expectante para tener el descuento. Hay que tratar de involucrarse con lo que está pasando afuera de la librería. Llegaron dos españoles ese día que no podían creer lo bien que nos iba y cuánto leíamos los chilenos… ja. Veías a la Neva Milicic comprando libros para la navidad en agosto. Se llevaban todo de todos. Es lo mismo cuando Falabella hace sus ventas nocturnas. Nosotros tenemos las mismas ventajas que el retail pero nos privamos porque somos un medio cultural ¿Por qué? Tenemos que flexibilizarnos”. 

¿Cómo llamaron la atención en un comienzo?

"Cuando partí, la duda era cómo avisarle a la gente y lograr que entrara más gente que al otro negocio donde estaba lleno de restricciones, donde la música tenía que estar a un volumen determinado, donde todos los vendedores tenían que usar corbata cuando la mayoría de los clientes ya no la usaban, etc. Entonces dijimos 'igualémonos, tratemos de hacer algo más horizontal con los que nos visitan'. Lo primero y que nos dio buenos resultados, fueron los libros autografiados. Como cachábamos que el Drugstore era un lugar donde pasa el 90% de los autores locales en algún minuto de su vida, les pedíamos que vinieran, que no se instalaran con una mesa porque a la gente le cuesta mucho acercarse a los escritores y pedirles que les firmen, eso iba a ser un fracaso. Así los invitábamos a instalarse 20 minutos, que firmaran 20 libros y nosotros le ponemos hasta el día de hoy un sello de libro autografiado y que permite que la gente en vez de comprarlo al lado, lo compre acá porque está dedicado con puño y letra. Ese fue el primer ganchito donde nos pusimos sobre el resto y fue como ‘weon que avispado, qué fácil era’.

Luego de eso vino la música en vivo. Entrabas a comprar un libro y podía estar un Gepe o una Javiera Parra tocando ante un séquito controlable que coreaba sus canciones y aplaudía al ritmo de sus melodías. Inventaron cada vez más cosas: Stand-up Comedy, ciclos de tango, de sólo mujeres, actores leyendo pasajes de sus libros favoritos bajo la consigna “los actores se tiran unas líneas” y varias innovaciones más que lograron el objetivo: Que la gente conociera la Qué Leo".

Para Juan el truco está en hacer un gesto popular de algo que habitualmente no lo es. “Haces cosas que parecieran alta cultura, pero no lo son. Y la gente termina agradeciéndote, recomendándote, yendo otra vez y finalmente terminas transformándote en la librería donde tienes que comprar los libros”. 

Los libros no son sagrados

Juan cree que el principal problema de los libros  es que todos los editores viven en Providencia, Vitacura y Las Condes, entonces creen que el país es eso y cuentan los dramas de ese puñado de personas, y no los de quienes viven en Maipú, La Florida, Puente Alto, donde, para él, está la gran masa lectora. 

A propósito de lo mismo, está completamente en desacuerdo con la polémica que se ha generado por la selección de libros para las bibliotecas públicas, liderados por dos biografías de Felipe Camiroaga. 

"O sea, que aleguen porque las bibliotecas públicas piden el libro de Camiroaga me parece 'bienvenido al mundo'. La gente ve tele y si un libro logra profundizar lo que ven en la tele, bueno tratemos por ahí, no le cierres la puerta, más encima lo maltratas: La vieja hace 20 años que no quiere gastar plata en un libro, se decide a comprarlo y le dices que no es un libro... ¿qué puede pensar? Si no es un libro ¿qué es lo que es? Ahí empezamos con un gran paradigma que es lo sagrado de los libros. Para mucha gente los libros son sagrados... yo partí leyendo con Memorias de una princesa rusa, que de sagrado no tiene nada. Como que todos fueran obras que hacen que la humanidad fuera mejor. O sea nadie sale mejor o peor de un libro, sales igual... quizá te da herramientas, pero no te hace mejor persona, la discusión no va por ahí".

Y respecto a la bandera que pide sacarle el IVA a los libros ¿Lo harías?

"Si lo haría, pero una vez que ya todo el mundo tenga conciencia de que los libros no son sagrados. Sí son motor de cultura, pero también puede haber libros que uno puede odiar profundamente. Una vez que aceptemos que todos los libros caen en ese mundo, okey, levantemos las banderas, pero cuando van a empezar a decir que este sí y este no... ¿Quién va a decidirlo? ¿Tú? ¿Un comité? Ahí la cuestión se pone fascista  absolutamente. O como lo que está pasando en Venezuela, donde dejaron de funcionar un montón de editoriales, ya no es negocio, porque el Estado compra casi todos los libros, está diciendo qué es lo que la gente va a leer y ahí se vuelve trágico, al menos tenemos ese espacio de libertad".

Luchando por la reunión familiar: Vino y libros

Cuando alguien llegaba donde Juan diciéndole que quería levantar una librería, él sólo daba un consejo: No lo hagas. Es una industria difícil, donde las editoriales tienen ciclos de vida que van de los dos a los cinco años. Fau es optimista y valora que al menos exista un ciclo y confía en que este se puede ampliar llegando a durar toda la vida del dueño, pero pensarlo como un negocio familiar de generación en generación, le parece iluso. 

"No se me ocurre cómo uno podría ampliar esa vida. Siempre pienso cómo voy a ampliar mi librería para que la cosa siga existiendo y no siempre pensar en 5 años, sino que en 10. El poder asociarla con un proyecto que sea medio primo del libro es una alternativa. Podría ser el café, pero no es tan primo del libro, se parece más al vino... ahí uno dice 'Okey, además somos grandes productores de vinos' y luego te entrampas con el tema legal. Si a las librerías les permitieran vender vino, entendiendo que va a hacer que permanezcan los libros, podría ser una gran medida estatal. Si te dan una patente de librería puedes acceder a una patente de vino y eso probablemente lograría que le negocio perdure mucho más. No entregarle un subsidio directo, sino que decirle 'weon haz un negocio que es difícil y haz este otro que es más fácil'".

