Lenguaje, cerebro, importancia. uso palabras
Imagen: Gojko Franulic

Reprograma tu inconsciente cambiando como hablas

¿Sabías que el lenguaje influye en cosas como profecías autocumplidas, inhabilidad o éxito para cumplir metas y resolver problemas? Aprende una técnica para alinear lo que dices con lo que quieres lograr y pon a tu inconsciente a tu servicio.

Por Bruno Carrillo | 2014-07-28 | 12:39
Tags | Lenguaje, cerebro, importancia. uso palabras

Lo usamos tan naturalmente como respiramos y la mayoría de nosotros no le presta mucha atención. El lenguaje es una poderosa herramienta para comunicar y tiene más influencia sobre nuestras vidas de lo que nos damos cuenta. ¿Te ha pasado lo típico de hacer justo lo contrario de lo que querías? Eso de que cruzas los dedos para que algo no pase, y pasa. “No me quiero caer, no me quiero caer” y te tropiezas; “no puedo fallar, no puedo fallar” y fallas; “no debo decirle eso a esa persona” y, cuando menos lo pensaste, se te escapa. Las causas están arraigadas en aquella misteriosa parte de nuestro cerebro que ha fascinado a los científicospor más de un siglo: el inconsciente

Entendiendo un poco al inconsciente

El inconsciente es aquella parte de nuestra mente de la cual no estamos conscientes. Es la parte que se encarga de hacer funcionar nuestro cuerpo, de interpretar y almacenar la información recibida por nuestros cinco sentidos (que, se estima, es 11 mega bits de información por segundo), organiza y guarda recuerdos, y cumple un sinnúmero de otras funciones relacionadas. Hay estudios que sugieren que nuestras decisiones, acciones, emociones y comportamiento dependen en un 95% del pensamiento que se da de manera inconsciente. 

En contraste, la parte consciente de nosotros (que constituiría el 5% restante de nuestro pensamiento) es aquella sobre la que estamos ¡sorpresa! conscientes mientras estamos despiertos. Es la voz dentro de nuestra cabeza y funciona lógica, racional y secuencialmente; ordena la información, busca patrones y la procesa y clasifica de manera que podamos entenderla. Ahora bien, lo que hay que destacar es que cuando decimos algo conscientemente, puede tener efectos en nuestro inconsciente. 

Una característica esencial del inconsciente es que funciona a través de símbolos e imágenes, en vez de texto o letras. Esto implica que, como el mismo Freud lo sostuvo en su tiempo, el inconsciente no procesa negativos. Si te digo: “no pienses en una silla roja”, ¿qué se te viene a la mente? Muy probablemente, una silla roja. 

De la misma manera, si me digo a mí mismo “no puedo fallar”, “no quiero caerme” o “no debo comer papas fritas”, el inconsciente tendría imágenes de fallar, caer y papas fritas (independiente de que sean cosas que te gusten o no). Esto no quiere decir que siempre falle, me caiga o zambulla la cara en una bolsa de papas Lay’s, pero aumenta considerablemente las probabilidades de que estas cosas sucedan. 

¿Qué puedo hacer al respecto? 

Refrasear (esto es, poner lo mismo en palabras distintas o con otro ángulo), y expresar tus deseos afirmativamente. “Quiero triunfar”, “quiero mantener el equilibrio” o “quiero resistir la tentación”, “debo mantener la figura”, para los ejemplos dados arriba. Si todavía no te convence esto, piensa lo siguiente: ¿qué es mejor? ¿Decir “no soy un mentiroso”, o  “soy una persona que dice la verdad”? ¿“Voy a intentar no fallar” o “voy a intentarhacer las cosas bien”?

Esta herramienta (pues sí, es una herramienta) es muy popular entre los políticos y oradores en general, como podrás imaginar, y además puede hacer una gran diferencia en tu día a día. 

