inteligencia artificial, go, robots, ajedrez
Imagen: César Mejías

Primero go, ahora ajedrez: la inteligencia artificial la hizo otra vez

No conforme con destrozar a los humanos en go, la empresa de inteligencia artificial ahora fue por el ajedrez, creando un sistema que aprendió por sí mismo y derrotó a uno de los programas más fuertes de la actualidad.

Por Juan Reyes | 2018-01-03 | 12:16
Tags | inteligencia artificial, go, robots, ajedrez
AlphaZero, a diferencia de un programa de ajedrez convencional, aprendió sin más conocimiento externo que las reglas del juego.
Relacionadas

Hace algún tiempo atrás hablábamos del notable desempeño del sistema de AlphaGo de la empresa DeepMind (de Google), al convertirse en un verdadero monstruo del juego go. Este juego destacaba por el precario desempeño que tenían los computadores al enfrentarse a humanos y no se veía en el horizonte que esto fuese a cambiar en el corto plazo, hasta que simplemente ocurrió el año pasado y quedamos asombrados frente a un sistema que derrotó holgadamente a todo rival que se le ponía en el camino.

El caso del ajedrez es diferente: la primera derrota de un campeón mundial fue hace 20 años, en 1997, cuando Gary Kasparov enfrentó a DeepBlue, un complejo computador con chips diseñados especialmente resolver este intrincado juego. Hoy el ajedrez ha sido literalmente triturado por los computadores, que holgadamente vencen a los jugadores humanos y se dice que un simple smartphone, ya puede derrotar a cualquier campeón de carne y hueso.

No obstante hoy, décadas más tarde, nuevamente el mundo del ajedrez está expectante.

Ocurrió un evento bello e inesperado. Uno de los programas más fuertes, Stockfish, ha sido derrotado con holgura por un sistema de inteligencia artificial que funciona de una manera totalmente diferente. Hay opiniones encontradas respecto a las condiciones del experimento, que según algunos son desfavorables para Stockfish. No obstante, las partidas que emergen de este enfrentamiento, esconden en algunos casos, una belleza exuberante, que ha atraído a varios analistas y grandes maestros, a plantearse si este podría ser el inicio de un nuevo nivel de juego en el mundo del tablero.

AlphaZero, a diferencia de un programa de ajedrez convencional, aprendió sin más conocimiento externo que las reglas del juego. Los programas de ajedrez convencionales, en cierto modo, están “contaminados” por nuestra propia forma de analizar el juego. Para determinar qué tan buena es una posición del tablero, se ayudan de reglas extraídas del conocimiento de grandes jugadores humanos. En el caso de AlphaZero, este conocimiento fue generado jugando miles de partidas contra sí mismo.

Su conocimiento emergió de su propia exploración del juego, sin considerar las incontables tácticas y estrategias que hemos descubierto durante cientos de años. Lo asombroso, que este proceso de aprendizaje le tomó ¡solo 4 horas!

Diferente a todo lo esperado

"No juega como un ser humano ni como un programa. Juega de una tercera manera, casi alienígena", dijo Demis Hassabis, fundador y CEO de DeepMind y experto en ajedrez.

¿A qué se refiere con esto? En algunos casos, Alpha Zerorealizaba movidas a primera vista absurdas o muy poco habituales, como ofrecer un alfil y una reina para aventajarse en la posición que le dio la victoria o mover a su reina a la esquina del tablero. "Tal vez nuestra concepción del ajedrez haya estado demasiado limitada. Podría ser un momento importante para el ajedrez. Podemos adoptar estas estrategias en nuestra propia forma de jugar", dice Hassabis.

En el ajedrez, las primeras jugadas son conocidas y estudiadas por los jugadores humanos, estas secuencias de movimientos iniciales son denominadas “aperturas”. Muy interesante es que AlphaZero logró descubrir por sí mismo las aperturas más comunes jugadas por humanos; esto significa en cierto modo no estábamos tan perdidos en cuanto a cuales son las formas más ventajosas de iniciar el juego.

“Obviamente las implicaciones van mucho más allá del ajedrez. La habilidad de una máquina de replicar y superar siglos de conocimiento es una herramienta que puede cambiar el mundo”, aseguró el excampeón mundial Kasparov.

Lo relevante de este experimento no solo ha sido una nueva forma de desarrollar programas de ajedrez, sino que una nueva aplicación exitosa de un enfoque para resolver problemas que será cada vez más común: establecer las reglas y los resultados esperados, para que el sistema se encargue de encontrar las mejores soluciones.

Las redes neuronales artificiales producen resultados sorprendentes hoy y no hace décadas, debido a los espectaculares avances en términos de hardware y capacidad de cómputo. No obstante, parece que seguiremos siendo los más inteligentes del planeta por un buen tiempo porque el computador aún sigue siendo un mero ejecutor de nuestras peticiones, sin comprender los motivos ni las sutilezas que dominan la compleja vida de los humanos.

De todos modos, pasos como este nos acercan a la posibilidad de desarrollar sistemas que en un futuro puedan dominar áreas más allá del mero juego, y aplicarse a usos como las finanzas o los descubrimientos científicos. Pero calma, todavía se necesita mucho trabajo para descubrir los algoritmos que puedan hacerlo… por mientras podemos seguir asombrándonos con lo que puede lograr nuestra propia inteligencia.

¿CÓMO TE DEJÓ ESTE ARTÍCULO?
Feliz
Sorprendido
Meh...
Mal
Molesto
Comentarios
Christian Diaz | 2018-01-03 | 15:36
0
Creo que falta una emoción en el artículo, Poker Face...
responder
denunciar
apoyar
Pablo Raín | 2018-01-04 | 11:03
1
Algo así como un "me asusta" o un "conch..." XD
responder
denunciar
apoyar
Christian Diaz | 2018-01-05 | 09:48
0
Tal cual... Solo espero que sean replicantes y no skynet...
responder
denunciar
apoyar
* Debes estar inscrito y loggeado para participar.
© 2013 El Definido: Se prohíbe expresamente la reproducción o copia de los contenidos de este sitio sin el expreso consentimiento de nuestro representante legal.