matemáticas, educación, cálculo, colegio, escuela
Imagen: César Mejías

La matemática como la enseñan en el colegio no sirve (casi) para nada, según experto

¿Entendías el sentido de hacer complicados cálculos en matemáticas? ¿Para qué te han servido? Un físico británico pretende revolucionar las aulas del mundo poniendo a un nuevo protagonista en el salón, los computadores, quienes estarán a cargo del trabajo pesado.

Por María Jesús Martínez-Conde | 2017-11-08 | 15:32
Tags | matemáticas, educación, cálculo, colegio, escuela
Relacionadas

Antes de comenzar este artículo, dejemos algo claro: hay quienes adoran las matemáticas tal y como las aprendieron en el colegio, se divirtieron durante su infancia y adolescencia haciendo ecuaciones de segundo grado, y cuando llegó el momento de aprender cálculo, estallaron de felicidad. Pero convengamos; ¡son los menos!

Un porcentaje importante de tu curso en el colegio, seguro se vio frustrado más de una vez cuando el profe tituló “Logaritmos” en el pizarrón… Y luego comenzó a “hablar en lenguas”, cual víctima de exorcismo. Quizás incluso muchos de esos jóvenes pusieron lo mejor de sí y se esforzaron por comprender la lógica tras esa seguidilla de signos, pero fueron igualmente “premiados” con un cuatreli. ¿Eran incapaces? ¿”Porros” rematados? ¿O es que la educación no está sabiendo aplicar un conocimiento milenario, como las matemáticas, al mundo de hoy?

El físico británico Conrad Wolfram tiene una idea muy crítica sobre como hoy se imparte en las escuelas la clase de matemáticas, y está planteando desde 2010 una forma absolutamente revolucionaria de enseñarla. ¿Un pequeño adelanto? Dejarle el trabajo pesado a los computadores y dedicarse a resolver problemas importantes para la vida.

¿Qué diantres es la matemática?

Wolfram cree que actualmente el entendimiento de las matemáticas se reduce al mero cálculo, un “chorizo” de números y signos que conducen a un resultado. ¡Pero la matemática es mucho más que eso! Es utilizada por modelos aplicados en diversas disciplinas: ingeniería, sismología, biología, etc. y debe ser enseñada de la misma forma, ¡aplicada!

“Toda aplicación matemática se inicia con una buena pregunta respecto a la realidad, por ejemplo, “¿qué póliza de seguro es la que más me conviene?”. Para poder darle respuesta, hay que transformar esa duda en un ejercicio matemático, y este es el segundo paso. El tercer paso es el cálculo duro, el desarrollo de la operación matemática y, el cuarto, devolver y aplicar el resultado en el mundo real: “ya sé cuál es la póliza que me conviene, ¡la contrato!’”, señalaba en una charla TED (2010).

Hasta aquí, muchos podrían estar de acuerdo, lo revolucionario se viene ahora…

Dejémosle el trabajo pesado a los computadores

El experto, tiene la convicción de que el 80% de las clases de matemáticas que todos tuvimos en el colegio, son basura (y de la más maloliente). Tanto así, que él calcula que si se sumaran todas las horas que diariamente alguien pasa enseñando a niños y jóvenes a sacar cálculos a mano, se completarían 106 vidas. ¿Es realmente necesario que nuestros niños y jóvenes pasen tanto tiempo en esta práctica?

Él cree que es un absoluto desperdicio, porque el paso número tres que define a la matemática –el cálculo- debe suplirse por el trabajo de un computador. Si el equipo sabe realizar operaciones infinitamente complejas y superiores a lo que nosotros jamás lograríamos, ¿por qué insistir en enseñar a un adolescente de 16 años a desarrollar un logaritmo? ¡Lo más probable es que jamás le sea útil! (por favor, si a alguien le han sido útiles en su vida doméstica –que no sea científico ni ingeniero espacial- deje su gentil comentario abajo).

Conrad argumenta que el cálculo es el trabajo pesado de la matemática, es la forma en que se viene enseñando desde la antigua Grecia, pero eso ya lo hemos superado. ¿Qué enseñar entonces?

