Libertad economica, desarrollo humano, datos, cifras.
Imagen: César Mejías

¿Afecta la libertad económica al desarrollo humano? Lo que muestran los datos

Basándose en los datos de cientos de países, Joaquín Barañao ofrece un interesante análisis para tener más clara la película.

Por Joaquín Barañao | 2017-11-06 | 11:51
Tags | Libertad economica, desarrollo humano, datos, cifras.
Relacionadas

El siguiente gráfico muestra la posición de 177 países de acuerdo a dos parámetros:

- Eje horizontal: Índice de libertad económica, tabulado por The Wall Street Journal y la Heritage Foundation. Es un indicador compuesto, que considera imperio de la ley, alcance de las funciones estatales, eficiencia regulatoria y grado de apertura de los mercados.

- Eje vertical: Índice de desarrollo humano de acuerdo a la Organización de Naciones Unidas. Lo conforma la esperanza de vida, el nivel de educación y el ingreso per cápita.


Índice de libertad económica versus Índice de desarrollo humano para 177 países. Fuentes: Wall Street Journal, Heritage Foundation y Naciones Unidas

La correlación entre ambas variables es de 0,42. Es muy improbable que sea mera coincidencia. ¿Quiere decir entonces que mayor libertad económica trae consigo mayor prosperidad material? Afirmarlo solo a partir del gráfico sería apresurado. Ya conoce el mantra de economistas y cientistas sociales: “correlación no implica causalidad”. O, si quiere lucirse con sus amigos y decirlo en latín, la falacia cum hoc ergo propter hoc, “con esto, por tanto a causa de esto”.

¿Cómo podría la correlación no deberse a causalidad? Hay tres opciones.

Causalidad inversa: puede haberla, pero en el sentido inverso. Si graficamos generación fotovoltaica y radiación solar la correlación será casi perfecta. Observándolo, alguien podría concluir entonces que la activación de los paneles aumenta la radiación, lo que constituiría un error (bastante brutal) en la asignación del sentido de la causalidad.

¿Podría un mayor índice de desarrollo humano ocasionar una liberalización de la economía? Es muy difícil imaginar cómo mejoras en la esperanza de vida, nivel de educación y/o ingreso per cápita podrían provocar tal cosa. Alguien podría sostener que mejores niveles educacionales permiten que la sociedad “por fin comprenda que el camino correcto es el de una economía libre” (por favor repare en las comillas). No obstante, esa línea argumental presupone de antemano que la libertad económica es beneficiosa, y aquí se busca justamente testearlo en base a información externa.

Presencia de un tercer factor: si tabula las mañanas que despertó con caña y lo contrasta con el tiempo que pasó lavando vasos, habrá una alta correlación. Pero ni lavar vasos ocasiona resaca ni la resaca despierta en usted deseos irrefrenables de lavar vasos. Lo que en verdad ocurre es que las noches bien regadas en alcohol –un tercer factor, distinto a los dos analizados- ocasionan ambas cosas las mañanas siguientes.

¿Qué factor externo podría a la vez liberalizar la economía y aumentar el índice de desarrollo humano? Acá es al menos concebible plantear opciones. Se podría explorar los efectos sobre ambas variables de la fortaleza de las instituciones, por ejemplo. Pero es poco plausible, y el motivo es claro: el grado de libertad económica es fundamentalmente producto de decisiones de política pública. Es el conjunto de reglas de juego a las que los países han convergido como resultado de la deliberación de generaciones de parlamentarios, estadistas y funcionarios públicos. Cuesta imaginar un factor completamente diferente a los dos citados que pueda a la vez incidir en la manera de votar de un senador y la esperanza de vida de la población.

