¡Que no nos vendan pomadas! ¡Corre la voz!
26.3K
personas vieron esto
AYÚDANOS A
LLEGAR A 30.000
ciencia, mitos, esoterismo, mística, cuántica, teoría cuántica, mecánica cuántica, física, religiones, new age
Imagen: Gojko Franulic

¿Qué es el misticismo cuántico? (y por qué no tiene nada que ver con la mecánica cuántica)

¿Astrología cuántica, felicidad cuántica, sanación cuántica? Descubre por qué nada de eso tiene que ver con lo cuántico, y es más bien un recurso publicitario.

Por Alvaro Lopez B. | 2015-07-30 | 12:00
Tags | ciencia, mitos, esoterismo, mística, cuántica, teoría cuántica, mecánica cuántica, física, religiones, new age
"(La mecánica cuántica) no se aplica al mundo que podamos ver con nuestros propios ojos. No existe dualidad onda partícula, no existe principio de indeterminación en el mundo macroscópico, visible"
Relacionadas

Seguramente ustedes habrán visto algunas páginas estilo New Age que hablan de “estados cuánticos de conciencia”, de “sanación cuántica”, y cuanta cosa más de estilo espiritual, con la palabra “cuántico” metida entremedio. A esto se le ha llamado “Misticismo Cuántico”, y me parece importante tocarlo, porque muchas veces lleva a concepciones erróneas y tiene la irritante cualidad, para mí, de querer justificar con la apariencia de “ciencia” lo que no se puede justificar con otros argumentos.

Pero antes de todo esto, una aclaración: 

Me parece que la espiritualidad es un aspecto esencial del ser humano. Lo que no me parece, es que se mezclen peras con manzanas. Así como no puedo validar datos estadísticos en mis experimentos, tales como desviación estándar o análisis de varianza, a través del mero hecho de orar o meditar, porque es algo completamente fuera de su campo; de la misma forma no puedo pretender validar mis creencias espirituales, a través de la física experimental, pues ésta no posee ni las herramientas, ni es su campo, ni tampoco su especialidad. Esto responde a que los hallazgos en esa disciplina, parecen más serios al ser sustentados por evidencia material.

Sí es válido intentar encontrar un fundamento científico a teorías místicas que hablan, por ejemplo, de energías o sanación, cuando se hace con seriedad y experimentación rigurosa; pero no lo es llegar y sacar palabras del vocabulario científico y usarlas sin ningún rigor para vender mis creencias. 

Como en todo, podemos establecer analogías, pero en ambos casos nos estamos saliendo de sus respectivos campos de competencia. Entonces, no mezclemos peras con manzanas. 

Hecha esta aclaración, prosigo. Pues ahora veremos muchas peras mezcladas con cajones y cajones de jugosas manzanas.

Algunos conceptos básicos

El cuanto es la cantidad mínima de energía que una partícula puede entregar o recibir. ¡Es pequeñisimo! Para mover un kilo de azúcar a un metro de distancia, se requiere tal cantidad de cuantos, que para escribirla tendríamos que poner un "1" seguido de ¡33 ceros! ¡Muy, muy pequeño!

Y bueno, por extensión, la mecánica cuántica trata de las interacciones de partículas a esa escala.

Y es a eso a lo que se refiere el término “cuántico”. A cantidades infinitesimales de energía. Y estas cantidades infinitesimales de energía, operan a una escala también pequeñísima: más o menos un millón de veces más pequeña que el grosor de un cabello humano.

Es en ese nivel, que ocurren fenómenos muy interesantes:

