vacaciones, tiempo libre, salud mental, salud
Imagen: César Mejías

¿Por qué deberías estar de vacaciones? ¡Deja ese cubículo y pídele tus semanas al jefe!

Tomar vacaciones no solamente nos pone felices, sino que fortalece nuestra salud, nos hace creativos y productivos. Si no te convences aún de hacer ese paseo o de pasar tus días sin “nada que hacer”, ¡aquí encontrarás las razones científicas que te impulsen!

Por María Jesús Martínez-Conde | 2018-01-12 | 11:00
Tags | vacaciones, tiempo libre, salud mental, salud
Relacionadas

“Trabajar para vivir y no vivir para trabajar”. Nos despertamos temprano todos los días para llegar a la oficina y tener un productivo día laboral, la recompensa es llegar en la tarde a la casa y tener unas horas de relajo (después de hacer las tareas de la casa y acostar a los niños, claro). Pero el más codiciado de los premios son, sin duda, las vacaciones. Esas tres semanitas en que por fin nos conectamos con lo que realmente queremos hacer, le damos relajo a la cabeza y, durante algunos días, dejamos los deberes de lado.

Sin embargo, el 44% de los chilenos no se tomó sus vacaciones el año pasado, ¿¿Por qué??

¿Cuán importante son las vacaciones en la vida de un trabajador? Más allá de tener tiempo para estar con la familia y descansar, ¿cuál es su relevancia a nivel de nuestra salud física y psicológica? Hoy en El Definido queremos justificar por qué es hora de que tomes vacaciones, ¡ahora! (y no las patees para más adelante).

Si no te tomas vacaciones, tienes más posibilidades de enfermar

Así de tajante. Susan Krauss Whitbourne, Ph.D en ciencias psicológicas y cerebrales, asegura que quienes no se toman vacaciones sufren más estrés y, de paso, todas las malas consecuencias a la salud que esto acarrea: hay más posibilidades de que las arterias se tapen, sufrir un accidente en la calle, tener insomnio, que el estómago no digiera bien lo que comemos y que las células de nuestro cuerpo se alteren de mala manera (¿alguien dijo cáncer?).

Y por si fuera poco, señala, nos transformamos en personas aburridas, lo que puede acarrear soledad.

Si eres hombre y te falla la cuchara, ¡tómate vacaciones!

Y si en particular tienes problemas al corazón, esto podría agravarse. En un estudio realizado por la Universidad de Pittsburgh (Estados Unidos) hace más de 15 años, se monitorearon durante nueve años a 12 mil hombres entre 35 y 57 años, con riesgo de padecer enfermedades coronarias. Descubrieron que los participantes que no tomaban vacaciones anuales, eran un 32% más propensos a morir de un ataque al corazón. Es más, aquellos hombres de este grupo de riesgo que religiosamente tomaban sus vacaciones anuales, reducían su riesgo de morir por cualquier causa en un 20%; y de una enfermedad al corazón, en un 30%.

¡Las vacaciones son buenas para el corazón! Y no solamente en el sentido poético…

Si no te decides por esos días libres, podrías caer en depresión

Y las mujeres no se salvan, porque en este ítem caben ambos sexos. Un estudio de 2013 realizado en Suecia por la Uppsala University, concluyó que quienes toman vacaciones no solamente mejoran la salud mental de quienes los rodean, sino además consumen menos antidepresivos.

Pasar el tiempo juntos renueva las relaciones, nos pone felices a todos y disminuye los riesgos de que caigamos en depresión. Es más, el estudio llegó a la fantástica resolución de que las vacaciones son determinantes en la salud de la sociedad completa (cáchense esa).

Las vacaciones te hacen más creativo

Una característica que es altamente valorada en muchos trabajos (publicidad, ingeniería, periodismo, pedagogía y un largo etcétera), es la creatividad. Cuando estamos cansados nos cuesta pensar de manera original y caemos una y otra vez en lugares comunes.

