Agua potable, Zolezzi, plasma, innovación
Imagen: Alfredo Zolezzi - Fuente: innovacion.gob.cl

Tecnología chilena única en el mundo purifica agua en localidades aisladas

“Agua potable para todos y todas” es la iniciativa –liderada por el inventor chileno Alfredo Zolezzi– que se comenzó a aplicar recientemente en un hogar de niños de Peñaflor y que transforma el agua contaminada en plasma, para eliminar el 100% de virus y bacterias.

Por Macarena Fernández | 2015-01-02 | 12:00
Tags | Agua potable, Zolezzi, plasma, innovación

Suena absurdo pensar que actualmente aún existan familias que viven sin algo tan básico como el agua potable. Pero la realidad de Chile (según el catastro recién publicado por la Dirección de Obras Hidráulicas del Ministerio de Obras Públicas), es que 532 localidades de nuestro país no cuentan con agua potable, afectando directamente a más de 400 mil personas, y que esta cifra se dispara a más de 700 millones a nivel mundial, según datos de la ONU. Y peor aún: en el mundo, cada 20 segundos un niño muere por falta de agua. Estamos viviendo en el siglo XXI y aún el acceso universal a agua de calidad se encuentra muy lejos de ser una realidad, a pesar de que es considerado un derecho humano fundamental.

“Agua potable para todos y todas” es un proyecto de innovación tecnológica, desarrollado en Chile por el centro de investigaciones Advanced Innovation Center (AIC), que lidera el diseñador industrial Alfredo Zolezzi y que busca terminar con esta injusticia, brindando agua de calidad y apta para el consumo a las comunidades vulnerables y de difícil acceso.

Esto se logra a través de un purificador de agua de bajo consumo de energía, bajo costo de operación y simple manejo, que asegura eliminar el 100% de los virus y bacterias presentes en el agua, transformando el agua contaminada en plasma.

El plasma es el cuarto estado de la materia (los otros son sólido, líquido y gaseoso) y tiene propiedades físicas únicas. Es un estado fluido similar al gaseoso, aunque cargado eléctricamente, que se puede obtener por medio de calentar un gas o someterlo a campos electromagnéticos.

Su implementación se lleva a cabo en conjunto con la Fundación Avina y el apoyo del Ministerio de Desarrollo Social, a través de su Fondo “Línea de Superación de la Pobreza de la División de Cooperación Público-Privada”.

Actualmente el proyecto se encuentra en su fase piloto, buscando beneficiar a 410 personas de 5 localidades del país por un periodo de 12 meses, durante los cuales se estarán analizando los estándares del servicio, cambios y efectos sobre la salud de las personas, con el fin de conseguir que al término de este plazo, las comunidades estén capacitadas para administrar autónomamente el sistema.

La presidenta Michelle Bachelet inauguró hace un par de días este proyecto en Peñaflor y en su discurso señaló que “Es fantástico, no sólo como mujer, como pediatra, como salubrista, para mí hacer el lanzamiento de este programa, es algo muy especial, porque un día en África dirán que partió en algún lugar del sur del mundo. Podremos sentir orgullo y esperanza porque comprobamos lo que es posible alcanzar con capacidades nacionales, y ponerlas al servicio de lo que necesitan las personas, mezclar la innovación tecnológica con innovación social y poder traer soluciones reales a las personas, en aquello que es clave: el acceso al agua”.

Cómo funciona el proyecto

El proyecto consiste en la aplicación de la tecnología Plasma Water Sanitation System (PWSS), un purificador de agua de bajo consumo, que es capaz de eliminar el 100% de gérmenes y bacterias del agua contaminada, ocupando sólo 100 watts de energía para sanitizar 35 litros de agua en 5 minutos, y 10 mil litros al día a un costo de 0,05 centavos de dólar por litro.

La eliminación de los microorganismos se realiza a través de la transformación de un flujo continuo de agua contaminada en plasma, viéndose afectados por fenómenos como el efecto térmico del plasma, la ionización, la electroporación irreversible y la ruptura del material genético.

