regalos, compras, consumismo, gastos, obsequios, amistades, familia, navidad, cumpleaños
Imagen: Felipe Muhr

7 formas científicamente probadas para dar un regalo significativo

No gastes de más y no te gastes de más, entregar un buen regalo es mucho más sencillo de lo que crees.

Por Magdalena Araus @mmaraus | 2015-12-21 | 16:02
Tags | regalos, compras, consumismo, gastos, obsequios, amistades, familia, navidad, cumpleaños
Relacionadas

Los regalos transforman año a año nuestra linda y "blanca" Navidad llena de amor, en una pesadilla estresante, con exigencias que han terminado por ahogar el verdadero sentido navideño: el simple gesto cariñoso de dar algo. ¿Cómo salir de eso?

Sabemos (con certeza nivel CIA) que todavía no has comprado todos los regalos, así que tenemos una lista te vendrá como anillo al dedo. Vengas del estilo de celebración que vengas, con pompa máxima y succión de la tarjeta de crédito, o de una comida en familia con un par de paquetitos, de seguro te va ayudar.

Esta son 7 cosas que ha descubierto la ciencia para que nuestros regalos sean realmente significativos:

1. Conoce a la persona

La mejor manera de entregar un regalo insignificante y poco valorable, es no tener idea los gustos de la persona, algo sobre su historia o no considerarlo a la hora de tu compra. Como receptores sabemos que es algo que pasa a menudo. ¿Quieres dar un regalo con significado?

"Lo más importante en el intercambio de regalos, es demostrar que realmente conoces bien a la persona, y que realmente te preocupas por ella", asegura Ryan Howell, psicólogo de Universidad Estatal de San Francisco y co-fundador de beyondthepurchase.org.

Es el punto de partida para todo lo demás. Por eso, alguien que da regalos significativos, no suele comprar el mismo regalo nunca, incluso si se trata de personas que individualmente apreciarían el regalo y que entre sí jamás se enterarían de lo que recibió el otro; concluye un estudio realizado por Mary Steffel, experta en marketing de la Universidad de Cincinnati. También sugiere que la solución es no elegir el regalo en base a lo que nos gustaría dar, sino "meterse" en la cabeza del otro para saber qué quiere recibir. ¿No es "qué me gustaría que use / tenga / haga", sino "qué se compraría él/ella mismo/a?

Si se trata de un amigo secreto de oficina, no te preocupes. Quizás no conozcas a esa persona a la perfección, pero intenta averiguar algún gusto o afición de la que haya hablado estos últimos meses, con eso basta y sobra.

2. Regala experiencias, no objetos

Tener cosas que nos gustan nos puede entusiasmar, pero no hay como tener una buena experiencia. Un concierto, un paseo, obra de teatro, picnic o zoológico pueden tener más impacto en la felicidad de quien recibe un regalo. Según una investigación de la Escuela Wharton de la Universidad de Pennsylvania, las personas se sienten más conectados a quienes les hacen el regalo experiencial, versus quienes reciben un objeto material.

El impacto es mayor si son personas más cercanas, agrega un estudio y pueden ser especialmente significativos para los niños, afirma Allison Pugh, sociólogo experto en consumo.

"Si los regalos son el momento para expresar y forjar el amor, una de las mejores maneras de hacerlo es con tu propio tiempo", dice Pugh. "Eso siempre será un regalo muy poderoso."

Y para los que aún duden, hay más evidencia. Las personas que esperan un regalo material, pero reciben uno experiencial, igual reportan estar satisfechos, mientras que al revés no, concluyó un estudio de Howell.

(¡Buena, Mane Cárcamo, le achuntaste con tu columna!)