Del "no puedo" al "debo mejorar"

Todos tenemos cosas que nos gustan y que no nos gustan. La pregunta es: ¿en qué me quiero enfocar? El poner más atención a las cosas negativas es un aspecto natural de nuestro cerebro. Referido por el neuropsicólogo norteamericano Rick Hanson como el “sesgo negativo”, la información negativa es, instintivamente, más relevante para nuestro cerebro pues activa nuestros mecanismos de supervivencia. En sus palabras, “el cerebro es como velcro para las experiencias negativas y teflón para las positivas.  El resultado natural es un creciente –e injusto- residuo de dolor emocional, pesimismo e inhibición entumecedora en nuestra memoria implícita”. Eso sí, el mismo Hanson dice que con un poco de esfuerzo y consciencia, esto se puede vencer

Si me repito una y otra vez que “no me gustan las clases” o “no me gusta el fútbol” (dos cosas que son perfectamente válidas) claramente no lo voy a pasar bien en ambas, y quizás hasta me angustie pensando al respecto. Pero, si refraseo, puedo encontrar una manera más productiva y hábil de enfrentar estas incomodidades: “me gustaría pasarlo mejor en clases”, “me gustan más los fines de semana” o “quisiera ser mejor para el fútbol” (y mejor aún, ponerse un objetivo "debo entrenar para ser mejor en el fútbol"), el punto de enfoque cambia. Podemos concentrarnos en lo que nos gusta o en maneras para trabajar en aquello que no nos gusta tanto, en vez de sentir aquella vieja impotencia cada vez que nos encontrábamos en clase o en medio de un partido. Para algunas personas esto cuesta en un comienzo, pero con práctica se hace más fácil y más natural. 

Lo mismo corre para la opinión de nosotros mismos. Somos muy susceptibles a las "etiquetas" y una vez que las adoptamos ("no soy bueno para las matemáticas") es muy difícil dejarlas de lado, pues las transformamos en nuestra realidad. Por eso, es importante no etiquetarse y buscar formas positivas de expresar lo mismo ("me falta mejorar en matemáticas") de modo que para nuestro inconsciente, pase de ser una característica inmutable, a un estado temporal posible de modificar. 

Refraseando objetivos

Algo similar ocurre a otro nivel, cuando queremos lograr algo. “No quiero ser gordo”, “no quiero seguir endeudándome” o “no quiero procrastinar más”. Vas a sentirte mejor y estar en mejor camino para lograr un cambio efectivo si refraseas esas aseveraciones a “quiero adelgazar”, “quiero ser responsable con mi manejo del dinero” y “quiero aprender a ser productivo”, por dar tres ejemplos. 

En el ámbito del coaching, se dice que la mente consciente es la que fija los objetivos, y el inconsciente es el que se encarga de lograrlos. Con esto en mente, para fijar metas sólidas lo más recomendable es que el objetivo esté fraseado afirmativamente (“quiero perder peso”, “quiero ahorrar dinero”), ser específico (“quiero perder X kilos”, “quiero ahorrar X pesos”) y poner un período de tiempo (“quiero perder X kilos al 30 de diciembre de este 2014”, “quiero ahorrar X pesos al 24 de abril del 2015”). El método más común usado por personas que hacen coaching son las metas S.M.A.R.T. (muy recomendado). Puedes echarles una mirada en este link

Obviamente, hay personas que pueden decir “no quiero ser gordo” e ir, ponerse a régimen y bajar la cantidad de peso que quieran sin tener que refrasear al afirmativo el objetivo. Asimismo, puede haber veces donde pensamos “no quiero caerme” y no nos caemos. El punto es que aumentamos considerablemente nuestras probabilidades de éxito, bienestar y felicidad cuando aprovechamos al máximo la ayuda de nuestro inconsciente para lograr nuestros objetivos y resolver nuestros problemas.

Puede que nuestro cerebro esté, por defecto, diseñado para enfocarse en pensamientos y eventos negativos, pero hay varias disciplinas y corrientes de pensamiento que afirman y han comprobado que, con un poco más de esfuerzo y energía, se puede dar vuelta eso y enfocarse en lo positivo. Esto no quiere decir que evitemos el “no” por completo, al contrario; se trata de que estemos conscientes de cómo decimos las cosas, y que sepamos que lo que decimos y cómo lo decimos tiene un efecto sobre nosotros y también sobre los demás. 