  • Dualidad onda partícula: Según el fenómeno que se describa, los fotones, electrones y otros, se comportan ya sea como una onda (hasta el punto de generar patrones de interferencia), o como una partícula, con trayectorias muy definidas.
  • Principio de incertidumbre: Es imposible saber con exactitud, en forma simultánea, la velocidad de una partícula, y su posición. Si se sabe un dato con certeza, el otro es imposible determinarlo con una precisión que tenga alguna utilidad. Esto es una característica inherente de la naturaleza.
  • Colapso de función de onda: Cuando una partícula se comporta como onda, todos sus estados son igualmente probables hasta que se realiza la medición, momento en el cual todas las probabilidades colapsan, excepto aquella donde se detecta una medida. Esto llevó a importantes científicos, como Eugene Wigner, a afirmar que es la conciencia la que produce este fenómeno, debido a que requiere la presencia de un observador.
  • Efecto del observador: Dada la escala de estos experimentos, al observar una partícula, se produce una alteración en la misma, pues se debe producir una interacción para obtener información de la misma. Por ejemplo, para saber donde está un electrón, es necesario que sea impactado por otra partícula, que necesariamente cambia su trayectoria, velocidad u otro aspecto del mismo.
  • Entrelazamiento cuántico: Dos partículas creadas en el mismo evento, parecen estar ligadas de alguna manera inexplicable. De esta forma, si se miden las propiedades de una de las partículas, la otra tendrá las mismas propiedades, o propiedades correlacionadas, aún cuando todo eso depende del azar… aparentemente. Esto también se puede interpretar como que la observación no sólo afecta a la partícula observada, sino también a la otra partícula, con la que se produce el entrelazamiento.

Estos fenómenos, que ciertamente desafían nuestra lógica usual, han dado espacio a que se produzca una especulación de cada vez menor calidad al respecto.

¿Qué es el misticismo cuántico, y de dónde salió?

Durante la década de 1920, se hicieron sorprendentes descubrimientos en el campo de la física, que incluyen los ya mencionados fenómenos de dualidad onda-partícula y el principio de incertidumbre. Esto fue tan sorprendente que sus realizadores, grandes físicos como Edward Schrodinger y Werner Heinsenberg, se vieron tentados a relacionar sus descubrimientos con el misticismo oriental. En particular porque estas interesantes manifestaciones de la naturaleza, dan mucho para especular y sumergirnos en consideraciones filosóficas respecto al carácter de nuestra existencia, la realidad, y el universo y todo lo demás.

Sin embargo durante la década de 1970, las diferentes corrientes New Age se comienzan a apropiar de la terminología de la mecánica cuántica, comenzando no sólo a especular desde dicho vocabulario, sino a dar por verdades científicas sus propias especulaciones.

Se comenzó, entonces, a relacionar de forma indiscriminada, venerables conceptos como el prana védico, o prácticas como la meditación, que son sumamente útiles, con una terminología que se utiliza sin rigor alguno. Así, comienza a extenderse el término “cuántico” a todo lo imaginablepsicología cuántica, medicina cuántica, empatía cuántica, felicidad cuántica, “el por qué cuántico de tu nueva vida”, etc., sencillamente porque suena interesante, no porque haya una relación efectiva con la mecánica cuántica, como es entendida desde la física, lo que constituye un abuso del lenguaje.

Qué hace y qué no hace la mecánica cuántica

La mecánica cuántica, describe fenómenos a una escala subatómica, como por ejemplo, el comportamiento e interacción entre partículas elementales, los que muchas veces se aprovechan en la tecnología de nuestros aparatos electrónicos. Por lo tanto, cuando se habla de “energía cuántica”, hablamos de esa cantidad pequeñísima de energía mencionada al comienzo de este artículo, y que hace saltar de una órbita a la otra a los electrones.

Por otra parte, lo que NO hace es:

  • No hay un “entrelazamiento cuántico” entre personas. Dicho fenómeno ocurre a nivel microscópico, entre partículas. No entre personas. Posiblemente sea otro el fenómeno, pero no “entrelazamiento cuántico”.
  • De esto se desprende que la “sanación cuántica” no tiene sentido. Nuevamente, podemos decir que ocurre una sanación espiritual, una sanación del cuerpo a través del alma… pero ¿sanación cuántica? Es mezclar peras con manzanas.
  • No se aplica al mundo que podamos ver con nuestros propios ojos. No existe dualidad onda partícula, no existe principio de indeterminación en el mundo macroscópico, visible. Por supuesto que es posible pensar en múltiples posibilidades de las cosas, y considerar que distintas cosas pueden convivir al mismo tiempo… pero eso no las hace “cuánticas”. Un poco metafísicas, quizás.

