PSU, universidad, estudios, prueba, examen, nervios, ansiedad, preparación, Puntajenacional.cl

¿Cómo vencer los nervios antes y durante la PSU? (y cualquier otro examen)

Este lunes 2 y martes 3 de diciembre, más de 265 mil estudiantes rendirá la PSU. Lo más probable es que si eres uno de ellos, estés nervioso. ¿Qué hacer para calmarse? Conoce las técnicas más usadas para alejar la ansiedad y rendir como nunca.

Por Magdalena Araus @mmaraus | 2013-11-29 | 12:30
Tags | PSU, universidad, estudios, prueba, examen, nervios, ansiedad, preparación, Puntajenacional.cl

Te preparaste todo el año para la PSU o para algún examen durante mucho tiempo. ¿Es justo que te traicionen los nervios haciéndote olvidar todo lo que aprendiste? Ponernos nerviosos parece inevitable cuando estamos ahí, a 5 minutos de empezar, con la presión de obtener buenos resultados, pero hay formas concretas de acabar con la ansiedad. ¡Gánale la batalla con estas técnicas y rómpela la próxima semana en la PSU!


¿Qué hacer el fin de semana y día anterior?

Se acerca la PSU y la mejor manera de tomarse esos días anteriores para descansar y distraerte. El fin de semana debe ser para ti y tu tranquilidad. Si bien es bueno repasar un poco algún resumen, no es recomendable estudiar en detalle el día anterior a la prueba. Nicolás Melgarejo, Jefe del Área Académica de Puntajenacional.clrecomienda que el día anterior leas algo que te guste, salgas a recrearte, disfrutes a tu familia. No te revientes carreteando tampoco, aprovecha de dormir bien.

Lo segundo que recomendamos es dejar listos los materiales que necesitas para la prueba: carnet de identidad, tarjeta de identificación, lápiz N° 2 y goma. Los nervios y el apuro te pueden jugar en contra, así que lo mejor es tenerlos a mano juntos, para salir con ellos al día siguiente. En la misma línea, ten claro dónde es y cómo llegar a la dirección y sala donde rendirás la prueba, para sacar esa preocupación de tu subconsciente.

Acuéstate temprano: dormir bien es clave, ya que el trasnoche podría jugarte en contra para tu rendimiento. Si sueles trasnochar, empieza a acostarte más temprano días antes, para acostumbrar al cuerpo. Y si te cuesta quedarte dormido, puede ayudarte el comer algunos alimentos que favorecen el sueño. Se recomienda dormir 8 horas.

Comienza a visualizar tu éxito personal antes de dormir. Esta es una buena manera de construir confianza para enfrentar la PSU, debes imaginarte a ti mismo haciendo la prueba y logrando responder y aplicar lo estudiado. 

Llegó el día: El antes de salir a rendir la PSU

Lo peor es andar corriendo y atrasado, eso aumenta los nervios considerablemente, así que atento: levántate temprano y sal con tiempo de tu casa. Te permite llegar a tiempo y tener unos minutos antes de que comience la prueba, lo que realmente cambia la actitud y ayuda a conservar la calma. 

Toma un desayuno normal, no des la PSU con el estómago vacío, pero tampoco te cargues a la cafeína o al exceso de azúcar. Naturalmente tu cabeza va a estar alerta y con ansiedad, por lo que no es necesario una bomba que te despierte. Un desayuno liviano, con cereales, pan, leche o frutas está bien. 

Ya llegaste listo y a la hora. Pero una vez allá, los nervios y la ansiedad pueden atacarte por la espalda (o por la guata en realidad). Tranquilo, aquí se vienen los tips que te ayudarán a controlarlos antes de entrar a la sala para que des lo mejor de ti. 

Antes de entrar a la sala

Si tu cuerpo se calma, tu mente también y viceversa. Para tranquilizarte antes de entrar a dar la PSU, puedes usar las siguientes herramientas para tu cuerpo:

  • ¡Aire por favor!: Respira profundo. Muchas veces no nos damos cuenta, pero estamos respirando breve y agitado y eso agita los latidos del corazón, nos nubla el pensamiento y nos desconcentra. Si estás nervioso toma aire por la nariz y bota por la boca con toda calma, varias veces. 
  • Aprieta y suelta el cuerpo: los músculos son protagonistas en esta historia. Hay una técnica llamada la "Relajación muscular progresiva (PMR)" que ayuda a relajar el cuerpo para que tu mente esté calmada. Si te sientes muy tenso, puedes apretar los músculos durante unos segundos mientras inhalas y luego soltarlos exhalando. Comienza por la cara y puedes ir bajando por al cuerpo hasta llegar a los pies. Eso hará que te sientas más relajado.   
  • Simplemente camina: distrae a tu cuerpo, muévete, paséate por los pasillos un rato mirando a tu alrededor. 

