educacion, niños, niñas, colegio, sociedad, segregacion, sexo, genero, sala, clases
Imagen: César Mejías

Colegios separados por sexo: ¿bien, mal o da igual?

La petición de una niña para entrar a un colegio emblemático de hombres, provocó una hecatombe filosófica-educativa que tiene a todo el mundo hablando de este tema. Aquí te contamos lo bueno, lo malo y lo feo de toda esta discusión.

Por Rodolfo Westhoff @rwesthoff | 2016-09-23 | 07:00
Tags | educacion, niños, niñas, colegio, sociedad, segregacion, sexo, genero, sala, clases
Relacionadas

Todo partió con Marina Ascencio, una niña de once años que no se achicó ante nadie y le envió una carta al rector del Instituto Nacional, a la alcaldesa de la comuna de Santiago y hasta a la Presidenta Michelle Bachelet, manifestándoles su deseo de entrar al histórico liceo emblemático para hombres.

Entre otras cosas, apuntó a que era una injusticia el que ser mujer le impidiera acceder al establecimiento que hasta este año contaba con excelencia académica. Y ojo, que desde que eso hizo noticia (hace cinco días aproximadamente) el asunto ha ido agarrando tanto vuelo que ya tenemos senadores exigiendo que los colegios que reciban fondos del Estado no puedan segregar por sexo.

Así que sí, una niña de once años tiene a todo un país reflexionando sobre este tema. El que por cierto, da pie para un montón de opiniones y versiones, aunque solo el 4% de los colegios chilenos segregue por sexo. Es por eso que en El Definido decidimos ver qué dicen las posturas en torno a este asunto y aclararlo lo más posible para que puedan opinar informados.

Equipo “Marina Ascencio”

Desde la vereda de quienes están a favor de una educación mixta, el mayor argumento que suele esgrimirse es el de la inclusión social. Es decir, que el aula de clases replique lo que es la sociedad: variada, mixta, heterogénea.

Una investigación llevada a cabo el 2011 por un grupo de psicólogos de la Universidad Estatal de Pensilvania (y que fue publicada en la revista Science), concluyó que los colegios que segregan por sexo, tienen peores resultados en términos de calidad que aquellos que son mixtos. Eso sí, aclararon que eso no se veía reflejado necesariamente en aspectos académicos, sino que en aspectos sociales.

Por ejemplo, encontraron que los alumnos de colegios que discriminan por sexo son más propensos a aceptar estereotipos de género. Es decir, que las mujeres deben hacer tal y los hombres cual.

Lo mismo plantean los autores de The Pseudoscience of Single Sex Schooling (o La pseudociencia de la enseñanza separada por sexo, en español), artículo que también fue publicado en la revista Science y que fue elaborado por un grupo de ocho expertos en psicología y neurología, dedicados a temas de educación.

Además de este punto (reforzar los estereotipos de género y el sexismo), la investigación arroja que la educación segregada por sexo no tiene validez científica, que se defiende sobre la base de argumentos débiles y que inhibe las oportunidades de niños y niñas de poder trabajar juntos.

Equipo “niños acá, niñas allá”

En este otro lado de la vereda están quienes creen que la segregación por sexo en los colegios puede tener aristas positivas. Más allá de quienes puedan apelar a la tradición (como podría pasar con el Instituto Nacional), hay estudios sobre la materia que sugieren que este tipo de separaciones inciden en favor de los alumnos. Pero ojo, que no de todos, sino que de las mujeres en particular.

Eso afirma al menos una investigación elaborada por la American Association of University Women (o Sociedad Americana de Mujeres Universitarias, en español), titulado Cómo los colegios estafan a las niñas. Sí, suena feo y se pone peor. La investigación determinó que al interior de las salas de clases, las niñas reciben una cantidad “considerablemente” menor de atención que la que reciben sus pares masculinos, sobre todo cuando se trata de matemáticas.