Aquí está la clave, porque el físico no apunta a niños flojos que utilicen la calculadora para pasar las pruebas, sino al contrario. Es necesario que los alumnos aprendan a desarrollar al máximo, con ayuda de los computadores y de profesores astutos, los otros tres pasos: hacerse buenas y útiles preguntas, transformarlas a un lenguaje matemático (que hoy se llama “programación”), dejar que el computador haga su magia, y luego aplicar ese resultado a modelos reales, que nos faciliten la vida a todos. ¿Resultado?

El físico dice que el primer país que aplique esta innovadora y radical reforma, verá como su economía explota y supera al resto apenas estos chicos acaben la universidad (Wuau!).

“Pero todos debiésemos aprender lo básico antes de aplicarlo, ¿o no?”

No, y ahora viene el por qué. Conrad compara a la matemática con la conducción de un auto: a inicios del siglo XX, había que conocer el detalle mecánico del funcionamiento de un auto, para aventurarse al volante, porque si alguien se quedaba en pana en medio de la nada, tenía que saber actuar. Sin embargo, hoy los exámenes de conducción no contemplan la mecánica (o muy a grandes rasgos) porque ya no es necesario. ¿Por qué? La tecnología se ha desarrollado a tal punto, que el auto solito es el que hace el trabajo pesado, nosotros solo conducimos.

Hoy, el ser humano trabaja siendo un conductor de software, que tiene su ingeniería interna (compuesta de miles de cálculos), pero que no es necesario que manejemos al detalle. Basta saber programar y aplicar esos resultados a la vida real. “Lo básico” ya está resuelto, por lo que Conrad cree que debemos aprovechar este tiempo en desarrollar otras áreas.

“Pero calcular a mano ayuda a desarrollar el pensamiento lógico, ¿o no?”

¿Realmente creemos que esas horas con el lápiz a mina y la goma, sentados en el escritorio, nos ayudaron a desarrollar el pensamiento lógico? Conrad argumenta que, aunque muchos tienen facilidad para las matemáticas y los ejercicios les salen fantástico, no tienen una “conceptualización”, es decir, una aplicación práctica del resultado en la vida doméstica o en un trabajo técnico. Repiten procedimientos aprendidos una y otra vez, que racionalmente no tienen sentido para ellos.

El niño bueno para las matemáticas queda “chocho” con el resultado de esa ecuación de segundo grado, un bello 367. Pero, ¿y qué? ¡Qué hacer con ese 367! Eso es lo que Conrad quiere cambiar con su nueva propuesta.

Él quiere una clase de matemática que se pueda “sentir” en la vida real y para ello desarrolló una plataforma digital llamada Wolfram, cuyo objetivo es revolucionar el aula. Por ejemplo, trabajar con fórmulas matemáticas aplicadas para interpretar una novela de Sherlock Holmes; demostrar matemáticamente que las letras que mayormente dan inicio a las palabras en inglés, no coinciden con las letras más presentes en el idioma y, por último, construir matemáticamente un mapa con la distribución de los terremotos en el mundo.

¿No preferimos que nuestros niños aprendan a hacer esto, antes que un ejercicio de trigonometría que ni siquiera tiene un “para qué” claro?

Conrad no está solo

Este físico no está solo en su cruzada contra las clases de matemáticas old school, hay más personas que intentan llevar a cabo esta revolución en otras latitudes del mundo.

Jo Boaler, por ejemplo, es una profesora de la Universidad de Stanford, que critica el hecho de que a los niños de nueve años se les enseñen las tablas de multiplicar, incluidas la del 11 y la del 12. Dice que esto desencadena tempranamente un cuadro de ansiedad en los niños, en que se sienten incapaces de entender lo que se les plantea, y pierden tempranamente la confianza en sí mismos y su interés por las matemáticas.

Agustín Carrillo, secretario general de la Federación Española de Sociedades de Profesores de Matemáticas, también está de acuerdo con este juicio. “En secundaria, el programa académico está muy centrado en el cálculo, en la parte más abstracta de las matemáticas y muchos alumnos no entienden para qué sirven”, dice y agrega que “la clave es dar mayor protagonismo a los alumnos a través de la experimentación, y no basar la metodología de enseñanza en clases magistrales con una pizarra como principal elemento”.