¿No puede sacar patente de alcoholes y vender libros ahí?

"En este momento es súper difícil, todas las posibilidades están limitadas, pero ha sido una obsesión en los dos últimos años conseguirme una patente. No lo hemos logrado, pero lo vamos a lograr. La idea es súper linda porque además puedes servir vinos de autor, el vino de Hernan Rivera Letelier, el vino Simonetti, Fuget, donde el gallo pueda etiquetarlo bajo la descripción de un editor, más humana. Ese es el proyecto que más nos tinca como medio de subsistencia a largo plazo".

Por ahora y desde hace tres años, están aplicando un modelo de negocios basado en vender su software  a personas que quieran levantar una librería. Sólo negocian con libreros que van a dedicarse por completo a un único local. La idea nació cuando Juan tenía cuatro Qué Leo repartidas por distintas comunas y se hacía muy difícil tener los ojos y prestarle la atención necesaria a cada una. Entonces las bondades de una tapaban los hoyos de otra.  

"Además de los fracasos propios está la evidencia extranjera (todas la cadenas gringas y muchas europeas ya no existen). El modelo cooperativo independiente, asociados a una red, hasta el minuto es infinitamente menos riesgoso y más sustentable. Ya somos 6: Pedro de Valdivia 40, Apumanque, Ñuñoa, Italia, Merced y Maipú. Este año también abriremos en Puerto Varas, Manuel Montt y Vitacura. Y la clave es la más vieja de todas: 'al ojo del amo engorda el ganado', sobre todo cuando el forraje escasea".

Actualmente la cabeza de Fau está en la celebración de los 10 años de su librería. No sabe si hacerlo con corbata después de que fueron los primeros en sacársela, pero de que habrá brindis en las nueva instalación de Pedro de Valdivia, habrá. Y es que mal que mal, inició su negocio en la crisis de los 30 y ahora cumple aniversario entrando en la de los 40. Lo bueno es que tiene una receta para esto: "Tengo muchos libros de autoayuda para avanzar en una crisis permanente". 

¿CÓMO TE DEJÓ ESTE ARTÍCULO?
Feliz
Sorprendido
Meh...
Mal
Molesto
ESTADÍSTICAS: APOYO A FRASES DE ESTE ARTÍCULO
Estas estadísticas sólo se le muestran a los usuarios que ya han dado su opinión con un click sobre alguna de las frases rojas destacadas en el texto del artículo.
Comentarios
Joselin Rivas | 2014-03-03 | 15:01
4
No sabia que existía esta librería, yo llegue hace poco a Santiago y creo q es excelente que se acerquen a la gente y se alejen del prototipo que hace que a uno casi le de miedo entrar a una librería, porque los vendedores te persiguen y si pides un libro que no sean los tradicionales te miran feo.

Sin duda me daré una vuelta :)
responder
denunciar
apoyar
Daniel Del Pino | 2014-03-04 | 15:39
0
Creo que la onda hipster la ha beneficiado, pero no sé cuanto durará. Busca hacer un negocio "primo" del libro, ¿Y no sería mejor hacerlo con el "hijo" del libro, el e-book. No les valla a pasar lo que a Kodak, Blockbuster y FeriaMix, que se resistieron al cambio hasta morir.
responder
denunciar
apoyar
Manuel Escobar | 2014-03-05 | 01:00
1
lo malo de ebook es que es facil sacar al intermediario. Creo que continuar con la idea de la experiencia cultural ondera es la mejor opcion
responder
denunciar
apoyar
gif Comentario destacado por El Definido
Alejandro Arias | 2014-03-06 | 08:15
2
Grande Fau!! y grande El Definido por dar a conocer personalidades como la de él.
responder
denunciar
apoyar
Michel Ramirez | 2014-03-10 | 08:18
2
Hay algo que me extraña profundamente.
Los precios de los libros son los mismos en todas las librerias.
Cuando digo en todas, es en TODAS.
Lo digo con propiedad y conocimiento.
Osea, donde esta la competencia?...

Por lo tanto si vendió libros con 40% de dcto., se fue a pérdida y la asumió?.....
O es que hay un margen y todos optan por el máximo?????
responder
denunciar
apoyar
Muy buen punto Michel! Que los precios sean exactamente iguales en todos lados puede ser un reflejo de que hay poca competencia en la industria y de hecho, el margen bruto de las librerías es justo 40%.

El margen neto lo desconozco, pero es con ese 40% de los libros que tienen que pagar el local, los sueldos, etc. y descontando todo eso, se llega al neto. Por lo que hacer un 40 se puede hacer por un día (no pierdes plata por el libro), pero no es sustentable en el largo plazo porque no generas nada extra para pagar el resto de los costos.
responder
denunciar
apoyar
Antonia Laborde | Periodista | 2014-03-10 | 10:51
3
Hola Michel, buena pregunta. Tal como dice Cristián menos el 40% se llega al precio neto, por lo que no pierden. Lo que contaba Juan en la entrevista es: "¿Cómo gano yo? Muchos centímetros de prensa que serian impagables porque un día vendiste al costo no más". Saludos!
responder
denunciar
apoyar
* Debes estar inscrito y loggeado para participar.
© 2013 El Definido: Se prohíbe expresamente la reproducción o copia de los contenidos de este sitio sin el expreso consentimiento de nuestro representante legal.