Así también, sostienen que los profesores están más inclinados a fomentar a que los estudiantes masculinos participen de las clases (incluso cuando no demuestran intención de hacerlo), en comparación con las mujeres. Y peor aún: en escenarios en donde las mujeres son altamente competitivas en matemáticas y ciencias, siguen siendo mucho menos propensas que sus compañeros a continuar sus estudios en dicha áreas.

Eso si hablamos de estudios, ya que otros argumentos que hemos escuchado, como que los ritmos de educación son diferentes en niños y niñas o que cuentan con intereses distintos en la esfera del aprendizaje, no son frecuentemente respaldados por investigación científica. Aunque ojo, que no por eso van a dejar de ser menos importantes para determinadas comunidades educativas o familiares.

La visión de Educación 2020

Hablamos con Manuel Sepúlveda, director de Política Educativa de Educación 2020, y lo primero que nos contó es que en la organización valoran mucho el que se esté dando esta discusión, pero que lo ideal sería que no se centrara solo en colegios emblemáticos, sino que también en los particulares.

En ese sentido, asegura que “es positivo que los colegios avancen hacia una composición mixta de su matrícula, porque entendemos que la educación no solo basa su calidad en los aprendizajes tradicionales, sino que también en cumplir con el rol socializador. El conocer, compartir y enfrentarse al mundo real, mundo que es diverso y compuesto por hombres y mujeres”.

También agrega que la enseñanza en colegios mixtos tiene mucho que ver con la lógica del aprendizaje auténtico. “Ese concepto se refiere a que en educación, tienes que generar situaciones que sean reales. En el fondo, no se pasan contenidos de una nube, sino que para generar el desarrollo de habilidades que te permitan solucionar problemas del día a día”, explica.

Entonces, la lógica del aprendizaje auténtico requiere de escenarios que sean muy reales y generen una situación similar a la que se va a vivir cuando se salga del colegio. “Un colegio mientras más diverso, es mejor, porque el mundo es diverso y, en ese sentido, un colegio mixto se acerca más a la realidad”, argumenta.

¿Y qué pasa con la evidencia a favor de las niñas?

Según Manuel, el que las mujeres puedan llegar a tener un mejor desempeño cuando estudian en un colegio exclusivamente de mujeres, tiene que ver solamente con un problema de desigualdad de género y no de capacidades. “Esos resultados (favorables para las niñas) no se explican porque tengan ritmos de aprendizajes distintos y requieran de esta diferenciación. Es solo porque hay mayor expectativa, reforzamiento, etc., que hace que les vaya mejor a lo que les iría si fueran en un colegio mixto”, asegura.

Por ejemplo, plantea que si tuviésemos colegios mixtos en donde existe la claridad absoluta y el convencimiento que hombres y mujeres tienen las mismas habilidades y capacidades de aprender, sin ninguna distinción, obviamente los resultados serían mucho mejor. El asunto es que lamentablemente eso no siempre es así.

“Hay estudios que sugieren que los profesores dedican hasta el doble de tiempo a los niños, en comparación con las niñas. Eso te muestra la necesidad de que esta discusión no solo se quede en la composición de la matrícula, sino que también en lo que pasa en los colegios ya mixtos. Porque efectivamente, en esos colegios las niñas están en situación de desventaja dada esta desigualdad e inequidad de género que existe en el mundo”.

En parte, explica Manuel, esto se debe al prejuicio instaurado en la sociedad que sugiere que las mujeres son mejores en "ciencias blandas", mientras que los hombres son más hábiles con las "ciencias duras". Al respecto, es tajante al decir que esas ideas no tienen ningún fundamento ni justificación y que lo que terminan haciendo, es que los profesores pongan mayor foco en los niños cuando se trata de matemáticas, por ejemplo.

¿Cuáles son los argumentos de tu postura?

