regalos, navidad, niños, crianza, educación, padres, familia, hijos, infancia, valores
Imagen: Gojko Franulic
actualidad | Opinión | Guía para Padres

Enseñar a dar y recibir - 8 ideas de regalos constructivos

En la vorágine navideña es fácil olvidar que lo más importante que podemos darle a los niños no son los regalos, sino lo que estos implican para su desarrollo. Aquí algunas claves para sacarles provecho.

Por Ignacia y Javiera Larrain | 2014-12-11 | 11:02
Tags | regalos, navidad, niños, crianza, educación, padres, familia, hijos, infancia, valores

Estamos a dos semanas de una de las festividades más importantes para las familias, porque independiente de el credo que se profese, Navidad y su víspera es un tiempo esencialmente para compartir en familia.

Paradojalmente, esta época que debiese ser un tiempo de tranquilidad y fraternidad, se ha convertido en “el estrés de fin de año”, pues al cierre de año laboral y escolar, hay que sumarle la agobiante compra de regalos navideños. Pero, ¿por qué tiene que ser así?¿Podemos transformarlo en un tiempo positivo, de enseñanzas y aprendizajes?

Algunas familias podrían optar por no hacer regalos, pero muchas veces la tradición social lo hace difícil. Sin embargo, no tiene porqué convertirse en una tediosa tarea, sino que podemos aprovecharla para hacer regalos que aporten para la familia y el desarrollo de los hijos.

Así mismo, podemos verlo como una oportunidad para enseñar a los hijos, que así como ellos reciben, deben aprender a dar y darse.

Con estas dos dimensiones podemos dar un vuelco al estrés “pre-navideño” que existe generalmente y dotar de sentido al hecho de regalar y recibir.

Enseñar a regalar y recibir

Lo primero es hablar sobre el significado de recibir regalos, mostrarles la importancia de dar las gracias, ya que es una muestra de cariño, y explicarles que hay que valorar y cuidar los regalos que les llegan. 

De ahí, hacer notar que así como nos alegra y nos agrada que nos regalen, es importante aprender a dar a los demás. Regalar es un acto de cariño y generosidad. En cuanto a enseñar a regalar, hay distintas formas de hacerlo, entendiendo por regalar no solo cosas materiales, sino el tiempo y a uno mismo:

  • Antes que nada, es fundamental darle el sentido familiar a la Navidad, regalando el tiempo a través de visitas a familiares o amigos tal vez más alejados o solos, quienes con unos pocos minutos sentirían una inmensa felicidad.
  • También se puede aprovechar que los niños recibirán nuevos juguetes, para enseñar el desprendimiento. Que ellos elijan alguno (que esté en buen estado) y lo regalen a otro niño que no recibirá (existen distintos lugares donde llevarlos, como parroquias, hogares, colegios, entre otros).
  • Ideal es realizar alguna actividad en concreto para ayudar a personas que no tienen la misma suerte de recibir regalos o de celebrar la Navidad. Dependiendo de la edad de los niños, se puede organizar o participar de alguna actividad donde se viva el compartir: ya sea el tiempo, el cariño u algo material. Esto puede ser desde ir a un hogar a visitar a niños que no tienen familia, a hogares de ancianos, regalar una “Caja de Navidad” e ir a dejarla en familia, llevar algún regalo a personas privadas de libertad, enfermos, etc. También se puede ir simplemente a acompañar a bomberos, conserjes, guardias, etc., personas que pasan la fiesta en su lugar de trabajo. De esta manera, se les enseña a los niños de forma concreta que la Navidad no es solo para recibir, y ayudando a otras personas se puede agradecer todo lo que se tiene.

Y si vamos a hacer un regalo a los hijos, qué mejor que aprovechar la oportunidad de que sea algo que le aporte a su desarrollo. 