Finalmente.. si se argumenta que igual, en un sentido muy laxo, muy, muy, muy amplio, todo esto igual es cuántico porque también implica partículas, habría que recordar que todo lo visible se compone de partículas, y no hablamos de ciclismo cuántico, sólo de ciclismo. O de alpinismo cuántico, solo de alpinismo. Se trata evidentemente de un recurso para llamar la atención sobre algo, que requiere de ese truco para parecer interesante y que posiblemente no lo sería de otra forma. Porque si a la psicología cuántica, le quitamos la segunda palabra, sólo es la ya muy conocida psicología, a secas. No es tan “impactante”. Y además, obliga seguir reglas más rigurosas, lo que ya deja de ser tan divertido.

Una reflexión final

No porque algo esté dicho con un vocabulario “científico”, va a ser cierto. Es una tentación común, el querer validar de esta forma nuestras creencias. Para mí, el querer validar las creencias espirituales con experimentos de ciencia exacta, habla de una carencia en las creencias espirituales. Los fenómenos del espíritu son infinitamente más sutiles que eso y tienen sus propias reglas.

La física cuántica tiene por objeto el estudio de lo más pequeño observable, a través de sistemas matemáticos altamente abstractos. La espiritualidad, se relaciona con la comprensión de la fuente trascendente de lo que existe. El mezclarlos en la forma indiscriminada que lo hacen los “místicos de lo cuántico”, que en definitivas cuentas plantean un solipsismo donde uno puede aislarse “cuánticamente” de quienes nos rodeen, me parece algo sumamente erróneo. Además, es muy patudo hablar tan sueltos de cuerpo de conceptos de física avanzada, sin tener idea de física. Es como si me pusiera a criticar la práctica del yoga sin tener idea de qué se trata.

Considero que es muy sano equilibrar la vida espiritual, con la del intelecto, pero, justamente, de una forma balanceada. No abusando de nuestra propia ignorancia, utilizando conceptos sólo porque suenan “bonitos”. 

¿Crees en estas prácticas "cuánticas"?

¿CÓMO TE DEJÓ ESTE ARTÍCULO?
Feliz
Sorprendido
Meh...
Mal
Molesto
ESTADÍSTICAS: APOYO A FRASES DE ESTE ARTÍCULO
Estas estadísticas sólo se le muestran a los usuarios que ya han dado su opinión con un click sobre alguna de las frases rojas destacadas en el texto del artículo.
Comentarios
Orlando Bustos | 2015-07-30 | 14:53
2
Excelente que tengan este tipo de post. Los felicito :)
responder
denunciar
apoyar
Alvaro Lopez B. | Colaborador | 2015-07-30 | 15:00
3
muchas gracias!! ponemos lo mejor de nuestra parte!! muchos saludos! :) :)
responder
denunciar
apoyar
Javier Salazar | 2015-07-30 | 15:09
1
Estas prácticas "espirituales" son meros placebos que la gente usa con fines de forrarse con los incautos. Son los vendedores de veneno de serpiente actuales y solo venden humo, y en el mejor de los casos, placebos.

Un par de comentarios...
- La presencia del investigador que "cambia" el resultado por meterse en él, la has explicado bastante bien, de hecho, porque mientras que la gente supone que por el hecho de pensarlo uno cambia el resultado, en realidad, la única forma que tenemos de conocer ese tipo de cosas es interactuando con ellas. Un electrón en reposo no hace nada, por lo que no podemos saber si está allí, en primer lugar, la forma en que podemos hacerlo es, por ejemplo, acercando otro electrón que sentirá una parturbación producto de la carga eléctrica, perturbación que también sentirá el electrón desconocido original y será afectado por ella. No es una cosa de "consciencia", es una cosa de que hay que meter mano xD. El colapso de la función de onda tiene que ver con esto mismo.
- El entrelazamiento cuántico, que es una de las teorías favoritas de la gente que cree en estas cosas para justificar temas como la telepatía, es una teoría mucho más compleja y exclusivamente cuántica, no hay un análogo clásico con el que ejemplificar. En un sistema entrelazado, hay una función de onda para el sistema, no para los componentes individuales. En todo caso, estaba leyendo y al parecer han logrado ver el efecto en dos diamantes y teletransportar bits de un lado a otro :o pero de ahí a leer mentes...

