argentinos, cultura, trasandinos, lecciones, Aregtina
Imagen: César Mejías

4 actitudes que deberíamos aprender de los argentinos

Como viñamarina, Mane Cárcamo suele ser testigo de la visita de nuestros vecinos argentinos. Observando su estilo y cultura, descubrió algunas valiosas prácticas que nos vendría bien imitar.

Por Magdalena Cárcamo @manecarcamo | 2017-01-05 | 16:30
Tags | argentinos, cultura, trasandinos, lecciones, Aregtina

Vivo en Viña… soy nacida y criada en la que ha sido en los últimos años una de las mejores ciudades de Chile para vivir. Los que amamos Viña agradecemos tener la playa a un minuto, aunque vayamos poco, recorrer distancias dignas para ir al trabajo y estar “tan cerca y tan lejos” de una ciudad relevante como lo es Santiago. Nuestro querido Viña es además uno de los destinos favoritos para nuestros vecinos, mis queridísimos argentinos.

Algo pasa con los argentinos. El 2014 la empresa de estudios de mercado Oh Panel realizó una investigación acerca de la manera en que los latinos veíamos a los argentinos. Un 71% manifestó que la soberbia era el peor defecto de los trasandinos. Una cifra demoledora y que da para pensar.

Desde chica me he preguntado, ¿de dónde vendrá la rivalidad con ellos? Futbolísticamente y con todo amor para nuestros compatriotas, hay que asumir que recién hace unos años comenzaron a considerarnos una amenaza. Y con justa razón. Los resultados están a la vista. Pero creo que esta relación difícil comenzó hace mucho más tiempo y no creo que el futbol sea LA causa.

¿El éxito con las mujeres? Puede ser. Es un dato objetivo que en Reñaca y La Serena el encanto argento, la facha medio italiana y el buen “hablamiento” causan estragos entre las mujeres. El argentino camina con la actitud de Tony Manero, te habla con la simpatía de Alexis y tiene más frases lindas que Pablo Alborán.

¿A los chilenos nos molestará que los argentinos se crean el glaseado de la Donut, el camarón de la palta reina, la punta del almendrado? Es muy probable. Difícil es no intimidarse frente a tanta autoestima.

Pero no puedo dejar de tener una debilidad por ese pueblo. Como buena tevita que soy, me he dedicado en los últimos meses a analizarlos y deberíamos reflexionar acerca de todo lo que les criticamos. ¿No será que vemos nuestras carencias ahí? ¿No deberíamos aprender de ellos? Los amigos trasandinos me han dado muy buenas lecciones en los más variados temas, tal vez sería un buen momento para estar dispuestos a aprender de nuestro país hermano.

Aprendamos a discutir como los argentinos: podemos elevar la voz y no pasa nada

Es interesante ver como discuten. Hay pasión, gesticulan hasta con el lóbulo de la oreja, se lanzan sus garabatos y son categóricos. Dan la vida en un debate, que puede ser en la TV como en el boliche de la esquina. Uno se llega a poner nerviosa cuando es testigo y el primer impulso es tratar de calmar los ánimos. Pero ¿la verdad? NO PASA NADA. El argentino habla así y es capaz de separar la discusión del tema personal. Termina el debate, un beso a su contrincante y chau que te vaya bien. Aquí no ha pasado nada. No le temen al conflicto y entienden que se pude discutir acaloradamente y eso no necesariamente significa terminar una amistad o una relación.

Aprendamos a gozar como los argentinos: los niños no son una condena

Siempre me ha llamado la atención es espíritu familiero de ellos. El tener hijo no significa que uno se retiró a la vida monacal hasta que el cabro cumpla 10 años. Acá muchas veces para salir, ir a un asado, o a un restaurant tenemos que alinear tantos astros que al final terminamos sin panorama, amurrados y viendo el canal de la hípica de pura frustración. Allá los niños se suben al carro familiar y si en un local se quedan dormidos entre dos sillas y tapados con una chaqueta realmente a nadie le importa. No se me pongan extremos y espero que entiendan que este punto no se trata de andar con una guagua de 2 años en una discoteque llena de humo y compadres dando jugo. Pero sí les admiro a los vecinos la capacidad de saber gozar, simplificarse la vida e incluir a los niños en lo que acá sería una situación más complicada que letra chica de plan de isapre.