Hoy, el programa de estudios de matemáticas de Conrad se está utilizando en un 10% de los colegios públicos de Estonia, uno de los países mejor rankeados en cuanto a la educación de sus alumnos. Además, ya está en conversaciones con Australia e Irlanda. El experto sigue insistiendo en que su idea ayudará a democratizar esta ciencia, y a entusiasmar a los estudiantes con una de las asignaturas consideradas más “pesadas” en el colegio.

¿Disfrutabas las clases de matemáticas o te aburrías? ¿Estás de acuerdo con su postura?

¿CÓMO TE DEJÓ ESTE ARTÍCULO?
Feliz
Sorprendido
Meh...
Mal
Molesto
ESTADÍSTICAS: APOYO A FRASES DE ESTE ARTÍCULO
Estas estadísticas sólo se le muestran a los usuarios que ya han dado su opinión con un click sobre alguna de las frases rojas destacadas en el texto del artículo.
Comentarios
gif Comentario destacado por El Definido
Carolina Larenas | 2017-11-08 | 15:58
8
Amo, adoro, sueño con las matemáticas. Tuve la suerte espectacular de tener profesores de matemáticas excepcionales que se preocuparon siempre de que entendiera el propósito y la aplicación de lo que estaba aprendiendo (bueno, y soy nerd también, obvio).
Si bien concuerdo con algunos puntos, creo que hoy la dependencia de los dispositivos para hacer cálculos es increíblemente alta. Hace unos días pagué con $5000 algo de $2000 y la cajera (la cajera!) tuvo que usar la calculadora para calcular el vuelto. Más encima, en vez de 2000 digitó 200 y me estaba devolviendo $4800... ni siquiera se cuestionó el número. Mi punto es que debemos ser capaces al menos de estimar un resultado, de manera de saber si lo que el dispositivo calcula hace sentido o no.
responder
denunciar
apoyar
Javier Cabezas | 2017-11-08 | 23:03
2
Quería hacer un comentario súper similar a lo último que escribes ahí.

Es súper útil tener herramientas que nos ayuden con el cálculo (calculadores, computadores, lo que sea). Ahora, es igualmente importante tener una idea del orden de magnitud del resultado que hace sentido. Si bien la calculadora no se va a equivoca el humano que escribe el cálculo definitivamente puede hacerlo, y tiene que tener sentido común cuando cacha que la cosa no va bien.
responder
denunciar
apoyar
Paper Luis | 2017-11-08 | 16:05
3
Estoy absolutamente en contra de eliminar las matemáticas.
Me explico: Las matemáticas, al ser abstractas, fomentan el pensamiento y la imaginación. Estamos de acuerdo con que jamás he usado en la vida el la descomposición del binomio cuadrado, pero me sirvió para aprender a descomponer la vida en pequeñas partes.
Y no cuentan con algo: muchas veces uno necesita llegar a un aproximado antes que al valor exacto. Si se cuanto es el 80% de algo, sabré con cercana exactitud cuanto es el valor antes de IVA. O si la segunda unidad tiene un 70% de descuento ¿No es lo mismo que decir que ambas unidades tienen un valor de 1,3 veces el precio en vez de 2 veces?

Porcentajes, proporciones, valores, multiplicar, dividir, estimar, campana de gauss, etc.. Todo eso abre la manera de pensar y de aprender. La gran gracia de las matemáticas es que no son solo llegar y aplicar una formula, sino que es un conjunto de reglas que ayudan y definen el mundo!!!! Si le dejamos sólo esa pega a las maquinas, cuando estas se revelen, no podremos defendernos!!!!

Saludos !!!
responder
denunciar
apoyar
Javier Æøå | 2017-11-08 | 16:12
1
Todo eso que mencionas no justifica tener doce años de repetir lo que dice una pizarra, sin aplicabilidad en la realidad.

Estoy de acuerdo contigo, las matemáticas son esenciales en concebir el mundo y hacerlo funcionar, pero también convengamos en que hay otras maneras de hacerle explotar la imaginación a una persona que no tiene desarrollado el pensamiento matemático (o derechamente: le carga la weá, que también es válido).

Si bien mis profesores eran de la idea "si te da el resultado correcto, está bien", también es cierto que muchos mecanomatas dicen que el estudiante DEBE aplicar el método enseñado (de hecho, Common Core en USA se basa en métodos, no llegar al resultado), y eso no fomenta la imaginación o la invención, sino que te obliga a ser un cuadrado. Y mal ahí.