Eso :B
Buen artículo, por lo demás, nada de humo que vender :o
responder
denunciar
apoyar
Alvaro Lopez B. | Colaborador | 2015-07-30 | 15:26
2
Muchas gracias!! Sin duda es cierto, hay muchas personas que trasladan la concepción materialista al aspecto espiritual, me explico: piensan que pueden "comprar" iluminación o paz mental siguiendo cursos o leyendo tal o cual autor... pero nunca consideran que la práctica espiritual seria, implica un compromiso por parte de la persona interesada, y siempre implica un cambio interior. Pero eso... es demasiado aburrido, y toma demasiado tiempo. Todos quieren su cuarto de libra ahora, ahora, ahora! ;)

Y es ahi donde atacan estos charlatanes, como muy bien los graficas! :D

Respecto al entrelazamiento, estuve leyendo un paper por ahí, donde mostraban que en casos muy acotados, se podía producir un entrelazamiento que saltaba "hacia atrás" en el tiempo... claro que saltaba 105 nanosegundos eso sí, en fotones dentro de pulsos láser. Es muy interesante, este es el link: http://arxiv.org/pdf/1209.4191v1.pdf

Y sí, traté de no vender nada de humo, y de ser ecuánime en mis juicios. Muchos saludos!
responder
denunciar
apoyar
Ricardo Pacheco | 2015-07-30 | 15:54
2
100% de acuerdo con Javier
responder
denunciar
apoyar
Rafael Fribla Castro | 2015-07-30 | 16:00
3
Muy bueno el articulo.

Siempre he creído que los fenómenos místicos y religiosos tienen una explicación científica pero que actualmente no tenemos los conocimientos para explicarlos (Quizás en el futuro logremos hacerlo). Pero como dice el articulo mezclar conceptos científicos no hace que las cosas sean verdad, solo que suenen más bonitas.
Se me viene a la mente el documental Cosmos en la parte que mencionan que el método científico es la mejor herramienta que tenemos para descubrir cosas.

Saludos
responder
denunciar
apoyar
Alvaro Lopez B. | Colaborador | 2015-07-30 | 16:21
2
Lo que dices al comienzo, me recuerda mucho la cita de A.C. Clarke, de que la magia, es sólo tecnología muy avanzada.

Y estoy de acuerdo contigo, es posible que aún no existan los conocimientos para tales explicaciones científicas... y seguramente cuando existan, la ciencia será muy distinta de como la conocemos hoy en día. :O
responder
denunciar
apoyar
José Tomás Videla | 2015-07-30 | 17:05
3
Hola, Alvaro, muy interesante y necesario, hay mucha gente que necesita palabras rimbombantes para creer, no los culpo de todas formas por buscar respuestas. De todas formas hay que reconocer que la mecánica cuántica roza lo místico cuando habla de dimensiones ocultas e infinitos universos paralelos, la conciencia como una influencia al comportamiento de las partículas, o que la materia básicamente es energía vibratoria, son frases muy "parecidas" a creencias del oriente que invitan a abrir la mente a una realidad mucho más misteriosa e inexplicable que lo que creemos, recomiendo el documental El Universo Elegante.

saludos
responder
denunciar
apoyar
Alvaro Lopez B. | Colaborador | 2015-07-30 | 20:06
1
Hola! muchas gracias por tu opinión, y respecto al tema que tocas, pienso que todos los seres humanos tenemos la necesidad inherente de buscar la verdad, y sin duda que los medios serán aquellos acordes a nuestras capacidades o experiencia: algunos se decantarán por la ciencia, otros por el lado más espiritual, algunos por la creación artística, etc.

Y por supuesto, muchas personas consideran que estas palabras rimbombantes son un apoyo necesario... lamentablemente, se trata de "falsos amigos", que están vacíos de contenido, y que entregan una ilusión transitoria de tranquilidad, o de verdad.

Por supuesto, la mecánica cuántica, respecto a las conclusiones filosóficas o metafísicas a las que nos puede inducir respecto a nuestro universo, y más aún cuando nos involucramos en cosmología, por ejemplo, nos entrega un campo muy rico donde considerar la sorprendente y paradójica belleza de la realidad en que vivimos.

