matrimonio, economía, régimen, cónyuges, separación, bienes.
Imagen: César Mejías

"Los declaro marido y mujer": ¿Qué es el régimen matrimonial y por qué te debería importar si te casas?

Uno de los muchos puntos importantes que hay que definir antes de casarse, es el régimen matrimonial, es decir, la forma en que será administrada la economía del matrimonio. En El Definido te contamos cuáles son las opciones y qué cambios se planean para una de ellas.

Por María Victoria Coutts | 2018-04-17 | 07:00
Tags | matrimonio, economía, régimen, cónyuges, separación, bienes.

Quién se encargará de pagar las cuentas, quién hará la lista del supermercado, cuáles serán los gastos que tendrán en común y cuáles serán los que se dividirán; la verdad es que podríamos seguir eternamente enumerando, pero lo cierto es que antes de dar el sí definitivo ante la ley, una pareja tiene infinitas cosas que acordar para que su matrimonio funcione con un cierto orden (o creías que sólo de amor vive el hombre, ¿ah?)

Disney Wedding GIF

● Te puede interesar: 7 consejos freak para un matrimonio feliz

Una de ellas, es definir el régimen matrimonial con el que se casarán, es decir, el sistema bajo el que se administrarán la economía y los bienes del matrimonio. ¿Los conoces? ¿Sabes cuáles son las reformas que se vienen? En El Definido te lo contamos.

¿Cuáles son las opciones?

Actualmente quienes se casan bajo la ley chilena, tienen tres alternativas: la sociedad conyugal, la separación total de bienes y la participación en los gananciales.

La sociedad conyugal, es el sistema en el que el patrimonio de la pareja forma uno solo, es decir, todo es común para ambos. Esto incluye lo que tenía cada uno antes de casarse y lo que adquieran durante el matrimonio. 

Pero tiene algo que se llama patrimonio reservado de la mujer. Esto, permite que todos los bienes y ganancias que ella obtenga por su trabajo o profesión (si es que es separado del trabajo de su marido), puedan ser administrados por ella, pero si el marido es el empleador de su mujer, esto no vale. Se supone que esto es una cláusula que existe para proteger a las mujeres. 

En resumen, si el matrimonio se acaba, la mujer tendrá dos opciones: quedarse solo con su patrimonio reservado o juntarlo al de la sociedad conyugal y dividir las ganancias de todo eso en dos.

Es cierto que este régimen tiene varios beneficios para las mujeres, pero un punto que se le critica es que dentro de la sociedad, el encargado de administrar todo, es el hombre, incluso si hay bienes que la mujer haya obtenido por donación o herencia.

Solo necesitará autorización de la mujer para realizar ciertos actos como, por ejemplo, constituir una hipoteca sobre ciertos bienes raíces.

Un acuerdo bastante machista, si pensamos que como sociedad vamos camino hacia la igualdad entre el hombre y la mujer, y pretendemos que esa equidad se refleje en nuestra legislación. Por lo menos se debería poder elegir quién es el administrador de los bienes, ¿o no?

Bueno, afortunadamente eso es lo que se quiere hacer ahora con el proyecto de ley que pretende modificar el Código Civil y otras leyes, para regular el régimen patrimonial de sociedad conyugal. La idea es que en este régimen exista tratamiento equitativo entre marido y mujer, por eso, serán los mismos contrayentes los que determinen cuál será el administrador o si prefieren hacerlo en conjunto.

Además, el proyecto contemplaría otro cambio: la comunidad se formará con los bienes adquiridos durante el matrimonio a título oneroso (sueldos, utilidades, compras, etc.), así todo lo que los cónyuges tenían de solteros y lo que reciban como herencias o donaciones, quedarán como bienes propios que cada uno podrá administrar como quiera.

Y en el caso de que decidieran que el hombre sea el único administrador de los bienes, se mantendría el patrimonio reservado de la mujer.

Este proyecto estuvo estancado en el Congreso por muchos años (desde 2013 que no hay avances), sin embargo, hace casi un mes el Ejecutivo le dio urgencia legislativa a su discusión en el Senado.

En Chile, la sociedad conyugal es el régimen que más parejas eligen cuando se casan. Según datos del Registro Civil publicados por La Tercera, en 2017 el 53,9% de las parejas optaron por ese modelo. Sin embargo, la mayoría de los matrimonios no están informados a la hora de tomar esta decisión: la razón de este elevado porcentaje, sería que este es el sistema que rige por defecto si la pareja no dice nada al momento de casarse.

● Te puede interesar: Las 7 claves de la pareja que cumplirá 90 años de matrimonio

¿Y los otros dos?

Por un lado encontramos la separación total de bienes, que es el régimen en el que los patrimonios de cada cónyuge y su administración, se mantienen completamente separados antes y durante el matrimonio. En otras palabras: “lo que es mío es mío y lo que es tuyo es tuyo”.

Y si el matrimonio se disuelve, cada uno se queda con lo que cada uno adquirió a su nombre antes y durante del tiempo que estuvieron unidos.

En los últimos años, los matrimonios que se han casado bajo este régimen han aumentado: pasaron de un 37,2% en 2016 al 43,7% en 2017.

Por último, está la participación en los gananciales. Este régimen mantiene separados los patrimonios, pero si el matrimonio se termina, se calculan las ganancias que cada uno obtuvo durante el tiempo que estuvieron casados (dineros, bienes o propiedades que no eran parte del “patrimonio de soltero”). 

"Al final se comparan los patrimonios iniciales y finales de cada cónyuge, y el que tiene más ganancias debe compartirlas con el que tiene menos, de modo de dejarlos en paridad. En teoría, suena bastante bien, pero en la práctica no ha funcionado, porque exige mantener un especial orden para documentar todas las adquisiciones, ventas, etc. a lo largo del matrimonio, lo que no concuerda mucho con la mentalidad chilena (es un régimen que ha funcionado en Alemania y en países nórdicos)", explica a El Definido el abogado y profesor de Derecho Civil de la U. de Los Andes, Hernán Corral

¿Nos podemos cambiar si nos arrepentimos?

¡Sí, se puede! El régimen de sociedad conyugal se puede sustituir por el de participación en los gananciales o por el de separación total. Y lo mismo se puede hacer viceversa.

Entonces, si te vas a casar o ya estás casado, debes conversar con tu pareja bien qué régimen les conviene a ambos para no toparse con una sorpresa, en el caso de que se acabe el matrimonio (snif).

¿Qué te parece la idea de modificar la sociedad conyugal?

¿CÓMO TE DEJÓ ESTE ARTÍCULO?
Feliz
Sorprendido
Meh...
Mal
Molesto
Comentarios
Diego Herrera | 2018-04-17 | 11:21
1
Hubiese sido interesante que hubiesen también hablado del AUC en este articulo.
responder
denunciar
apoyar
María Victoria Coutts | Periodista | 2018-04-17 | 14:21
0
¡Hola Diego! Buena idea, lo vamos a dejar anotado para un próximo artículo.

Saludos.
responder
denunciar
apoyar
* Debes estar inscrito y loggeado para participar.
© 2013 El Definido: Se prohíbe expresamente la reproducción o copia de los contenidos de este sitio sin el expreso consentimiento de nuestro representante legal.