seguro, daños, finanzas, protección, propiedad privada, seguridad
Imagen: Gojko Franulic

El curioso (e impronunciable) seguro alemán que cubre las metidas de pata

Porque nada se queda fuera de la métrica alemana, este particular seguro te protege de la mayor cantidad de errores que te puedas mandar con otras personas y sus cosas, desde romper el celular de un amigo hasta incendiar, sin querer queriendo, su casa.

Por Magdalena Araus @mmaraus | 2014-12-30 | 13:30
Tags | seguro, daños, finanzas, protección, propiedad privada, seguridad

Todos hemos estado ahí, con la cara roja porque rompimos el juguete tecnológico nuevo de algún conocido, el jarrón invaluable (aunque horrible) de la suegra o la bicicleta súper anatómica de un desconocido en la calle. O tal vez fue esa mancha de vino extendiéndose sobre la prístina tela blanca del sofá de tus anfitriones. Nadie está libre.

Para eso se creó en Alemania un impronunciable seguro: el Privathaftpflichtversicherung, bueno inentendible al menos para más del 97% de la población mundial que no sabe alemán, porque debe ser una de las palabras más largas del idioma, luego de que la puntera haya sido suprimida.

Bueno, en una tabla para picar y separando las varias palabras que se juntan en una, la palabrita se traduce en un seguro de responsabilidad civil privada. ¿Para qué sirve?

Para protegerte de tus errores, salvarte cuando metes la pata y de los dramas (o ruinas) financieras inesperadas que vienen luego de eso. Ejemplo: está todo fríamente calculado para llegar con el sueldo a fin de mes en paz, pero tontamente se te cayó el Mac ultrabook-air-genius-plus-excecutive-advantage de tu amigo. ¡Paf! Varios ceros habrán de ser descontados de tu cuenta para reponer ese daño.

Como el seguro automotriz de daños a terceros, este seguro te protege de embarradas contra otros, pero en muchas más áreas de la vida. Aplica a daños causados por nuestra negligencia en la vida cotidiana y solamente al ámbito privado (no en el profesional ni a los bienes públicos), protegiendo a personas, cosas y pérdidas financieras.

Un caso: la aseguradora BGV ofrece una amplia lista de protección ante daños o perjuicios causados por responsabilidad propia a propiedad privada de otros y que son reclamados, como por ejemplo, lesiones corporales, daños a la propiedad, pérdidas financieras, siniestros, daños al medioambiente, a cosas arrendadas en departamentos u hoteles, etc.

Se comprueba en caso de problemas, cuál es la responsabilidad del asegurado y qué costos le corresponde asumir, además de si las demandas del tercero son correctas (siempre puede haber alguien que se tiente y se aproveche). Y si la cosas se pone más complicada, incluso te protege en tribunales.

También es posible ampliarlo a toda la familia, una buena opción especialmente para esos queridos hijos que gustan de la irresponsabilidad y siempre sorprenden con alguna noticia poco agradable. ¿Debería extenderse también para los amigos pasteles?

Tener este seguro no es un requisito legal en Alemania, pero es extremadamente popular, porque una cobertura básica no es demasiado costosa, se estima que de unos 50 euros anuales y te puede ahorrar bastantes malos ratos después de un grave error, especialmente cuando ese tercero no quiere arreglar las cosas con solamente una sonrisa (y con justa razón).

¿Chile se cubre así las espaldas?

Hay por estos lados algunos seguros similares, llamados de Responsabilidad Civil. No abarcan cosas tan cotidianas ni privadas, pero indemniza daños y perjuicios causados a terceros, de los cuales sea civilmente responsable el asegurado, por un hecho y en los términos previstos en la póliza del seguro.

Puede ser contratado voluntariamente de manera individual o colectiva y hay diferentes tipos: profesional, vehicular (este es el clásico de marzo), propietarios de inmuebles, patronal, de protección familiar, por contaminación, etc. En ellos se excluye normalmente los daños causados por personas bajo influencia de narcóticos o alcohol, las multas a las que sea sometido el asegurado y actos fuera del país, entre otros. Nunca más rayar el Cristo de Río de Janeiro.

¿Contratarías un seguro de este tipo? ¿Crees que es importante asegurarse en todos los ámbitos de la vida?