Coincidencia: en el mundo hiperconectado en que vivimos, son tantos los análisis que se realizan en uno u otro rincón del globo que en algunos de ellos, por un simple asunto estadístico, encontraremos correlaciones altas pero espurias. Es como la lotería: parece imposible que nuestro cartón acierte justo a cada uno de los números. Ahora bien, cuando millones de personas compran cartones, alguno de ellos vivirá la (aparente) increíble coincidencia de coincidir en forma íntegra con lo que emergió en forma aleatoria de una urna de cristal. En un asombroso caso, se descubrió una correlación de 99,79% entre el gasto fiscal estadounidense en ciencia, espacio y tecnología y número de suicidios por asfixia, estrangulamiento y ahorcamiento para el periodo 1999-2009. Aceptar la inexistencia de causalidad en ese caso no requiere de ningún doctorado en estadística.

¿Podría la correlación entre libertad económica y progreso, acaso la más candente de toda la discusión política contemporánea, ser nada más que una asombrosa coincidencia?

No es imposible, pero de una manera similar a como tampoco es imposible que el asesino de Kennedy haya estado cazando perdices y se le cruzó el presidente de Estados Unidos justo al frente.

A estas tres categorías se suma la posibilidad de bidireccionalidad en la causalidad, que ocurre cuando A afecta B y al mismo tiempo B afecta A. Como poblaciones de depredadores/presas por ejemplo. Sin embargo, la bidireccionalidad no implica correlación espuria, sino solo que se sobreestima su importancia.

Dado que es muy improbable que la correlación observada sea producto de alguno de esos errores, ¿cómo probamos que existe causalidad?

En un mundo ideal, se realiza una prueba controlada aleatorizada para testear la validez de la hipótesis. Imagine que quiere averiguar si el uso de mosquiteros disminuye la incidencia de la malaria. Puede entregar mosquiteros y luego comparar como evolucionaron las cifras. Sin embargo, durante el periodo del ensayo, el resto de las variables que podrían afectar los contagios no permanecen inalteradas. En consecuencia, aún si la tasa de malaria disminuyó no puede estar seguro si atribuirlo a los mosquiteros o, al menos en parte, a alguna otra circunstancia, tales como condiciones meteorológicas menos favorables para la reproducción de los mosquitos. El estándar de oro es entregar mosquiteros solo a algunas localidades, y a continuación comparar los resultados con los de las localidades que no recibieron. Innecesario aclarar que esta línea experimental no es aplicable cuando el sujeto de estudio son naciones enteras. No podemos liberalizar un subconjunto de economías a gusto y compararlas con el resto.

¿Qué alternativa nos queda? Elaborar un marco conceptual que explique en términos teóricos por qué habría de existir causalidad. Para el caso específico de efectos de libertad económica sobre el progreso material, existe una montaña de literatura. Siglos de historia económica y décadas de aplicación de socialismos reales han generado una montaña de evidencia que prueban una idea muy simple: los mercados libres son simplemente más compatibles con la naturaleza humana, porque no somos animales tan generosos como para desvivirnos por lo colectivo. Los milenios en la sabana africana no nos adiestraron para eso. Lo que es de todos, al final es de nadie. Nos gustaría no ser así, pero así somos. Las sociedades que se han negado a aceptar este dato de la causa, han sido menos exitosas.

Este marco teórico no es una demostración irrefutable de la causalidad, a la manera de la prueba de un teorema matemático. En este caso, no existe una prueba nivel “pistola humeante” (aunque Corea del Norte versus Corea del Sur se acerca bastante). Pero cuando el bicho se ve como pescado, huele a pescado y sabe a pescado, ya casi no quedan razones para dudar de que sea pescado.