¿CÓMO TE DEJÓ ESTE ARTÍCULO?
Feliz
Sorprendido
Meh...
Mal
Molesto
ESTADÍSTICAS: APOYO A FRASES DE ESTE ARTÍCULO
Estas estadísticas sólo se le muestran a los usuarios que ya han dado su opinión con un click sobre alguna de las frases rojas destacadas en el texto del artículo.
Comentarios
Matias Lazcano | 2016-09-23 | 10:42
3
Me parece que los argumentos del 'Equipo “Marina Ascencio”' son la causa del argumento del 'Equipo “niños acá, niñas allá”'. Si segregar genera estereotipos, son éstos los culpables de la diferenciación en la educación mixta de hoy. Es un círculo vicioso que hay que romper.

Yo estuve parte de mi educación en un establecimiento mixto y otro tanto en uno masculino. Honestamente no vi discriminación en el primero y sí mucho estereotipo en el segundo. Estoy a favor de la educación mixta.
responder
denunciar
apoyar
Carolina Adaros Boye | 2016-09-23 | 11:48
5
Con mucho respeto a tu experiencia y percepción personal, eso de que no viste discriminación cuando estudiaste en un colegio mixto, no creo que signifique que no la había.Los hombres rara vez notan la discriminación porque no la viven. A menos que le pase algo grave a una mujer muy cercana a ellos, no perciben el machismo porque no les afecta y les pasan desapercibidas muchas actitudes machistas (o micro-machismos) que las mujeres enfrentamos a diario. En general no creo que haya mala intención, pero creo que empezar a darse cuenta es el primer paso para generar cambios.
responder
denunciar
apoyar
Matias Lazcano | 2016-09-26 | 11:19
0
Carolina, muchas gracias por tu aclaración. No quise decir que la discriminación no existiera, pero no creo que la segregación sea la solución, sino más bien el problema.

El punto que quise exponer es que me parece muchísimo más evidente y grave la generación de estereotipos en establecimientos segregados que la discriminación en establecimientos mixtos, pues son éstos la causa raíz del problema. Creo que fomentar la educación mixta, representativa y diversa, con cuidado en la no-discriminación, es la forma natural de generar una sociedad respetuosa y equitativa.

Cabe mencionar que éstos estereotipos (y causa de discriminación) no se fomentan sólo ahí, sino que están impregnados en muchas aristas de nuestra sociedad, lo que lo transforma en un problema mucho más complejo. Sin embargo los niños y jóvenes son quienes pueden generar un mayor impacto.