Y para tranquilizar la mente puedes hacer esto: 

  • "Créete el cuento": Mentalízate, porque la seguridad lo es todo. Por un lado, piensa en la PSU como la oportunidad de demostrar todo lo que sabes y has estudiado. Imagínate contestando bien, seguro y sin dudas. Es una prueba que ya conoces cómo funciona y es difícil que te sorprenda. Debes ser optimista y puedes usar el diálogo interno positivo para decirte a ti mismo "yo puedo, estoy bien, lo voy a lograr".
  • La PSU no define la vida: Calma tu ansiedad recordándote que no se acaba el mundo si no te va como esperabas. Esto no significa "tirar la toalla", sino que te ayuda a ver las cosas en perspectiva. De seguro vas a estar más tranquilo para recordar lo que has estudiado.
  • Evita estar con compañeros nerviosos o pesimistas: no se trata de evitarlos, pero las emociones se transmiten, así que intenta no pasar demasiado tiempo con aquellos compañeros que tienen dudas sobre la materia, quieren repasar a último minuto, están demasiado ansiosos o con una actitud derrotista.

Frente a la PSU: técnicas para no perderse

¿Cómo enfrentar la prueba? Ya la conoces, las has visto, has ensayado y estudiaste (se supone). Pero es normal que estés nervioso también mientras la haces. Si necesitas un par de minutos para alguna técnica de relajación que antes nombramos, tómatelos. Valdrán mucho más de lo que te costaron. Luego, te recomendamos realizar la PSU teniendo en cuenta lo siguiente: 

Lee las instrucciones: cuidadosamente, con calma y además ojea la prueba entera si lo necesitas. Cinco minutos menos no es tanto tiempo y seguro ganarás seguridad para empezar.

Sáltate las barreras: La principal clave, primero responde las preguntas en las que te sientas más seguro, eso aumentará tu confianza. Lo peor es quedarse atascado con una preguntas que no entendiste o no sabes cómo responder, porque te hace perder tiempo y aumenta tu nerviosismo, así que sólo sáltate los obstáculos más difíciles. Cuando agarres el ritmo, probablemente sea más fácil volver a revisar esas que te costaron más.

Atención con los encabezados: las preguntas y respuestas pueden variar mucho si cambia una palabra. Por ejemplo: ¿Cuál es la mitad del área de la circunferencia? o ¿Cuál de estas alternativas no corresponde? Lee con calma. 

No respondas al azar: ¿Hace rato que no marco la "d)"? ¿Me tinca un poco esta respuesta? Puntajenacional.cl recuerda que hay descuento por las respuestas incorrectas, así que no conviene responder sin saber. Hay que tomar a veces el riesgo con algunas respuestas en que tienes dudas, pero no tirarse a la piscina vacía tampoco.

Sé eficiente: no te olvides del tiempo. Aunque no hay que mirar el reloj cada 5 minutos, es importante estar pendiente del paso del tiempo para medir tu avance en la prueba y que así puedas dejar los minutos suficientes para revisar la prueba y marcar las respuestas.

No te des por vencido, responde todo lo que puedas: no es el momento de rendirse, porque es una prueba que preparaste durante todo el año. Es el momento de jugársela, aprovecha todo el tiempo que te sobre para las preguntas que más te costaron. Y si tus compañeros terminan antes y empiezan a salir, no te desesperes por terminar de inmediato la prueba y respeta tu propio ritmo.  Es uno de los consejos importantes de Puntajenacional.cl.

¡Teminé!

"Una vez terminada las pruebas, trata de relajarte sin pensar mucho en la siguiente", explica Melgarejo. Recuerda que darás al menos dos y al terminar cada una debes estar tranquilo y tomarte tu tiempo.