Las matemáticas deben ser flexibles, entender (como bien tú planteas) que el resultado exacto no existe, pero si es que el margen de error es tolerable [algo que Excel me ha probado varias veces] entonces sigue adelante: ese puente no se va a caer, esa bacteria no alcanzará a contaminarte, o alcanzarás a comprarte X cosas.
responder
denunciar
apoyar
Paper Luis | 2017-11-08 | 16:22
3
Es que justamente ese es el punto: Las matemáticas son flexibles al punto que tienes N posibilidades de hacer los problemas. Desde usar maquinas (desde un ábaco hasta un super PC) hasta resolverlos por descomposición. El tema es que no puedes sólo dejar una alternativa.

El tema está claramente en como enseñarlo: Si a los pequeños se les enseña las tablas de multiplicar de memoria, no aprenden lo que es la multiplicación (es la suma de subconjuntos) sino que una fórmula.

Entiendo que haya personas que no quieran hacerlo, pero hay cosas que son elementales como calcular un vuelto o saber para cuantos combinados alcanza una botella de vodka para el asado.

Salu2
responder
denunciar
apoyar
Javier Æøå | 2017-11-08 | 16:33
2
Creo que ambos estamos de acuerdo en que no entender las matemáticas es no entender el mundo. Y ambos estamos de acuerdo en que DEBEN ser matemáticas aplicadas a problemas reales. Y hay cosas (como las matrices o los logaritmos) que cuestan más enseñar de manera práctica, que eso quede para niveles optativos y que los motivados realmente lo hagan. Si existe Historia Electivo en los 3ºM para los más humanistas, por qué no una matemática más densa para los que así lo deseen?

Lo demás...pásale la calculadora al pobre cabro, si él quiere ser actor o cientista político no entiendo por qué lo torturaremos con exponenciales.
responder
denunciar
apoyar
Cristóbal Caro | 2017-11-08 | 16:06
3
Sí por favor, toda mi educación media la pasé exigiendo explicaciones a mis profesores de para qué servían las clases de matemáticas y todo para recibir una amarga respuesta: "para la psu".
responder
denunciar
apoyar
Mario Cifuentes | 2017-11-08 | 20:57
3
A mi el Profe me decía: "Flaco, es pa que no te caguen en la vida"....cuek. Fuera de eso, estoy totalmente de acuerdo con la propuesta y no solo para matemáticas, sino que para muchos de los ramos del colegio que a la larga son mucha teoría o contenido sin aplicación en la vida real, lo que lamentablemente también se repite en la universidad y peor aun en estudios de postgrado. El verdadero aprendizaje es experiencial, con sentido y que ayuda a descubrir nuevas posibilidades y en el fondo no es que los contenidos estén errados, el tema pasa por la selección adecuada de contenidos y la metodología de enseñanza que se utiliza, para mía ahí está la clave.
Por último, un remember de El Definido: http://www.eldefinido.cl/actualidad/mundo/7063/Las-mejores-tecnicas-para-recordar-TODO-lo-que-vives-y-aprendes/
responder
denunciar
apoyar
gif Comentario destacado por El Definido
Javier Æøå | 2017-11-08 | 16:07
7
Soy estudiante de Ingeniería, y después de haber sufrido los primero años con Cálculo (como muchos, me imagino) me di cuenta que Excel podía hacer todo lo que yo quería...y más rápido y mejor. Y sí, tal y como dice la nota muchas veces...la matemática del colegio son puras weás. No están aplicadas a nada y se te olvidan a los 15 minutos. Seguimos repitiendo las mismas tonteras, mismas demostraciones y mismos teoremas que vieron tipos hace 120 años. Si Newton, Maxwell o Baldor hubiesen tenido Excel, Python o C++ ya estaríamos con viajes intergalácticos...por qué entonces nosotros revisamos las mismas cosas que ellos ya probaron? La Teoría Atómica se ve en dos-tres clases en Química de Octavo Básico, por qué entonces logaritmos se tienen que ver todo un trimestre en Matemáticas?