Aprendamos a actuar como los argentinos: adiós a la palabra “dinero” y “empleo”

Que los argentinos actúan como los dioses es una realidad indiscutible. El cine, el teatro y la TV lo demuestran con creces. Y lo que más admiro es que realmente actúan, hablan y sienten tal como lo hace su cultura. Las teleseries chilenas, en cambio, usan palabras que jamás utilizaríamos: hablan de empleo en vez de pega, dinero en vez de plata, muchacho en vez de gallo y un sinfín de modismos que los chilenos sólo hemos visto en el resumen del Mío Cid Campeador. Rescataría en este punto a la nocturna del Mega “Señores Papis” (de origen argentino por lo demás), en donde nuestros actores usan el lenguaje real con el que nos comunicamos los chilenos. Esa característica produce cercanía e identificación… algo que los argentinos aprendieron hace muchos años y en donde nosotros vamos avanzando de a poquito.

Aprendamos de la desfachatez de los argentinos

En este punto tengo mis dudas, porque creo en las formas y las estructuras, pero celebro la capacidad de no dejarse intimidar, de adaptar lo exterior a la propia cultura y de sentirse con toda la seguridad para pronunciar el inglés como se les cante y usar las palabras literalmente como se escriben (Crush, Colgate, Levi's, por decir algunas). No andan urgidos como nosotros por pronunciar cual Diana de Gales y se paran frente al mundo como si fueran dueños de él. No digo que TODOS los argentinos lo hacen, pero a una gran mayoría le importa bien poco la pronunciación y aunque los profesores de inglés terminen con un infarto al miocardio, hay una desfachatez y postura frente a la vida que aplaudo… tímidamente obvio.

¿Están de acuerdo o no? ¿Agregarías algo más? ¡Disparen!

¿CÓMO TE DEJÓ ESTE ARTÍCULO?
Feliz
Sorprendido
Meh...
Mal
Molesto
ESTADÍSTICAS: APOYO A FRASES DE ESTE ARTÍCULO
Estas estadísticas sólo se le muestran a los usuarios que ya han dado su opinión con un click sobre alguna de las frases rojas destacadas en el texto del artículo.
Comentarios
Paz Moreno | 2017-01-05 | 19:53
3
Que bonita intención tiene Magdalena, pero en ciertos puntos estoy en desacuerdo. Primero que todo, estar en otro país exacerba un poco el sentimiento nacional, lo he visto en argentinos, peruanos y los propios compatriotas. Teniendo eso en mente quiero agregar un par de pensamientos:
Primero, se bien lo de las discusiones, lo he visto yo, lo dijo macri me lo dijeron los propios argentinos, serán los genes italianos jajaja.
Pero creo es es menesteroso mantener siempre la postura fria (primero, para pensar bien y no sobrepasarse) y el deseado respeto por el otro que también es digno. Además, la regla general no es ser ''apasionado'' es argumentar bien y no ofender. A mi NO me gusta esta cualidad argentina.

LO otro lo encuentro lindo, pero (como todo tiene un pero ajajaj), esto no creo que deba ser extremo por -sacrificarse- a si mismo y su felicidad por lo que opine o sienta la familia que es lo correcto, parece que es mas comun allá de lo que yo misma creí....de hecho, creí que solo pasaba acá.

Esto lo comparto plenamente, a veces veo la literatura chilena del siglo pasado y era realmente bella en la expresión, también soy de las que creen que deberíamos volver a poner en pedestal el voseo chileno mixto, bastante lindo a mi parecer y no el ''lenguaje de los rotos'' como lo ficharon antes.

Jajajajajaj! tuve una discusión con una amiga, yo le decía: la ''colgueit'' es una marca anglosajona, y se pronuncia como tal, y ella me decía ''no boluda es colgate'' me reí mucho. Tampoco estoy de acuerdo, quien quiera hacerse ''dueño'' del mundo no necesita pasar por encima de la cultura de otros o sobre otros, respeta para que lo respeten (parezco doctora polo jajaja)

Y pues, eso sería, sé que se hizo con buenas intenciones pero creo que los argentinos tienen mejores cosas que las que siempre se dicen y solo un ejemplo: que no les importa lo que estudies o lo que tengas, quizás sea lo último que te pregunten...al menos en mi experiencia...van de tu a tu. Gracias por la columna.

responder
denunciar
apoyar
RODRIGO RODRIGUEZ | 2017-01-06 | 13:37
1
Lo de las discusiones no lo sabía, pero que bien que sea así... Acá tú discutes algo y eres pesado, facho, comunista, etc. Respecto del hablamiento, más que odiarlos deberíamos aprender de ellos, no se achican y tienen perso, algo que acá falta. Respecto de los niños, es verdad a veces somos demasiado extremistas y sobreprotectores.