Y respecto al título de este artículo, creo que proteger desde el aislamiento es sólo una solución parche.
responder
denunciar
apoyar
Carolina Adaros Boye | 2016-09-26 | 12:05
0
No creo que nadie ha dicho (al menos no yo) que la segregación sea la solución. Lo que quise decir es que desde la vereda de al frente las cosas se ven distintas. El mismo artículo tiene el dato de que los profesores dedican más tiempo a los hombres. Obviamente es más difícil que los propios hombres o noten porque están en el lado de los que están teniendo un privilegio. Eso se da en todo orden de cosas, las personas que pertenecen a un grupo que tiene algún tipo de ventaja no lo ven. Como ya dije, no creo que sea mala intención si no probablemente un sesgo involuntario, pero que puede cambiar si empezamos (todos) a abrir un poco más los ojos acerca de esas cosas podemos tener una sociedad más equitativa y justa.
responder
denunciar
apoyar
Carolina Adaros Boye | 2016-09-23 | 11:39
3
No creo que los colegios deban segregar por género y creo que ese 4% de colegios que aun lo hace es probablemente por razones históricas más que nada y probablemente irá disminuyendo. Además concuerdo totalmente con que un establecimiento que recibe fondos públicos no debería en ningún caso discriminar por género y celebro la carta de esta niña. Soy una convencida de que los niños tienen muchas veces una mayor claridad para ver las cosas que los adultos.
Dicho esto, quiero manifestarme sobre la evidencia de que las niñas tienen mejor desempeño cuando estudian en colegios de sólo mujeres, porque yo estudié en un colegio (particular) sólo para mujeres e intuyo desde esa experiencia de que es algo que hay que tomar en cuenta. Durante 13 años (Kinder a 4to medio) nunca escuche de una profesora o profesor que por ser mujer pudiera lograr menos cosas. Estuve de cierta manera aislada de ese tipo de discriminación por lo que me llama mucho la atención ese dato de que los profesores dedican casi el doble de tiempo a los niños que a las niñas, nosotras eramos todas niñas así que eso no pasaba y creo que no me equivoco al decir que el 100% de mi generación son profesionales y muchas con post-grados, incluyéndome (me dirán que obviamente hay un sesgo socio-económico de por medio, pero ese no es el punto). Cuando entré a la universidad me encontré con un entorno totalmente opuesto ya que en la sala de primer año eramos 4 mujeres y 61 hombres. Tuve que enfrentar situaciones como que te silben al entrar a la sala de clases (o sea ya es horrible cuando lo hacen los maestros de la contru, pero es más penca que sean tus propios compañeros y nunca saber cuales son porque se escondían en la masa, también me tocó escuchar simpáticas bromas como que el hecho de que mis notas en álgebra fueran las más altas se explicaba porque "el profesor estaba enamorado de mi". La verdad es que todo eso fue un tanto, digamos que fome aunque no voy a decir que fue tan terrible porque al final uno aprende a ignorar los comentarios machistas y seguir adelante que es lo que me imagino que muchas mujeres aprenden a hacer desde el colegio.Fuera de que igual lo pasé bastante bien en mi época universitaria, también fue una época de acumular experiencias que te hacen pensar y darte cuenta de que definitivamente no te tratan igual. Ejemplos hay muchos, desde que llamó mucho la atención de que yo entrara con el puntaje de PAA más alto de mi generación, inclusive mi compañero que entró con el segundo puntaje más alto me contó que sus amigos se burlaron de el porque "le había ganado una mujer". Me imagino que las niñas que estudian desde chicas escuchando esas cosas puede afectar su auto-estima, no lo se ni defiendo que los colegios sean segregados por sexo, pero creo que si en el colegio una niña ve a los propios profesores dándole más crédito y dedicación a sus compañeros hombre, obviamente debe afectar su formación académica. Ojala la carta de esta niña sea un punto de partida para que hayan cambios más de fondo y profundos.
responder
denunciar
apoyar
Matias Lazcano | 2016-09-26 | 11:32
0
Carolina, como te comenté más arriba, yo estudié en instituciones de ambos tipos. Lo que tu describes pasaba en el masculino, donde al pasar cualquier mujer (literalmente CUALQUIER mujer) mis compañeros se abalanzaban sobre los vidrios y ventanas para hacer notar su interés por ella.

Presencié experiencias similares a la que describes en la universidad, pero desde la vereda opuesta, y creo que no me equivoco al decir que esos "súper machos" venían mayoritariamente de colegios de puros hombres, educados con estereotipos y sin una cultura mixta.

Yo creo que los colegios segregados se generaron originalmente por dos razones:
1. Costo: es más barato (y fácil) "administrar" un género que dos. En cosas prácticas, como los baños; o en aspectos sociales, como la educación sexual.
2. Religión: la antigua creencia que "ver" implica "desear", por lo tanto mejor ocultar para evitar.
Ambos argumentos hoy son muy débiles y han terminado por deformarnos (así como a tus compañeros de universidad y los míos).

Lo que tenemos que lograr es que ese entorno promotor, y no discriminador, se genere en colegios mixtos que, por lo demás, representan mucho mejor la sociedad en la que nos desenvolvemos.

Un abrazo!
responder
denunciar
apoyar
Samara Neva | 2016-09-23 | 12:57
1
Mi Colegio (mixto) se ubicaba en un sector rodeado de colegios que segregaban por sexo, Liceo de niñas, Liceo de niños, entre otros 3 más, era el único Colegio mixto así es que a la salida de clases veíamos diariamente las diferencias de interacciones sociales de cada grupo de alumnos.