Lo único que todo humano debiera saber (y saber bien) son las cuatro operaciones básicas y listo. Lo demás a) No lo usará en su vida diaria así que lo olvidará, o b) un computador te dará un resultado mejor. Muy buena nota María Jesús, es hora de sacarnos la idea prehistórica de que llenar la pizarra con ecuaciones hará que los niños entiendan matemáticas.
responder
denunciar
apoyar
Felipe Lazo | 2017-11-08 | 16:28
2
Creo que concuerdo en que hacer el cálculo mecánico, sumar, restar, etc. no tiene mucho valor. Pero, una gran parte de los ejercicios que resolví consistían en decidir cuáles son los elementos importantes para resolver el ejercicio, reordenar un poco, y luego calcular. Ese ejercicio de decidir qué es importante y qué no me ha servido muchísimo en mi vida profesional, y le estoy infinitamente agradecido a todos los años de matemáticas. Sí, infinitamente.
responder
denunciar
apoyar
gif Comentario destacado por El Definido
Diego Contreras | 2017-11-08 | 16:44
4

Estoy convencido que disminuir el calculo mecánico será positivo para aumentar la motivación y para aprender lo que realmente importa de las matemáticas, además de si se usan computadores y se aprovecha de enseñar a programar mejor aún. Pero yo no soy investigador en educación, yWolfram no es un actor neutral aqui, él tiene una empresa que vende sobre todo "Mathematica", que es un software muy usado por físicos y matemáticos (casi nada por ingenieros, ellos usan matlab), así que hay conflicto de interés para creerle tanto. Probablemente quiere venderle a los gobiernos algún programa que haya desarrollado en educación.

No digo que eso invalide su opinión, pero esperaría el consenso de quienes realmente han estudiado el tema, y no tienen conflicto de interés.
responder
denunciar
apoyar
José Arcángel Salazar Delgado | 2017-11-08 | 16:52
2
Yo uso los logaritmos (y otras cosas) para evaluar el rendimiento de algoritmos. Soy ingeniero en sistemas computacionales con una maestría en sistemas computacionales enfocada en cómputo inteligente.

Francamente estoy a favor de la propuesta de manera parcial. Creo que es necesario aprender aritmética básica y un poco de álgebra. El resto me parece innecesario para personas que no van a llevar una carrera en ciencias o ingeniería. Yo descartaría la trigonometría, los limites y funciones y la geometría analítica.

responder
denunciar
apoyar
Jorge Alvarado | 2017-11-08 | 16:59
1
Lo que recuerdo del colegio (última vez que estudié matemáticas) es que era bueno en ello. Sabía calcular bien. De hecho, bastante bien. Y los procesos los aprendía mentalmente. Realmente no necesitaba escribir los modelos y fórmulas ni seguir los pasos. De hecho, al hacerlo muchas veces me equivocaba porque me distraía y cambiaba un dato que afectaba el resultado. Desdeluego el profesor siempre pedía escribir todo el desarrollo del ejercicio, lo cual era bastante aburrido.

El problema es que de haber sabido alguna vez hacer todas esas cosas (ecuaciones, inecuaciones, derivadas, límites, logaritmos, etc) hoy, 20 años después, no recuerdo nada y no se hacer nada de eso. Es frustrante, la verdad, descubrir que perdí tanto tiempo en aprender cosas sólo para olvidarlas, y darse cuenta que en algunos aspectos sabía más a los 17 años que ahora.

Así que mi conclusión es que estoy totalmente de acuerdo con el Sr. Wolfram. No es necesario que todos los niños aprendan todo eso. Ese conocimiento y estudio debiera quedar dirigido sólo a quienes lo requieran y necesiten, o a quienes voluntariamente quieran aprenderlo después.
responder
denunciar
apoyar
Vanessa Martínez | 2017-11-08 | 18:41
1
Más allá del debate de si eliminar o no el cálculo pesado, quiero hacer el siguiente comentario:
A lo que apunta este sistema de Wolfram es a formar ingenieros. ¿Lo malo? La ingeniería tiene una base matemática, que se DEBE seguir desarrollando, ya que, como bien se dice, muchas situaciones de la vida real están estrechamente relacionadas a ella.
La Matemática no es sólo Cálculo, Álgebra y algoritmos, es Teoría de Números, Geometría, Probabilidad y tantas otras cosas que, sin la base teórica y práctica, no se podrían simplificar para llevarlas a un programa.
responder
denunciar
apoyar
Samara Neva | 2017-11-08 | 20:50
1
Soy estudiante de Medicina Veterinaria y, aunque muchos no lo crean, vemos matemáticas hasta en la sopa!