¿CÓMO TE DEJÓ ESTE ARTÍCULO?
Feliz
Sorprendido
Meh...
Mal
Molesto
ESTADÍSTICAS: APOYO A FRASES DE ESTE ARTÍCULO
Estas estadísticas sólo se le muestran a los usuarios que ya han dado su opinión con un click sobre alguna de las frases rojas destacadas en el texto del artículo.
Comentarios
Francisco Castillo | 2014-12-30 | 14:10
3
Deme dos por favor.
responder
denunciar
apoyar
Marco Canepa | Director Creativo | 2014-12-30 | 14:23
11
Jajaja. ¡Igual!

Yo una vez metí la pata, -literalmente- en una construcción en la que trabajaba. Acababan de pavimentar y alisar todo y yo, astutamente, metí el pie hasta la rodilla en cemento fresco, por andar pajareando...

Y en otra ocasión, en otra construcción, rayé un muro recién pintado por andar acarreando unos palos.

Pensándolo bien, quizás debí meterme en el negocio de la demolición...
responder
denunciar
apoyar
Selene Di Lunna | 2014-12-30 | 18:19
0
dos? es muy poco... yo quiero diez!
responder
denunciar
apoyar
Andy Channels | 2014-12-30 | 15:26
1
Pagar una cámara de fotos digital nueva que quedó nadando en una piscina :O.... me recordé de ese hecho de mi vida xD.
responder
denunciar
apoyar
JCL | 2014-12-30 | 16:22
6
si en chile se lanza, se llamaría "Seguro Anti-condoros"
responder
denunciar
apoyar
JCL | 2014-12-30 | 16:26
2
Obviamente habría que evaluar al individuo a asegurar, porque definitivamente existen personas con un historial que muestra un gran factor de riesgo. (me incluyo)
responder
denunciar
apoyar
Patricia Ramirez | 2014-12-30 | 16:24
2
Viene como anillo al dedo para los padres que tienen demonios de tasmania en lugar de hijos..jajajaja.. Siempre me ha llamado la atención esto, cuando un niño rompe algo, los padres simplemente se hacen los weones.. el colmo!!, como decía un amigo, hay que pasar la boleta :D. Podría apostar que si les llegan muchas boletas en un mes, se preocuparían un poquito mas de la educación de sus hijos.. jajaja
responder
denunciar
apoyar
Catalina Olavarría | 2014-12-30 | 16:24
2
Jajaja, se de mucha gente que le vendría muy bien ese seguro! Me parece excelente.
Lo que si me parece difícil es comprobar la veracidad de los daños.. ¿Qué pasa si uno tira su propio celular al inodoro, pero para aprovecharse le pide a un amigo que se eche la culpa? Quizás el seguro va castigando a los que son demasiado pasteles rompiendo cosas por el mundo, como los seguros de auto?..
responder
denunciar
apoyar
Patricia Ramirez | 2014-12-31 | 10:18
1
Pensé lo mismo, creo que la única manera de que funcione bien es que todo el mundo tenga el seguro, así a los pasteles que viven quebrando cosas tendrán que pagar primas mas altas. :D
responder
denunciar
apoyar
Paper Luis | 2014-12-30 | 17:27
3
Quiero dos, para regalo por favor...
responder
denunciar
apoyar
Lorenzo Reyes | 2014-12-31 | 05:43
5
Hola! Yo vivo en Suiza y acá es obligatorio trnerlo :). Aun no lo he usado (increíblemente) pero conozco mucha gente que si!.
La cara roja no se pasa, pero al menos dices "lo paso por el seguro" :P.
Ahora, evidentemente hay gente que se aprovecha, tengo un amigo iraní que quebró su iPhone y lo hizo pasar como que él se lo había quebrado a alguien más, y se lo pagaron enterito :).
responder
denunciar
apoyar
Patricia Ramirez | 2014-12-31 | 10:24
2
En este mundo siempre sobran los frescos, lo que no entienden es que por culpa de ellos después tienen que subir las primas, porque si todos hicieran lo mismo cada vez que dañan su propio teléfono con las primas básicas el seguro ya no funcionaría.
Pasa esto mismo acá en Chilito con las licencias, muchos tiran licencia por estrés para tener vacaciones pagadas, por culpa de estos amermelados, las isapres (que no son mas que un seguro de salud) tienen que subir las primas de todos los planes. Y quien pierde?, principalmente el resto que no hace chanchullos. :(
responder
denunciar
apoyar
* Debes estar inscrito y loggeado para participar.
© 2013 El Definido: Se prohíbe expresamente la reproducción o copia de los contenidos de este sitio sin el expreso consentimiento de nuestro representante legal.