estrés, listas, productividad, tensiones, pensamientos, Brain Dump
Imagen: César Mejías

Brain dump: la técnica para no colapsar en el día a día

Vivimos en una sociedad estresante, donde nos piden cosas “para ayer”, o acumulamos un sinnúmero de tareas que ni siquiera sabemos por cuál empezar. ¿La solución de los expertos para no sucumbir? El Brain Dump o volcado cerebral, una forma de ordenar ideas, quehaceres y poder descansar sin desvelarnos pensando en todo lo que debemos hacer al día siguiente.

Por Natalia Pumarino | 2017-08-23 | 15:31
Tags | estrés, listas, productividad, tensiones, pensamientos, Brain Dump

Puede que sea domingo en la noche y se nos viene una semana estresante. Puede que estemos por partir de viaje. O que hayamos tenido una discusión desagradable con alguien y todo eso que olvidamos decir se haya quedado rondando nuestras cabezas como un insistente fantasmita. Todos son pensamientos que nos pueden hacer perder el sueño, y que vuelven a nuestras mentes una y otra vez.

Además de respirar profundo e intentar relajarnos, hay otra cosa efectiva que los expertos han descubierto para lidiar con tanto pensamiento agotador. La solución es más simple de lo que creemos: escribir. No, no se trata de crear el nuevo Quijote ni ser la próxima ensayista de nivel mundial. Una simple lista de lo que debemos hacer o lo que estamos sintiendo o todo lo que nos está quitando el sueño puede ayudar muchísimo.

Es lo que los gringos están llamando "brain dump", es decir, descarga del cerebro.

Por ejemplo, crear una lista que priorice tus tareas más importantes en el día es una forma efectiva de combatir la sensación de estrés y de estar superados por tantas cosas que debemos hacer, según explicó a Harvard Business Review María González, presidenta de la Consultoría de Alianzas Estratégicas Argonauta, escritora y experta en negocios. El acto de escribir enfoca la mente”, dice. “Haz un ‘brain dump’ y escribe todo lo que necesitas y pon atención a si es profesional o personal, para que te hagas tiempo para ambas cosas”.

La idea es que junto a cada ítem agregues cuándo la tarea debe estar completada y, lo más crítico, identificar cuáles de esos ítems son importantes y cuáles son urgentes, ya que esos son los que debemos completar primero. Una vez que esto esté completado, podemos seguir adelante con cosas más de rutina. “Si estás constantemente preocupado de las cosas mundanas que consumen tiempo, puede que nunca llegues a las cosas importantes, que es cómo avanzar”, añade González.

Si bien la experta se enfoca en los quehaceres y las prioridades, para otros el Brain Dump es simplemente escribir todo (sí, TODO) lo que tenemos en la mente, como un desahogo, como una forma de ordenar no sólo nuestras tareas, sino también emociones y pensamientos, y quién sabe, quizás hasta rescatamos alguna idea brillante o el próximo gran invento o emprendimiento del siglo, algo que habríamos olvidado de otra forma, y que ahora sabemos que tenemos registrado en papel. Y bueno, si no hay papel y lápiz a mano, porque son las tres de la mañana, hay diversas aplicaciones que permiten grabar notas de voz, escribir tecleando o a mano, e ir soltando todos esos pensamientos, desde ideas millonarias hasta abrumadores quehaceres, que van desde lo más cotidiano hasta nuestros próximos desafíos laborales. Aplicaciones como Evernote y Wunderlist pueden ayudar mucho.

Priorizar y evitar procastinar

Muchos permitimos que los quehaceres se nos acumulen y procastinar. Luwgo, una vez que se acumulan suficientes cosas, no podemos evitar sentirnos sobrepasados. La ansiedad también nos puede terminar paralizando y hasta elaborar una lista de quehaceres es algo que podemos terminar posponiendo. En esos momentos es cuando se vuelve necesario el “brain dump”.

Pero, ¿qué hacemos después de haber terminado de anotar todo?