Física, Matemáticas, Química, Genética (cálculos probabilísticos de aparición de enfermedades o rasgos para producción) , Nutrición (cálculo de dietas con porcentajes de nutrientes para cada especie animal), Farmacología (cálculos de dosis), incluso tenemos Métodos informáticos y Bioestadística (sirven demasiado para realizar papers) entre otras lindezas.

La mayoría de las veces es: tener los datos, analizar la información, seguir pasos esquematizados y con el resultado obtenido se hace otro análisis para poder aplicarlo correctamente.

Hay colegas que se les dan mejores las matemáticas, los cálculos fuertes y la informática, gracias a ellos existen programas dedicados que nos facilitan la vida profesional, muchos son gratuitos y cualquiera puede tenerlos, pero solo con el conocimiento veterinario se pueden aplicar correctamente.

A lo que voy, las matemáticas ayudan un montón, pero no en todos los casos ni a todos por igual, ¿de qué me sirvió aprender cuadrado de binomio si la mayoría de las veces en mi carrera uso regla de 3 simple o un programa? no mucho, pero sí ayudó a varios para que los que necesitamos aplicarla rápidamente no tengamos que estar metidos entre ecuaciones por horas para calcular algo que ahora hacemos en segundos salvando vidas.
responder
denunciar
apoyar
Patricio Bajodepino | 2017-11-09 | 08:02
0
El problema es que los profesionales que veo todos los días no aplican lo que saben o deberían saber. Hacen todo al ojo. Puente Cau Cau les suena?
responder
denunciar
apoyar
Patricio Guzman | 2017-11-09 | 11:06
1
Y que hago los los Baldor que tengo en la casa para mi hija AH???
Toda la razon le encuentro al articulo, hay cosas que hay que saber, aritmética y algo de geometría, pero trigonometria y algebra?
Pueden ser divertidas para algunos, pero no tienen aplicación en la vida diaria. No como la aritmética, que nos sirve para saber si nos están haciendo en forma correcta un descuento o nos dan bien el vuelto.
responder
denunciar
apoyar
Juan Andrés Fuenzalida Alarcón | 2017-11-14 | 00:36
0
Qué gracioso que te llames como uno de los profes de matemáticas que más me han gustado y me han hecho clases.

Las matemáticas puede que no tengan aplicación en la vida diaria así como "¿Me da la solución de la ecuación x^2+4x+4=0 kilos de pan por favor?" pero sí ayudan en muchos aspectos.

Quizá, como muchos otros dicen, el problema no es que estén, sino que son mal enseñadas.
Agradezco de corazón el haber tenido la oportunidad de 3 cosas muy significativas para mi en el camino de adentrarme al maravilloso mundo de las matemáticas: 1.- el haber tenido familiares que me introdujeran la materia como es: asombrosa. 2.- el haber podido cursar y concluir el método Kumon para las matemáticas, que me hizo darme cuenta que cualquier persona con rigurosidad, perseverancia y autodisciplina puede dominar cualquier aspecto de las matemáticas y cualquier materia en general. 3.- haber tenido también la oportunidad de ser formado por profesores que explican con detalle, que refuerzan, que impulsan, que forman. Y destaco mucho este punto, ya que, para cualquier disciplina, si se enseña con pasión, el estudiante queda enganchado, recibe la pasión que transmite el educador, y se maravilla con todo lo que éste enseña y describe. Yo estudio ingeniería, pero siempre voy a recordar con un cariño especial a mi profesor de lenguaje porque se apasionaba tanto con su materia que uno quedaba embobado y se emocionaba junto con él, es por esto también que me gusta mucho la literatura, el arte y la poesía.