3. Regala una donación

Puede que sorprenda un poco a la primera, por inesperado, pero recibir una "donación indirecta" en nombre del regalado, a favor de una obra de caridad, provocará alegría en el destinatario. A fin de cuentas, recibirá por otras partes más regalos y no se quedará de manos vacías, sea Navidad o su cumpleaños. Donar está vinculado a la felicidad y esta investigación de la Escuela de Negocios de Harvard, sugiere que es un ciclo virtuoso, donde las personas más felices dan más a la caridad, y el dar más hace más feliz.

Una excepción importante que concluyó otro estudio de Lisa A. Cavanaugh, sugiere que este tipo de regalos sólo es valorado por los amigos cercanos y los padres, en cambio no era valorado para nada por amigos más lejanos, ni por la pareja. Anoten.

4. No compres algo más caro o sofisticado, no lo hará mejor

Solemos creer que mientras más gastamos o más fino es el regalo, la sonrisa de nuestro regalado va a ser más ancha y blanca. Bueno, no. Sorprendentemente, las personas son mucho más prácticas de lo que creemos y su alegría al abrir un paquete por lo general no se asocia a su costo.

Estudios en conjunto de investigadores del Journal of Experimental Social Psychology y Stanford, concluyen que en realidad, el costo no afecta la apreciación del regalo. Aunque los que regalaban pensaban que sería mejor recibido, los receptores aseguraron que un regalo más no les daba más felicidad que uno barato.

Otro estudio, publicado a principios de este año en el Journal of Consumer Research, arrojó que las personas, a fin de cuentas, prefieren un regalo simple y útil. La prueba fue con la compra de un software sofisticado versus uno más barato y simple, donde los compradores se inclinaron por el primero, mientras los que esperaban el regalo prefirieron el sencillo. Una respuesta similar se dio con el recibir una invitación a un restaurant más caro, pero muy lejos en la ciudad, versus uno más sencillo, pero cercano.

Recordemos, además, que el ser humano tiende a sentirse en deuda ante favores y obsequios ajenos, y que su tendencia natural es a retribuir el favor; por lo que regalos demasiado valiosos pueden sentirse como una obligación a retribuir algo de valor similar, o generar un sentimiento de culpa en el regalado, de sentir que el otro hizo un esfuerzo excesivo en su favor.

5. Tampoco agregues "complementos", menos es más

Similar, pero no igual. Esto tiene que ver con la cantidad de elementos dentro de un paquete, porque a veces sentimos que nuestro regalo no es suficiente y le agregamos algo pequeño para complementarlo y que se vea mejor. Pues bien, eso no lo hace mejor, más bien disminuye el aprecio del regalo.

Con siete experimentos, estos investigadores descubrieron que los receptores del regalo subconscientemente valoran menos la combinación de algo grande con varias cosas extra, porque hacen un promedio del valor de los componentes individuales para hacerse una impresión de lo global. Desde la música, hasta becas, los participantes tendieron a considerar mejores los regalos únicos que los combinados.

6. Explicita las razones de la compra

- "Ahhh, que bueeeno, un set de picnic individual" (¿Para qué diantres es esto? Explícate.)

Un regalo será mucho más significativo si la persona que lo recibe entiende por qué le estás regalando eso o conoce directamente el valor que tú le asignas para dárselo.

- "Me acordé que siempre hablas de escaparte para subir un cerro solo, creí que podría ser un buen complemento". (Click, ¡qué buen regalo!)

Parte de un estudio publicado en The Journal of Experimental Psychology, concluye que si las personas reciben regalos extraños o inesperados, lo consideran mucho más deseable cuando la persona le explica qué es lo que pensó de ella y por qué llegó a comprar eso.

7. Limita (un poco) tu lucha anti-consumismo

Esta regla aplica especialmente cuando se regalas a los niños, pero solamente con algunas cosas. 

Puede ser que se hayan "malacostumbrado" y pidan en sus cartas al mágico Pascuero prácticamente todo lo que el retail se ha dedicado a promover por meses; así que, naturalmente, muchos padres deciden que resulta educativo no darles lo que piden, por mucho que lo deseen y por popular que sea.