Siempre he pensado que si no descendieramos de españoles, seríamos una mejor sociedad y país.
responder
denunciar
apoyar
Angela Millar | 2017-01-06 | 21:10
1
es que a la gente se le olvida que nuestros antepasados eran mapuches también, yo creo que si fuéramos mas mapuches y menos españoles seriamos una mejor sociedad y país :)
responder
denunciar
apoyar
Mauricio López | 2017-01-06 | 18:05
1
De los argentinos suele molestarnos su soberbia aunque eso es sólo una generalización, ya que he conocido varios mucho más sencillos que cualquier otro chileno. Lo que puedo acotar a la conversación es que si manejas en Argentina en auto (al menos desde Bariloche al sur) y pides que te indiquen una dirección, te dan la información exacta que necesitas, por ejemplo te dirían: "mirá, vos tomás 1 2 hasta 3 cuadras por esta avenida, doblás a la izquierda y seguís avanzando 1 2 3 y 4 cuadras hasta toparte con una plaza pequeña y blablabla" y se dan el tiempo para hacerlo. Acá en chile eso habría sido "te vai 3 cuadras derecho, otras 3 pa la izquierda" y se van porque están apurados. Y si necesitan el Garzón en un restaurante no dudan en llamarlo con voz alta y que todas las mesas se enteran que quieren la cuenta. Creo que eso lo tienen de los italianos, ya que esos se pueden reconocer a lo lejos por lo alto que hablan.

Que puedan discutir de forma acalorada y luego siguen siendo amigos me parece muy bien, pero creo que eso no sea algo propio de los argentinos. Tengo la sensación de que en todo el resto del mundo hacen lo mismo y sólo acá en chile "tenemos pelos en la lengua" y siempre usamos modismos para tratar de no herir la sensibilidad del otro e incluso hablamos en diminutivo para pedir un favorcito solo por un ratito. Y eso último creo que es porque somos tan delicados de piel que nos ofendemos con facilidad por temas que podrían o deberían ser triviales (por ejemplo cuando varios lectores no estaban conformes con una nota sobre de dejar de ser pesado).
responder
denunciar
apoyar
Javiera Velasquez | 2017-01-09 | 10:29
0
Esa forma de discutir con tanta pasión y después como si nada es más bien herencia italiana. Eso de "chuchadas iban, chuchadas venían" y terminar todos en la mesa comiendo buena ondi es como muy mediterráneo xD
responder
denunciar
apoyar
Ramón Farias | 2017-01-09 | 16:30
1
Creo que yo tenía la tipica visión del argentina de que son unos sobrados, pero tuve la suerte de vivir en Buenos Aires durante un par de años, y contagiarme un poco de su forma de ver la vida y sus actitudes (estuve estando chico por lo tanto uno absorbe más cosas), y es verdad se quieren mucho su ego es muy grande, pero son muy buenas personas y lo que decian en un comentario anterior, quizás lo más destacable de ellos es que lo que menos les interesa es de donde vienes, donde estudiaste y cuanto plata ganas, algo que en nuestra sociedad deberia ser totalmente imitable.
responder
denunciar
apoyar
Edu Y | 2017-01-15 | 20:43
1
Definir un argentino en Viña debería tener dos miradas, hay argentinos del oeste y del este por así decirlo...es que en realidad hay una Argentina que vive, decide y se mira desde Buenos Aires y otra desde el interior del País, esa fue la lucha desde los orígenes de tus vecinos. Por suerte en Chile no pasa tanto eso...Otra son las corrientes migratorias que hicieron al pueblo argentino, totalmente diferentes a las del pueblo chileno, dando ese matiz de crisol de razas sobre todo europeas, pero de inmigrantes que de una u otra forma elegían el río de la Plata porque no tenían cabida en su tierra o eran los que estaban perdiendo la guerra- todo ello lleva a esa falta de identificación con nuestra América y la semejanza de sus ciudades y pueblos con las de Europa-
Nunca tuve problemas por el mundo pero si cabe reconocer que donde hay un argentino, sería justo saber desde cuando y por qué está allí...eso te dará un poco mas de conocimiento de esa persona...no es lo mismo un argentino en París que llegó en los 60, que uno en Marbella que llego en el 79... Siempre se mezcló la política y la economía con la idiosincrasia de esta Argentina...Todo ello me lleva a una sola definición de estas hermosas personas que viven en latinoamerica...el Argentino no es mas que una persona de habla hispana, con vestimenta italiana, costumbres inglesas, y sueño americano, es el único capaz de hacer bailar a Freud con Evita en una Plaza de París... Así de todo y para terminar, el mejor lugar para sentir una latinoamerica soñadora, presente y en paz es Valparaiso---un beso
responder
denunciar
apoyar
Javier Díaz | 2017-01-16 | 01:55
1
Oigan les dibujaron la piel muy oscura. Argentina is white!
responder
denunciar
apoyar
* Debes estar inscrito y loggeado para participar.
© 2013 El Definido: Se prohíbe expresamente la reproducción o copia de los contenidos de este sitio sin el expreso consentimiento de nuestro representante legal.