En fin, quizá el cálculo de grandes operaciones, lo complejo de los logaritmos y matrices a simple vista, la trigonometría (que salva vidas y permite calcular el tamaño de las estrellas), y la resolución de ecuaciones de N grados sean tediosos y complicados para muchos. Pero estoy seguro que con un buen educador que motive a los estudiantes a ver más allá, que haga sentir que todo resultado, por más insignificante que sea, es un gran descubrimiento, y que asombre a los alumnos con las "matemágicas" (como dice Patricio Guzmán, el profe) haría darse cuenta a la gente que las matemáticas forman, hacen pensar y rascarse la cabeza, lo obligan a uno a ser metódico y riguroso, a ver los problemas de otra manera para intentar resolverlos, a abstraerse y ver la gran pantalla en vez del detalle y lo tangible; habilidades que, si las lees de nuevo olvidando que estoy hablando de las matemáticas, te darás cuenta que sirven para todo en la vida.
responder
denunciar
apoyar
Christopher Torres | 2017-11-09 | 12:54
1
Lo sospechaba. Mi experiencia escolar con las matemáticas no fue la mejor, profes pencas de por medio y pánico al cálculo como resultado. Sin embargo no tendría problema en probar este nuevo sistema de poder hacerlo.

Es revolucionario, pero considerando los malos resultados de Chile en las pruebas PISA, creo que la frase de Einstein sobre la definición de locura cae como anillo al dedo. No descartaría a priori un ensayo a pequeña escala en colegios chilenos.
responder
denunciar
apoyar
Daniel Del Pino | 2017-11-10 | 11:50
0
Quiero compartir un dato curioso. El apellido de este tipo me sonaba mucho y me puse a investigar, resulta que el hermano de Conrad Wolfram es Stephen Wolfram, fundador de Wolfram Research, empresa desarrolladora del software Mathematica y la excelente Web https://www.wolframalpha.com/. Aplicaciones muy salvadoras para quienes nos ha tocado ramos de cálculo y álgebra en al universidad.
responder
denunciar
apoyar
Daniel Del Pino | 2017-11-10 | 11:58
0
Ahora que lo pienso, según dice acá http://www.stephenwolfram.com/media/2002-scientist-year/ Conrad es Director de Estrategia y Desarrollo Internacional de Wolfram Research. Podríamos decir que el tiene una motivación económica también ya que es muy probable que usen los softwares de su empresa para hacer el "trabajo pesado" del que habla.
responder
denunciar
apoyar
Bruno Tapia | 2017-11-10 | 23:41
1
Muy en desacuerdo.
Resulta que la parte abstracta de la matemática es la más útil, aunque uno nunca más resuelva logaritmos con cambios de base.
Lo que pasa es que uno aprende un lenguaje nuevo al calcular, y uno se ve obligado a pensar las cosas de distintas formas, de echar mano a un montón de recursos y discriminar cuál es el correcto. Hay un razonamiento detrás de las fórmulas, incluso. Lo que pasa es que los profesores no siempre saben hacer pensar a los alumnos en la matemática como lo que es: un lenguaje complejo.
Y lo otro: siempre que a alguien no le gustan las matemáticas, se escuda diciendo que nunca las va a usar en la vida real, siendo que las capacidades de abstracción que se obtienen cuando está bien enseñada (o incluso, bien aprendida) están presentes siempre.
Vamos superando la fobia a los números, mejor
responder
denunciar
apoyar
Felipe Carrillo | 2017-11-12 | 18:55
2
no hagamos educación física con inútiles abdominales, sentadillas y flexiones que nunca utilizamos en la vida real, cuando volviste a hacer un test de Cooper en tu vida?, para que ejercitar tanto para desarrollar nuestra musculatura y motricidad, para que si las máquinas nos llevaran a todos lados sin hacer esfuerzo, no necesitamos que los jóvenes pasen tantas horas para desarrollar los músculos, es mejor que no hagan nada, no se muevan y no piensen... pfff ridículos, parece que ser un físico no te asegura ser inteligente...
responder
denunciar
apoyar
Felipe Carrillo | 2017-11-12 | 19:11
3
además Conrad Wolfram no es físico, es un "Technologist" y es el director de Estrategia de la compañia de software matemático de su hermano Stephen Wolfram, en resumen el vende el software Mathematica en todo el mundo y además lleva la batuta con meter este software en todos los planes de educación que pueda. Cero conflicto de interés su recomendación...
responder
denunciar
apoyar
* Debes estar inscrito y loggeado para participar.
© 2013 El Definido: Se prohíbe expresamente la reproducción o copia de los contenidos de este sitio sin el expreso consentimiento de nuestro representante legal.