Cuando estaba en la E. Media uno de los colegios para hombres abrió matrículas para mujeres y les llovieron las solicitudes de chicas que querían estudiar ahí por la calidad de la educación. Obviamente había reticencia por parte de los padres a que sus hijas estudiasen ahí, pero se fueron disolviendo al ver que la idea fue bien acogida tanto por alumnos como por docentes.
responder
denunciar
apoyar
mistral verdejo | 2016-09-23 | 16:46
0
Apoyo la parte que en un colegio segregado por sexo ,te hace mas "imbécil" con el sexo opuesto...o fui solo yo xD.
Estudie en un liceo industrial,así que iban solo hombres ,pero a la hora de relacionarme con minas era sumamente torpe,y no solo yo ,varios de mis compañeros donde la única vida social que teníamos era el liceo( que triste xD) ,después por trabajo y universidad obviamente elimine eso (creo),pero no se si todos.
responder
denunciar
apoyar
Pamela González | 2016-09-26 | 18:46
0
No lo había visto de esa forma, pero lo de sufrir menos discriminación en un colegio de mujeres es verdad 😞

Estudié la básica en un colegio de mujeres y siempre estuve dentro de las primeras del curso, así que jamás dudé de mis capacidades. Después, en la enseñanza media, estudié en un colegio mixto, en donde la profesora de matemáticas decía constantemente que los hombres eran mejores para las matemáticas que las mujeres, pese a que los 4 primeros puestos del Matemático éramos mujeres. Ahora que lo pienso no sé cuánto me habría afectado que mis profesores me dijeran desde chica que por ser mujer iba a tener menos talento en matemáticas. Quizás no habría estudiado ingeniería 😟
responder
denunciar
apoyar
Mauricio López | 2016-09-27 | 14:08
0
Mi enseñanza básica fue mixta y la media fue de hombres. Debo reconocer que la única falencia que tuve en la media fue mayor dificultad para relacionarme con mujeres, la que se quitó a los pocos meses en la universidad.

Estoy en desacuerdo con la última estrofa donde menciona que la sociedad tiene prejuicios sobre las habilidades de los niños, al decir que no tienen fundamento científico. En realidad si lo tienen, ya hay algunos estudios donde se evidencia que desde temprana edad las niñas desarrollan muy buenas habilidades sociales y de empatía, hablan más y con más palabras que sus pares niños, mientras los niños suelen tener menos habilidades sociales pero suelen tener más atracción a los sistemas, funcionamiento de las cosas, más atracción al pensamiento lógico. Eso último no es tajante ya que se sabe que hay niños con habilidades opuestas, por decirlo de alguna forma, pero esos estudios hablan del predominio de habilidades en niños y niñas de forma general.

Ahora, que los profesores tomen más atención a los niños que a las niñas eso para mi es nuevo, probablemente solo porque no me haya percatado de eso. Lo que es docencia se me escapa de mis conocimientos, pero el sentido común me dice que el profesor pondrá más atención en los niños/as que más le pongan atención a su clase. Habría que escuchar la opinión de algún profesor.

Apoyo la enseñanza mixta, de todas formas. No hay que dejar de lado las habilidades sociales. Sigo pensando en que buena parte de la calidad de la educación va por los profes. En mi época de enseñanza media, el solo hecho de saber que teníamos a uno de los mejores profesores matemáticos, me hacía sentir orgullo de estar en su clase y me lo aprendía todo.
responder
denunciar
apoyar
Ernesto Parragué | 2016-09-29 | 15:07
0
Estuve en colegio de hombres y luego en colegio mixto, claramente la diferencia fue enorme y mi preferencia es por la educación mixta. Creo eso si, que esta postura no debe por ningún motivo ser impuesta ya que pienso que las mismas comunidades (apoderados, docentes y alumnos) son las que deben decidir que rumbo tomar y no un estado tutelar.

Saludos.
responder
denunciar
apoyar
* Debes estar inscrito y loggeado para participar.
© 2013 El Definido: Se prohíbe expresamente la reproducción o copia de los contenidos de este sitio sin el expreso consentimiento de nuestro representante legal.