Cóndor Rojas, Mago Oli, Kenita Larraín, Iván Zamora, Rafael Garay, farándula, famosos, decepciones, lecciones
Imagen: César Mejías

4 desilusiones mediáticas chilenas que nos quitaron la inocencia

¿Cuáles han sido las máximas decepciones mediáticas de la historia chilena? Mane Cárcamo reúne cuatro tragicómicas historias que se sintieron igual que saber que el Viejo Pascuero era tongo. Y de paso, rescata una consecuencia positiva las desilusiones.

Por Magdalena Cárcamo @manecarcamo | 2017-03-15 | 16:08
Tags | Cóndor Rojas, Mago Oli, Kenita Larraín, Iván Zamora, Rafael Garay, farándula, famosos, decepciones, lecciones
Relacionadas

Díganme inocente, ñoña, crédula, pero debo reconocer que el “Pacogate” me provocó un sentimiento parecido a lo que sentí cuando caché a mi papá haciéndome un autógrafo chanta de Myriam Hernández para dejarme tranquila. Porque (no quiero generalizar con totalidad), pero sí pienso que una gran mayoría de los chilenos creemos que  los carabineros son por lejos los mejores policías de Latinoamérica, los más correctos, autoridades respetables, un verdadero “amigo en tu camino” y en definitiva, una fuerza “casi” incorruptible. Entonces ser testigo del tremendo terremoto que vive hoy la institución, es un remezón a nuestro espíritu idealista en donde queremos seguir confiando y creyendo en el Viejo Pascuero.

Y bueno, aunque el sentimiento de decepción evidentemente está vivito y coleando, también creo que la tendencia a decir “TODOS los carabineros son unos tal por cual” es una tentación en la que me niego a caer. Porque aunque muchas instituciones que en tiempos pasado gozaron de mejor fama hoy están siendo muy cuestionadas por razones poderosas, soy una convencida de que las crisis son una oportunidad (frase cliché pero real) y que hay más gente honesta y bien intencionada en el mundo que personas sin valores.

¿Adónde voy con esta introducción más larga que pregunta de Fernando Paulsen?

A que me di cuenta que los chilenos hemos sufrido grandes desilusiones en conjunto que nos han marcado. Pequeñas grandes historias que nos hicieron perder la inocencia. Que están ahí como un ex pololo que nos hizo sufrir y que cuesta olvidar. Y que sí, a pesar que nos ha dejado traumas y recuerdos imborrables, tiene dos aspectos positivo. Por un lado, nos dejan grandes lecciones de vida, en los más diversos ámbitos. Por otro, logra algo difícil y muchas veces impensado… que nos unamos en torno a un sentimiento sin importar nuestras diferencias políticas, ideológicas o culturales. Frente a estas historias todos somos simplemente CHILENOS. Que nos decepcionamos, sufrimos y nos reímos de nuestras grandes desilusiones… juntos.

Cóndor Rojas: una herida nacional

Sólo tenía 10 años, pero recuerdo el estupor en el ambiente. La caída de un ídolo, el impacto colectivo, la vergüenza nacional. No solo perdíamos la posibilidad de jugar varios mundiales, gracias a la farsa montada por el Cóndor Rojas (que simuló ser víctima de un ataque en un partido clave, cuando en verdad se auto infirió una herida), sino que ante todo perdíamos nuestra dignidad como país. Sentimos la vergüenza de capitán a paje, niños y ancianos, los de la U y los del Colo, los UDI y los PC… TODOS sin discriminación alguna. Y el castigo estuvo a la altura de la falta.

Queridos jóvenes que crecieron con una selección chilena acostumbrada a los triunfos: les dejo un material periodístico para que entiendan la historia, y las razones de los traumas deportivos de nosotros, los que ya nos acercamos con mucha velocidad a los 40.

¡La magia no existe!

El Mago Oli en los '80 era un gurú. Para mí, él y el Mago Larraín habían sido los creadores de la magia a nivel mundial (soy de provincia, sepan disculpar mi emoción, pero llegaban pocos canales). Entonces, cuando hizo su gran y esperado numero de escapismo que finalmente casi le cuesta la vida y lo manda al más allá, el ser testigo de su fracaso en vivo fue tan demoledor como asombroso. ¿Por qué? Porque tal vez fue una de las primeras veces que se televisó sin editar un condoro en vivo. Hasta entonces la tele era un lugar perfecto, sin espacio para las equivocaciones. Los que aparecían ahí jamás decían malas palabras, lucían a la perfección, nunca se enfrentaban a otros y menos se equivocaban. Por lo mismo, el momento que nos regaló el Mago Oli fue un hito televisivo que de seguro marcó a toda una generación. Aquí el video (mención aparte para la música de fondo que acompañaba a la escena jajaja).

Kenita y el plantón del siglo

Esta historia fue tal vez el ícono del nacimiento de la farándula. Habíamos seguido este amor cual teleserie de la tarde y sabíamos hasta el canapé que se iban a servir los invitados al matrimonio. La expectación era total. Gente que viajó a comprarse los vestidos al extranjero, otras que dejaron de comer por un mes para parecer sílfides, varios endeudando en 45 cuotas para comprar un regalo pomposo. ¿Y cómo no? Si con un titular como este el amor reinaba en el ambiente y todas queríamos ser queridas como María Eugenia.