¿CÓMO TE DEJÓ ESTE ARTÍCULO?
Feliz
Sorprendido
Meh...
Mal
Molesto
ESTADÍSTICAS: APOYO A FRASES DE ESTE ARTÍCULO
Estas estadísticas sólo se le muestran a los usuarios que ya han dado su opinión con un click sobre alguna de las frases rojas destacadas en el texto del artículo.
Comentarios
Diego Ojeda | 2017-11-06 | 12:16
2
si uno de los 3 factores para el indice de desarrollo es el ingreso per capita, que esperas? el ingreso per capita solo tiene sentido en un sistema liberal.
responder
denunciar
apoyar
Joaquín Barañao | Colaborador | 2017-11-06 | 15:59
1
Hola Diego. No entiendo bien tu comentario. La consecución del bienestar material (i.e.: ingreso per cápita) ES uno de los objetivos de los gobiernos. No EL objetivo, pero sí uno de ellos. No es un medio. ¿Estás de acuerdo entonces que un sistema liberal es más preferible para ese objetivo?
responder
denunciar
apoyar
Felipe Lazo | 2017-11-06 | 17:48
0
Creo que entiendo la pregunta de Diego, en el sentido en que la medición es algo parecido a una lógica circular. Inicialmente, planteas "Vamos a medir el desarrollo, el cual está (en parte) basado en la cantidad de dinero. Luego, cuando medimos, nos damos cuenta que quienes más dinero tienen, más desarrollo logran". Obvio, es como la medición de una competencia de globos comunes y corriente a ver cuál tiene más aire, y se dieron cuenta que los más grandes tenían más aire. ¡Obvio!
responder
denunciar
apoyar
Joaquín Barañao | Colaborador | 2017-11-07 | 00:55
0
¡Para nada! No es un argumento circular. Si uno de los objetivos es maximizar ingreso, esto podría conseguirse mediante una economía libre de baja injerencia estatal o en una planificada de alta injerencia estatal. A nivel académico, esta era una discusión candente hasta los setenta. De hecho, el premio Nobel Paul Samuelson escribía hasta los setenta que la URSS era más eficaz para producir riqueza, pero que no valía la pena sacrificar las libertades como ellos lo hacían. Y sigue siendo una discusión contingente en Chile. Por ejemplo, están quienes opinan que el litio debe ser "estratégico" y por tanto administrado por el Estado o que CODELCO debe ser 100% estatal, y quienes creemos que el litio debe liberalizarse y que CODELCO debe recibir participación de privados.
responder
denunciar
apoyar
Felipe Lazo | 2017-11-07 | 11:22
0
Insisto y persisto: no hay nada de malo en que el ingreso sea una medida, ni en cómo lograrlo, ni en si es Estatal o no. Voy a llevar mi punto al extremo para ejemplificar.

Voy a definir una medida que es el IDE, Índice de Desarrollo Económico. Esta medida se obtiene midiendo el PIB per cápita en USD y multiplicándolo por 1. Luego de varias mediciones, se observa que aquellos país que tienen más PIB per cápita (no importa cómo lo hayan obtenido), tienen mayor IDE... Como que obvio, ¿no?
responder
denunciar
apoyar
Joaquín Barañao | Colaborador | 2017-11-07 | 13:48
3
Pucha Felipe, sorry pero no es así. Libertad económica e ingreso per capita son, a priori, variables independientes. De antemano, no tendrían por qué estar relacionadas. Sin evidencia estadística, sería perfectamente defendible sostener que una economía planificada maximiza el ingreso per capita
responder
denunciar
apoyar
Felipe:

No hay ninguna lógica circular en el análisis ya que el "Índice de libertad económica" no contiene ningún componente que mida ingreso.

Lo que está midiendo la comparación, es la relación entre "Libertad" y "Desarrollo" y me da la sensación que estás asumiendo (dado el comentario de Diego), otra comparación que el artículo no hace.

Y da lo mismo que "Desarrollo" sí incluya algún componente de ingreso (como sí lo hace) puesto que no hay componentes cruzados en ninguno de los índices comparados.
responder
denunciar
apoyar
Felipe Lazo | 2017-11-07 | 14:42
2
https://goo.gl/3KVd9a

Tienen razón. No cotejé lo que escribí con la parte inicial y ahora vi que efectivamente el índica de libertad económica no tiene ningún factor de ingreso. Muchas gracias.
responder
denunciar
apoyar
Christopher Torres | 2017-11-07 | 08:58
0
A Axel Kaiser y José Antonio Kast les gusta esta columna
responder
denunciar
apoyar
* Debes estar inscrito y loggeado para participar.
© 2013 El Definido: Se prohíbe expresamente la reproducción o copia de los contenidos de este sitio sin el expreso consentimiento de nuestro representante legal.