El agua pasa mediante presión a través de una cámara de reacción, transformándose en una corriente líquido-gaseosa. Luego esta corriente se somete a un campo eléctrico capaz de ionizar las partículas de agua, generando un estado de plasma estable; el que finalmente se condensa y recombina para obtener agua apta para el consumo.

El creador de esta tecnología, Alfredo Zolezzi, dijo en la inauguración que la promesa de salud pública que está detrás de este proyecto es inmensa: “hemos creado una solución de agua y la llevaremos donde se necesita. No es una innovación hecha para quienes la pueden pagar. Hoy en el mundo mueren 10 mil personas al día por tomar agua contaminada, un niño muere cada 21 segundos. Creemos que con esta iniciativa damos un primer paso hacia la solución. Lo que enferma y mata a los niños son los virus y las bacterias del agua, nosotros eliminamos todos los virus y bacterias, y hemos logrado demostrar que es posible unir ciencia avanzada y pobreza”.

Primeros beneficiados con esta tecnología

En el hogar de niños de la Fundación Koinomadelfia, que alberga 83 menores derivados por tribunales de familia por vulneración a sus derechos, se instaló el primer “Camp Unit”, que puede producir cerca de 2.500 litros de agua potable de calidad, suficiente para las necesidades básicas de 125 personas, que además es fácil de operar y mantener.

El establecimiento, actualmente, sólo cuenta con agua de pozo, que no es óptima para su consumo, por lo que todos los días se deben hervir enormes cantidades de agua para sus diferentes usos.

También, serán beneficiados con este programa la escuela rural Heriberto Erlwein, de Curacaví, los campamentos Longovilo, de Meilipilla, y l Milagro, de Quilicura, y la escuela Pedernal, en Petorca, Valparaíso.

Si todo funciona bien, la idea es lograr llevar esta tecnología a todos los rincones de Chile que no cuentan con la suficiente agua potable para cubrir su población; y en un plazo cercano poder exportarla a países como Bolivia, Paraguay, Haití y países de África, quienes ya han solicitado la tecnología.

ADVANCED INNOVATION CENTER El Advanced Innovation Center (AIC), es un centro de innovación avanzada con base en la ciudad de Viña del Mar, integrado por un cuerpo interdisciplinar de profesionales ligados al ámbito del diseño, la ingeniería y la química, entre otros, para producir innovaciones radicales de alto impacto social.

¿Crees posible que esta iniciativa chilena logre funcionar como una solución para la escasez de agua potable en el mundo?

¿CÓMO TE DEJÓ ESTE ARTÍCULO?
Feliz
Sorprendido
Meh...
Mal
Molesto
ESTADÍSTICAS: APOYO A FRASES DE ESTE ARTÍCULO
Estas estadísticas sólo se le muestran a los usuarios que ya han dado su opinión con un click sobre alguna de las frases rojas destacadas en el texto del artículo.
Comentarios
Sebastián Guerrero C. | 2015-01-02 | 19:06
2
Una excelente noticia e iniciativa. Como la ciencia se puede dar en Chile y con beneficios a la Sociedad y especialmente a los más vulnerables. Un gran avance para la Ciencia y la Humanidad :D
responder
denunciar
apoyar
Bárbara Rodríguez | 2015-01-03 | 17:38
1
Primero FreshWater y ahora esto, excelentes noticias! :)
responder
denunciar
apoyar
Marcelo Zamora | 2015-01-05 | 11:02
2
Felicitaciones y gracias a los profesionales y entidades detrás de esta iniciativa. La cantidad de mentes chilenas con sensibilidad social con falta de apoyo son muchas y esta empresa encausa voluntades y trabajo de chilenos potentes.
responder
denunciar
apoyar
* Debes estar inscrito y loggeado para participar.
© 2013 El Definido: Se prohíbe expresamente la reproducción o copia de los contenidos de este sitio sin el expreso consentimiento de nuestro representante legal.