Pero, ¡atención! No siempre los juguetes que piden los niños son por mero consumismo. Algunas solicitudes tienen que ver con un sentido de pertenencia y sociabilidad, ya que tener las mismas cosas que sus amigos les ayuda a encontrar un punto en común con ellos.

"Las cosas de los niños tienen un componente social muy intenso, y con esto, quiero decir que es casi un idioma que hablan entre sí", comenta Pugh, que ha estudiado el comportamiento de los niños en el consumo.

Esa muñeca de esa marca, ese peluche de esa película…los objetos materiales pueden ser significativos, y tus prejuicios hacia las princesas Disney o las armas de juguete pueden estar dificultando la socialización de tus hijos, provocándoles más daño que el que esos juguetes jamás pudieron causar.

Así que está bien, cuando amerite, comprar esos objetos deseados, mientras guardemos un límite sano.

¿Cómo son tus regalos navideños? ¿Cuál ha sido el regalo más significativo que te han dado?

¿CÓMO TE DEJÓ ESTE ARTÍCULO?
Feliz
Sorprendido
Meh...
Mal
Molesto
ESTADÍSTICAS: APOYO A FRASES DE ESTE ARTÍCULO
Estas estadísticas sólo se le muestran a los usuarios que ya han dado su opinión con un click sobre alguna de las frases rojas destacadas en el texto del artículo.
Comentarios
Felipe Hernández | 2015-12-21 | 19:04
1
Aportando a la idea de este tema de los regalos, un amigo implementó un sitio donde puedes hacer tu lista de regalos y compartirla en facebook http://www.regalismo.cl/

La gracia es que los amigos pueden ver la lista y apuntarse con algún regalo sin que la persona sepa que ocurrió. Además evita la lata de tener que andar cuidando el ticket de cambio XD.

A nadie le viene mal una ayuda a la hora de elegir un regalito :-), sobre todo a esas personas como yo que se estresan para estos eventos.

:-)
responder
denunciar
apoyar
Monica Duran | 2015-12-21 | 20:13
2
A mí me gusta hacer manualidades (forrar cajitas, adornos, pintar cosas, etc.) de acuerdo a lo que les pudiera combinar en la casa y regalárselas a mis amigos.
responder
denunciar
apoyar
Jennifer V.SM. | 2015-12-21 | 20:19
4
Cada vez que veo que un artículo lo escribió Magdalena Araus, lo leo de inmediato porque sé que será algo provechoso y útil. Magdalena, eres mi columnista favorita de El Definido =D (sorry lo patera, pero quería comentarlo hace varios artículos atrás, así que ahora lo hice no más =P)
responder
denunciar
apoyar
Gracias Jennifer!! Que buena onda! Un gusto saber que te gustan y que también son útiles para tu vida, muchos saludos! :)
responder
denunciar
apoyar
Betsabe Salazar | 2015-12-28 | 18:54
1
el regalo mas significativo fue hace dos navidades, era la primera navidad que íbamos a pasar sin mi abuelito y nos había salido la casa a finales de noviembre por lo que adoptamos una gatita de 3 años y medio pero se nos escapo durante la noche, por mas que pusimos carteles no pudimos encontrarla, fue igual una navidad fome el viejito en el cementerio, nuestra haru perdida todo mal, mi amiga me llama a la semana siguiente de navidad, me dice si nos podíamos juntar para pasarme mi regalo de navidad y cuando nos juntamos me tiene de regalo una gatita blanca con la cola y las orejas amarillas fue un lindo regalo que ayer cumplió dos años con nosotros(aun sigo esperando encontrar a mi otra gatita), después de eso el año nuevo fue mas llevable y no tan traumatico XD
responder
denunciar
apoyar
* Debes estar inscrito y loggeado para participar.
© 2013 El Definido: Se prohíbe expresamente la reproducción o copia de los contenidos de este sitio sin el expreso consentimiento de nuestro representante legal.