Kyung Hee Kim, autora del libro The Creativity Challenge, descubrió que estar expuesto a experiencias nuevas, aumenta dramáticamente nuestra creatividad. Por ejemplo, quienes habitualmente realizan paseos por la naturaleza durante cuatro días o más, totalmente desconectados de Internet y ajenos al trabajo, cuando vuelven a sus rutinas suelen aumentar su creatividad en un 50%.

Pero tampoco es necesario ser Bear Grylls para ponerte creativo. Según Barbara Fredrickson, autora del libro Positivity, sólo basta conectarnos con emociones positivas, propias de las que se sienten en vacaciones -reírnos y pasarlo bien- para comenzar a ser originales en el trabajo.

Así que si no quieres aburrir a tu jefe con las mismas ideas, tómate una semanita para irte al norte/sur/este/oeste.

Si quieres ser productivo, ¡tómate esa semana libre!

Y no solamente más creativo, ¡sino también más productivo! Puede ser que un trabajo no requiera de demasiada creatividad, pero seguro que se querrá tener un buen nivel de producción para cumplir con las metas. Bueno, un estudio realizado por la Society for Human Resource Management de Estados Unidos, llegó a la conclusión que los empleados que se toman la totalidad o la mayor parte de las vacaciones que les corresponden anualmente (15 días hábiles para Chile), son muchísimo más productivos. Esto quiere decir que tienen un mejor rendimiento en el trabajo y están mucho más satisfechos con su desempeño que aquellos que se guardan y se guardan esperando el momento perfecto (que nunca llega).

Y esto no solamente mantendrá contento al trabajador, sino también a su jefe.

¿Quieres un ascenso? ¿Una subidita de sueldo? Adivina lo que tienes que hacer…

Muy bien, ¡vacaciones! Esta última investigación, entre otras cosas, evaluó la incidencia de las vacaciones en los ascensos o subidas de sueldo. El estudio concluyó que el 27% de los participantes que se tomaron vacaciones, fueron promovidos, frente a al 23% de los que no lo hicieron. Bueno, quizás te parece ínfima la diferencia, pero súmale esto: al 84% de los que tuvieron tiempo libre, les subieron el sueldo en los últimos tres años, frente al 78% de quienes sólo trabajan.

En términos generales, este informe concluye que el hábito de tomar vacaciones le hace tan bien a una sociedad, que genera empleos y mejora la economía. Pero no solamente porque impulsa la industria del turismo, sino porque permite que los trabajadores se recarguen y mantengan niveles máximos de productividad.

“Corregir la ruta que llevamos”

¿Te ha pasado que en medio de tus vacaciones te pones a soñar con la vida que te gustaría llevar? De pronto ves tu vida con perspectiva y en una conversación, ¡sas!, te das cuenta que si haces un par de cambios podrías disfrutar mucho más de tu trabajo.

Bueno, de eso se trata. Tal como señala la psicóloga Josefina Acevedo de la Clínica Alemana, las vacaciones, además de servir para pasar tiempo con los seres queridos y hacer actividades entretenidas, son útiles para “retomar o corregir la ruta que llevamos, un espacio para hacer balance de lo que estamos haciendo y así poder proyectarnos con más entusiasmo”. Así, libres de horarios, metas, controles y conexiones a Internet (¡ojalá!), la mente se conecta con lo que realmente somos y queremos. Una oportunidad ideal para planear el futuro.

¿Te vas a tomar vacaciones este verano? ¿Qué vas a hacer?

¿CÓMO TE DEJÓ ESTE ARTÍCULO?
Feliz
Sorprendido
Meh...
Mal
Molesto
Comentarios
Patricio Guzman | 2018-01-15 | 12:30
0
Bueno, yo tengo claro por que NO me tomo vacaciones. Época de cierres, balances, auditorias, DDJJ, declaraciones de impuesto, ETC. Y no hay reemplazo, aparte que me estarían llamando dia por medio. SNIFFF
responder
denunciar
apoyar
* Debes estar inscrito y loggeado para participar.
© 2013 El Definido: Se prohíbe expresamente la reproducción o copia de los contenidos de este sitio sin el expreso consentimiento de nuestro representante legal.