Aprende de la experiencia y recuerda qué te funcionó para calmar la ansiedad. Además siéntete orgulloso, piensa que diste lo mejor de ti, porque no es útil castigarte por los errores que puedas haber cometido. Mejor reflexiona sobre las razones de ellos y sobre tus fortalezas. 

Y no olvides darte alguna recompensa por todos tus esfuerzos, haz algo que te guste.

¡Mucha suerte y ánimo, tú puedes!

¿CÓMO TE DEJÓ ESTE ARTÍCULO?
Feliz
Sorprendido
Meh...
Mal
Molesto
Comentarios
gif Comentario destacado por El Definido
Maryella Fuentes Bravo | 2013-11-29 | 12:50
4
No sé si a alguien más le pasó, pero yo a pesar de desayunar bien, nutritivo pero no pesado, luego como a la mitad de la prueba me sonó la guata de hambre, supongo que se gastan muchas energías, o a lo mejor desayuné muy temprano, así que el segundo día me llevé, un chocolate pequeño, y lo comí durante la prueba, y eso apaciguó el león en que se había convertido mi estomago xD
responder
denunciar
apoyar
Buen tip Maryella! Para los que somos más hambrientos es una excelente idea. Gracias!
responder
denunciar
apoyar
ghislaine acuña | 2013-11-29 | 21:30
1
y te dejaron entrar con chocolate :D!?
responder
denunciar
apoyar
Rodrigo | 2013-11-29 | 13:39
7
Yo la dí en total 3 veces, la primera porque me dieron la plata en el colegio por las notas, no quería entrar a la U aún porque salí con 17 años de 4to medio, además era colegio comercial así que quería terminar eso primero, igual me fue super bien, sin estudiar mucho, pero no quise entrar, ese año me dediqué a práctica y PreU (que en mi opinión no deberían existir). La segunda vez a pesar de que si quería entrar a la U, iba mas relajado, ya sabía de que se trataba todo el cuento, como manejar horarios, ansiedad y eso, sólo hice una postulación y quedé en la Chile, de no ser porque fué mi segunda vez, hubiera tenido puntaje nacional. Pero no me gustó la carrera y la di de nuevo, estudiando de forma autodidacta y nuevamente una sola postulación y a la Chile de nuevo, ahi me quedé los próximos 5 años. Ahora estoy aqui sentado en una aburrida oficina, con un aburrido trabajo, con un sueldo no tan aburrido, pero preferiría estar en otro lado. La U no es lo único que existe ni mucho menos la mejor opción, es sólo una más.
responder
denunciar
apoyar
Virginia Pérez | 2013-11-29 | 17:59
2
Hace una semana me encontraba muy ansiosa respecto a la PSU , la práctica que tengo que hacer pronto por salir de un liceo TP :Z étc. fue un dia terrible y sentí inseguridad de todo.
Ahora estoy un poquito más relajada y espero sacar los puntos que necesito. Gracias al definido por sus artículos, soy una fiel lectora de uds. que espera entrar a la U.
Vamos que se puede!
responder
denunciar
apoyar
Pablo Cuadra Caro | 2013-11-29 | 18:58
3
Mucho ánimo a todos quienes dan la PSU este año... me sumo al comentario de más arriba y recomiendo llevar un chocolate o un dulce pequeño, ¡No van a comer un sandwich en medio de la prueba!, pero un frujelé o masticable calma la situación, sobre todo si se toman el tiempo para comerlo (que no pasa más allá de 1 minuto) y no se lo comen mientras responden.

Eso, mucho ánimo no más que no es el fin del mundo ;)
responder
denunciar
apoyar
Juan Pablo Martinez | 2013-12-02 | 10:08
1
Yo dí la PSU dos veces, cuando salí del colegio y después del PREU (perdida de dinero elemental).La segunda vez me fue medianamente bien, pero entre a una privada,ya que tampoco me alcanzo el puntaje. Creo que el problema fue que yo no tenia la madurez para afrontar las situaciones y en el colegio y en la familia aun piensan que el miedo es un buen método para motivar a los muchachos. Si logramos hacer comprender a las futuras generaciones que estudiar no es aburrido, que aprender genera confianza, cambia incluso tu forma de expresarte... habremos ganado una guerra de generaciones.
responder
denunciar
apoyar
* Debes estar inscrito y loggeado para participar.
© 2013 El Definido: Se prohíbe expresamente la reproducción o copia de los contenidos de este sitio sin el expreso consentimiento de nuestro representante legal.