¿CÓMO TE DEJÓ ESTE ARTÍCULO?
Feliz
Sorprendido
Meh...
Mal
Molesto
ESTADÍSTICAS: APOYO A FRASES DE ESTE ARTÍCULO
Estas estadísticas sólo se le muestran a los usuarios que ya han dado su opinión con un click sobre alguna de las frases rojas destacadas en el texto del artículo.
Comentarios
Cristian Liberona | 2014-07-28 | 12:50
9
Es totalmente cierto, a mi me funciona de muy buena forma, sobretodo para el trabajo, cuando mi jefe plantea un problema y no le ven solución, por lo general yo asumo el trabajo y con esa actitud de "Esto es sencillo y fácil de hacer", también me sirve en los deportes, sobretodo en running, cuando voy en los últimos tramos, en vez de pensar el "estoy agotado" pienso "no queda nada, hay que dar el máximo, no estoy cansado"
responder
denunciar
apoyar
gif Comentario destacado por El Definido
Claudio Lorca | 2014-07-28 | 13:08
9
A mí me ocurre igual, puede experimentar directamente que el cambio de visión para enfrentar un problema ayuda a resolverlo de mejor forma. En el caso del trekking por ejemplo, pensar en que se trata de un tramo de 12 Km es mejor irse fijando las pequeñas metas (500 mts por ejemplo), llegar al riachuelo, llegar a ese gran árbol, llegar al riachuelo, etc. De esta forma se logra también el estímulo positivo interno de haber conseguido la meta parcial que uno se ha fijado. De este modo, al llegar a la meta final,la satisfacción es doble y el esfuerzo se valora aún más.
responder
denunciar
apoyar
marcela rosas | 2017-04-27 | 12:15
0
Buenísimo...
responder
denunciar
apoyar
Carmen Paz | 2014-07-28 | 13:06
13
Ok, me repetiré todas las mañanas: "quiero levantarme con ánimo para ir a trabajar",
si me funciona les cuento xD
responder
denunciar
apoyar
Susana Flores | 2014-07-28 | 13:34
4
Somos dos...
responder
denunciar
apoyar
Excelente desafío!! Mucha perseverancia y ánimo, Carmen y Susana! :D (Yo he mejorado considerablemente mi antigua propensión a sacar la vuelta cuando trabajo usando esta técnica, pero no fue fácil.)
responder
denunciar
apoyar
Excelente articulo, aprendí mucho.

Lo de "No puedo hacer esto" es completamente cierto, el lenguaje condiciona tu comportamiento y por lo tanto genera realidad.
responder
denunciar
apoyar
gif Comentario destacado por El Definido
Celso | 2014-07-28 | 13:22
11
Solo quería decir que tus ilustraciones son demasiado geniales!!!!!
Simplemente me vuelan la cabeza jajajajajajaja
A ver si por ahí te animas a dar un taller de ilustración =)
responder
denunciar
apoyar
¡Gracias Celso! :D
responder
denunciar
apoyar
Gracias, Gojko! A mí también me ha servido un montón desde que me topé con este principio hace unos años. Y me uno al comentario de Celso, cada vez que mando una columna espero con ansias para ver qué genialidad termina siendo ilustrada. :D
responder
denunciar
apoyar
Celso | 2014-07-28 | 13:21
3
totalmente de acuerdo con la columna... lástima que cueste tanto entenderlo y aplicarlo, hacerlo un hábito.
será que nos enteramos de esto tan tarde, que ya estamos tan contaminados.
aún así, para este tipo de cosas, donde solo se esperan cosas positivas, nunca es tarde para al menos intentarlo.
saludos!!!!!!!!!!
responder
denunciar
apoyar
gif Comentario destacado por El Definido
Alvaro Cerda | 2014-07-28 | 17:40
3
Contaminados o quizá "mal programados". Lo importante es no transmitir esa contaminación a las futuras generaciones.
responder
denunciar
apoyar
Lo que ha demostrado la neurosciencia es que, sin importar la edad que se tenga, la manera en que usamos el cerebro lo modifica estructuralmente. Esto significa que siempre se puede cambiar y mejorar, independiente de nuestra edad o trasfondo! Al principio cuesta (como con muchas cosas), pero todo es cuesta abajo una vez que se hace la costumbre. Todo el éxito, Celso!
responder
denunciar
apoyar
Celso | 2014-08-19 | 22:18
1
Gracias por tus buenos deseos Bruno.
Abrazo gigante estimado.
Saludos!!!!!!!
responder
denunciar
apoyar
Jose Ignacio Zarate | 2014-07-28 | 15:36
2
Vendria siendo algo asi como la ley de la atraccion???
responder
denunciar
apoyar
El Pol | 2014-07-28 | 18:31
5
La ley de atraccion es un invento creado para atraer incautos a comprar libros, DVD y tanta cuestion que salio de eso.

