pastilla, pildora, inteligente, salud, ciencia, tecnologia
Imagen: Smart Pills RMIT, Australia

Pastillas inteligentes: ¿qué son, qué hacen y qué tipos existen?

¿Te imaginas que te llegue una notificación al celular diciendo que vas a sufrir un ataque al corazón? Esa es la misión de las smart pills: pastillas que se crearon para poder monitorear de manera interna todo lo que ocurre dentro del nuestro organismo.

Por Catalina Zelaya | 2018-01-10 | 12:02
Tags | pastilla, pildora, inteligente, salud, ciencia, tecnologia

Que una pastilla te pueda enviar al teléfono tu información y diagnóstico es algo que jamás te imaginarías. Más bien podría ser una realidad en Black Mirror, ¡pero ya está pasando y con resultados positivos!

Kourosh Kalantar-zadeh, ingeniero en nanotecnología y catedrático de la Universidad RMIT, en Australia, creó un tipo de píldora inteligente que está revolucionando el mundo de la salud. Eso sí, aún no han llegado al mercado, pero se han hecho pruebas en humanos y con resultados positivos. ¿De qué se trata?

Estassmart pills fueron creadas para diagnosticar enfermedades gástricas y prevenirlas. ¿Cómo es que lo hacen? Bueno, todo se debe a un microchip que llevan incorporado y que, entre otras cosas, puede revisar la presión arterial (sus creadores dicen que incluso podría llegar a ser capaz de diagnosticar cáncer al colon). 

¿Lo más millenial de todo esto? Dicha información se envía al teléfono del doctor y del paciente.

Le hace bien a tu guatita

Como dijimos, las píldoras están enfocadas principalmente en el sistema gástrico, sobre todo cuando se trata de identificar el origen y de frenar aquellos dolores estomacales que muchas veces no tienen diagnóstico. Para eso, miden los niveles de gas en el tracto gastrointestinal y así pueden identificar algún indicador clave.

Según los creadores de esta píldora, se pueden reconocer problemas como hinchazón intestinal y colon irritable, además de la medición de enzimas, temperatura, nivel de azúcar y presión arterial. Todo esto, sin la necesidad de un terrible pinchazo en las pompas o algún tipo de examen invasivo.

¿Lo mejor de todo? ¡Son inofensivas! Gracias a las pruebas con humanos se ha podido determinar que estas pastillas no poseen efectos secundarios y que, por ahora, ninguno de los pacientes ha retenido la píldora en su organismo. Después de todo, nadie quiere que una de estas se quede atrapada ahí adentro. Mucho menos si son inteligentes…

Estas smart pills son del tamaño de una pastilla clásica de vitaminas, pero por dentro están recubiertas de sensores. Y el exterior está compuesto por un revestimiento biocompatible (es decir, que no tiene problemas para interactuar con materia orgánica) que lo hace permeable a los gases.

Quizás una de sus piezas más sorprendentes es el microprocesador que lleva dentro, lo que las transforma prácticamente en mini computadores. Éste va acompañado de un transmisor inalámbrico que se alimenta gracias a una batería y todo esto sirve para procesar la información recibida y enviarla a los teléfonos correspondientes.

Ya existen varios tipos

También existen otro tipo de pastillas inteligentes. Por ejemplo, está la PillCam Colon: una nano cámara con forma de píldora, que se usa cuando las personas no pueden someterse a exámenes invasivos por distintos motivos. Es fabricada por una compañía israelí, lleva un par de años en el mercado y sirve para obtener imágenes del colon y así prevenir o intervenir ante escenarios de cáncer o poliposis (la aparición de muchos pólipos en el colon).

¿Cómo funciona? El primer paso es tragarse la pastilla. Después hay que dejar que funcione durante ocho horas (y por dejar que funcione nos referimos a que saque fotos al interior de nuestro colon, así que no es apta para pudorosos). Ya pasado ese tiempo, la pastilla envía las imágenes al doctor gracias a un cinturón que debe usar el paciente y que permite el traspaso de la información.

¿Y qué pasa con la PillCam Colon? Bueno, tu cuerpo hará lo que tenga que hacer con ella después de 48 horas…

Aunque eso no es todo, porque también existen las Abilify MyCite. Son conocidas como las “pastillas digitales”, porque más que ayudar a descubrir algo, sirven para hacerle saber al doctor si el paciente se tomó su medicina o no.

Se trata de un medicamento antipsicótico y una vez que es ingerido, el médico tratante recibe una notificación en su celular avisándole el momento en el que el paciente se las tomó. Este mismo aviso le puede llegar hasta a otras cuatro personas que hayan sido designadas y el producto ya fue aprobado por la entidad reguladora de Estados Unidos (la Food and Drug Administration).

¿Cómo se envía la información? Todo esto funciona gracias a un parche (como los parche curita) que se pega en el costado izquierdo de nuestra caja torácica. Su gracia es que tiene conexión por bluetooth, así que lo que hace es enviarle al celular el paciente un aviso sobre con los detalles del momento de la ingesta, información que después le llega al teléfono del doctor.

O sea, es una pastilla inteligente, además de un “parche inteligente”. Todo muy clever.

Esta píldora digital puede recopilar datos sobre la ingesta de medicamentos e integrar informes de los propios informes de los pacientes sobre su estado de ánimo. Imagen: NYTimes.com


Ante el desarrollo de esta tecnología, especialmente con el último caso, se ha planteado la duda del exceso de control que puede ejercer la tecnología sobre nuestro comportamiento, al estilo del “Gran Hermano”. ¿Creen que podría hacerse un mal uso de ellas?

De todos modos, estas “futurísticas” creaciones buscan hacer más efectivos los diagnósticos o tratamientos a las enfermedades de hoy en día, y tienen el potencial de ayudar a muchos pacientes a hacer su vida mejor.

¿Y tú utilizarías esta tecnología? ¿Para qué más crees que podría ser útil?

¿CÓMO TE DEJÓ ESTE ARTÍCULO?
Feliz
Sorprendido
Meh...
Mal
Molesto
Comentarios
* Debes estar inscrito y loggeado para participar.
© 2013 El Definido: Se prohíbe expresamente la reproducción o copia de los contenidos de este sitio sin el expreso consentimiento de nuestro representante legal.