Sin embargo, el desenlace de la historia dejó cortos a los guionistas de “Mujer rompe el silencio”. Corría el verano del año 2004 y el país se paralizó cual simulacro de tsunami. El 12 de febrero Kenita dejó plantado a NUESTRO Iván y rompió el corazón no solo de uno de los máximos ídolos chilenos, sino de un país completo que había vuelto a creer en el amor de los cuentos de hadas. De ahí… el misterio más absoluto. Miles de rumores, versiones e incluso una portada histórica para un diario como La Segunda. Portada que siempre guardaré en mi corazón farandulero.

El gran impostor: Rafael Garay

En estos precisos instantes este ingeniero comercial que nos vendió completita la pomada que era economista (y que nosotros los periodistas le compramos y hasta boleteamos la chiva), viene más escoltado que Leticia de España pasa ser investigado por supuestas estafas financieras y huir del país. Eso ya es detestable y le agrega aún más gravedad cuando consideramos que varios lloraron su supuesta enfermedad terminal, organizaron cadenas de oración y movieron redes para ayudar al pobre hombre que estaba pedido desde arriba. Realmente todo un país cayó con esos dramas más falsos que la rubiedad de Farkas. El otro día me topé con una entrevista que le hicieron en La Red y me dije a mi misma: “Casey Affleck entrégale tu Óscar a Garay YA”.

Garay nos hirió en lo más profundo y sembró la cizaña de la desconfianza en unos de los sentimientos más nobles del ser humano: la empatía frente a quienes sufren, ¡y estando más sano que el pelo de Tonka! Me acuerdo y me enojo con nosotros los periodistas, que creímos a pies juntillas toda ese culebrón. Gran lección colegas.

Esta lista era para reírnos un poco de nuestra historia chilensis, pero por si se quedaron pensando con algunos de estos casos: ¿debemos acaso dejar de confiar en los ídolos chilenos? No queridos amigos, no es ese el mensaje. Más bien debemos asumir que la vida no es un campo lleno de rosas blancas y que por lo mismo, cada uno de nosotros debe aportar a diario para hacer de este mundo, uno mejor y más confiable. Desde donde estemos, con lo que hagamos, como seamos. 

¿Y tú? ¿Qué otras desilusiones mediáticas viviste y qué aprendiste de ellas?

¿CÓMO TE DEJÓ ESTE ARTÍCULO?
Feliz
Sorprendido
Meh...
Mal
Molesto
ESTADÍSTICAS: APOYO A FRASES DE ESTE ARTÍCULO
Estas estadísticas sólo se le muestran a los usuarios que ya han dado su opinión con un click sobre alguna de las frases rojas destacadas en el texto del artículo.
Comentarios
Vale Pizarro | 2017-03-15 | 17:08
1
ME hizo acordar a la sabia palabra de Homero Simpson. ¡Oportuncrisis!
responder
denunciar
apoyar
Martín Poblete | Colaborador | 2017-03-16 | 11:00
2
Joaquín Lavín: "voy a ganar, eso hay que darlo por hecho"

JAJAJAJAJAJAJAJAJAJA exploté con eso :'D

Bromas aparte: es interesante lo del numerito del Cóndor Rojas. El tipo realmente nos cagó en lo futbolístico. Cavó una tumba y se tiró él con todos nosotros adentro. Pero aquí va lo interesante: el castigo fue tan ejemplificador, tan bien aplicado, que la sociedad terminó por perdonarlo. Si mal no recuerdo fue en el partido de despedida de Zamorano que el Cóndor jugó unos minutos y entró bajo una ovación cerrada de la gente.
responder
denunciar
apoyar
Ale Cofré | 2017-03-16 | 19:33
1
Quizás lo más significativo (y a la vez contradictorio), en el caso del Cóndor Rojas fue que se convirtió en un cotizado entrenador de arqueros en el mismo país dónde armó la actuación (Brasil), allí lo perdonaron primero.
responder
denunciar
apoyar
JCL | 2017-03-16 | 16:08
1
En vez de una desilusión, el caso del Mago Oli, me sorprendió y me hizo mas creíble su show, así como evidenciando que de verdad arriesgaba su vida cuando realizaba esos actos.

Dentro del mismo corte, falta mencionar los casos emblemáticos de tv infantil chilena, como el tío memo y el profesor rosa, aunque éste ultimo también como que convirtió el personaje en un ser mas real de carne y hueso. (EL primero en un total CTM)

Si de desilusión farandulera se trata, está también el amorío adultero de Alvaro Salas con Tatiana Merino, personaje proveniente, de como se menciona en la nota, de una televisión donde todo era perfecto.

Y para que decir de Cecilia Boloco, que paso de reina de belleza linda e inteligente a una supuesta oportunista que postulaba para primera dama, (No me consta, pero su imagen quedó así).
responder
denunciar
apoyar
Betsabe Salazar | 2017-03-17 | 11:38
0
descubrir que el oso willy, el ganso quincy y chanchini cecini de mundo mágico en realidad no eran animales :(
responder
denunciar
apoyar
Carolina Larenas | 2017-03-20 | 18:34
0
Fuera de bromas, el año que no llegamos a la meta en la Teletón.
responder
denunciar
apoyar
* Debes estar inscrito y loggeado para participar.
© 2013 El Definido: Se prohíbe expresamente la reproducción o copia de los contenidos de este sitio sin el expreso consentimiento de nuestro representante legal.