Seria interesante que revisaran los libros de Programacion Neuro Linguistica, la base de esa rama de la ciencia es precisamente el reforzamiento positivo y el ir cambiando la mentalidad con pequeños tips o frases que van haciendo la vida mas dinamica, alegre y positiva
responder
denunciar
apoyar
Absolutamente! Mi propio trasfondo viene de la PNL, pero he observado que hay otras ramas del coaching y ciencia que persiguen fines similares y se sirven en los mismos principios (psicología positiva, neurociencia, ejercicios de imaginación, etc.). Es sumamente interesante, y muy provechoso para todos quienes quieren refinar y trabajar sobre sí mismos!
responder
denunciar
apoyar
Paper Luis | 2014-07-28 | 21:22
6
Es tan simple como decir "Quiero dejar de tener pena" a "Quiero ser feliz"..
Fueron 2 años en los cuales estaba con ganas de dejar de llorar en los rincones.. hasta que mi bebé me pregunta ¿Eres feliz?, le dije que "si" casi por compromiso. Luego nos fuimos en familia a jugar a una plaza. Luego de reirnos mucho, quedar muy sucios y cansados... me di cuenta que me había quedado con la pregunta si era Feliz... Y cambio de Switch. Ahora hay pienso en positivo TODO lo de la vida. Incluso las negativas las leo como positivas =)
Vamos que se puede, todo, pero absolutamente todo se puede vivir, en el momento que uno lo enfrenta. =)
Saludos
@paperluis
responder
denunciar
apoyar
Ese primer paso es el que más cuesta por lo general. Gracias por la bonita anécdota, don Paper Luis. Hacia allá apuntamos, soy un convencido de que la felicidad está más al alcance de la mano de lo que creemos. :)
responder
denunciar
apoyar
Marco Canepa | Director Creativo | 2014-07-29 | 13:41
4
Uf. Esta ha sido una de las batallas más largas y duras de mi vida, pasar de una mentalidad negativa y derrotista (cómo será que estaba convencido de que cada vez que llegaba a hablar con un grupo de gente, la gente se iba, y que las luces de las calles se apagaban cuando pasaba bajo ellas), a una más optimista y positiva.

Sigo siendo aprensivo y tiendo a sobre-complicarme ante la incertidumbre, pero al menos ya no arrugo de antemano. El cambiar el "NO" por el "DEBO" ha sido fundamental para eso.
responder
denunciar
apoyar
Es alentador leer tus palabras y sentir que estas ganando la batalla, Marco! Has sentido que sea más difícil o fácil mantenerse positivo a medida que avanza el tiempo? (Me pica la curiosidad.)

Si alguna vez se te rebela el "debo" (pues puede pasar), también funciona el "puedo". :)
responder
denunciar
apoyar
cristian guajardo | 2014-08-01 | 12:49
1
muchas gracias por la columna y las historia.
he leído antes sobre este tema y creo en ocasiones soy muy severo conmigo mismo y no veo los avances, pero seguiré perseverando se que puedo lograr hacer el aporte que quiero hacer en la sociedad. :)
responder
denunciar
apoyar
Gracias a ti por el comentario, Cristian, ojalá seas exitoso en ver y apreciar tu propio progreso como persona. Se dice que uno es su más duro verdugo e implacable crítico, y aprender a valorarse, perdonarse y alentarse no es para nada fácil (lo digo por experiencia propia). De todas formas, todo pequeño granito de arena aporta a la sociedad: con este comentario, por ejemplo, le alegraste la mañana a un columnista. :)
responder
denunciar
apoyar
cristian guajardo | 2014-08-19 | 00:51
2
buenisimo
ahora me acabo a de involucrar como voluntario en un proyecto concreto donde espero poder entregar algo a la vida de jovenes y sin duda que aprenderé muchas cosas nuevas
responder
denunciar
apoyar
Danae López | 2016-04-06 | 23:05
3
Como dice Maturana el lenguaje crea realidad.

No me dire: No me comere mas la leche nido de mi hija. Ahora me dire: siiiii comete las barritas de cereal de mi hijo ( ese es el angelito malo hablandome al oudo)
responder
denunciar
apoyar
* Debes estar inscrito y loggeado para participar.
© 2013 El Definido: Se prohíbe expresamente la reproducción o copia de los contenidos de este sitio sin el expreso consentimiento de nuestro representante legal.