Los expertos señalan que gastamos mucha energía intentando recordar todas las cosas que debemos hacer, y combatiendo los pensamientos menos importantes o urgentes, y tratando de priorizar mentalmente los asuntos que debemos resolver. Según la doctora en psicología clínica, Jodi J. DeLuca, esto puede conllevar a una parálisis laboral. “Piensa, por ejemplo, en el bloqueo del escritor, ésa es la forma del cerebro de decir que necesita un descanso. Así que la parálisis proviene de una contra-productividad. El cerebro bota hormonas de estrés”.

Craig Ballantyne, escritor y coach, agrega que “una vez que has hecho tu brain dump, puedes organizar todos estos pensamientos en un guión (horario) claro y conciso para tu próximo día de trabajo. Asigna a cada tarea importante a un bloque de tiempo con una hora de inicio y final”.

Para quienes suelen desvelarse pensando en sus tareas y hasta sueñan con el trabajo, esto puede ser un gran alivio. Escribir lo que debemos hacer antes de dormir ya nos hace sentir un desahogo, y nos permite botar parte del estrés. Luego, el sentir que contamos con una agenda organizada y con momentos del día en los que podemos programar cada cosa, nos ayuda a ver nuestros quehaceres como algo que somos capaces de enfrentar y dimensionar, y no como un monstruo que nos sobrepasa y que nos la va a haber ganado al término de la semana.

* Y en cuanto a la lista de pendientes, si quieres saber cómo lograr que sean efectivas, entra aquí.

¿Cómo disminuyes el estrés cuando sientes que tienes demasiado por hacer?

¿CÓMO TE DEJÓ ESTE ARTÍCULO?
Feliz
Sorprendido
Meh...
Mal
Molesto
ESTADÍSTICAS: APOYO A FRASES DE ESTE ARTÍCULO
Estas estadísticas sólo se le muestran a los usuarios que ya han dado su opinión con un click sobre alguna de las frases rojas destacadas en el texto del artículo.
Comentarios
Mauricio López | 2017-08-24 | 17:06
2
mi experiencia como ex procastinador profesional es que aprendí a anotar todo lo que tengo que hacer, más o menos lo mismo que dice esta nota, ya que soy tan volado que lo que no anoto, lo más probable es que lo olvide. Leyendo sobre como dejar la procastinación (incluyendo artículos de esta misma página) aprendí además a priorizar lo urgente, lo importante y dejar lo prescindible para después. Una de las cosas que más me tocó fue entender lo de ser eficaz y eficiente, por que hasta antes de eso yo era muy eficiente en hacer cosas que no servían para nada. me hice seguidor del "no dejes para mañana lo que puedas hacer hoy", y también aprendí a ser metódico y programarme ciertas horas al día durante x tiempo para terminar x tarea en x fecha.

Y haciendo todo eso me di cuenta que ya no me daba el estrés y ansiedad que sentía antes cuando tenía muchas cosas por hacer y no sabía por cual empezar y lo único que calmaba el estrés era no hacer nada.
responder
denunciar
apoyar
Natalia Pumarino | Colaborador | 2017-08-24 | 17:27
0
Eso es muy real, Mauricio, creo que gran parte de nuestra ansiedad viene dada por no ser capaces de dimensionar todo lo que debemos hacer y no saber por dónde empezar. Igual yo llegué al crítico momento de haber anotado cosas que no quería olvidar, y luego no recordar dónde las anoté ni qué eran, creo que necesito urgente un bullet journal o un buen cuadernito planificador que me ayude a ordenar todo lo que escribo!
Saludos de una procastinadora profesional en proceso de rehabilitación!
responder
denunciar
apoyar
andrea huber | 2017-08-29 | 16:24
0
Recomiendo que busquen bullet journal en internet! No necesariamente seguirlo al pie de la letra, pero la verdad es que debe ser una de las mejores formas para "organizar" la cabeza. Me lo recomendó una amiga hace unos meses, y aunque no lo aplico al pie de la letra, la verdad es que me ha ayudado mucho a hacer ese brain dump y ponerlo en orden
responder
denunciar
apoyar
* Debes estar inscrito y loggeado para participar.
© 2013 El Definido: Se prohíbe expresamente la reproducción o copia de los contenidos de este sitio sin el expreso consentimiento de nuestro representante legal.