Ocho ideas de regalos constructivos:

  1. Rodados: (bicicletas, correpasillos, autos, patines, etc). Incentivan la vida al aire libre y el deporte y hay una gran variedad según la edad.
  2. Bloques, Legos y armables: Desde que cumplen un año pueden usar los bloques para construir más grandes y se puede encontrar para todas las edades. Éstos estimulan la creatividad y la motricidad además de que son una gran entretención para los niños de todas las edades.
  3. Disfraces y accesorios: Potencian el juego de rol, la imaginación, la comunicaicón y el juego grupal.
  4. Artículos de manualidades (hojas de block, papeles, tijeras, pegamento, lápices, etc.): Hay gran variedad para las distintas edades y potencian el lado artístico de los niños a la vez que realizan una actividad que, por lo general, les entretiene.
  5. Libros: Muestran el valor y la importancia de la lectura a la vez que la estimulan. Existen infinitos tipos y para todos los gustos y ededes.
  6. Juegos (naipes, de mesa, puzzles, etc.). Potencian el juego en grupo y el desarrollo de distintas habilidades.
  7. Instrumentos musicales: A partir del año la música les llama la atención y son capaces de utilizar distintos instrumentos, desde tambores hasta guitarras de juguete o de verdad. Estimulan el oído y el gusto por la música.
  8. Figuritas: A través de sus súper héroes, princesas o figuras de oficios, se estimula el juego de rol. Además, a través de su juego podemos aprender mucho de nuestros hijos.

Navidad y el contexto de fin de año puede ser un tiempo estresante y sin valor si no somos capaces de darle un sentido a esta época, donde el Viejo Pascuero no solo venga para regalar, sino que también venga a llenar de amor, generosidad y fraternidad nuestra vida familiar.

¿Qué haces tú en Navidad?

¿CÓMO TE DEJÓ ESTE ARTÍCULO?
Feliz
Sorprendido
Meh...
Mal
Molesto
ESTADÍSTICAS: APOYO A FRASES DE ESTE ARTÍCULO
Estas estadísticas sólo se le muestran a los usuarios que ya han dado su opinión con un click sobre alguna de las frases rojas destacadas en el texto del artículo.
Comentarios
Racuna Matata | 2014-12-11 | 12:47
2
También hay varios estudios que apoyan los juegos de acción ;)
http://www.sciencedaily.com/releases/2014/11/141110161036.htm
responder
denunciar
apoyar
Paper Luis | 2014-12-11 | 12:49
3
Es raro esto. Esta es la primera navidad de "niño" del retoño. Hasta el año pasado era bebé y no era relevante.
Ahora estamos complicados ya que, por la forma de ser que tenemos con mi esposa, no esperamos a una fecha en particular para hacernos regalos, pero también queremos que tenga la fantasía de navidad. En el regalo, pretendemos que Don Viejo Pascuero le traiga un monopatín, para que ande y se aporree. Pensabamos en algo más, pero entre ya tiene muchos juguetes y la economía no acompaña... al parecer quedaremos allí.
Por otra parte ¿Como existe un niño que tenga un juguete en buen estado? Eso en el caso del retoño no ocurre, así que intentamos hacer que sea desprendido a sus 4 años (Y pucha que cuesta...)