Es interesante, además, que muchas cosas coincidan con lo que indican las tradiciones ligadas al misticismo oriental, esto nos hace pensar en la profunda intuición de quienes forjaron dicha tradición... y hay aspectos que incluso se entrecruzan con la cábala hebrea. Pero esto siempre del campo de la analogía, por supuesto. Además, pienso que no solo el aspecto intelectual, sino también el aspecto espiritual del ser humano es esencial, pues de otra forma viviríamos una vida muy vacía y aburrida... pero una cosa es ese aspecto inherente a nosotros, y otra muy distinta, ponerse a disparar a diestra y siniestra, intentando convencer con argumentos que ni siquiera entendemos bien... ahí ya no hay salud...

No he visto el documental que recomiendas, voy a trataaaaaaar de verlo, en algún momento en que tenga el tiempo, y volveré por acá a dar mi opinión. :O (es cierto, vuelvoooo!!)

Muchos saludos!!
responder
denunciar
apoyar
gif Comentario destacado por El Definido
Francisco Gallardo Silva | 2015-08-02 | 17:45
1
me gustó mucho esta opinión. Hoy en día salen muchas cosas "místicas" que se apoyan en hechos científicos para darle validez a sus "teorías", o incluso citan a grupos científicos (CERN, NASA, etc) para darle "validez" a las cosas que dicen. INTENTAN ser ciencias, pero carecen del método científico.

Aunque la ciencia busca la "verdad", desde que nació de la filosofía griega, lo cierto es que aún así se está lejos de la "verdad" absoluta: Un ejemplo de ello es la incertidumbre de heisenberg como bien explicabas: Es imposible para nosotros los humanos saber con precisión absoluta la posición Y la velocidad, por lo que siempre se sacrifica la precisión de uno de ellos para saber el otro; otro ejemplo se encuentra en la mecánica clásica: la teoría de la gravedad de Newton: en el universo observable por un humano (a ojo pelado) las leyes de la física (en especial las leyes de newton) son certeras y aplicables al quehacer humano, sin embargo apareció otro tipo (einstein) que evidenció que no era la verdad total la teoría de newton, sin embargo no era falsa, sino un aspecto más particular e incluso "aproximado" (teoría de relatividad general).

En lo personal, no creo en esas cosas "místicas" que aparecen a cada rato, pero tampoco tengo el poder para decir "eso es FALSO". Prefiero decir "cuando sea demostrado, utilizando el método científico, lo creeré". De todas maneras uno tiene el poder de creer en lo que uno quiera, pero como bien dices, "no mezclen peras con manzanas".

Los humanos somos curiosos por naturaleza, como sociedad, buscamos saber por qué ocurren las cosas.
responder
denunciar
apoyar
Alvaro Lopez B. | Colaborador | 2015-08-02 | 00:57
1
Muchas gracias por tu opinión... pienso parecido, considero que uno puede muy bien creer lo que estime conveniente, pero me parece hasta un poco fraudulento intentar meter con fórceps a la ciencia, en aspectos donde no tiene las herramientas para poder funcionar. Y viceversa, por supuesto.

Como bien apuntas, uno puede probar que algo es verdadero, pero no se puede probar que algo es falso... yo puedo decir "todas las ovejas son blancas"... pero no puedo decir "no existen ovejas blancas", porque eso implicaría conocer todos los casos y todos los aspectos, conocimiento que evidentemente no poseemos.

Asimismo, como la tendencia del ser humano es a buscar la verdad, pero a la vez, lamentablemente esto se acompaña muchas veces con una gran pereza, pasa que se toman teorías como si fueran una realidad inmutable... cuando son sólo eso, teorías, que funcionan hasta que se encuentran evidencias que permiten perfeccionarlas. La ciencia, en ese sentido, es un sistema vivo y cambiante, que avanza cada día más en su conocimiento. Y me consta que son los primeros en admitir sus propias limitaciones, pues son serios en lo que hacen. (y de esos se cuelgan charlatanes y vendedores de pomada, para "validar" sus peregrinas posturas....)
responder
denunciar
apoyar
* Debes estar inscrito y loggeado para participar.
© 2013 El Definido: Se prohíbe expresamente la reproducción o copia de los contenidos de este sitio sin el expreso consentimiento de nuestro representante legal.