Saludos
@paperluis
responder
denunciar
apoyar
Arlene Musume | 2014-12-11 | 15:11
7
Cuando era chica, antes de que llegara navidad, mi mamá nos hacia buscar los juguetes que no usabamos, los limpiabamos, si tenian algo malo tratabamos de arreglarlos y ella se los llevaba a la iglesia para regalarselos a los niños pobres. A nosotras (a mi hermana y a mi)nos encantaba hacerlo, mi mamá dice que nos gustaba mas hacer regalos que recibirlos :D.
ademas cuidabamos mas los juguetes, porque sabiamos que despues los ibamos a regalar.
responder
denunciar
apoyar
Claudia JD | 2014-12-11 | 15:35
1
El desprendimiento no lo aprendí muy bien, todavía guardo mis playmobile de infancia, y a estas alturas, mis hijos jugarán con ellos.... siempre y cuando los cuiden como yo jajajaja
responder
denunciar
apoyar
Tengo un auto de Rally Playmobile que usé yo, luego mi hermano chico, luego mis sobrinos y me llegó de vuelta para que lo use mi hijo. Impresionante la calidad de esos Playmobile (y eso que yo no lo cuidaba mucho ya que lo hacía correr barranca abajo en cuanta pendiente encontrara...)
responder
denunciar
apoyar
gif Comentario destacado por El Definido
El Pol | 2014-12-11 | 17:44
7
Toy Story 1 y 2 le enseñaron a mi hija de 4 años lo que sufren los juguetes cuando un niño no juega con ellos, con la 3 aprendio que debe regalar sus juguetes cuando deje de usarlos... asi que ahora los usa todos ¬¬u! su pieza es un desastre porque los saca todos, los usa y si se acuerda los guarda
responder
denunciar
apoyar
Francisco Castillo | 2014-12-12 | 10:47
0
Ja ja ja ja ja ja ja, las grandes lecciones de toy story
responder
denunciar
apoyar
Ángela Ferrari | 2014-12-11 | 20:22
2
Voy a opinar sobre un punto en particular y esto es una opinión bien personal, y probablemente no aplique a mucha gente y/o situaciones, pero se me hace reprobable el desprendimiento tal como lo plantean aquí, ya sea en mí o verlo en otros.
Me da la impresión de las cosas desechables, que cuando pasan su punto de máxima utilidad, se desechan (Y para regalar y que realmente sea útil la cosa en sí debe estar en excelente estado, me parece falta de respeto regalar lo que sobra o lo que tiene pifias). Soy partidaria de cuidar y usar las cosas (lo que sea) hasta las últimas consecuencias.
Por otro lado el desprendimiento real, eso de dar a otros lo que realmente necesitan aunque nos duela, no lo que ya no queremos, me parece admirable, pero increíblemente difícil. Lo intento, pero en realidad no me resulta muy seguido y en general, contrario a lo que podría pensarse, es fuertemente desaprobado socialmente (al menos en esta sociedad en que el que hace algo bueno o da algo voluntariamente es tonto y el pillo es rey). Y si no me resulta a mí, ¿Con qué cara le digo a mi hija que ser solidaria es el verdadero sentido de la navidad y si quiere serlo dándole dignidad al que recibe (como corresponde), debería regalar el juguete nuevo y no el viejo?

Otro punto es que también es difícil socialmente para el niño pasar una navidad austera, en el fondo uno cae en el consumismo (desde que soy mamá he comenzado a odiar la navidad) para que esté a la par con los amiguitos y no se burlen o lo hagan sentir mal (los niños son muy crueles, es cosa de ver en algún curso al niño que no tiene las cartas de moda o la que no tiene la muñeca popular del año).

Personalmente, creo que voy a intentar no caerme tanto-tanto al consumismo mientras sea pequeña y a medida que deje de creer en el viejito pascuero y entienda mejor, pasarme al otro lado de la navidad.
responder
denunciar
apoyar
María José Salazar | 2014-12-11 | 22:44
3
No tengo hijos, pero si una sobrina con la que vivi. Y desde siempre le regalo libros, para pintar cuando era mas chica, de cuentos cuando era preescolar y ahora que esta aprendiendo anleer le he regalado libros mas complejos; ya que mebhe dado cuenta de que siempre (y no se cómo) le llegan varios juguetes y tenidas de ropa de regalo.
Creo que, a veces, como dice el dicho "el consumismo nos consume" y nos olvidamos que muchas veces los niños son mas felices con una caja o una pelota que los haga pasar tiempo con los padres que con la tablet de moda.

Pero bueno, quizás todo cambie cuando sea mamá =)
responder
denunciar
apoyar
* Debes estar inscrito y loggeado para participar.
© 2013 El Definido: Se prohíbe expresamente la reproducción o copia de los contenidos de este sitio sin el expreso consentimiento de nuestro representante legal.